Sin City: A Dame to Kill For (2014)

Sin-City-A-Dame-to-Kill-For-Banner

Han pasado 9 largos años desde el estreno de la primera parte de Sin City, una de las mejores adaptaciones de un comic que se han hecho, y ahora llega a nuestros cines su secuela.

Gardel decía que 20 años no son nada, y bajo esa lógica, los 9 años que han pasado entre Sin City  y el estreno de su secuela podrían parecer un respiro, pero lo cierto es que, en el ámbito fílmico, donde cada día se aprueban más y más secuelas y precuelas para películas sin que siquiera se estrenen -o tengan éxito- sus primeras partes, y considerando el panorama actual de la industria fílmica, lo cierto es que 9 años puede ser una eternidad que puede sellar el futuro o no de una franquicia. Y es justamente esto lo que ocurre, lamentablemente, con “Sin City 2: A Dame to Kill For”, una película que si bien es bastante buena, no se encuentra a la altura de su predecesora y que, además, sufre justamente del letargo provocado por el hiato ya comentado, lo que no sólo la hacer ser menos relevante -y su presencia menos latente- para el espectador promedio, sino que además incurre en ciertos elementos que, desde que fueran presentados y popularizados por la original, ya se han vuelto en algunos casos, parte estable de la filmografía de cada año, por lo cual se pierde el factor novedad.

 Al igual que la película original y el comic de Frank Miller que le sirve de inspiración, “Sin City: A Dame to Kill For” está dividida en diversas historias, todas teniendo lugar en la misma continuidad y locación que es la temible BaSin City, lugar donde se ve reflejada la miseria humana en todas sus formas y que tan bien plasmó Miller en sus novelas gráficas. Las mismas nuevamente sirven de base para la parte principal de la película, y que le da título además, justamente la historia llamada “A Dame to Kill For”, ganadora del premio Eisner (el “Oscar” de los comics) el año 1995, como mejor serie limitada. Además de esta historia, también proviene de los comics, “Just Another Saturday Night”, también adaptada en uno de los segmentos de esta película; mientras que las otras 2 historias, “The Long Bad Night” (que cuenta con 2 partes) y “Nancy’s Last Dance” son historias originales, creadas por Miller exclusivamente para esta ocasión.

El principal problema con estas historias es, justamente, la inconsistencia. Ciertamente los dos segmentos basados en la obra original de Miller son aquellos que destacan más en cuanto a la película, justamente por su calidad ya probada y por el hecho de que de todas formas funcionan mejor que las historias nuevas las que, como suele pasar con la obra de Miller los últimos años  -emulando a la “vieja mula” de Los Simpsons- ya no es lo que era.

Esto no significa que las nuevas historias sean malas per se, pero se nota el hecho de reciclar ciertos elementos para dar más “shock value” a la obra en general, restando mérito a estos segmentos, que se van más por la forma que por el fondo, descuidando su trama. La misma inconsistencia se ve además durante la película, respecto a la ubicación temporal de las historias. No bien la narrativa misma de los comics de Sin City siempre se prestó para saltos temporales y las historias no seguían un orden cronológico, en esta película esto se nota más por el hecho de que no exista un indicador que diga, especialmente para el espectador casual, donde tienen lugar las distintas historias en el gran esquema de las cosas. Por poner un ejemplo, “A Dame to Kill For” tiene lugar antes de los eventos de la historia de Dwight en la primera película, pero “Nancy’s Last Dance” tiene lugar temporalmente luego de su último segmento (y del suicidio de John Hartigan). Quizás más de alguno no lo notará -en parte por los 9 años que han pasado- o no le dará tanta importancia, pero es algo que cuesta pasar por alto y que, obviamente, le juega en contra a la película.

sin-city-a-dame-to-kill-for-poster-mickey-rourke

 Respecto a las diversas historias, el filme comienza con “Just Another Saturday Night”, una historia que nos presenta a Marv (Mickey Rourke, repitiendo el rol que le devolvió la vida a su carrera), y que nos cuenta sobre una “noche cualquiera” en la vida de su personaje, tras despertar en medio de una carretera, rodeado de autos en llamas y cuerpos muertos, y la forma en que recuerda cómo fue que llegó ahí, luego de haber pasado, como casi todas las noches, un rato en el bar Kadie’s, viendo bailar a Nancy (Jessica Alba, quien también retorna en esta secuela). Es un simpático segmento que nos reintroduce no sólo al personaje más icónico de Sin City, sino que además a todo este universo, reexplicando las “reglas del juego” en la ciudad, y haciendo buen uso de la exageración de elementos del cine “noir”, su uso por parte de Miller en los comics, y la fidelidad en adaptar este juego de luces y sombras al cine. Como dato aparte, esta historia tiene lugar durante la reunión de Hartigan (Bruce Willis, que repite su papel anterior, tanto en vida como en forma de fantasma -favor guardarse las referencias a “Sexto Sentido”-) y Nancy que ocurre en la primera película, durante la segunda parte de “The Yellow Bastard”.

Posteriormente viene la primera parte de uno de los segmentos creados exclusivamente para la película, se trata de “The Long Bad Night”, protagonizado por Joseph Gordon-Levitt (un ávido fan de las novelas gráficas de Miller, que hizo lobby como loco para estar en esta película, y cuyo segmento fue creado con él y su particular encanto en mente) en el papel de Johnny, un arrogante y joven apostador con una inusual racha de buena suerte, a quien seguimos durante buena parte de una noche, mientras gana dinero en distintos lugares de la ciudad, todo para finalmente recalar en Kadie’s, para hacerse de un “amuleto de la buena suerte” (Marcie -Julia Garner-) y poder retar en un juego de poker a nada menos que al senador Roarke (Powers Boothe), el hombre más poderoso de toda Sin City. Johnny tiene una agenda secreta detrás de su desafío hacia el senador, pero pronto aprenderá, de muy mala manera, que en Sin City las cosas no son llegar y actuar como se le de la gana, más si con eso haces enojar a la estructura del poder. No bien Gordon-Levitt, a quien bancamos en esta página, hace lo mejor con su personaje, en general esta historia (y su segunda parte) se van más en lo estético y visual (apartado que nunca dejaremos de elogiar en esta película), que en la sustancia, por lo cual es una pausa un tanto irrelevante en el gran esquema de la película.

sin-city-a-dame-to-kill-for-poster-eva-green

 Luego viene el momento central de la película, que es también el mejor, la adaptación casi a la perfección de la historia “A Dame to Kill For”. El protagonista de esta historia es Dwight (Josh Brolin, quien reemplaza a Clive Owen), que además sirve como precuela a “The Big Fat Kill”, la historia de la primera película, donde Owen tuviera el rol de este personaje.

Luego de realizar un trabajo como detective privado, para desenmascarar a un millonario empresario (Ray Liotta) y su affaire con una prostituta (nuestra querida Juno Temple); Dwight intenta enrielar su vida luego de haber tocado fondo con el alcoholismo y sus demonios internos. Es ahí cuando recibe una inesperada llamada por teléfono de su antigua amante Ava Lord (Eva Green, que exuda sensualidad en esta película en su rol de “femme fatale”), con quien no tenía contacto hace 4 años, luego de que ella lo abandonara en favor de un millonario (Marton Csokas).

Luego de reunirse, Lord le pide perdón a Dwight por haberlo dejado y le anuncia que teme por su vida, antes de ser retirada del lugar de la reunión -Kadie’s era que no-, por Manute (Dennis Haybert, quien reemplaza al fallecido Michael Clarke Duncan) su chofer y guardaespaldas. Tras un intento fallido por reunirse con Ava, y otro exitoso en el propio departamento de Dwight, que termina con ambos “reconciliados” tras rendirse Dwight a los encantos de Ava, ella le cuenta del peligro que vive por culpa de Manute y su esposo Damian, quienes la maltratan y piensan matarla. Luego de ser golpeado por el gigante, Dwight decide pedir ayuda a Marv para azolar la mansión de Damian y rescatar a Ava, tarea en la cual tienen éxito; pero es aquí cuando Dwight descubre que todo lo ocurrido no fue más que un plan de Ava, quien lo manipuló para que matara a su esposo y así poder quedarse ella con toda su riqueza.

Un Dwight baleado de gravedad y al borde la muerte es rescatado por Marv y llevado a “Old Town”, el barrio de Sin City gobernado por las prostitutas lideradas por las gemelas Goldie y Wendy (Jamie King) y por Gail (Rosario Dawson), el antiguo amor de Dwight, quienes tratan sus heridas, lo operan y deciden ayudarlo a conseguir su venganza contra Ava, en la que será ayudado por la propia Gail y por Miho (Jamie Chung, quien reemplaza a Devon Aoki).

Como dijimos este es por lejos el mejor segmento de la película, que presenta a la perfección los mejores elementos de Sin City, tanto en formato comic y película, además de ser una adaptación prácticamente perfecta de la historia que le sirve de inspiración.

Sin-City-A-Dame-to-Kill-For-Johnny-poster

Luego del segmento principal, viene la conclusión de “The Long Bad Night”, que nuevamente cuenta con los mismos problemas que su primera parte y que tiene la particularidad de contar con cameos de Christopher Lloyd y de Lady Gaga.

Para finalizar la película, viene la otra historia creada específicamente para esta secuela, “Nancy’s Last Dance”, el epílogo a “That Yellow Bastard”, situado temporalmente 4 años luego del suicidio de John Hartigan para evitar que Roarke pudiera dar con el paradero de Nancy. Nos encontramos justamente con el personaje de Jessica Alba, ahora sumida en el alcoholismo (uno que la actriz no vende muy bien), debido a la culpa que siente por la muerte de Hartigan y a la promesa incumplida de que ambos podrían estar juntos y, en general, a la falta de cierre respecto a toda la situación. Por lo mismo, además del exceso de alcohol, Nancy ha estado practicando en un polígono de tiros utilizando la pistola de Hartigan, armándose de valor para poder dar muerte al senador Roarke -quien como recordamos, juega poker de forma clandestina en Kadie’s, el bar donde ella baila-. Atormentada por sus fantasmas, Nancy decide cambiar su look, pedirle ayuda a Marv -quién más- y finalmente, ir a la caza de Roarke para poner fin a toda la situación.

Como hemos dicho, esta nueva historia sufre un tanto de los mismos problemas que la de Gordon-Levitt, yéndose más hacia el apartado audiovisual y descuidando toda la sustancia de la trama y las motivaciones de los personajes. En este caso, cuesta comprarle a Jessica Alba su alcoholismo, las adicciones, y en general el dolor que sufre, tras 4 años, por la muerte de su protector y de quién estaba enamorada desde que la salvara cuando era apenas una niña. Se siente más como una excusa para presentar -buenas- escenas de acción estilizada, más que cualquier cosa.

sin-city-a-dame-to-kill-for-poster-jessica-alba

Para finalizar, podemos decir que “Sin City: A Dame to Kill For” es una buena película en líneas generales, pero que la inconsistencia de sus distintos segmentos y la disminución en su relevancia luego de un lapso de tiempo prolongado entre secuelas, donde muchos de sus elementos característicos, como el sexo y la violencia estilizada, fueron popularizados y sobreutilizados en distintas producciones, le terminaron restando importancia a un proyecto que, de haber llegado unos cuantos años antes, quizás se hubiera sentido más refrescante y sus fallas, quizás más propensas a ser pasadas por alto. De todas formas su elenco de estrellas, y su apartado audiovisual la hacen destacar por sobre otra ofertas en la cartelera y es una película recomendable, pero no exenta de críticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s