[House of Cards] Chapter 26

House-of-Cards-Cast2

Llegamos al inevitable final de la segunda temporada. En lo que ha sido una larga y dura batalla de ajedrez por parte de Frank para posicionarse, finalmente está a un par de movimientos de un jaque mate. El presidente sufre una acusación constitucional, ha perdido todos sus aliados dentro de la administración y ambas cámaras del congreso se han vuelto en su contra. El final después del salto.

Sin aliados, con la gente en contra,  con los republicanos cuestionando su sanidad mental y echado a los leones por su vicepresidente, Walker en su desesperación recurre a una de las personas que le fue leal durante su administración, Linda Vasquez. Si bien su presencia tiene lógica, fue un poco sorpresiva y forzada su reaparición de la nada, sobre todo considerando su propósito. Linda ha de negociar con Tusk; este entrega a Frank, incriminándose a sí mismo, pero Walker le ofrecerá un indulto presidencial. Al parecer Garrett también sabe jugar sucio.

Megan sufre un quiebre mental total, llegando a caminar a un lago. Claire es avisada y va hablar con ella. Megan no sólo está absolutamente drogada en litio, si no que responsabiliza a Claire por todo lo que le ha pasado. Claire llama para avisarle a Tricia, y además para disculparse, a lo que la Primera Dama le responde que es una buena persona. Por primera vez vemos a Claire en su estado más vulnerable, llorando sola en las escaleras de su casa, pero tan solo un momento.

Este momento le trae humanidad al personaje, pero por otro lado también siento que al ver estas grietas en ella y no en Frank arriesgan a que  Claire caiga en un estereotipo que no le corresponde. Considerando la altura de la temporada en que vemos esto, queda pensar que esto es un presagio a posible turbulencia en el futuro entre Claire y Frank. Llegar a la cima es difícil, mantenerse más aún.

Frank, el siempre inteligente Frank, está absolutamente preparado para la movida de Walker. Sabiendo que está acorralado, predice la oferta de Walker a Tusk y le manda boletos para Madame Butterfly a este último. Al mismo tiempo Linda y Tusk llegan a un preacuerdo. En una escena maravillosa, y en un último mano a mano entre los dos rivales, Tusk rechaza cualquier oferta de Frank, diciendo que no puede igualar un indulto presidencial, y que seguirá viendo la opera. Frank responde diciendo que prefiere otra melodía, y tatarea “Hail to the Chief”.

Ahora el desesperado pasa a ser Francis, sabe que si Tusk habla, toda la culpa pasará a él y la acusación contra Walker perderá fuerza. Mostrando su lado más manipulador y sútil, Frank usa una máquina de escribir Underwood (al parecer el negocio de su padre) y le escribe una “sentida” carta al presidente, disculpándose, apoyándolo y admitiéndole que si quiere la presidencia, pero después de Walker. En una oscura anécdota, recuerda a su padre con una escopeta en la boca, y como lo convenció de que no tirara del gatillo, pero ahora se arrepiente, por como su papá lo frenó a él y a su familia. Haciendo un paralelo a su situación, le entrega una confesión firmada para que el Presidente se salve a costas de Francis.

Aquí vemos lo mejor de Frank y lo peor de Garrett. Maravillosa caracterización de como en la desesperación Francis es capaz de salirse con la suya mediante los métodos más inesperados y manipuladores, mientras Garrett muestra su poca personalidad, su ingenuidad y su poca autoridad. Esto perjudica la continuidad del capítulo, puesto que pasamos de ver un gran avance en su capacidad de sobrevivir al juego político, a ponerse a merced de Frank por una carta que si bien es sentimental, considerando de quien viene debería perder toda validez, incluso para Walker. El problema no es que le dé la segunda oportunidad de mostrar su lealtad consiguiendo los votos para salvarlo, si no que Walker cancela el trato con Tusk. Ni el político más ingenuo descartaría su as bajo la manga tan fácilmente.

Como ha sido la tónica esta temporada, este es el momento exacto en que toda tensión desaparece. Por más que nos traten de convencer que el Presidente aún tiene dudas, ya sabemos que perdió. Cayó redondito en el juego de Frank, demasiado fácil y sin mayor resistencia. De aquí en adelante es un fácil camino a la presidencia. Jackie ya tiene los votos en el congreso, y Frank convence a Kern de que los demócratas apoyen la acusación en el senado, sutilmente apuntando a que si él hubiese sido presidente Kern sería Ministro de Hacienda.

Tusk compadece frente a la comisión de justicia sabiendo que Remy ha voluntariado ofrecer testimonio a Dunbar, pero sin saber que Remy se arrepintió. Es en este momento que Tusk se da cuenta que es el Presidente o él, e interrumpe su silencio (protegiéndose en la 5ta enmienda) admitiendo que Walker sabía.

Con esto ya hay suficiente para llevar la acusación a voto pero Walker y Tricia ya decidieron la resignación, saben que no hay oportunidad. ¿Lo peor? Ni sospechan que Frank siguió maniobrando en su contra. Viene a la mente lo que dijo Frank en la primera temporada “What a martyr craves more than anything is a sword to fall on. So, you sharpen the blade, hold it at just the right angle, and then… 3,2,1… “.

Para rematar Walker le entrega de vuelta la carta que Francis rápidamente quema sin mirar. ¿El detalle? Que Walker se haya quedado con la confesión y en su arrogancia Underwood no haya revisado. Uno puede tener esperanza.

Pero House of Cards no terminará su temporada sin una sorpresita. Gavin tiene a la FBI por el cuello, y exige reunirse con Doug, pidiéndole protección de la Casa Blanca ya que sabe de Rachel, aunque no sabe su importancia. Finalmente un rival que mete miedo, si bien no en Frank aún, al menos en su mano derecha. Claramente Gavin queda posicionado para ser el principal obstáculo de Frank en la siguiente temporada.

Desesperado por evitar más cabos sueltos, Doug saca a Rachel a mitad de la noche y se la lleva en auto. Aburrida de la obsesión de Doug, Rachel se escapa, llevando a Doug al bosque donde lo mata y se lleva su auto. Bien ejecutada la caída de Doug, llevado a las orillas de la cordura por su obsesión con Rachel y empujado al abismo por esta misma. También un pequeño triunfo para el espectador, o al menos para mí, que en este punto se alegra de que otros que no sean de apellido Underwood, o asociados, puedan tener su destino en sus propias manos.

Para terminar una temporada con altos y bajos, Frank asume la presidencia, y rápidamente soluciona los problemas entre China, Japon y EEUU. Además, soluciona un cabo suelto rápidamente devolviendo Feng a China, donde será ejecutado por sus crímenes.

Un final de temporada bueno y satisfactorio pero que deja preocupaciones a futuro. Uno de los grandes problemas de esta segunda temporada es que termino siendo demasiado parecida a la primera, cuando prometía tener muchos más peligros para Frank. Empezando de manera explosiva, y con un Frank expuesto gracias a sus dos asesinatos, termino entrando en un ritmo letárgico y sin sorpresas. La primera temporada era novedoso ver el ascenso de Frank, lleno de manipulaciones y jugadas sucias. Ver esto una segunda vez, fue demasiado predecible y desabrido. El gran problema ahora es que Frank llego a la cima, y con esto el show ha dejado limitadas sus opciones de avance desde mi perspectiva. El único camino lógico es que ahora proceda la caída de Frank, cualquier otro camino arriesga demasiado en degenerar el espíritu de la serie.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s