Game of Thrones S04E07: “Mockingbird”

image_236504_4

Las consecuencias del juicio de Tyrion; tramas y planes que salen a la luz; momentos importantes para las hermanas Stark y el retorno de Hot Pie en un nuevo capítulo de Game of Thrones.

Obviamente hay que partir hablando del pobre de Tyrion, y la forma en que experimenta momentos impactantes tras otros encerrado en su celda, luego de haber optado por un juicio por combate al fin del capítulo anterior, tras ver que toda la farsa que habían armado su hermana y su padre con el juicio no lo llevaría a ningún lado. Todo ese momento que, para nosotros, hace más merecedor que nunca a Peter Dinklage de todos los premios habidos y por haber tenía que golpear fuerte en King’s Landing, y ahora vemos dichas consecuencias.

Partiendo por Jaime Lannister, quien visita a su hermano para reprocharle el acto y comunicarle algo que nosotros ya sabemos: que luego de sus sesiones de entrenamiento con Bronn, quedó más que clara su ineptitud para utilizar su mano izquierda para luchar en combate, lo que inmediatamente lo descartaba para poder defender a Tyrion en el juicio. Esto obviamente decepciona al menor de los Lannister, pero lo más shockeante para él no es tanto el conocer que Jaime no lo podría defender (mal que mal, todavía creía contaba con su amigo mercenario), sino el recibir el golpe que significa el saber que el campeón que defendería a Cersei en el juicio no era otro que Gregor “La Montaña” Clegane (Hafþór Júlíus Björnsson), el mayor de los hermanos Clegane, conocido no sólo por sus características físicas que lo hicieron merecedor de ese nombre, sino que su brutalidad tanto en el campo de batalla como fuera de él (recordemos que fue el responsable de la muerte de Elia Martell y sus hijos con Rhaegar Targaryen durante la rebelión de Robert Baratheon, probablemente ordenado por Tywin Lannister).

Sin contar con Jaime, Tyrion decide tentar la suerte como en su anterior juicio por combate, optando por Bronn. Pero cuando éste se aparece (luego de días de haber sido convocado), y ataviado en elegantes vestimentas, el astuto Tyrion sabe que las cosas han cambiado y que todo está en su contra. Bronn le comenta que Cersei lo compró (como era de esperarse), y éste aceptó la oferta, por el prospecto de casarse con Lady Lollys Stokeworth, y tener la seguridad económica, alguien quien lo espere en la cama, y principalmente, no tener que enfrentarse a La Montaña en combate. Como bien le dice Bronn, él quiere a Tyrion, pero se quiere más a él mismo. Y aquí es cuando el mundo de Tyrion se desmorona completamente, y se nota llega a tambalear sobre la decisión de haber optado por el juicio por combate. Nota aparte, y jumbitos no sólo para Dinklage (nada nuevo ahí), pero además para Jerome Flynn, quien se hizo cargo de un personaje que en los libros es importante, y lo hizo ser aún más en la serie, gracias a su actuación, su encanto y picardía innatos, y además, la tremenda química en pantalla tanto con Dinklage como con Daniel Portman (el bueno de Podrick Payne).

Ante el aciago panorama, Tyrion parecía entregado a su suerte, cuando recibe una inesperada visita que vendría a cambiar su destino: el príncipe Oberyn Martell de Dorne. Como nos ha recordado desde su llegada a King’s Landing, el bueno de Oberyn está buscando justicia contra los Lannister por la muerte de su hermana, y ante esta situación que se le presenta de acabar de una buena vez con la amenaza de Clegane, y obtener parte de justicia. Luego de contarle a Tyrion la historia de la primera vez en que se conocieron, en una visita a Casterly Rock que los pequeños príncipes Martell realizaron hace años, cuando Tyrion era un recién nacido, y se rumoreaba que era un monstruo (y aquí nuevamente alabar a Peter Dinklage, por transmitirnos toda la emoción de ese momento, y su reacción ante la forma en que Cersei ya lo trataba mal y le deseaba la muerte desde que había nacido); Oberyn, a la luz de una antorcha y demostrando toda la ira y deseos de venganza en sus ojos le comunica a Tyrion que él lo representará en el juicio y será su campeón contra Clegane. Genial actuación de nuestro compatriota Pedro Pascal, mientras vemos el brillo en los ojos de Tyrion al ver como nuevamente los dioses, tanto viejos como nuevos, parecen estar a su favor.

tumblr_n5q409GpKm1r9h4heo1_500

CRACK

Como siempre, las tramas fuertes de cada capítulo están acompañadas de los clásicos desvíos a lo largo de Westeros y Essos para saber en qué están los demás personajes, siendo el turno esta semana de Jon Snow,  Brienne y Pod, Daenerys, y Melisandre. Respecto al hombre conocido en los 7 reinos por ser el bastardo de Ned Stark y por no saber nada, éste ha retornado al Castillo Negro junto a los sobrevivientes de la expedición al Torreón de Craster. Además de los clásicos conflictos entre Jon y los cabecillas de la Guardia de la Noche, Alliser Thorne y Janos Slynt, por los motivos que hemos visto muchas veces hasta ahora (sumándole además el retorno de “Fantasma” el huargo de Jon), no ocurre mucho más en El Muro, salvo recordarnos que las fuerzas de Mance Rayder se acercan por ambos lados, y que pronto ocurrirá la gran confrontación entre las distintas fuerzas.

A Brienne y Pod los vemos en una posada alimentándose y descansando de su extenuante viaje cuando de pronto se encuentran con un rostro familiar: HOT PIE! El bienintencionado (?) amigo (?) de Arya, y compañero de andanzas junto a Gendry desde que ambos partieran hace tiempo junto a Yoren de King’s Landing con destino hacia el muro, con sus “desvíos” obligados en Harrenhal y con la Hermandad sin Banderas. Aquí Brienne, siempre tan confiada y bienhechora, abre la boca respecto a su misión para encontrar a Sansa (lo que genera reparos de Pod), ante lo cual el bueno de Hot Pie (Ben Hawkey) les termina contando como él fue compañero de Arya, y dando la pista que la última vez que la vio, la hermandad trataba de llevarla a ella y al Perro hacia los dominios de Lysa Arryn. Con esta pista, y con un regalo hipercalórico que Hot Pie le envía a Arya, Brienne y Pod deciden seguir este posible rastro.

Estos desvíos también nos llevan a Meereen, donde vemos los intentos del imbancable n°1 a ambos lados del Mar Angosto, Daario Naharis, por cortejar a Daenerys. Luego de una breve conversación relativa a los talentos del mercenario, la nueva reina de Meereen le ordena demostrarle con hechos si su reputación era tal. Es un giro interesante respecto a los libros, ya que vemos aquí a una Dany más decidida respecto a lo que quiere hacer con Daario, en contraste con la adolescente enamorada de los libros y sus constantes balbuceos y suspiros al pensar en Daario en cada uno de sus capítulos (lo que se ve ayudado por el formato narrativo de los libros). Al día siguiente, un decepcionado y más friendzoneado que nunca Jorah Mormont se encuentra con la escena de Daario abandonando las habitaciones de Dany, y luego tiene un intercambio con la khaleesi respecto al rol del capitán de los “Segundos Hijos” y la mejor forma de lidiar con la situación en Yunkai. Dany decide cambiar las órdenes que le había dado a Daario, a “sugerencia” de Jorah. No sabemos bien si Dany tenía todo planeado y fríamente calculado, o si acaso de verdad el caballero proveniente de la Isla del Oso y desterrado por Ned Stark la hizo cambiar de parecer, pero nos inclinamos por la primera opción, y como una forma que tendría Dany de hacer que sus generales compitan por su afecto, asegurando con esta competencia, la lealtada de ambos hacia ella.

Finalmente el último desvío nos lleva a Roca Dragon, donde vemos a la hermosa Melisandre tomar un baño, cuando es visitada por la reina Selyse, buscando consejo respecto a qué hacer con la pequeña Shireen, debido a que la considera una hereje. Melisandre, tan seductora y manipuladora como siempre, le da una charla a la reina de mirada curiosa ante el cuerpo de la sacerdotisa del dios rojo, respecto a la naturaleza de la verdad, a cómo las “recaídas” de Stannis con ella eran algo natural y necesario, y a como el Señor de la Luz tenía planes para todos, incluyendo para Shireen, por lo cuál era indispensable que viajara con ellos. No les diremos a donde es el viaje si no lo saben, o no recuerdan la mención solapada (o no han unido los puntos) que ha dado la serie.

game-of-thrones

Ahora, las otras partes importantes del capítulo de esta semana, las hermanas Stark, y bien vale partir por Arya que fue quien tuvo la menor participación. Nos reencontramos con ella y el Perro aún en camino al Nido de Águilas, cuando se encuentran con la escena de un campesino malherido, y su vivienda destruida. Luego de tener una charla digna del estudio de los contratos conmutativos, deciden “ayudarlo” para poner fin a su sufrimiento. Acto seguido, son atacados por una serie de bandidos que andaban tras la recompensa de 100 venados de plata que Tywin Lannister había prometido por la cabeza del Perro. Y estos sujetos no eran más que Rorger y el “Mordedor”, los dos bandidos que viajaban en la ya “lejana” segunda temporada apresados junto a Jaqen H’ghar, por lo cual Arya se encargó de seguir las lecciones del Perro para acabar con uno de ellos con una directa estocada al corazón.

Posteriormente, vino quizás la mejor escena entre Arya y Sandor Clegane en toda la serie, al verlos a ambos acampar, y tener un poco de exposición por parte de Clegane, y de desesperación, al abrir sus traumas y contárselos a Arya, partiendo por contar la forma en que su hermano mayor había quemado su rostro, el que su padre optara por defender a su victimario, y el tener que afrontar el hecho de que toda su vida, había estado solo teniendo que valerse por sí mismo lo que ciertamente, para alguien de una casa menor en Westeros, no es poca cosa. Alabar la actuación de Rory McCann como Sandor Clegane, siempre un punto alto y entretenido en la serie, pero que cuando ha tenido momentos dramáticos, nunca nos ha decepcionado.

Y ahora, a la trama, no sé si más importante, pero sí la que más impacto e impresionó a la gente de este capítulo, la de Sansa y sus desventuras en el Nido de Águilas, partiendo por una de las escenas más esperadas por los fans de los libros, por lo icónica de la representación y lo hermoso de ese capítulo en los libros, que es el momento en que Sansa juega en la nieve que caía en la fortaleza de la casa Arryn, señal palpable de que como dice el motto de la casa Stark, el invierno se acerca. La imagen de la nieve cayendo, y los inmediatos recuerdos de un hogar en el cual no estaba hacía mucho tiempo, al cual quizás nunca volvería y que además se encontraba en ruinas, generan una melancolía en el personaje de Sophie Turner, que contrasta con la alegría de la familiaridad de la nieve, y el poder jugar en ella, construyendo un castillo que de a poco va tomando la forma de Invernalia. Es una hermosa escena, entendiblemente más corta en la serie que en los libros, pero que ilustra bien por lo que pasa Sansa, al menos hasta que es interrumpida por Robin Arryn que, como buen niño mimado y malcriado, decide destruir parte del castillo, por lo cual se gana una bofetada por parte de Sansa. Finalmente, todo no es más que una metáfora de lo frágiles que son, no solo las memorias y los recuerdos, sino que las cosas y la felicidad en un mundo como Westeros.

Pero eso no era lo único que le esperaba a Sansa, ya que Petyr Baelish observó toda la escena, y además de instruir de su forma particular y críptica a la hija de su amada Cat sobre cómo jugar el juego de tronos, remata todo de la forma más “Littlefinger” posible: diciéndole a Sansa que en un mundo “perfecto” donde el amor triunfa sobre todas las cosas, él se habría casado con Catelyn Tully y ella habría sido su hija, para acto seguido acercarse y besarla, tras decirle como ella era más hermosa de lo que su madre alguna vez lo fue. Y de fondo observando toda la escena, quien otra que Lysa Arryn, que para descargar su ira, convoca a Sansa a la sala de audiencias, con la intención de empujarla por la “Puerta de la Luna”, debido a sus celos contra ella, y a los acumulados a lo largo de toda una vida contra su hermana.

Y parecía que lo iba a lograr, cuando la aparición salvadora de Baelish ayuda a Sansa, y sus palabras tranquilizan a Lysa, y le hacen creer por un segundo que todo está bien, que la hija de su fallecida hermana se irá lejos, y que ella podrá disfrutar la vida junto a su amado Petyr. Todo hasta que Baelish, siempre con su astucia y sus engaños para conseguir lo que quiere, le confiesa a su esposa que la única persona a la que ha amado en toda su vida era a Catelyn, y para el remate, la empuja a través de la Puerta de la Luna, acabando con la vida de la “loca” Lysa Arryn. Sí, la elección de palabras no fue el “Only Cat…” de los libros, sino un “Your sister…”, lo que probablemente enojará a más de un purista, pero el efecto fue el mismo. Littlefinger nos demuestra una vez más que es el más astuto y apto jugador del juego de tronos en todo Westeros y que, independiente de la reacción y recepción -positiva o negativa- que los espectadores puedan tener de él, nadie puede negar que quieren ver más al personaje de Aidan Gillen semana a semana, mientras asciende en el poder conspirando contra medio continente.

Así se nos fue un nuevo capítulo de Game of Thrones, avanzando la trama y preparando los grandes eventos que se vienen en los últimos 3 episodios de la temporada, a la vez que nos sorprende con eventos impactantes y giros dramáticos. Ojo que la próxima semana, por ser “Memorial Day” en EE.UU. no hay capítulo, por lo cual el octavo episodio de este ciclo, titulado “The Mountain and the Viper” será emitido el 1 de Junio.

Algunos comentarios al cierre:

  • En este capítulo Arya y Sandor Clegane por fin se enteraron de la muerte de Joffrey, y de cierta forma llama la atención que no se hiciera mayor referencia a esto.
  • Siempre con Arya y Clegane, la aparición de Rorger y el “Mordedor” también fue un tanto sorpresiva, por cuanto estos personajes en los libros se topaban con Brienne, algo que ciertamente ya no harán en la serie. Destacar nuevamente lo brutal de Arya, como siempre.
  • Entre temporadas, el talento culinario de Hot Pie ha aumentado, como quedó demostrado en su creación en forma de huargo. Y sí, estoy seguro que la obsesión de Hot Pie con el detalle y la preparación del pastel de riñón fue un guiño de la serie a las elaboradas descripciones de alimentos y banquetes en los libros, que le han derivado el apelativo de “food porn” a dichas escenas.
  • A propósito de la recompensa de 100 venados de plata, aquí hay un texto interesante para el que quiera comprender la equivalencia de monedas existente tanto en Westeros como en Essos.
  • El título “Mockingbird” (Ruiseñor) del capítulo obviamente hace referencia al emblema de la casa Baelish.
  • Hafþór Júlíus Björnsson, quien hace su debut como Gregor Clegane en este episodio, es ya el tercer actor en encarnar al mayor de los hermanos Clegane, luego de Conan Stevens en la primera temporada (quien abandonó la serie para tener un papel en la primera parte de “El Hobbit”), y de Ian Whyte en la segunda temporada. Como dato curioso, Björnsson tiene tan sólo 25 años, lo que lo hace ser el más joven de los actores en dar vida a “La Montaña” en la serie; además de ser el más “bajo” de los Gregors, midiendo 2,06m, en comparación a los 2,16 y 2,17m de Stevens y Whyte.
  • Otro dato freak? Todos los actores que han dado vida a Gregor Clegane son menores que Rory McCann, el actor de Sandor Clegane, quien es el menor de los dos hermanos.
  • La distendida conversación entre Jaime y Tyrion al comienzo del capítulo, con las menciones a como Jaime se acostaba con su hermana, y los posibles planes de los dos hermanos Lannister por hundir a su padre sólo por el placer de hacerlo, debe ser de los mejores momentos entre Jaime y Tyrion, y ciertamente hace que uno lamente no verlos juntos más tiempo, considerando como sus pasos divergieron durante la primera temporada y no se reencontraron hasta este cuarto ciclo.
  • “Nothing isn’t better or worse than anything. Nothing is just nothing” es una gran frase de Arya, y hace cierto sentido si se compara el “nada” de Arya, con el concepto de “nunca” que discuten Littlefinger y Sansa, particularmente la frase “a lot can happen between now and never.” 
  • “Take your clothes off.”
  • El capítulo en que ocurre la caída de Lysa Arryn a través de la Puerta de la Luna es el último -descontando el epílogo- de “Tormenta de Espadas”, el tercer libro de la saga. Y si bien no todos los hechos que ocurren antes del fin de dicho libro han ocurrido en la serie, sirve como otro constante recordatorio de que la serie cada vez se acerca más a alcanzar a los libros, mientras aún esperamos expectantes que George Martin, y su afición por escribir en procesadores de texto que funcionan en DOS, utilizando sólo un dedo para escribir, pueda terminar los dos volúmenes restantes de la historia, antes de que la serie lo alcance.
  • Un último dato freak antes de terminar: si recuerdan en los primeros capítulos de esta temporada, el “duelo” entre el campeón de Meereen y Daario, hubo un momento en que el representante de los esclavistas de la ciudad de la harpía se baja de su caballo y comienza a insultar a Dany, insultos que en su momento no fueron traducidos por Missandei. ¿El motivo de la falta de traducción? Se trataba de una referencia escondida a Monty Python que realizó tanto el lingüista que trabaja en la serie asesorando sobre las distintas formas de valyrio, como sus showrunners; esto es así porque los insultos no eran más que los mismos insultos que el soldado francés lanza contra el Rey Arturo en “Monty Python and the Holy Grail”, sólo que dichos en valyrio. Aprovechamos de comentarlo ahora, porque se supo recientemente y no al momento de haberse emitido ese capítulo (aunque no faltaron memes y gifs en tumblr donde se hacía la comparación entre ambas escenas, así que bien por la gente que le apuntó).

maxresdefault

4 comentarios

  • Como siempre, buena reseña! Un par de pequeños comentarios para aportar al debate:

    1-A mi juicio, otra de las grandes virtudes de la escena entre Oberyn y Tyrion en el capítulo (además de la actuación de Dinklage y Pascal y la forma en cómo fue filmada) está en la contraposición de ellos mismos respecto a sus hermanas. Mientras Oberyn está dispuesto a todo por vengar a su hermana fallecida… Cersei está dispuesto a todo por ver morir a Tyrion. Es una amarga contraposición (y la reacción de Dinklage mientras le contaban la anécdota del viaje a Casterly Rock es maravillosa).

    2-Universidad Católica (?)

    3-Eché de menos en la conversación entre Tyrion y Jaime al inicio del capítulo una mención de Tysha. Se supone que es realmente importante para lo que viene después, al menos en el estado mental/emocional del personaje… y hubiese sido un buen momento para “refrescarle la memoria” a la gente, considerando que solo la han mencionado una (?) vez en la serie, y fue en la 1° temporada (a menos que se me haya pasado otra ocasión).

    4-Daaaaaaaaaaaaaaaaaaaario.

    Me gusta

  • Buena reseña! Tengo que decir que una cosa que cada vez más me gusta del show, es que más alla de los cambios en historias, eventos y lineas de tiempo, la serie hace algo que muchas adaptaciones dejan de lado: traducir fielmente la caracterización de los personajes. Siempre es importante, y más cuando hablamos de una saga como A Song of Ice and Fire que se caracteriza por la manera en que GRRM crea personajes tridimensionales cambiantes, algo que GoT ha hecho de excelente manera a mi parecer. De hecho, con personajes como Bronn y hasta Podrick, la serie ha sobrepasado a los libros.

    Me gusta

  • La actuación de Pedro Pascal merece un Emmy! (quizás exagero) cada ves que sale deja una sensación genial!… merece todos los aplausos … pero en especial por esa escena en los calabozos con Tyrion! que manera de crear el ambiente y caracterizar un personaje!… casi, por poco, me saca una lagrima!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s