The Wolverine (2013)

The-Wolverine-Japan-Poster

“I’m the best there is at what I do, but what I do best isn’t very nice”

Uno de los superhéroes más conocidos y queridos del panteón de Marvel (cuyo superpoder según el bueno de Deadpool es su popularidad), está de vuelta en los cines con “The Wolverine” (“Wolverine Inmortal” en Latinoamérica), nuevamente encarnado por Hugh Jackman, y que tiene la doble misión de, por un lado, hacer olvidar esa horrible expresión cinematográfica que es “X-Men Origins: Wolverine”; y por otro, tratar de vivir a las expectativas creadas por “X-Men: First Class”, que le devolvió la clase (pun intended), al universo de mutantes que se encuentran a cargo de Fox.

La historia de esta película, dirigida por James Mangold (director de películas que han ganado premios de la Academia, como “Girl, Interrupted” o “Walk the line”, además de las nominadas “Kate & Leopold” -también con Hugh Jackman-, y “3:10 to Yuma”), toma su mayor fuente de inspiración de un clásico de la biblioteca Marvel, la miniserie “Wolverine”, escrita por Chris Claremont con dibujos de Frank Miller, que nos cuenta parte de la ya clásica aventura que Wolverine vive en Japón, enfrentándose a los yakuza, y al rígido tradicionalismo oriental, por el amor de una mujer, Mariko Yashida.

En este aspecto, la película adapta varios elementos de la trama del comic en que se basa, pero modificándolos para calzar, no sólo con la actualidad, sino además teniendo en consideración los eventos de las demás películas, a la vez que trata de pintar un mejor retrato de algunos personajes. Esto ciertamente puede enfurecer a los más puristas defensores de la obra de Claremont y Miller -como sé que están muchos con quiénes lo he hablado-, debido a algunos cambios, tanto superficiales como fundamentales en la estructura de la historia (esto será tratado avanzado el año en la columna especializada de adaptaciones de cómics aquí en Revius).

Respecto a la película, la historia parte durante la segunda guerra mundial, específicamente, el bombardeo nuclear de Nagazaki, y el acto que realiza James Howlett (aka, Logan, aka, Wolverine, aka, Aguja Dinámica), para salvar la vida de un joven soldado llamado Ichiro Yashida (Ken Yamamura). La trama luego salta al futuro, habiendo pasado tiempo después de X-Men: The Last Stand (aka, X-Men 3), con un Logan retirado en las montañas canadienses como un ermitaño, luego de haberle dado muerte a su amada Jean para salvar el mundo en dicha película. Es aquí donde es encontrado por una mujer llamada Yukio (Rila Fukushima), quien viene en representación de un moribundo Yashida (interpretado en su versión “vieja” por Haruhiko Yamanouchi), quien envía a llamar a Wolverine, para invitarlo a Japón, para despedirse de él y agradecerle por haber salvado su vida en 1945. Un reluctante Wolverine viaja a Japón, dónde se reencuentra con Yashida (el empresario tecnológico más poderoso de Asia), y conoce a todo su círculo más cercano, donde destaca su nieta, Mariko (la modelo Tao Okamoto, quien hace su debut fílmico en esta película). Aquí Wolverine se encuentra ante una proposición que le hace Yashida, cual es, la de entregarle la capacidad de volver a ser mortal, para que de una vez pueda terminar su constante sufrimiento (si han visto el trailer, o han visto el título en español de la película, podrán hacerse una idea de lo que ocurre con este punto de la trama). De aquí en más la película agarra ritmo frenético, y salta entre escenas de acción de excelente factura (particularmente la archiexpuesta en los trailers escena del tren bala; así como también un ataque que involucra ninjas, que está muy buen logrado, y cuya cinematografía y fotografía son realmente buenos, a la vez que evocan el teatro kabuki japonés), y exposición de la trama, donde el punto focal son las relaciones de Logan con Mariko y con Yukio. De esta forma, The Wolverine en sus primeros 2/3 no se siente como una película tradicional de superhéroes, puesto que logra conjugar bien sus elementos del noveno arte, particularmente las características que hacen de Wolverine un personaje tan idolatrado por muchos, con inspiración que se obtiene de películas de yakuza, el cine noir, y hasta elementos de Kurosawa (y era que no, dada la omnipresente temática japonesa en la historia).

Retomando el aspecto de los personajes tratado previamente, por la exposición que se realiza de aquellos ya mencionados, muchos otros personajes de la película sufren de falta de desarrollo, particularmente una villana -Viper, también conocida como Madame Hydra-, que debe ser uno de los más pobres villanos presentados en cualquier película de cómics, además de ser un personaje unidimensional que aporta poco y nada a la trama (y su presencia, no se justifica mucho -por su tradicional asociación como enemiga del Capitán América-, salvo como una forma de usar un personaje que, por ser mutante, no puede usar Marvel Studios y sí Fox). En el mismo sentido, se desaprovecha el personaje de Harada, que se presenta casi como una versión japonesa de Hawkeye (hay algunas escenas donde él y Yukio recuerdan demasiado al dúo de Clint Barton y Natasha Romanov en The Avengers, particularmente en la primera mitad de la película ), pero que eventualmente -y en una crítica que puede hacerse a toda la película-, languidecen en el acto final. Es aquí donde el encanto de la película, y los elementos destacados dan lugar a los clichés y los estereotipos propios del subgénero, además de volverse una trama extremadamente predecible.

De todas formas este decepcionante cierre del último acto no opaca lo que son unos muy buenos 2/3 de película, dinámica, con buenos personajes, y una excelente fotografía, donde el ambiente y los contrastes de Japón, desde el frenesí del centro de Tokyo, hasta la calma de un poblado rural en las afueras de Nagazaki, actúan como un personaje adicional, lo que ciertamente beneficia a la película.

En resumen, “The Wolverine” es una buena película, ciertamente no es perfecta (ni está al nivel de First Class o “X-2: X-Men United”), pero se siente como un paso en la dirección correcta (más después del fiasco de Origins), y reposiciona a Wolverine de buena manera, de cara a lo que será el estreno el próximo año de “X-Men: Days of Future Past” (basado en el trascendental comic del mismo nombre, y que buscará unificar el universo cinematográfico de los mutantes creados originalmente por Jack Kirby y Stan Lee en 1963). Definitivamente es una película recomendable.

P.S.: Quédense después de los créditos porque hay una escena adicional.

Anuncios

9 comentarios

  • Espero esta película me haga olvidar Origins: Wolverine… Fox le debe disculpas públicas y humillantes a Gambito y Deadpool >=(

    Me gusta

    • honestamente? Sí. En todo caso no hay que ir esperando un traspaso 100% del comic al cine (duh), pero creo que está muy bien hecha. La cinematografía a ratos es preciosa, la actuación de Jackman como Logan/Wolverine es el alma de la película. Y lo mejor? Es que luego van a sacar (tengo entendido) un director’s cut con escenas cortadas y algo más de violencia. It’s all good 🙂

      Me gusta

      • Yay! En todo caso no he leído el comic en que se basa, asi que no me preocupo en ese frente jeje, y aunque lo hubiese hecho no soy un purista, especialmente en adaptaciones live-action. Y bueno, Hugh Jackman es Wolverine, así como RDJr es Ironman, por diversas razones (no sólo estéticas).

        Me gusta

  • Yo tampoco soy purista, pese a ser fan de los cómics, porque es más que comprensible que, para las live action, hay que cambiar y adaptar cosas; aparte, y honestamente, el comic de The Wolverine lo leí antes de escribir la reseña -pese a que sabía los elementos esenciales de la trama, onda, por cultura comiquera-.

    Y sobre si hace olvidar a Origins, bue… las malas impresiones cuesta sacárselas de encima (y dicha película siempre vivirá en la infamia), pero como escribí en la reseña, The Wolverine hace una muy buena pega para dejar atrás tanto esa, como X-Men 3

    Me gusta

  • Pingback: Revius: X-Men : Days of Future Past (2014) | REVIUS

  • Pingback: X-Men: Apocalypse (2016) | REVIUS

  • Pingback: Las películas más esperadas del 2017 | REVIUS

  • Pingback: Logan (2017) | REVIUS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s