Transformers: Age of Extinction (2014)

transformers-age-of-extinction-poster

Y vuelve la saga de los juguetes Hasbro, con su cuarta entrega, en lo que ya parece una constante en este tipo de franquicias: extender el chicle lo que más se pueda sin importar que ya no tenga nada de sabor.  Michael Bay, nuevamente asume el rol en la dirección, con Spielberg en la producción, tratando de plantear nuevas historias en medio de la lucha eterna entre Autobots y Decepticons. ¿Qué nos trae de nuevo “Transformers: La Era de la Extinción”? Revisemos…

En la prehistoria de la Tierra, los “Creadores” (una suerte de dioses de los alienígenas) detonaron sus “semillas” en la faz del planeta, terminando con todo ser vivo (es decir, los creadores de los Transformers extinguieron a los dinosaurios). 65.000 millones después, un grupo de geólogos descubren un fósil de dinosaurio recubierto con un metal extraño. Estas investigaciones, a cargo de la empresa KSI, tenían por objeto recopilar toda la información posible sobre el Transformium, el metal del que están hechos los Transformers, para poder construir robots de origen humano y así no depender más de la ayuda externa de los Autobots, relegados al olvido tras el desastre de la batalla de Chicago hace 5 años atrás. Por otro lado, el gobierno norteamericano ve con malos ojos la estancia de los Decepticons en la Tierra luego de los últimos conflictos, con lo cual encarga a una división de la CIA llamada “Cementery Wind” capturar a los Transformers malignos que aún permanecen en la Tierra. Sin embargo, el agente a cargo de esta unidad, Harold Attinger (Kelsey Grammer), tiene como propósito eliminar a todos los Transformers, tanto Autobots como Decepticons, culpándolos por la destrucción de Chicago. De esta manera, y con la ayuda de un caza recompensas interespacial llamado Lockdown – quien tiene como misión capturar a Optimus Prime para llevarlo a los “Creadores” junto a otras creaciones milenarias – dan muerte uno a uno a los Transformers y Decepticons que logran hallar, mientras la industria KSI se aprovecha de los restos de robots para fabricar sus propios prototipos.

transformers-age-of-extinction-8

En medio de toda esta maraña, aparece el humano de turno: Cade Yeager (Mark Wahlberg) padre viudo e inventor fracasado,  quien junto a su hermosa hija adolescente, Tessa (Nicola Peltz) y el novio de su hija, Shane (Jack Reynor) serán los aliados de los Autobots en su lucha por permanecer con vida en la Tierra y además, devolverles la esperanza en la raza humana, luego de la traición recibida por parte de sus antiguos protegidos.

Es así como la lucha entre el bien y el mal se desarrolla en distintos niveles. Por un lado la disputa entre la CIA con los Transformers;  en otro vértice la caza de Optimus Prime a cargo de Lockdown; después la unión entre los Autobots con Cade para descubrir los planes de KSI; luego los Transformers creados por KSI, dominados por el espíritu maligno de Megatron en su versión mejorada llamada Galvatron; y finalmente la unión al equipo dirigido por Optimus Prime de Joshua Joyce (Stanley Tucci), diseñador de KSI, para poder acabar con los nuevos Decepticons, Lockdown y Cementery Wind, con la ayuda de los Dinobots (en donde Transformers podrían pasar perfectamente como Power Rangers), destruyendo buena parte de China en una batalla épica de esas que nos tienen acostumbrados.

Si somos amables, podemos decir que “Transformers 4: la Era de la Extinción”, es solo más de lo mismo: Autobots, Decepticons, velocidad, transformaciones, batallas, fetiche adolescente, etc. Y la verdad no se puede esperar más de una franquicia que lo único que busca es obtener réditos económicos, convirtiéndose seguramente en el gran bluckbuster del año, atiborrando las butacas en el mundo entero. Sin embargo, el resultado es tan paupérrimo que destinaremos un poco más de esfuerzo en una película no lo merece.

transformers2_a

“La Era de Extinción”  es excesivamente larga, sumamente enredada y desborda aburrimiento. La necesidad por seguir estirando el chicle llevo a sus creadores a un callejón sin salida, ya que la idea de unir dinosaurios con robots, las conspiraciones gubernamentales, los conflictos bioéticos sobre la vida, los misterios del universo y además los conflictos familiares del diario vivir, resulta demasiado. Son muchos tópicos dispares para una película  en donde lo importante es el desarrollo de la acción y los efectos especiales. Para ver argumentos elevados e historias complejas, lo último que pensaría sería Transformers de Michael Bay, no porque el género acción/ciencia ficción no pueda hacerlo – El Planeta de los Simios (la saga original) nos demostró que se puede – sino porque la franquicia Transformer no lo hizo en tres entregas anteriores. Recargar el argumento de estas cuestiones, compensando la falta de contenido de sus antecesoras, resultó un craso error, tanto en la forma como en el fondo. Eso mismo lleva a que la duración de la película sea una tortura (139 minutos!!!), teniendo en consideración además que en lo que uno pide innovación y desarrollo – efectos y acción – la película es totalmente predecible, e incluso, la transición entre lo digital y lo humano resulta bastante ordinaria en momentos de la película. En las actuaciones solo destaca la interpretación de Stanley Tucci, sin embargo no alcanza a disfrazar lo pobre del resultado final.

La industria se acostumbró a entregar excremento, y nosotros como público, nos acostumbramos a llenar las salas para consumirlo. OJO! Esta no es una crítica a una mala película, sino a una forma de hacer cine, en donde la originalidad queda de lado para dar paso a la industria de la secuela, del remake, del reboot, del repetir y repetir mal para más remate. Y la peor noticia, es que esto no para… tendremos Transformers para rato. Enhorabuena Hasbro!

Si eres fanático de la saga y si o si irás al cine, te recomiendo verla en sala 4DX… es la única forma de permanecer despierto durante las dos horas y pico de robots, autos y dinosaurios.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s