Enemy (2013)

Afiche

Un director de renombre lanza un largometraje cada dos años. El 2013, Denis Villeneuve rompió esa tendencia, lanzando 2 películas de altísimo nivel. Todo sucedió en el Festival de Cine de la ciudad de Toronto, donde Villeneuve deleitó al público primero con Prisoners, película protagonizada por Hugh Jackman, Jake Gyllenhaal y Paul Dano, entre otros. Pueden ver el reviú de Felipe al respecto acá. Prisoners es sin duda la más comercial de las películas que el director canadiense presentó en aquella oportunidad. Pero la sorpresa bajo su sombrero de mago sería Enemy, la película que les traemos a continuación.

Enemy es una coproducción española-canadiense, basada en la novela del autor portugués José Saramago, “El Hombre Duplicado”. Javier Gullón fue el encargado de adaptar el guión, y se enfrentaba a una tarea casi titánica luego del desastre que significó Blindness el 2008, cuya referencia era el reconocido “Ensayo para la Ceguera” del mismo autor portugués. Pese a mantener diferencias lógicas (está ambientada en Canadá, lo que genera un cambio en el lugar y los nombres de los personajes principales), Enemy se muestra como una interesante y fiel representación de la obra de Saramago, a lo que se agrega una serie de elementos de misterio que podríamos catalogar como interpretación de Gullón y Villeneuve pero que en ningún caso desvirtúan la obra del autor.

Pasemos a la trama. Enemy nos muestra a Jake Gyllenhaal (a estas alturas, el favorito justificadamente de Villeneuve) como Adam Bell, un profesor de historia en una Universidad canadiense. A Bell se le puede ver bastante solitario y desmotivado, en especial en sus clases. Su relación de pareja está bastante deteriorada también por ello. Su novia Mary (Mélanie Laurent -Shoshanna en Bastardos sin Gloria) es quien lleva la carga de la relación, visitándolo día y noche en su departamento que es un verdadero antro. Un día, Bell se encuentra almorzando en la sala de profesores, cuando un colega profesor, intentando interactuar con un retraído Gyllenhaal, le recomienda la película “Where there’s a will, there’s a way”, en clara alusión al estado mental de Bell. Sin muchas esperanzas Bell decide arrendarla, y para su sorpresa, en ella hay un actor exactamente igual a él en escena. DESDE ACÁ EN ADELANTE, SPOILERS.

film-Enemy-TIFF-Still_rgb

Bell se obsesiona con este personaje, y en base a averiguaciones de internet, logra descubrir que su nombre es Anthony Claire, aunque artísticamente es acreditado como Daniel St. Claire. Tratando de descubrir la identidad de este misterioso sujeto, Bell se dirige a la agencia del actor, y con ello empiezan las sorpresas. El actor existe, pues el guardia del recinto lo confunde, y le entrega un sobre confidencial. Bell tratará de hacer contacto a Claire, pero se le vuelve bastante difícil, pues Claire y su mujer Helen (Sarah Gadon) lo toman por loco. Finalmente el encuentro se produce, y podemos ver cómo, siendo la misma persona, son totalmente diferentes. Para algunos, Claire es el alter ego de Bell (actor de cine v/s profesor). Para otros, se trata de dos personas distintas, y una de ellas simplemente es más tímida. Corresponde al espectador sacar sus conclusiones. Nosotros sólo presentaremos parte de la trama.

Lo interesante de la adaptación de Villeneuve es dejar siempre en duda si se trata de la misma persona, o si por el contrario, se trata de una sola. En ese sentido, notable es la escueta pero notable actuación de la madre de Bell (Isabella Rossellini), quien parece aportar elementos claves para una y otra interpretación. De hecho, existe una línea dónde le dice a Bell que abandone la fantasía de ser un actor de tercera categoría. Yo, en lo particular, la entendí en el sentido que Bell no puede andar por la vida creyendo que existe una persona igual a él que es actor. Un amigo, con el que vimos la película, me dijo que la entendió como una metida de patas de la madre, confundiendo a sus dos hijos. Como dijimos, ustedes decidirán qué opción creen verdadera, pero lo cierto es que la discusión de si a Bell le gustan o no los arándonos como a Claire sólo aporta sabor a la discusión.

75731

En definitiva, Enemy es una puesta en escena de un thriller sicológico notable. Verdaderamente, en la hora y media de función la tensión e intensidad son el principal ingrediente. Villeneuve nos tiene acostumbrados a películas largas, y Enemy rompe la tendencia. Pero es del todo justificado, pues Enemy es tan potente en su simpleza que puede terminar por agobiar si eres un espectador que busca soluciones inmediatas a las dudas. Jake Gyllenhaal nos entrega, otra vez, una actuación que resalta. Sus papeles son de tal calidad, que es fácil distinguir si estamos viendo a Claire o a Bell, y cuando están en las mismas escenas, los diálogos fluyen de una manera que recuerda lo bien que Armie Hammer en The Social Network con los hermanos Winklevoss.

Finalmente, luego de trabajar con Johann Johannsson en Prisoners, Villeneuve hace un cambio en cuanto a sus bandas sonoras y con excelentes resultados. Esta vez la música se la debemos a Daniel Bensi y Saunder Jurriaans, manteniendo la calidad de sus producciones anteriores. En suma, una notable película que te hace recordar que para hacer buen cine se necesita un buen guión, buenas manos, y excelentes actores.

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s