The LEGO Movie (2014)

47960

Los juguetes de construcción más famosos del mundo dieron el salto a la pantalla grande en una película maravillosamente caótica, entretenida, llena de referencias y muy meta. Acompáñenos en esta reseña apta para niños y no tanto, entre los 2 y los 99 años.

ADVERTENCIA: ESTA RESEÑA CONTIENE PIEZAS PEQUEÑAS, QUE PUEDEN SER INGERIDAS. TAMBIÉN CONTIENE ALGUNOS PEQUEÑOS SPOILERS. ESTÁ ADVERTIDO.

hr_The_LEGO_Movie_9

Que los estudios de cine recurran a juguetes (o juegos de mesa) para hacer películas por el sólo hecho de ganar dinero sin importar la calidad de las películas es algo que no debería sorprender a nadie. Lo hemos visto 3 veces ya -y una 4ta viene en camino- con Transformers; lo vimos -y preferiríamos no haberlo hecho- con Battleship; G.I. JOE ya tiene dos películas y va para una tercera; y hay otras tantas que, por algún motivo, vienen en camino, como Monopoly (because of reasons… and lazyness), Barbie, He-Man, Hungry Hungry Hippos (cuesta entender el razonamiento detrás de esto), y la lista suma y sigue. Por lo mismo, a nadie podría sorprenderle el hecho que Warner Bros. decidiera aliarse con LEGO para llevar a los clásicos juguetes para construir creados en Dinamarca al cine. Sin embargo, y donde The LEGO Movie (o “La Gran Aventura LEGO” como llegó a Latinoamérica) se destaca de todas las que nombramos es que, además del gancho económico esperable, es realmente una excelente película, y se nota que el equipo liderado por los directores y escritores Phil Lord y Chris Miller (21 Jump Street, Cloudy with a Chance of Meatballs, How I Met Your Mother, Brooklyn Nine Nine y la increíble -e infravalorada- Clone High), no sólo tenía cariño por el material, sino que crearon una comedia inteligente que, como los bloques, apela tanto a niños como a adultos.

Parte inteligente de la película es la forma en que el guión satiriza en general y de una forma muy meta, todo lo que significan los legos. Una crítica que se ha hecho mucho últimamente, y que incluso apareció en un capítulo de Community, tiene que ver con el hecho de que estos bloques, que antiguamente eran más simples en sus diseños y playsets, con el paso del tiempo han evolucionado para permitir crear cada vez cosas más elaboradas, a la vez que han incorporado licencias de prácticamente todas los grandes fenómenos de la cultura pop de los últimos años (Superhéroes de DC y de Marvel, Star Wars, El Señor de los Anillos, Harry Potter, Piratas del Caribe, por nombrar algunos, mientras que en el futuro cercano lanzarán figuras basadas en Los Simpsons, Volver al Futuro y los Cazafantasmas, entre otros). De esta forma, se argumenta que se ha disminuido la capacidad y el incentivo que estos juguetes tenían para crear cualquier cosa que la imaginación permitiera. Si bien la crítica es válida -aunque no la comparto hasta cierto punto- es algo que ha resonado, y de lo cual la película hace eco, como un elemento principal de la trama, desde el comienzo, hasta lo meta -y adivinable plot twist, si uno es capaz de unir los puntos y seguir las pistas que va dejando la película- que resulta el último cuarto de la película.

Nuestro protagonista es un obrero de la construcción llamado Emmet Brickowski (Chris Pratt -Parks & Recreation, Zero Dark Thirty, Guardians of the Galaxy-), un tipo común y corriente que vive su vida de monotonía en la ciudad de Bricksburg, y no podría estar más feliz con eso. Todos los día sigue la misma rutina, siguiendo las “instrucciones”, que hacen que todo se mantenga “normal”. Levantarse, desayunar, ejercitarse, comer su comida favorita, escuchar al grupo de moda, trabajar, estar con sus colegas, volver a su casa, ver la sitcom popular. Repetir lo mismo día a día. Bricksburg es la máxima expresión -y una excelente parodia- de lo que es la vida moderna, y lo que la sociedad considera “normal”. Escuchar la canción de moda hasta el cansancio, ver la misma sitcom con la misma broma repetitiva una y otra vez (cof cof, The Big Bang Theory, cof cof), que la publicidad te diga qué y cómo hacer tu vida, no tener problemas en pagar 37 dólares por una taza de café (hermoso palo que le pegaron a Starbucks en la película), entre otras cosas. Y Emmet no tiene problema en aceptar todo esto como verdades. Obviamente esta situación se revertirá para el final de la película, pero es importante, más para una película que será vista por niños y sus padres, el enseñarles que el mundo no tiene por qué funcionar de esa forma, y que está bien no actuar siguiendo lo que hace la mayoría. Mal que mal, el mensaje final que entrega la película es justamente, que hasta la persona más “normal” y genérica, el que más hace todo por pasar desapercibido entre la mayoría, también tiene algo que lo hace especial. Y ese es un poderoso mensaje para darle a los niños, más viniendo de una película protagonizada por juguetes.

The Lego Movie

En toda historia debe haber un villano, y en este caso es Lord/President Business (un crack de la comedia como Will Ferrell), el Presidente no sólo de Bricksburg, sino también de la Octan Corporation (clásica presencia en todas las ciudades de LEGO), por lo tanto él controla toda la ciudad y lo que hacen sus habitantes, ayudado por un ejército de robots que es comandado por Bad Cop/Good Cop (el gran Liam “Entrené a Batman, entrené a Obi-Wan y soy Zeus” Neeson), un policía con doble personalidad que está constántemente cuestionándose a sí mismo. Business, como buen capitalista, muestra una cara amable al público -prometiendo, entre otras cosas, un “Martes de Tacos”-, cuando en realidad, y para dentro, es un villano de aquellos. Lo que en verdad quiere hacer Business es utilizar su arma secreta, el súper pegamento (Kragle en inglés, por Krazy Glue), para “destruir el universo”, pegando a todos los habitantes y piezas en su lugar, dejándolos en poses perfectas. La última forma de control posible.

Obviamente Emmet será quién deba intentar poner fin a los planes de “Señor Negocios”, como le pusieron en el doblaje, y se verá involucrado en la trama de una forma casual e inesperada, en el momento en que, luego de quedarse rezagado en el trabajo, descubre a una chica llamada Wyldstyle -o “Estilolibre” en estas tierras- (Elizabeth Banks -The Hunger Games, Pitch Perfect, Scrubs, 30 Rock-). Wyldstyle ayuda a Emmet, luego de que este quedara adherido a lo que ella estaba buscando, “la Pieza de Resistencia” (que no es más que la tapa del pegamento), la cuál estaba profetizada ayudaría al Gran Elegido, a poner fin a la tiranía de Business. Pero Wyldstyle no es sólo una chica cualquiera, además de ser bastante ruda, ella es una “Maestra Constructora” (sin afiliación con cierta cadena de ferreterías chilena…), parte de un selecto grupo de figuras de LEGO que tienen la habilidad de poder tomar cualquier pieza de cualquier parte y con ellas construir lo que quieran. Obviamente la mayoría de estos maestros fueron tomados prisioneros por Negocios, mientras que los demás se reúnen en el exilio, esperando la llegada del elegido.

Luego de reunirse con el gran maestro constructor Vitruvius (la “voz de oro” Morgan Freeman) en un pueblo del viejo oeste, y de ser rescatados por Batman (Will Arnett -Saturday Night Live, Arrested Development, 30 Rock-), viajarán por distintos mundos como “Vikings Landing” (hermosa referencia a Game of Thrones) o Knight’s Club (que en español se llamó adecuadamente “Media Zelanda”), llegan al reino de Cloud Cuckoo Land, un lugar donde no existen reglas, y donde todos son libres para hacer lo que quieran. En este lugar encontrarán a Uni-Kitty (nuestro adorada Alison Brie), que viene a ser algo así como la gobernante del lugar. Ella los llevará al salón donde se reúnen los maestros constructores restantes, entre los que se encuentran Benny -un astronauta de los 80’s obsesionado con construir naves espaciales- (Charlie Day -It’s Always Sunny in Philadelphia, Pacific Rim-), Metal Beard -un pirata que reconstruyó su cuerpo luego de un fallido ataque contra Señor Negocios- (Nick Offerman, el magnánimo Ron Swanson de Parks & Recreation), Superman (Channing Tatum), Wonder Woman (Cobie Smulders) y Linterna Verde (Jonah Hill), Miguel Ángel (tanto el artista renacentista como la tortuga ninja), Cleopatra, Abraham Lincoln, William Shakespeare (Jorma Taccone, uno de los integrantes de The Lonely Island -quienes participan en la pegajosa canción de la película, “Everything is Awesome”, junto a Tegan & Sara-), y mútiples cameos de otros famosos personajes que han sido parte de célebres líneas de LEGO -y que no spoilearemos aquí-, pero que dejaran a varios sorprendidos respecto a la variedad de franquicias que se ven representadas en la película.

worlds_ocean1

De esta forma, Emmet deberá probar que tiene lo necesario para hacer cumplir la profecía, convertirse en un Maestro Constructor y ganarse la confianza y el respeto de los demás maestros -particularmente de los pocos que deciden ayudarlo en su viaje, luego de que un ataque de Business disminuyera aún más las filas de los constructores-, pero particularmente, conseguir respetarse y valorarse a sí mismo, para detener al villano de la ocasión. Y justamente es esa clase de corazón que tiene esta película, además de lo inteligente de su trama y lo hilarante de sus bromas, lo que hace que destaque y que permita que The LEGO Movie sea una de las mejores experiencias cinematográficas del último tiempo -para poner un ejemplo, sentía una sensación similar a la emoción de ver Wreck-It Ralph luego de ver esta película, aunque con menos lágrimas-.

Un aspecto a destacar de esta película es su animación. Si bien todo está hecho por CGI, el hecho que todo aparente estar grabado como si se tratara de animación stop-motion y hubiera sido hecha con verdaderos juguetes es un agradable detalle, que junto a algunos “glitches” intencionales, le da una estética particular a la película. Esto, sumado a detalles como que el agua, el humo, el fuego, y en general, bueno, que todo esté hecho con piezas de LEGO es un gran toque, lo que combinado con la banda sonora compuesta por Mark Mothersbaugh (el líder de Devo, y habitual compositor de bandas sonoras y colaborador de, entre otros, Wes Anderson), sirve para redondear lo que es una gran película.

Una crítica final, que no apunta a la película, sino a los cines y distribuidoras, es el hecho que, al menos a Chile, esta película no llegó con copias en inglés, lo cuál es una verdadera lástima. Independiente que el doblaje es bastante bueno y todo se encuentra bien adaptado, el perderse las voces originales de un increíble elenco, como es el de The LEGO Movie, además de las bromas que se pierden en la traducción, es algo lamentable. En general es una queja menor que no hace que uno no disfrute la película, pero como pasó en su oportunidad cuando tampoco trajeron Wreck-It Ralph en inglés, se disfruta más con las voces y el humor original. Es hora ya que las distribuidoras tomen conciencia que hay espacio en el mercado para los que preferimos ver las películas animadas -esto ocurre principalmente con las hechas en EE.UU. por los elencos que eligen para las voces- en sus lenguajes originales, que se entienda que estos filmes no son sólo para niños, y que habemos varios que queremos disfrutarla como se suponía que fuera. Hace poco Disney tomó nota de esto, y al menos a Chile, llegaron algunas versiones de Frozen en inglés, por lo que no estaría mal que los demás tomaran nota, y nos permitieran ver las películas en su formato original.

Para ir redondeando, y como habrán leído en la reseña, “The LEGO Movie” es una película inteligente y con corazón dentro de un exterior que es anárquico en un buen sentido, y que es una forma de caos organizado que funciona a la perfección. Se siente más como una verdadera película, que como un comercial de más de una hora para vender juguetes, lo que no es más que una excelente señal. Tiene humor para grandes y chicos, está cargada de referencias a toda la cultura pop, y es un bálsamo de frescura en el gran esquema de las cosas, donde -con la gran excepción de Frozen-, las películas de animación occidentales, en general, estaban llegando casi a un estanco de ideas repetitivas y secuelas. Vean “The LEGO Movie”, no lo lamentarán!

Anuncios

11 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s