Frank (2014)

Frank-Movie-Poster

Frank baila en un ritmo distinto. Michael Fassbender viste una simpática cabeza de papel maché, y cuaja una de sus mejores interpretaciones. Lea nuestra reseña.

Frank, estelarizada por Domhnall Gleeson, Maggie Gyllenhaal y Michael Fassbender en el rol titular, basado en el personaje de Frank Sidebottom, cómico que usaba una máscara similar a la presentada en la película; y los músicos Daniel Johnton y Captain Beefheart.

Es una película difícilmente catalogable como drama o comedia. Narra la historia de Jon (Gleeson), quien cansado de su “vida común”, decide emprender un viaje junto a la banda “Soronprfbs”, quienes de forma bastante inesperada lo “reclutan” como nuevo tecladista tras el colapso psiquiátrico del antiguo músico que tenía ese rol. Lo primero que llama la atención en Jon es que su cantante y líder, Frank, usa siempre una cabeza de papel maché, y eso sería parte de su genialidad en palabras de sus colegas. En la banda, Jon no encuentra afinidad en su nuevos compañeros, especialmente en Clara (Maggie Gyllenhaal). Todo lo corona la noticia de que el viaje al que se enroló Jon duraría 18 meses, y no el fin de semana como pensaban en su trabajo.

Desde este punto la película nos pregunta qué debe haber en la vida, o en el momento de inspiración de un artista, para lograr una obra de calidad, imaginativa, o distinta. Frank cree que hay creatividad en todo, y que cualquier sonido o palabra o tópico puede ser usado para formar una obra que sea recordable. Esto mueve los cimientos de Jon, que termina admirando al excéntrico músico.

Por otro lado, el personaje de Frank es hilarante. El humor que consigue el director Lenny Abrahamson con las tomas a la cabeza del personaje, junto con la brillante performance de Fassbender, y sin dejar de felicitar a quién sea el que diseñó la cabeza, nos permiten momentos como cuando Frank describe su felicidad a viva voz, ya que su cara real no se puede ver a simple vista. Él es feliz en su ambiente en el cuál es el centro del mundo, pero a la vez no, porque es implícitamente protegido, ya sea por el manager (Scott McNairy) de la banda, o por clara. Ellos tienen sentido de pertenencia y respeto por lo especial que es Frank, pero no así el resto.

Esto queda de total manifiesto cuando una de las tramas paralelas de la película explota: Jon está tuiteando toda la película lo que pasa, y subiendo videos. Ellos se hacen famosos en internet sin buscarlo, Frank se convierte en un personaje de culto, pero esa presión no puede ser controlada por el hombre detrás de la cabeza cuando son invitados a tocar en SXSW.

Para Jon, Frank es la respuesta a sus problemas. Un hombre que intentaba huir de sí mismo vistiendo un disfraz. Frank y la banda eran felices, se bastaban. El arte, expresado en la canción “I love you all“, era el remedio con el que todos ellos sanaron, y contestaron a la pregunta de quiénes eran. Esa fue la respuesta para Jon al final de la película. Y la respuesta para la audiencia.

La película es bastante oscura, deja preguntas encima de la mesa (¿está la locura, ser una persona dañada, acompañada a la creatividad? ¿puede una persona “normal” ser creativa?). Frank es atrapante, conmovedora, divertida, y distinta. Y una postura que intenta responder esas preguntas sin un enunciado, sino que en un momento. Y cuando Jon recibe su respuesta, decide salir del lugar sin decir palabra alguna.

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s