Thor: The Dark World (2013)

thor the dark world poster

Han pasado 2 años desde la primera aventura del dios del trueno, y ahora Thor está de vuelta, luego de su aparición en “The Avengers”, en una nueva secuela de parte de Marvel Studios, siendo esta además la segunda película de la Fase 2 del universo fílmico de Marvel, luego de la exitosa “Iron Man 3” (aun restan “Captain America: The Winter Soldier” y “Guardians of the Galaxy”, antes de lo que será “Avengers: Age of Ultron” el 2015). Esta semana se estrenó “Thor: The Dark World” en esta parte del mundo, y tenemos nuestra reseña. ¿Un adelanto? Nos gustó. Decir además que esta reseña contiene spoilers, pero están debidamente señalados por si ud. aún no ve el filme.

Al igual que en la vida real, han transcurrido 2 años en el universo fílmico desde la última vez que Thor (Chris Hemsworth) vio a su amada Jane Foster (Natalie Portman). Esta última se encuentra dolida no sólo por esto, sino porque cuando el poderoso vengador estuvo en Midgard durante la batalla de New York, causada por su “hermano” Loki (Tom Hiddleston), éste no fue a ver a Jane; por lo cual la astrofísica se encuentra ahora en Londres, no sólo estudiando fenómenos gravitacionales junto a su fiel asistente Darcy (Kat Dennings) -y a Ian, el asistente de la hilarante “sidekick”-, y ocasionalmente con un “enloquecido” Dr. Erik Selvig (Stellan Skarsgard), sino que además tratando de rehacer -infructuosamente- su vida sentimental.

Por su parte, el príncipe heredero de Asgard se encuentra imponiendo orden a lo largo de los 9 reinos, esto debido a las consecuencias de las acciones de Loki en el primer filme (como la destrucción del ahora restaurado Bifrost). Acompañando a Thor, como siempre, están los Tres Guerreros -Fandral (Zachary Levi, en reemplazo de Joshua Dallas), Hogun (Tadanobu Asano) y Volstagg (Ray Stevenson)-, y la Dama Sif (Jaimie Alexander). Por su parte, Loki se encuentra encarcelado en los calabozos de Asgard, debido a que su “madre” Frigga (Rene Russo) intercedió ante Odin (Sir Anthony Hopkins), para que este no acabara con la vida del dios del engaño.

Las tramas inevitablemente se unen cuando Jane, estudiando una extraña anomalía en Londres, termina cruzando un portal hacia el reino de Svartalfheim, donde encuentra una antigua reliquia conocida como el Aether, la cual se apodera del cuerpo de Jane, utilizándolo como transporte. El que Jane terminara en Svartalfheim se debe a un evento cósmico que ocurre cada 5000 años conocido como “la convergencia”, en el cual se produce la alineación de los 9 reinos que conforman el Yggdrasil: Asgard, Midgard, Helheim, Niflheim, Muspellheim, Svartalfheim, Alfheim, Vanaheim y Jotunheim; la particularidad de este evento es que durante el tiempo que dura, las “fronteras” entre los distintos reinos se vuelven difusas, y se producen estos portales como el que atravesó Jane. Respecto al Aether, se trata de un arma creada por Malekith, “el maldito” (Christopher Eccleston, mejor conocido como la novena encarnación del Doctor en “Doctor Who”), líder de los elfos oscuros, una antigua raza de seres que vivía en Svartalfheim (conocido como “el mundo oscuro”). Estos elfos existían antes del big bang y la llegada de la luz a este universo, por lo cual tomaron como su misión erradicarla. Malekith y los suyos fueron derrotados hace eones por Bor, padre de Odín, que fue quien escondió el Aether en un lugar donde nadie pudiera encontrarlo (y naturalmente alguien lo termina encontrando, mal ahí Bor). Esto produce que se mezclen las tramas, puesto que Thor lleva a Jane a Asgard, ahí descubren que ésta porta el Aether, y se desencadena el retorno de Malekith y sus elfos, puesto que al poder sentir la presencia de esta reliquia, obviamente deciden atacar Asgard y aprovechar la convergencia para traer la oscuridad al universo. Estos eventos además hacen que Thor deba buscar la ayuda de Loki para detener a Malekith y recobrar el Aether.

Thor-2_2709663b

Fuente: The Telegraph

Sin discutir más la trama por ahora (antes de pasar a la sección spoilerífica al final de esta reseña), es necesario discutir más cosas sobre la película. En primer lugar, la cantidad de dificultades que tuvo esta producción. En primer lugar, Brian Kirk dirigiría la película, luego se descarta en favor de Patty Jenkins (“Monster”), pero su opción no llega a buen puerto y se va de la dirección antes de empezar la producción (lo que casi cuesta que Natalie Portman no vuelva a la película, por ser amiga de Jenkins). Luego, se decantan por Alan Taylor (director de múltiples serie de HBO como Game of Thrones, Madmen y The Sopranos), pero el propio Taylor es “removido” de la película luego de la filmación, prácticamente pidiéndole que no volviera hasta que fuera etapa de promoción. A la vez, se trajo a Joss Whedon (director de The Avengers), para reescribir parte del guión y ayudar con algunas escenas. Otros problemas ocurrieron con la música, puesto que el primer compositor para esta película, Carter Burwell (el compositor de cabecera de los hermanos Cohen), fue despedido durante la filmación, y reemplazado por Brian Tayler (quien hiciera la música para Iron Man 3).

Cuando las producciones tienen esa clase de problemas, normalmente se espera un producto caótico que refleje estos inconvenientes. Afortunadamente, Thor: The Dark World no tiene tantos problemas como los que uno podría esperar de tanto caos, pero de todas formas al ver la película se nota que hay escenas incorporadas y elementos desechados que no calzan bien con el resto de la trama, casi como si se tratara de 2 películas en una. Muestra de esto es, por ejemplo, una trama que anticipaba un triángulo amoroso entre Thor, Jane y Sif, respaldado en el conflicto respecto a si Thor podía estar con una mortal, y la preferencia de Odin por Sif, debido no sólo a ser asgardiana, sino para “mantener la línea de sucesión”. Esta trama es abandonada sin misericordia antes de la mitad del filme, sin que se vuelva a retomar, salvo un par de miradas de desaprobación que Sif le da a Jane. Otro personaje que sufre estos problemas es Malekith, ya que no fue desarrollado más adecuadamente respecto a su poder, sus motivaciones y la responsabilidad que tiene con su gente. En lugar, se potencia a Loki (para esto se llevó a Whedon a arreglar la película, entre otras cosas); no bien esto es entendible en su motivación, debido a la clarísima popularidad que el personaje de Tom Hiddleston ha tenido, le quita peso a la amenaza que representa Malekith, lo que de paso se siente como si no se aprovechara adecuadamente a un gran actor como Christopher Eccleston.

Pero para que no parezca todo negativo, o que alguien pudiera creer que estos problemas le quitan mucho peso a la película, lo cierto es que no es tan así. Sí pueden distraer a ratos y extrañar a muchos, pero no arruinan el producto final. La película tiene muy buenas escenas de acción (una de las fortalezas de Taylor), y su elemento de comedia es además genial. Probablemente esta sea la película más “cómica” de todas las de Marvel, rivalizando el título con Iron Man 3, gracias, entre muchos, al impecable timing comédico de Kat Dennings. La película además cuenta con sólidas actuaciones, se nota buena química entre el elenco, y ciertamente algunos actores como Hemsworth han mejorado en su oficio con los años. De todas formas sigue siendo Tom Hiddleston como Loki quien se roba todas las escenas en que está, no sólo por su “lengua de plata”, sino por la presencia escénica que tiene el lánguido actor inglés. Más de algún personaje se siente, quizás desaprovechado, por el poco tiempo que tienen en pantalla, como Heimdall (Idris Elba), Tyr (Clive Russell) o los mismos Warriors Three, pero esto es esperable en una película que, después de todo, lleva el nombre de Thor en su título.

TM-04371_R.jpg

“I’m up all night to get Loki…”

Otro punto a favor que tiene la película es que amplia el universo y la escala del mismo. Ya no sólo es Midgard, Jotunheim (que vuelve a hacer una pequeña aparición) o Asgard, sino que la película pasa tiempo en muchos de los otros reinos, como Svartalfheim y Vanaheim, a la vez que insinúa un universo más grande para una futura secuela. El caso de Asgard también es particular, puesto que de ser un reino que se veía un tanto estéril, pese a su grandilocuencia y majestuosidad en el primer filme, en esta película ahora es un reino vivo y vibrante, lleno de gente, lo que le proporciona una mejor identidad. Además, podemos ver mucha de la tecnología de este mundo, mucho armamento y algunas naves cuya apariencia da a entender que fueron las que inspiraron a los drakkar vikingos.

En conclusión, Thor: The Dark World es una muy buena película, no obstante tener algunos problemas, que si bien molestan, no arruinan la experiencia en general. No está al nivel de la primera película, pero esto no significa que sea mala. Es un filme diferente, mucho más orientado a la acción que el primero, que contaba más un drama digno de Shakespeare. Es una película entretenida, con buenos momentos tanto para la acción como para la risa, con solidas actuaciones, y un par de momentos emocionales que a más de alguno lo tomarán desapercibido, al igual que un par de plot twists entremedio. Recordarles además que esta película cuenta con 2 escenas post-créditos, siguiendo la tradición de Marvel, para que no se retiren del cine hasta que hayan visto las 2.

Malekith-Thor-Dark-World

Fuente: Skype

Ahora, y luego del salto, viene la sección de spoilers, ya sabe ya, está advertido, por si aún no ve la película y quiere evitar arruinarse parte de la trama.

SPOILERS EN 3…

2…

1…

Sección de Spoilers:

  • Uno de los momentos más fuertes emocionalmente en la película es la muerte de Frigga. La esposa de Odin y madre de Thor se sacrifica peleando de igual a igual contra Malekith y Kurse para defender la vida de Jane Foster y evitar que los elfos oscuros obtengan el Aether. Luego de su muerte y de un sentido funeral vikingoasgardiano, es este evento que termina por cambiar a Loki, y motivarlo a dejar de lado sus diferencias con Thor para vengar a su madre. De todas formas este evento es un tanto incómodo pese a la emotividad, puesto que la reina de los dioses nórdicos es esencialmente “fridgedada” para darle una motivación y espacio para supuesta redención a Loki.
  • Respecto a Loki, son sus escenas después de la muerte de Frigga donde vemos la genialidad de Hiddleston para encarnar a este personaje, especialmente la forma en que engaña no sólo a Malekith, sino a todos los espectadores, que esperábamos que, llegado el momento, Loki traicionaría a Thor de forma brutal, lo cual ocurre, pero de forma para engañar a Malekith. Finalmente el mismo Loki finge su muerte, lo que le provoca más motivación a Thor para acabar con Malekith, pero sirve para dejar la mesa servida para una tercera película, puesto que al fingir Loki su muerte, le da libertad de la prisión, y para volver a Asgard, que es cuando lo vemos por última vez, haciéndose pasar por Odin, sentado en Hlidskjalf, el trono de Asgard.
  • Respecto a las escenas post-créditos, como dijimos antes, son 2 esta vez. La primera ocurre a la mitad de los créditos, y sirve para conectar el universo cinematográfico ya establecido con lo que será Guardians of the Galaxy. En esta escena vemos a Sif y Volstagg reunirse con El Coleccionista (Benicio del Toro), un ser de enorme poder en el universo, que para mantener su sanidad y cordura, tiene el hobby de, obviamente, coleccionar cosas y seres. Sif y Volstagg lo visitan, puesto que llevan con ellos el Aether para dejarlo bajo su protección, esto sirve como una forma para mantener el balance de poder en el universo, ya que remarcan que en la bóveda de Asgard ya está el Teseract (luego de los eventos de Avengers), por lo cual no es sabio mantener juntas 2 “infinity gems”. Estas gemas, en conjunción con el Infinity Gauntlet -que también está en la bóveda de Odin-, permiten a su usuario alterar la realidad de la forma que desee, y son unos objetos tras los cuales Thanos siempre ha estado detrás. De esta forma esta escena, que fue dirigida por James Gunn, director de Guardians of the Galaxy, no sólo conecta estas películas, sino que sigue preparando todo para la aparición de Thanos, rumoreada como el villano para la futura Avengers 3. Dicho sea de paso, esta escena no estuvo exenta de polémica -como toda la película-, puesto que Alan Taylor se encargó de expresar su rechazo a la misma, sólo para recientemente disculparse con James Gunn por sus dichos.
  • La segunda escena, ya al final de los créditos, nos muestra el motivo de retorno de Thor a la Tierra. No sólo para reunirse con su amada Jane, sino porque, durante los eventos de la convergencia, una de las bestias de hielo de Jotunheim fue trasportada a nuestro planeta, por lo cual se encuentra suelta y corriendo por Londres (la vemos adorablemente persiguiendo a unos pájaros). Es una escena simpática, y que de paso, permite explicar la presencia de Thor para lo que será Age of Ultron el 2015.

11 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s