Previously on… – Friends S01E01: “The One Where It All Began”

En el año en que Brasil volvía a ser campeón de fútbol, en que Kurt Cobain decidió apuntar un arma a su cabeza, el año en que Forrest Gump solo supo correr, Simba quedaba huérfano de padre y John Travolta volvía a bailar, fue el año en que con apenas veinte minutos a la semana, una de las sitcom más icónicas de la televisión vio su estreno ante millones de espectadores con una sola promesa, cantada en su tema central: “I’ll be there for you”. Hablamos hoy del aniversario número 20 del estreno de FRIENDS.

I’ll be there for you, ‘cause you’re there for me too“, cantan The Rembrandts los primeros segundos del piloto de Friends, donde seis jóvenes bailan y juegan dentro y fuera de una pileta a las 4 am, mientras sus nombres son presentados en la pantalla. Era el comienzo de Friends y de una nueva amistad con la audiencia. El primer escenario que vemos, se convertirá en uno de los lugares más recordados de la televisión: el sillón ubicado en medio de la neoyorkina cafetería Central Perk, uno de los principales puntos de encuentro para los protagonistas.

Son seis los personajes principales, todos pasados los 25 años y todos en búsqueda de la estabilidad en todas sus formas posibles: laboral, económica y, por qué no, amorosa. A los primeros que vemos son a Monica Geller, quien trabaja en un restaurant y en ese momento se encuentra haciendo planes para su próxima cita, Chandler Bing, cuyo constante sarcasmo y sentido del humor se harán fundamentales para el correr de todas las temporadas, Phoebe Buffay, la de personalidad más relajada ante la vida y Joey Tribbiani, el actor descendiente de familia italoamericana y primogénito de una numerosa familia, cuyas ideas tienden a ser cualquier cosa, menos brillantes. Para el final queda la pareja que por 10 años, vería altos y bajos en la pantalla: Ross Geller, recientemente divorciado (por primera vez) luego de descubrir que su esposa era lesbiana, y Rachel Green, quien llega al encuentro de Monica -su antigua amiga de la secundaria- nada más que con lo puesto, su vestido de novia, luego de dejar a su prometido en el altar.

Luego de su separación, Ross se encuentra solo e intentando rehacer su vida, partiendo por su vacío departamento, el que comienza a llenar con la ayuda de Chandler y Joey. Además de armar muebles, también intentan rearmar el ánimo de Ross, instándolo a “agarrar una cuchara” y a que pruebe nuevos sabores de helado, como una metáfora alternativa al “hay muchos peces en el mar”. Ross parece animado, mucho más después de el regreso de Rachel a su vida.

Por su parte, Monica ha estado pendiente de los problemas de todos durante el día, haciéndose cargo de su solitario hermano y de Rachel en su rol de novia fugitiva, con la ayuda de Phoebe. Casi se olvida de la importante cita con Paul, quien en la cena le confiesa que lleva dos años sin estar con una mujer, solo para que Monica luego se entere de que lo mismo le ha dicho a su compañera de trabajo.

Mientras tanto, Rachel en su vestido de novia tiene que comenzar a enfrentar una nueva vida sin el dinero, las tarjetas de crédito y la mantención de su padre, luego de vivir toda una vida llena de lujos y siendo siempre consentida en todo lo que quería y donde su matrimonio solo se significaba la continuación de esa misma vida, solo que a cargo de otro hombre. Escapar de todo eso es el comienzo de una nueva Rachel, reformada gracias a la ayuda de sus nuevos cinco amigos.

Así se trazan las tres historias del primer capítulo, donde se nota el esfuerzo de darle a cada uno de los seis personajes la misma importancia, a pesar de que los primeros encuentros entre Rachel y Ross captan más la atención que el fallido intento de relación de Monica.

Con un guion a cargo de los creadores del show, Martha Kauffman y David Crane, fue inevitable para los críticos hacer constantes comparaciones con una de las sitcom más populares de la década de los noventa, Seinfeld, la que ya se encontraba posicionada entre la audiencia. Ambas se trataban de amigos en la ciudad de Nueva York, hablando de sus vidas. Sin embargo, Friends tomaría su propio camino, desligándose de todas las posibles comparaciones y creando un producto propio, ganándose el corazón de sus espectadores con cada capítulo y temporada que pasaba.

Veinte años han pasado desde la primera emisión de Friends en la pantalla chica y diez años desde su último capítulo, periodo en que el que muchas series se le intentaron comparar (las mismas críticas de la primera temporada de Friends fueron recibidas por la primera temporada de la otrora buena serie que fue How I Met Your Mother), e incluso hasta el día de hoy se busca un equivalente al fenómeno que significó Friends para la televisión (no quisiéramos decir esto, pero muchos ya hablan de The Big Bang Theory como la potencial sucesora, en lo que impacto se refiere).

Como las buenas amistades, Friends ha envejecido bien y no ha quedado en el olvido; las constantes repeticiones en el cable son en su mayoría bienvenidas y aún sacan las mismas risas. Quizás no fue explícito, pero en su primer capítulo Friends nos promete algo con su canción, la serie finalmente -como los buenos amigos- estará ahí. Porque nosotros también estaremos ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s