Prisoners (2013)

prisoners-poster1

La película de Denis Vellineuve que llegó a Latinoamérica con el nombre “La Sospecha”, cuenta la historia de un secuestro de dos niñas en un pueblo en Pennsylvania, hijas de dos familias amigas que celebraban el día de acción de gracias, perdiendo el rastro de ellas por varios días. La única pista que tienen es que uno de los hermanos de ellas vio y le llamó la atención que observaron una RV cerca del lugar en que desaparecieron.

La trama transcurre en medio de esta investigación. El policía a cargo es el detective Loki (No, no es Tom Hiddleston, sino que Jake Gyllenhaal), y el principal sospechoso es Alex Jones (Paul Dano), el conductor de esta RV, que al ver que era perseguido por la policía, intentó escapar sin éxito. El padre de una de las niñas, Anna, es Keller Dove (Hugh Jackman), y la madre de Alex es Holly Jones (Melissa Leo). Además, la madre de una de las niñas es interpretada por Viola Davis. Tremendo elenco.

La película parte lenta, hay que decirlo. La primera media hora es predecible, y el desarrollo de los personajes parece truncado rápidamente por la aparición del crimen. Se esbozan características de éstos, y menciones a un pasado que no nos es revelado, ni tampoco sería necesario que fuese así, si no lo hubiesen intentado mostrar.

Como todo thriller, después de un momento las sombras de una posible resolución van apareciendo, pero una característica de esta película es que no abundan sospechosos, si no que dudas, que incluso en algún momento nos hace sospechar de los personajes más cercanos a las niñas. La interpretación de todos ayuda a que la ambiguedad que esta clase de filmes debe tener se logre a la perfección, en especial Paul Dano, cuyo retorcido e inocente rostro no puede sino generar solidaridad ante su situación. Tremendo actor.

En el desarrollo de la investigación, el personaje de Dano es clave: es el único sospechoso, y descubrimos que su IQ es ínfimo, prácticamente no entiende las preguntas que le hacen, y sus características no permitirían pensar que es un asesino tan capaz que no dejó huellas.

Hugh Jackman por otro lado desarrolla la película tomando malas decisiones en pos de encontrar a su hija, siendo la mayor de ellas secuestrar a Alex, torturándolo con la esperanza de encontrar alguna pista que lo lleve a su hija, sin mucho éxito. El detective Loki, por otro lado, al no tener mayor pista y ver cómo los días pasan, decide investigar secuestros de menores sin resolver, lo que le dará algún patrón sobre estos crímenes, topándose con varias piedras.

Prisoners juega mucho con la mente del espectador. Es de esas películas cuya postura frente a lo que se ve es compleja, y la falta de información sólo coopera con esa inocencia con la que se enfrenta al filme. De hecho, el personaje con el que más uno puede identificarse en medio de esta investigación sin rumbo es Alex, que sufre las consecuencias de que el foco de luz esté sobre su cabeza. El suspenso lo concibe con muchas manipulaciones que el guión va entregando con pequeñas pistas, que claramente no expondremos aquí para que vea la película. De hecho, todo lo que se ha dicho aparece en el trailer, por eso no hubo advertencia de spoilers.

Así como señalamos que el comienzo es lento, y en parte tiene que ver con esa innecesaria violación a la norma clásica de los 90 minutos de metraje, para hacer norma casi auto-impuesta que las películas hoy deben durar mínimo 150 minutos, hayy un momento en que la película no suelta, y atrapa. La desesperación de la familia es propia, cuando vemos y no vemos lo que pasa.

Para mí, esta película se parece bastante a Mystic River, y quizás es una comparación obvia por las características de los tres personajes principales (y los temas en cuestión). Acá los roles están matizados (porque Hugh Jackman no es Sean Penn, para bien y para mal), pero las posturas y prejuicios son muy parecidos. En cuanto a su estética, se parece bastante a Gone Baby Gone, en esas ansias de construir un barrio creíble, una imagen de pueblo que funciona y es cotidiano. Las imágenes del bosque, y las carreteras repletas de vehículos bordeando la tierra con nieve, ayudan a entender la mentalidad de los lugareños de este desolado y a la vez populoso lugar.

Y como el género lo pide, es una película oscura. Y, de nuevo, la estética no hace sino ayudar a que esa idea se conciba. Pero creo que el final es un poco forzado en cuanto a su ejecución, más no a su idea, que me pareció muy bien desarrollada, y cuya explicación es más que correcta. Creo que todo lo bien que se llevó la calma en los 120 minutos anteriores, al final me pareció que se apuró su concreción, aunque tampoco es una falla imperdonable.

¿Le gustan los thrillers? Esta es su película. Geniales interpretaciones de los tres actores principales, y el trabajo del guión y el director para llevar a cabo esta clase de películas siempre debe ser tan bueno como fue logrado en este caso. Un must.

Anuncios

12 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s