Game of Thrones S04E09: “Watchers on the Wall”

140608-ep39-jon-looking-down-1024

 

Las fuerzas de Mance Rayder se aproximan al Muro, y Jon Snow y la Guardia de la Noche deben detener su avance en un nuevo capítulo de Game of Thrones.

Luego de los eventos del capítulo anterior, particularmente del final y la pelea entre Oberyn Martell y Gregor Clegane, muchos se preguntaban cómo igualar o superar dicho momento, y ciertamente “Watchers on the Wall” no decepcionó, siendo la culminación de la trama de Ygritte y de Jon Snow que se venía desarrollando desde la segunda temporada, y además mostrándonos, casi en su totalidad, la “Batalla del Castillo Negro”, en que las disminuidas fuerzas de la Guardia de la Noche se enfrentan al ejército de más de 100 mil hombres de Mance Rayder, además de los hombres liderados por el Magnar de Thenn, Tormund Matagigantes e Ygritte, que se encontraban en las tierras del norte de Westeros.

Y ciertamente el capítulo no se guardó nada, en cuanto a acción, grandilocuencia y sentido de espectáculo, mostrando no sólo los mejores efectos especiales disponibles en cualquier serie de TV (y mejores que varias películas), sino que demostrando el presupuesto, que aumentan cada año, para la serie en su apartado visual. Y no se guardaron nada, porque además del hecho de mostrar el Muro de forma prominente, o la acción en gran cantidad -y hermosamente coreografiada-, se mostró el ejército de Mance en todo su “esplendor” (además de la prometida “fogata más grande que el Norte hubiera visto”), con todo lo que esto significa: la presencia de gigantes y de mamuts. Y sí, fue algo más que genial verlos, particularmente para los que sabíamos que estaban en los libros, y nos preguntábamos qué tanto los iban a mostrar, ciertamente no salimos decepcionados.

Y ahí está gran parte de la gracia de “Watchers on the Wall” como capítulo, ya que sirve el mismo propósito de “Blackwater”, el noveno capítulo de la 2a temporada (y que, como el capítulo de hoy, también fue dirigido por Neil Marshall). Ambos capítulos ilustran sin lugar a dudas las dos batallas más grandes y épicas escritas por George R.R. Martin en sus libros, y por lo mismo, ambas necesitaban episodios completos dedicados enteramente a ellas, no sólo porque todos disfrutamos de una gran batalla épica, sino para poder hacerles justicia, dedicándole el tiempo necesario a ambas – o como veremos, en el caso de “Watchers on the Wall”, dejando incluso parte del conflicto para el final de temporada-.

El foco en la batalla y en los personajes que participarían en ella fue evidente desde la intro, cuando vimos que sólo aparecían los nombres de los actores de dicha trama, todos los cuales se lucieron en el capítulo de hoy: Kit Harington, Rose Leslie, Hannah Murray, John Bradley, Kristofer Hivju, Owen Teale y Peter Vaughan.

thewatchersonthewall1-battle-640x360

Pero dentro de la batalla y todo lo que vimos en ella, estaba en el centro la trama de Jon e Ygritte, y la venganza que ésta quería ejercer contra el hombre que no sabe nada, por haberla traicionado. Jon debe liderar tropas y cuidar el muro por órdenes de ser Alliser Thorne -más bancable hoy que en otras oportunidades-, mientras que él y otros se encargan de defender el Castillo Negro de las tropas donde estaba Ygritte. Obviamente la lucha haría que eventualmente ambos se encontraran, lo que ocurre cuando los invasores de más allá del Muro se aprontaban a dominar la fortaleza, por lo que Jon, alertado por el bueno de Sam, debe acudir en defensa del castillo. El personaje de Kit Harington tiene una gran pelea, quizás la mejor del capítulo, contra el Magnar de Thenn (Yuri Kolokolnikov), estando en desventaja, y teniendo que esforzarse utilizando un martillo para poder despachar al caníbal.

Es aquí cuando ocurre el triste reencuentro entre ambos, luego de la muerte del Magnar, con una Ygritte apuntando directamente su arco hacia un Jon que muestra una reacción mezcla entre resignación, tristeza y alegría de volver a ver a la chica “besada por el fuego”. Ygritte pasó gran parte del capítulo -y de su arco (pun intended) esta temporada- pensando en la venganza contra Jon, que al tenerlo a tiro de flecha, la reacción en su mirada es similar a la de Jon. Pero el reencuentro no terminaría bien, porque pronto es Ygritte la que recibe un flechazo que le atraviesa el corazón, cortesía de Ollie, el pequeño niño que los “salvajes” habían perdonado en el ataque a su villa, y que había terminado uniéndose a la Guardia. La situación con este niño haciendo un gesto de “todo está bien” a Jon ciertamente contrasta mientras el “bastardo de Ned Stark” corre a abrazar a su amada, para tratar de consolarla y decirle que volverían a ir a la caverna donde habían estado juntos, de la cual no deberían nunca haberse ido, para luego ser interrumpido por el último “You know nothing, Jon Snow” de Ygritte antes de morir en sus brazos. Otra muerte que golpea fuerte en la serie, en una escena que fue particularmente más emotiva en la serie que en los libros.

La trama de Jon se resolvió a lo largo de todo el capítulo, mientras ocurría el marco general de la batalla, que nos dejó varios momentos memorables: la muerte del bueno de Pyp (Jozef Altin) -que celebraba haber matado a alguien- causada por una de las flechas de Ygritte; el ataque de los gigantes contra el muro (y el maravilloso uso de un arco y flechas aptas para su tamaño que hizo uno); la explosión de los barriles de aceite; la “guadaña” del muro, hermosa adición al arsenal de la Guardia; la resistencia que Grenn (Mark Stanley) y otros guardias realizan en el túnel ante la embestida de Mag Mar Tun Doh Weg (o Mag, the Mighty), el más fuerte de los gigantes, así como el recitar que realizan del juramento de la Guardia de la Noche ante su “last stand”; el duelo entre Tormund y Alliser Thorne; la aparición de Fantasma, el huargo de Jon, uniéndose a la pelea luego de ser liberado por Sam; entre varios otros que pasarán a formar parte del constante regalo de grandes escenas que nos da Game of Thrones.

Pero no todo fue momentos épicos en este episodio, porque así como Jon tuvo el desenlace de su trama que venía desde temporadas anteriores, también fue el bueno de Sam Tarly quien brilló esta semana, e incluso, quizás tuvo mejores momentos que los de su amigo.

poc65xspsk

Partiendo por su conversación con Jon arriba del Muro, y luego con el intercambio que tuvo con el Maestre Aemon en la Biblioteca, el capítulo estuvo lleno de momentos para que viéramos el madurar que ha tenido Sam desde que lo conocimos en la primera temporada, y cómo ha crecido como personaje. Aunque ninguno de estos momentos lo refleja más que su reencuentro con Gilly, luego de que la diera por muerta junto al pequeño Sam en el ataque a Villa Topo. No es sólo la ternura del reencuentro, sino que es la forma en que Sam decide comprometerse por la seguridad de ella, la forma en que decide besarla para hacerle ver sus sentimientos por ella y la preocupación al mismo tiempo, y el que decida dejarla en un lugar a salvo, porque su responsabilidad estaba con sus hermanos de la Guardia y la defensa del Castillo Negro.

Todo lo anterior, sumado a su desempeño y valentía en batalla, la forma en que arengó y ayudó a Pyp hasta la muerte de éste; su ayuda al pequeño Ollie (lo que desembocaría en que fuera éste quien matara a Ygritte); la forma afortunada en que mata al “cambia pieles” de los Thenn; el liberar a Fantasma; etc. Finalmente, si el triunfo de la Guardia de la Noche en la primera jornada de ataque por parte de las fuerzas de Mance dependió de alguien, fue de Jon y Sam, y la forma en que lograron animar a sus hermanos, para que los poco más de 100 que eran (número que luego de la batalla disminuyó considerablemente), lograran repeler a los miles con los que contaba el “Rey más allá del Muro”.

Así concluyó el penúltimo capítulo de esta temporada de Game of Thrones, un capítulo de proporciones épicas que vino a continuar y poner término a tramas que se arrastraban desde la primera temporada de la serie. Si se le quiere comparar con los “novenos capítulos” de las temporadas anteriores, ciertamente está a la par con ellos. Quizás el mayor problema que tuvo, en general, es el hecho de que justamente fuera el desenlace de tramas que venimos esperando tanto, que, no se sintió el golpe tan fuerte como, por comparación, ocurre en “Blackwater”, que sólo tuvo una temporada de espera, y agarró el momentum exacto de espera por el capítulo, además del hecho de que toda la 2da temporada giraba en torno a la Guerra de los Cinco Reyes; lo que sumado a una trama, como la del Muro, que siempre ha estado más desconectada del resto de Westeros, hace que quizás para algunos la trama no tuviera el impacto emocional que quizás esperaban, lo cual es entendible.

Sólo queda un capítulo para el final de temporada, y aún quedan muchas tramas que se encuentran irresolutas en lo que a los arcos de esta temporada (o a lo que coincide con el fin del tercer libro, y el comienzo del cuarto) respectan. Esta temporada de cierta forma, en parte por los eventos de los libros, ha adoptado un formato un tanto distinto que las anteriores, que generalmente tenían un gran momento de impacto -en el capítulo 9-, por lo cual, todo apuntaba a esa dirección. En esta cuarta temporada, hemos tenido varios eventos impactantes -particularmente muertes importantes- a lo largo de la temporada, lo que sumado al carril particular en el que corre la trama en el norte, probablemente nos deje con un final de temporada que no va a funcionar igual que los anteriores, que solían tratar las consecuencias directas del penúltimo episodio; esta vez nos encontraremos con el cierre de varias tramas, incluyendo la misma del Norte, que dejó el desenlace de la “Batalla del Castillo Negro” aún pendiente para la próxima semana.

Y es por esto que el final de temporada durará 66 minutos -16 más que los 50 habituales siendo, de paso, el capítulo más largo de la serie hasta ahora-, porque aún quedan eventos por cubrir, sorpresas para aquellos que no han leído los libros/no se han spoileado, tramas por avanzar y cerrar, y más de algún cliffhanger que nos dejará casi un año esperando su desenlace.

Algunas notas al cierre:

  • En base a su conversación con Sam, ciertamente Jon Snow debe ser el peor profesor de educación sexual. Not a poet, indeed.
  • Simpático recordatorio de parte del Maestre Aemon de que, antes de dedicarse a dicha vida, el era Aemon Targaryen, hijo de Maekar Targaryen, rey de los Siete Reinos, y que incluso, luego del Gran Concilio que ocurrió luego de la muerte de Maekar, a Aemon se le ofreció el Trono de Hierro, rechazándolo en favor de su hermano menor -y cuarto hijo de Maekar- Aegon. Todos estos eventos ocurrieron alrededor de 67 años antes de donde se encuentra la historia actualmente, como para sopesar la edad del Maestre Aemon, que tiene más de 100 años de edad.
  • Y a propósito del Maestre Aemon, su advertencia “love is the death of duty”, ciertamente no se cumplió, ni para Jon, ni para Sam.
  •  Para ser justos con Alliser Thorne, éste si resultó ser un efectivo líder en combate, no bien sus fuerzas eran más que superadas en número. Tampoco sabemos si la herida que le propinó Tormund terminó siendo fatal o no.
  • La toma de 360° que nos mostró toda la batalla desde arriba del Muro, pasando por el castillo, y lo que ocurría más allá fue simplemente impecable, nuevamente aplaudir el trabajo de dirección de Neil Marshall.
  • Por si alguien no lo había notado aún, el hecho que los amigos de Jon sean Sam y Pyp es un homenaje por parte de George R.R. Martin a J.R.R. Tolkien, ya que, esencialmente, Sam y Pyp son los “Sam y Pippin” del “Frodo” de Jon.
  • Homenaje eterno a Grenn por haber cumplido su promesa de que lograrían mantener la reja interior del túnel.
  • Janos Slynt, el que siempre se vanagloriaba de haber sido el capitán de las Capas Doradas en King’s Landing, terminó siendo desenmascarado como lo que realmente es, un cobarde.
  • ¿Quiere presumir ante sus amigos? Invente una historia sobre cómo se folló a un oso, como el bueno de Tormund.
  • Nunca está de más volver a mencionarlo: MAMUTS.
  • La música de Ramin Djawadi siempre ha sido un punto fuerte en la serie, y en “Watchers on the Wall” estuvo muy bien ejecutada, y alineada con lo que ocurría en el episodio.

Para terminar, el adelanto de “The Children”, el final de temporada de la serie:

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s