GAME OF THRONES S04E02: “THE LION AND THE ROSE”

Después de un estreno de temporada que presentó muchos personajes, tenemos un nuevo capítulo que reintroduce muchos más que quedaron en el tintero y con el plato fuerte de la boda de Joffrey con Margaery. Siga leyendo, para saber más de “The Lion and the Sword” el capítulo escrito por George R.R. Martin y dirigido por Alex Graves.

Si hay alguien que se robó el odio de la gente la temporada pasada fue el torturador de Theon, Ramsay Snow (Iwan Rheon). Además de recordarnos su crueldad al cazar y matar con sus canes a una joven, por ni un motivo aparente, nos acordamos de Theon (Alfie Allen) y su deplorable estado mental y físico. Roose Bolton (Michael McElhatton), papá de Ramsay, le reclama que desperdició su ficha de negociación, al torturarlo y mutilarlo, aunque según Ramsay simplemente lo domesticó. Esto lo demuestra en una dolorosa escena donde obliga a Hediondo, como se conoce ahora a Theon, a afeitarlo mientras le revela lo que le hicieron los Boltons a Robb. Además, lo obliga a revelar que Rickon y Bran están con vida. Con esto queda claro el curso de acción de los Bolton, Roose buscará consolidar poder en el norte mediante los niños Stark, mientras Ramsay debe repeler a los hombres de hierro.

Tyrion debe finalmente enfrentar su realidad al ser avisado por Varys (Conleth Hill) que su hermana y padre saben de Shae. Temiendo por lo que le pueda suceder a ella, sintinendose culpable de seguir lastimando a Sansa y por su propia inseguridad, enfrenta a Shae exigiéndole que se vaya ofreciendole asilo en Pentos. Cuando Shae se niega, diciendo que juntos pueden aguantar sin miedo, el pequeño Lannister recurre a la verdad sin censura, llamandola una puta, y que por maravilloso que haya sido su tiempo junto nunca podrán ser nada más.

Giramos nuestra atención a otro rincón de Poniente, viendo a Stannis (Stephen Dillane), Davos (Liam Cunningham) y Melisandre (Carice van Houten) sacrificando a gente para el señor de la luz. Tal vez está es la trama que más ajena se siente, porque Stannis todavía está lamiendo sus heridas, y por ende más que avanzar la historia, sirve para un recordatorio de su situación actual, sin ejercito de mayores proporciones, sin comida y aún estableciendo el nuevo orden religioso. A notar la conversación de Melissandre con la Princesa Shireen, que sufre de psoriagris, enfermedad que paraliza el cuerpo y lo deja gris como roca. Aquí Melisandre le recuerda que los siete dioses, los siete cielos y siete infiernos son falsos, que solo existen dos dioses, el señor de la luz y el otro, que están eternamente en guerra.

Tomamos un último detour antes de volver al Desembarco del Rey. Bran cada vez pasa más tiempo en la cabeza de Verano, donde puede evitar el hambre que lo aqueja en la vida real, correr como no lo puede hacer con sus quebradas piernas y ser libre. Jojen le advierte de los peligros de pasar demasiado tiempo fuera de su cuerpo y olvidar quien es. Cuando avanzan en su viaje se topan con un arciano, los arboles blancos de los antiguos dioses. Al tocarlo se le revelan visiones a Bran, del cuervo de tres ojos, de un trono de hielo y de la sombra de un dragón sobre Desembarco del Rey. Cuando despierta, Bran sabe dónde ir.

La primera mitad de este capítulo sufrió del mismo problema del inicio de temporada, tener que mezclar demasiadas historias y personajes ajenos entre ellos, terminando en una entrega difusa. Por suerte, “The Lion and the Rose” no es un nombre en vano, y hace referencia a la boda de Joffrey que ocupa la segunda mitad del capítulo en su integridad.

La mano de Martin está presente a lo largo del capítulo. Antes de iniciar la secuencia de la boda incluso, se empieza a palpitar la tensión entre Joffrey y Tyrion, que viene de la temporada pasada, cuando este desprecia el regalo de bodas de su tío, un libro, cortándolo con su espada de acero valyrio obsequiada por Tywin. Ya en la boda misma, lentamente se van desarrollando conflictos a pequeña escala, que incrementan tenuemente el dramatismo:

  • Olenna dando el pésame a Sansa por Robb y lo terrible que es que un hombre muera en una boda.
  • Jaime enfrentando a Loras diciéndole que nunca se casará con Cersei, este respondiéndole que él tampoco.
  • Oberyn advirtiendo a Cersei y su padre que en Dorne los bastardos no son despreciados, pero la violación e infanticidio sí.
  • Cersei deshaciendo la medida de Margaery de donar las sobras a los pobres.
  • Finalmente Cersei enrostrando a Brienne lo fácil que da vuelta su chaqueta y su enamoramiento de Jaime.

Todos estos conflictos a pequeña escala logran crear un ambiente hostil y transforman la boda de un evento festivo a un campo de batalla político, que amenaza con explotar. El punto cúlmine, maestramente ejecutado por Martin y Graves, es cuando Joffrey anuncia el entretenimiento principal de la fiesta. Una recreación de la guerra de los cinco reyes interpretada por enanos.

Cruda, vulgar y cruel como su creador, la interpretación insulta la homosexualidad de Renley, la decapitación de Robb y la estatura de Tyrion. Joffrey, no conforme con todo esto, al ver que Tyrion se niega a participar del acto, lo transforma en su servidor de vino, humillándolo, obligándolo a recoger su copa y servirle. La tensión se palpita, y cuando uno está seguro que la vida de Tyrion está en riesgo, resulta que Joffrey se atora con el vino, muriendo ahogado, apuntando a Tyrion, con su cara ensangrentada y morada. Si usted no sintió algo de alegría no ha seguido de cerca la serie.

thelionandtherose1

Así termina la famosa boda purpura, con la muerte de uno de los personajes más odiados, crueles y sádicos de la televisión. Además de la gran dirección del capítulo, hay que darle grandes méritos a Jack Gleeson, que con su perfecta representación del carácter malvado de su papel ha logrado que emocionalmente su muerte sea impactante.

Muchas veces se ha criticado como el tener que narrar tantas historias a la vez resulta un detrimento para la narrativa de los capítulos de Game of Thrones, hoy lograron hacer de esto un plus. Si bien no todos los hilos presentados en la primera mitad están relacionados a la boda, los que sí lo están, más la cohesión temática de los demás, hacen que la secuencia final sea poderosa.

Notas al cierre:

  • El título “El León y la Rosa” no sólo se refiere a la boda entre Margaery Tyrell y Joffrey Lannister (sí recordamos su verdadero origen). Ambas casas tienen mucho poder y ansían más, y el conflicto entre Jaime y Loras y Cersei y Margaery son avisos de lo que viene.
  • La crueldad de Ramsay puede haber parecido sin sentido, y aún que lo sigue siendo, su necesidad de impresionar a su padre para que lo vea como digno del apellido Bolton, muestra que hay más que simple sadismo.
  • “The dwarf, the cripple and the mother of madness”
  • La obesa esposa de Roose, que tiene una simpática historia detrás. Walder Frey, le prometió un dote proporcional al peso de la hija o nieta Frey que escogiese.
  • La señora de Stannis no parpadea al ver quemado a su hermano por infiel y posteriormente, trata a su hija de terca, desobediente y merecedora de castigos físicos. Simpática.
  • Prince Oberyn exuda carisma y es imposible que no caiga bien con la muy buena actuación de Pedro Pascal. Con tan sólo segundos en pantalla se está volviendo muy bancable.
  • Jaime sólo es capaz de revelar su debilidad a Tyrion, lo que refleja la confianza mutua que se tienen. Es por esto que Tyrion ordena a Bronn a entrenar con Jaime, que resulta con una escena con varios dichos humorosos del mercenario.
  • Notar quien aparece en primera fila cuando el Septon dice “Cursed be he who dares tear them asunder” (“máldito aquel que trate de separarlos”) al casar a Joffrey y Margaery.
  • También notar quienes estuvieron cerca de la copa además de Tyrion
  • Sansa se escapó en medio del caos con Dontos
  • La deterioración en la relación de Shae y Tyrion se dio manera totalmente distinta a los libros. Un reflejo del cambio de medios, ya que en el libro percibíamos de primera persona las inseguridades de Tyrion respecto al amor de Shae, mientras que acá el estilo obliga a presentar a Shae en una luz más honesta y a Tyrion de manera más fría.
  •  “The Iron Bank will have its dues” Frase que le menciona Lady Olenna a Tywin en referencia a las deudas de la corona con la institución de Braavos.
  • El conflicto pasivo agresivo de Margaery y Cersei
  • La melancólica y apropiada interpretación de Rains of Castemere de la banda islandesa Sigur Ros.
  • FINALMENTE MURIÓ JOFFREY
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s