Escape Plan (2013)

poster

Dejamos por esta edición los clásicos para reseñar una película estrenada en Octubre del año pasado y que lamentablemente llegará a las salas nacionales recién en Abril.
Tuvimos que esperar años para ver juntos a dos de los más grandes íconos del cine de acción. En varias ocasiones se especuló con la idea de reunir a Arnold con Sly, más aún, sabiendo que tras la pantalla ambos son cercanos, sin embargo, recién ahora los podremos ver siendo protagonistas del mismo film.

La cinta dirigida por el sueco Mikael Håfström, nos contará sobre el singular Ray Breslin (Sylvester Stallone), un experto en seguridad encargado de poner a prueba prisiones en distintas partes del mundo con un particular método. Breslin es encerrado como un preso más, para así encontrar las debilidades de las cárceles y fugarse. Para esto cuenta con la ayuda técnica de Hush (Curtis Jackon aka 50 cent) y de Abigail Ross (Amy Ryan), quienes son parte del staff de  la empresa. Breslin es requerido por la CIA para testear una prisión ultra secreta, tanto así, que al equipo no se le revelará la ubicación de la cárcel.  Una vez dentro, Breslin descubrirá que ha caído en una trampa y que por primera vez está encerrado de verdad.

“Escape Plan” es una cinta de acción con tintes de thriller, y que a pesar de sus falencias, está un peldaño sobre varias películas del género estrenadas durante los últimos años. En el filme, nuestros ya veteranos héroes, no se desgastan a un ritmo que ya no podrían seguir, sino que, coherentes con su edad y con esas canas que se asoman a pesar de que se esfuercen en ocultarlas, llevan la película a un ritmo más lento, y donde a pesar de las necesarias escenas de acción, todo parece ser más pensado y reflexivo.

La cinta inicia con Breslin en prisión, armando una pelea en el patio de la cárcel para posteriormente ser llevado a la zona de aislamiento. Ahí veremos una de las secuencias que capturará nuestra atención de inmediato; el personaje de Sly comienza a mirar hacia los guardias, a observar sus rutinas, analiza también la celda donde ha sido trasladado para luego comenzar a hacer bolitas de papel higiénico y remover el papel de una caja de leche. Después de esto, una mujer se acerca  a las proximidades de la cárcel y hace explotar el auto del que acaba de bajarse, mientras el vehículo está en llamas, descubrimos que nuestro protagonista ya no está en su celda y ahora va  a bordo de un jeep junto a la misteriosa mujer y 50 cent.  Esta primera secuencia sirve para presentar de muy buena manera al personaje que interpreta Stallone, y  nos hace entender de qué va la trama de la película.

La historia de Ray Breslin resulta bastante interesante, más aún cuando nos relata el verdadero motivo por el cual se dedicó a probar prisiones de máxima seguridad. Ahí descubriremos que las razones que mueven al personaje de Stallone, son mucho más profundas de lo que parecen y que tras ese trabajo se oculta un motivo de vida. Quizás, uno de los puntos débiles de la cinta es la elección del personaje de Sly, ya que a pesar de todo el cariño que le tenemos en esta página, nos cuesta bastante creerle cuando hace de un tipo demasiado inteligente, como el experto en seguridad Ryan Breslin. Este último ha llevado la seguridad en prisiones a tal nivel, que ha escrito un best seller sobre el tema. Lamentablemente Stallone no logra proyectar esa imagen, pero al igual que muchas cosas, se le perdonan por el simple hecho de ser él.

A pesar de esto, y de la poca credibilidad tras el personaje de Ryan Breslin, “Escape Plan” logra salir adelante gracias a la innegable química que existe entre Sly y Arnold. El austriaco por su parte, se encargará del toque de humor con sus ya clásicos one liners que de seguro nos arrancarán varias risas.

Arnold merece un párrafo aparte, porque a pesar de que el rol protagónico sea de su compadre Sylvester, es su aparición en la cinta, la que termina por convencernos de que Escape Plan vale la pena, y que uno de los motivos principales para verla, es el dúo que forman con Stallone. Schwarzenegger con los años, se ha transformado en un respetable actor, lejos de esa actitud de autómata que lo caracterizaba en las películas que protagonizó durante los 80s. Hoy, a sus 67 años, a Arnold se le ve cómodo, capaz de reírse de sí mismo y con plausible calidad interpretativa.

Siempre es grato ver a los grandes mitos de la vieja escuela regresar, más aún si se trata de estos dos héroes  del cine de acción. Stallone ha sido uno de los principales promotores de los regresos, lo hizo con el entrañable boxeador de Filadelfia en Rocky Balboa, con el veterano de guerra en John Rambo, y lo llevó a cabo de manera sublime en The Expendables, reuniendo a un dream team del cine de acción con íconos como Dolph Lundgren, Bruce Willis, Jet Li, entre otros. Sly ha sabido utilizar  a su favor la melancolía de quienes crecimos con las cintas de él y sus amigos, y a pesar de que los regresos nunca cumplan con las expectativas creadas, se agradece el esfuerzo de revivir las historias con las que vibramos hace décadas.

Escape Plan no será una película que recordaremos por mucho tiempo, y de seguro pasará por nuestras salas sin hacer mucho ruido (culpa también tendrán las distribuidoras, que la estrenarán 6 meses después), pero a pesar de esto, el juntar a estos dos grandes, es una razón de peso suficiente como para verla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s