Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. S01E07: “The Hub”

CLARK GREGG, MING-NA WEN, BRETT DALTON

Quiero decir que agradezco que aquí en Revius no tengamos sistema de poner notas a los capítulos de series o películas, porque realmente no sabría como calificar bien el último capítulo de las aventuras de Coulson y compañía. Siga leyendo después del salto para descubrir el por qué de esta afirmación.

Partamos por decir que el tema del capítulo de esta semana claramente tiene que ver con la confianza. Ha sido un subtexto presente en toda la temporada hasta ahora, se hizo latente hace un par de capítulos con la “traición” de Skye, pero en “The Hub”, desde la primera escena con Coulson “prisionero” de alguna genérica ex-república soviética (probablemente terminada en “istán”), y un agente encubierto de S.H.I.E.L.D.. Coulson confía en su situación y en este agente, y posteriormente este último debe confiar en la hermosa Simmons (aún recuperándose de los eventos del capítulo anterior), quien debe extraer una capsula de la nariz del agente, donde llevaba oculta una memoria con información.

El capítulo toma su título de una instalación de la organización, justamente llamada, “The Hub” (LOCACIÓN: CLASIFICADA -aunque considerando el tiempo de vuelo que le toma a Coulson y cía al final del capítulo llegar a Osetia del Sur, debe estar en algún lugar de Europa oriental). Al llegar nuestro equipo a este lugar, nos encontramos con que, pese a su carácter “ya no tan” secreto, y a la multinacionalidad aparente, S.H.I.E.L.D. es una organización burocrática, los agentes tienen niveles de aprobación que van en niveles (como vimos en el piloto, cuando Ward pasa al nivel 7 y se entera de que Coulson está vivo). Coulson es nivel 8, Ward y May 7, Fitz-Simmons 5, y la pobre Skye, si le da para 1 es mucho. De todas formas resulta curiosa la forma en que Coulson se pueda pasear como si nada por “The Hub”. Si supuestamente el secreto de que Coulson estaba vivo luego del ataque de Loki era algo sólo para conocimiento de nivel 7 como nos contaron en el piloto, no deja de llamar la atención como todos pueden verlo en esta instalación, más suponiendo que otros agentes de S.H.I.E.L.D. como Natasha Romanov o Clint Barton (mencionados ambos en este capítulo), perfectamente podrían estar ahí y, hasta donde sabemos, ellos también creen que Coulson murió en Avengers. Este plothole, junto a un par más, realmente le quitan impacto a la serie, y a un capítulo que pintaba muy bien (y que tiene grandes momentos como comentaré más adelante), pero que por cosas como esta, pierde impacto (y produce el no saber bien cómo calificarlo).

En “The Hub” hace su debut en la serie uno de los más reconocidos agentes de S.H.I.E.L.D., Jasper Sitwell (Maximiliano Hernández). De esta forma, y sin contar a Black Window y a Hawkeye, los más reconocidos agentes de S.H.I.E.L.D. del universo fílmico (Coulson, Nick Fury, Maria Hill, Blake y Sitwell) han aparecido en la serie, lo que sirve para reforzar la importancia de esta serie y como está arraigada en el mismo universo de las películas. De todas forma es, extraño por decirlo de alguna forma, que pareciera que el S.H.I.E.L.D. de la serie fuera casi una entidad distinta; está bien, la serie tiene un ambiente más ligero y liviano, pero a veces cuesta conciliar un poco los dos aspectos de la agencia de superespías n°1 del universo de la “Casa de las Ideas”. Otro personaje que realizó su debut, claro que ahora en todo este universo, es Victoria Hand. El personaje creado hace un par de años atrás por Brian Michael Bendis y Mike Deodato fue una interesante adición al universo de Marvel, no sólo por la intriga en la que se movía, siendo una triple agente con una agenda difícil de descifrar, esto en la época en que Norman Osborn estaba a cargo de S.H.I.E.L.D., sino porque además se trata de un personaje que en los comics es homosexual, algo que como sabemos, es difícil de encontrar en un medio que históricamente nunca se caracterizó por su diversidad, tanto de razas como sexual (algo que afortunadamente se ha ido corrigiendo con el paso de los años). En la serie, es la actriz inglesa Saffron Burrows quien da vida a una versión, al menos a primera vista, un poco más “tradicional” de Hand, en lo que a sus lealtades políticas respecta (mal que mal, tampoco hay un Norman Osborn en el universo fílmico de Marvel, al estar los derechos de este personaje en manos de Fox, por ser el villano primordial de Spider-Man). Otro punto a favor es que no sólo la caracterización del personaje fue ideal, sino que hasta mantuvieron sus clásicos mechones rojos, lo que es un buen plus.

detail

Fuente: themarysue

Es Hand, quien está a cargo de The Hub, quien da la misión de esta semana, información que no comparte con todos, puesto que se clasifica como nivel 8. Se necesitan 2 operativos para que infiltren un grupo separatista en Osetia del Sur, y recuperen un arma que dicho grupo posee, que tiene la capacidad de desactivar o activar armamento a voluntad de quien la usa. Por las características de la misión, se eligen a Ward y Fitz para que la desarrollen, sin saber estos que por la dificultad de la misión, y por sus características de ser sólo parte de un plan más ambicioso de S.H.I.E.L.D., quedarían en tierra de nadie, puesto que la misión no contemplaba extracción (algo que, dicho sea de paso, tampoco se le comunica a Coulson). Parte de la gracia del capítulo es que, salvo Skye, ninguno de los agentes cuestiona el hecho de que se les oculte información por no tener el nivel adecuado dentro de la organización para tomar conocimiento de la misma. Nuevamente el tema de la confianza: el resto de los agentes confía en el sistema, porque éste supuestamente funciona. Skye no confía en el mismo, pero sí en la gente, pero ella misma no es del todo confiada aún, luego de los eventos de “Girl in the Flower Dress”. El otro elemento respecto a la confianza es emparejar al temeroso Fitz junto a la “máquina” que es Ward, y a las tensiones que existen en ambos luego del capítulo anterior.

En efecto, existe algo de rencor entre ambos agentes, luego que fuera Ward quien saltara del “Bus” para rescatar a Simmons, pese a que Fitz intentaba hacerlo, y a que fue ese quien contribuyó a crear el “anti-suero” que terminó salvándole la vida a Jemma. Por su parte, Ward no confía en las destrezas y habilidades del escocés científico como agente, y a que considera que este último está tomando la misión más como un picnic (gracias al sandwich especial que le prepara Simmons) o una salida a terreno que lo que verdaderamente es, una misión casi suicida tras líneas enemigas. Obviamente y como suele pasar, las relaciones entre los dos se verán recompuestas durante la misión, cada uno tendrá la habilidad de probarse a sí mismo, y ayudarse mútuamente. Todo bastante formulaico, pero de todas formas fue bastante bien ejecutado en el capítulo.

El resto del capítulo se divide entre un Coulson que se debate entre si obedecer el sistema de niveles de S.H.I.E.L.D., o bien escuchar a lo que dice Skye. Esta última además tiene la máxima oportunidad para encontrar parte de la información sobre su pasado, estando justamente en la fuente, pero se encuentra con que la pulsera de seguridad la imposibilita de actuar. Al final termina tratando de accionar, vía Simmons, un panel, para, gracias a su “magia de hacker”, poder acceder a uno de estos terminales, durante cierto período de tiempo, desde su laptop, para investigar. Aquí además Skye se debate, con tan poco tiempo, entre buscar la verdad sobre su familia, o ver en qué están Fitz y Ward, decantándose finalmente por saber la suerte de sus amigos. Todo esto tiene consecuencias, no sólo porque inevitablemente Coulson descubre en qué estaban, sino porque Simmons y su ineptitud social no le permiten engañar al agente Sitwell, y no se le ocurre nada mejor que dispararle con la arma “buenas noches” (arriesgando corte marcial, como bien diría en ese momento la bióloga inglesa del orgásmico acento).

FitzSimmons

bollocks

Es esto último lo que resulta extraño, más para una organización como S.H.I.E.L.D., y parte del motivo de por qué dije hace unos párrafos que costaba a veces conciliar la forma en que la agencia de espías funciona en la TV y en el Cine. Si uno ve como funcionaba S.H.I.E.L.D. en Thor, en Avengers, o como lo hará el próximo año en “Captain America: The Winter Soldier”, se ve claramente como algo más serio. Que dejaran pasar, independientemente de la supervisión de Coulson, lo que habían hecho Skye y Simmons realmente parece extraño. Sí, hubo algo de complicidad entre Hand y Coulson sobre dejarlo ser. En general todo el mundo pareciera dejarlo ser, aunque sabemos que no todos están de acuerdo con las libertades que Coulson tiene para hacer y deshacer (como nos dejó claro el agente Blake la semana pasada, o como aparentemente Hand no estaría completamente en complacencia). Lo cierto es que una violación de seguridad como la que hizo Skye, estando dentro de la misma instalación, además de que Simmons le disparó directamente a un agente superior -independientemente que fuera con un arma para aturdir-, no es algo que cualquier organización dejaría pasar como si nada. Al final, esta clase de cosas afectan variablemente al espectador acorde a la ponderación que cada uno le de a estas cosas en la forma en que las aprecia para disfrutar o no el capítulo. Algunos podrán pasarlo por alto, otros podrán derechamente odiar estos momentos, pero a la larga, no se puede discutir que esto no es, al menos, un paso en falso.

Al final del capítulo, termina avanzando la trama general de la serie, no sólo por saber que todos están bien, o por el momento tiernucho entre Fitz-Simmons (pregunta tumblrera: alguien los shippea? sí? no? por qué?), sino porque Coulson finalmente encuentra algo de información sobre el pasado de Skye. La hacker fue rescatada cuando bebé y llevada al orfanato por un agente de S.H.I.E.L.D., eso es toda la información que Coulson le da a la agradecida y en lágrimas ciberactivista, además de prometerle que tratará de llegar a la verdad. Sin embargo, y siguiendo con el tema de la confianza, Coulson le oculta algo a Skye. Aparentemente su madre fue una agente de S.H.I.E.L.D., que tuvo un trágico final, por las fotos que vemos viendo (valga la redundancia) a May. Han habido muchas teorías respecto a la verdad sobre Skye, especialmente luego que se ha rumoreado que en realidad ella sería un personaje establecido de los comics de Marvel (algo que habría sido confirmado por los productores de la serie). Se ha hablado mucho de que podría ser Jessica Drew, aka, Spider-Woman (algo que al menos a mi no me gustaría, puesto que aún espero una película sobre esta heroína, protagonizada por Alison Brie). También se ha rumoreado que podría ser hija de la agente May, e incluso de Coulson (o de ambos), algo que, a mi parecer, habría quedado descartado ayer, aunque nunca se sabe. Ciertamente la identidad de Skye será uno de los motores de la serie más adelante.

A propósito de misterios, el más grande de la serie sigue siendo qué pasó realmente con Coulson. Desde la forma en que Victoria Hand le menciona Tahiti (y la respuesta pavloviana de Coulson repitiendo que dicha isla “es un lugar mágico”), al final del capítulo, cuando pese a Coulson ser nivel 8 en S.H.I.E.L.D., se entera con que los archivos sobre él están clasificados, y no tiene acceso a ellos, pese a su nivel de seguridad, sigue alimentando lo que todos sabemos, y lo que Coulson de a poco va sospechando, que todo no es tan “mágico” como parece.

Al final del capítulo, y como espero hayan visto en esta reseña, queda claro por qué fue un capítulo extraño y no sabría calificarlo si en Revius hiciéramos eso. Tuvo algunos plot-holes groseros, algunos momentos realmente malos e inexplicables, pero otros muy buenos, quizás de los mejores de la serie, a la vez que avanzó sustancialmente la trama de la temporada, y presentó desarrollo de personajes. Y uds, ¿qué opinan? Como siempre son bienvenidos a compartir sus opiniones en los comentarios.

Algunas notas al cierre:

  • Los agentes de S.H.I.E.L.D. siempre han estado en la vanguardia tecnológica, desde los comics de Stan Lee, Jack Kirby y Jim Steranko; este capítulo tuvo hartos gadgets en pantalla, ciertamente el mejor fue el “saco de dormir” que se camufla con el terreno que usaban Ward y Fitz.
  • Nuevamente un comentario cómico respecto a que Coulson es “un robot”, que dice más de lo que parece. Mucho se ha especulado que el carismático agente habría vuelto, no en forma de fichas, pero de Life Model Decoy. De un comentario hecho por Tony Stark en Avengers sabemos que esta tecnología existe, así que, nada se descarta.
  • La escena entre Coulson y May, donde esta última realizaba Tai-Chi, y termina aclarándole el panorama a Coulson, sin decir ninguna palabra, debe ser de las mejores de la serie.
  • Un buen easter egg fue la mención que hizo Simmons de otra instalación secreta de S.H.I.E.L.D., el Triskelion. Para los que no saben, el Triskelion es el nombre de la isla donde estaba la base de los Ultimates, en el universo Ultimate de los comics de Marvel, por lo cual, es interesante saber de su existencia (más considerando lo mucho que el universo Ultimate ha inspirado el universo fílmico). Otro dato freak, esta isla en los comics fue diseñada por el gran arquitecto Frank Gehry.

Para terminar, una foto de comparación entre Victoria Hand de los comics y la actriz Saffron Burrows (sin maquillaje ni caracterizada como Hand). Because of reasons.

grav2

Fuente: Screencrush

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s