George Harrison: Living In The Material World (2011)

george_harrison_living_in_the_material_world_xlg

Primera parte de este mini especial dedicado a Martin Scorsese y su relación con la música a través de sus documentales. Revisamos uno de sus trabajos mas esperados y de mayor contenido emocional. Un homenaje mas que merecido a una de las figuras mas importantes de la música contemporánea. “George Harrison: Living in the Material World”, la película dedicada al Beatle mas tímido, en Revius.

Scorsese no solo se destaca por ser un gran director sino también por ser un gran fanático de la música, y rodearse de importantes amistades dentro del mundillo. Esta relación entre el director de Taxi Driver y el mundo de la música se ha plasmado en una serie de trabajos cinematográficos de gran calidad, desde concert movies hasta documentales biográficos. En la primera patita de este especial dedicado al director de la semana en Revius., revisaremos su último documental, un homenaje a una de las figuras más importantes y queridas en la historia de la música popular; infravalorado durante mucho tiempo bajo la sombra de una pareja de monstruos de la composición, pero que a pesar de ello supo volar con alas propias consolidándose en lo más alto del rock, a punta de una honesta sensibilidad y por supuesto, buenas canciones. El mas tímido de los Fab Four, el Beatle que mejor supo reinventarse post Beatles. Esta semana en Ruidos Molestos, George Harrison y el documental de Matin Scorsese en su honor “Living in the Material World”.

El documental producido por Olivia Harrison, viuda de George, es una antigua deuda del mundo de la música para con el guitarrista de Los Beatles, que nos dejó el 2001 después de sucumbir ante el cáncer.  Para bien o para mal, el destino lo puso al lado de Paul McCartney y John Lennon, la pareja de mayor éxito en la composición de canciones pop, que junto al incalculable aporte – también infravalorado – de Richard Starkey, a.k.a. Ringo Starr, crearon la más grande de las bandas. Sin embargo el crédito siempre fue de la dupla Lennon-McCartney, siendo que Harrison era un excelentísimo compositor. Hasta Sinatra terminó por darle la autoría de “Something”, una de las más bellas e insignes composiciones de George, a John y Paul. Más allá de las injusticias, George Harrison tuvo una carrera brillante como solista, siendo el Beatle que mejores cosas mostró en solitario, al menos durante una primera etapa. Harrison supo desmarcarse y mostrarse más allá de un simple músico. Expuso como nadie la espiritualidad en su música, sin tapujos ni vergüenzas. Su religiosidad manifiesta nunca fue un problema a la hora de crear hits, como es el caso de “My Sweet Lord”. Así también destaca su gran calidad humana, que queda demostrada en las decenas de testimonios que dan cuenta de ello, y los muchos amigos que siempre le rodearon.  Es así como a través de  3 horas de documental podemos conocer un poco más del Beatle mas callado, pero no menos querido.

George Harrison guitarman

Este trabajo, exhibido a través de la cadena HBO, se encuentra segmentado en dos tandas. En la primera parte podemos ver principalmente la vida de George como un Beatle, desde sus primeros años residiendo en Alemania hasta el inicio de los conflictos que desencadenaron la separación del grupo. La verdad es que esta parte de la película no nos entrega mayores datos o anécdotas desconocidas sobre la vida del guitarrista, sobre todo para los fanáticos de la banda de Liverpool. Entre recopilaciones de entrevistas al fallecido Harrison, extraídas la mayoría de la valiosísima Antología de Los Beatles y testimonios de sus más cercanos, es poco lo que se puede extraer que no sepamos, sobre todo teniendo en cuenta que sobre los Beatles se ha escrito y dicho casi todo. De todas formas es un antecedente necesario para entender quien es George Harrison y el porqué de su importancia y legado.

A través de las entrevistas podemos ver ciertas coincidencias respecto a la descripción del músico: una especie de dualidad de su personalidad en base a su transparencia u honestidad. Por un lado se le muestra como una persona profundamente amable, atento y tímido, de carácter apacible y empático. Pero por otro lado también es portador de un humor mordaz, ácido e irónico, sin medir en lo que pueda provocar, no por maldad, sino justamente por responder a una honestidad a toda prueba.

Si hay algo que destaca en esta primera hora y media de película es el relato de las dos personas más cercanas en esta etapa de su vida, después de sus compañeros de banda: Pattie Boyd, la bella modelo y  mujer de Harrison durante los 60, y su gran amigo, Eric Clapton, quien relata cómo a pesar de su amistad con George terminó involucrándose con Boyd y quitándole la señora a su amigo – la célebre canción “Layla” escrita por Clapton habla sobre este amor prohibido. Clapton además revela detalles sobre su participación en la grabación del solo de “While My Guitar Gently Weeps”, siendo el primer colaborador en una grabación de los Beatles, y comenta el curioso deseo de John Lennon después de la salida de Harrison de la banda, al quererlo como reemplazante de su mejor amigo.

eric-clapton-george-harrison-living-inthe-material-world

En la segunda parte del documental ya podemos ver al Harrison más profundo, lejos de la carga de ser el tercer Beatle, después de John y Paul. Con la publicación de su disco más laureado, “All Things Must Pass” (1970)  – el primer disco triple de la historia – no solo podemos ver a un compositor maduro y consolidado sino también a un hombre lleno de convicciones y cosas que decir. Harrison se encuentra dedicado por completo a la búsqueda de lo espiritual,  tratando de lidiar con este mundo material, y todas las contradicciones que ello conlleva. Su relación con Ravi Shankar, el eximio compositor hindú, lleva a Harrison por un derrotero hacia el misticismo oriental, seguir el camino del hinduismo y abrazar la meditación y el Hare Krishna. Curiosa resulta su experiencia como productor del mantra Hare Krishna, interpretada por una comunidad religiosa londinense, el cual se convirtió en un éxito comercial, coreada incluso en los estadios. Así mismo su faceta benefactora tiene su máxima expresión con la organización en conjunto con Ravi Shankar del primer concierto benéfico de la historia, el mítico “Concert for Bangladesh” (1971), que reunió a figuras tales como Bob Dylan, Ringo Star, Billy Preston, Eric Clapton, etc. Este es justamente el tema de Harrison en sus años venideros, ya con Olivia como esposa. La preparación y práctica de cómo salir de su cuerpo material para pasar a una mejor vida, la anhelada vida espiritual, teniendo que luchar con todas las dificultades de la vida material, desde las cosas, propiamente tal, hasta las personas. En este sentido existe un necesidad de vivir la vida, de tomarlo todo de una sola vez, con la intensidad del que sabe que se irá pronto, pero no aun.

Son muchos los amigos que alaban la gran calidad humana de Harrison y sus diferentes gustos. Por ejemplo, Eric Idle, de los celebres Monty Python, relata cómo George hipotecó su casa para financiar la brillante película “Life Of Brain”, todo porque quería verla terminada. Así mismo Dhani, hijo e imagen viva de George cuando joven, y Olivia, dan cuenta de la vida de Harrison durante sus últimos años, dedicado a la jardinería y a la meditación, sin dejar de lado por supuesto la música. Su último gran legado en esta materia fue la creación de una reunión de mega estrellas de la música: Jeff Lynne, Tom Petty, Bob Dylan y Roy Orbison serían los amigos encargados de dar vida junto a Harrison a los Traveling Wilburys, una superbanda llena de guitarras acústicas, melodías vocales y un sonido folk inconfundible.

harrison-ravi-620-368700292-3264128

Paul McCartney, Ringo Starr, Klauss Voormann, Yoko Ono, Eric Idle, Phil Spector, George Martin, son algunas de las estrellas invitadas a este homenaje, reafirmando las cualidades del querido George, aunque algunos cercanos, incluyendo su mujer Olivia, abren la puerta para comentar episodios oscuros en la vida del músico, como su adicción a las drogas durante la época de “Dark Horse” – gira sumamente criticada por sus problemas de salud y la inclusión de un segmento hindú a cargo de Ravi Shankar – y algún episodio de infidelidad olvidado (quizás) a la fuerza en post de la continuación de un matrimonio que duró 32 años.

George Harrison es de los más grandes la historia. Su carrera musical es intachable, y su legado como guitarrista y compositor es incalculable, aun cuando los malabaristas del shred no le reconozcan. El documental de Scorsese es un regalo  de parte de Olivia Harrison, quien vio en el director la persona idónea para retratar la vida de su esposo, y además es un merecido e ilustre homenaje al Beatle que más se lo merecía, tanto por talento como por carácter.

En nuestra próxima edición, continuando con Scorsese y sus trabajos dedicados a la música, Bob Dylan y el documental No Direction Home.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s