Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. S02E01: “Shadows”

agents-of-s-h-i-e-l-d--107090-640x320

El Director Coulson y los suyos están de vuelta en una nueva temporada, intentando limpiar su nombre y salvar el mundo, y parten de muy buena forma su nuevo ciclo.

Agents of S.H.I.E.L.D. nos había dejado la temporada pasada, finalmente, con un buen sabor, luego de lo que había sido un primer ciclo de constantes altibajos, para luego repuntar -tras el estreno de “Captain America: The Winter Soldier” y su conexión con dicho filme-, y terminar de gran manera su último arco de la temporada, pero además dejando muchas aristas abiertas para su retorno a la TV, la mayoría de la mano del rol que tendría HYDRA ahora, como directos antagonistas a S.H.I.E.L.D. (algo que en su momento especulamos, cuando todavía no se estrenaba la temporada anterior), y de cómo Coulson (el siempre más que correcto Clark Gregg) y su golpeado grupo de agentes se repondrían de los eventos anteriores, especialmente de la traición de Ward (Brett Dalton), y de las lesiones sufridas por el bueno de Fitz (Iain De Caestecker).

La ventaja con la que contaba ahora la serie, además de aprovechar el envión -anímico, de rating y de calidad- del fin de la primera temporada, es que los meses de hiato le dan a la producción un enfoque claro respecto a las cosas que funcionan o no, y en general, una confianza para saber hacia donde apuntar la dirección de la serie de ahora en adelante, y si “Shadows”, el season premiere, es un buen indicador, entonces las cosas seguirán circulando por el fértil terreno.

 Es esta misma confianza la que le permite partir a este capítulo, no donde quedamos la vez anterior, sino que volver a 1945, para ver en qué estaba HYDRA luego de la caída de Red Skull. Aquí es donde se nos introduce por primera vez a la figura del “Kraken”, Daniel Whitehall (Reed Diamond), quien supervisaba el traslado de varios artefactos desconocidos (los clasificados “084” por S.H.I.E.L.D.), incluyendo el cuerpo del extraterrestre que a la postre salvaría la vida de Coulson (uno que, luego de “Guardians of the Galaxy” estamos cada vez más seguros se trata de un kree), y el que será el McGuffin de la temporada, “el obelisco”, un extraño aparato que, más adelante en el capítulo, exhibiría las mismas misteriosas marcas o “ecuaciones” de origen extraterrestre, que vimos en “Eye Spy” y que dibujara Coulson al final de “Beginning of the End”.

Whitehall y los suyos serían interrumpidos por la oportuna aparición de la Agente Carter (la siempre impecable Hayley Atwell), acompañada de los Howling Commandos, liderados por Dum Dum Dugan (Neal McDonough) y Jim Morita (Kenneth Choi), quienes vienen en nombre de la Strategic Scientific Reserve, o SSR (el antecesor de S.H.I.E.L.D.), para tomarlos prisioneros y llevarse de vuelta a EE.UU. los artefactos. Obviamente esta breve escena no sólo sirve como teaser de lo que será la futura serie “Agent Carter” (actualmente en filmación), sino además para seguir reforzando los lazos de HYDRA y su infiltración en S.H.I.E.L.D. desde su fundación.

Untitled

De vuelta al presente, y de lleno a la acción, es que nos encontramos con 3 nuevos agentes, o más bien una ex-agente y dos mercenarios, al servicio del nuevo S.H.I.E.L.D., en medio de una misión para conseguir inteligencia: se trata de Isabel “Izzy” Hartley (Lucy Lawless, conocida por su rol de “Xena, princesa guerrera”), el inglés Lance Hunter (Nick Blood) y “Idaho” (Wilmer Calderón). Cuidándole las espaldas a las nuevas caras, están 3 conocidos, la agente May (Ming-Na Wen), Skye (Chloe Bennett, con un nuevo look) y el agente Trip (B.J. Britt). Sin embargo la misión pronto se va al carajo luego de la aparición de Carl Creel (Brian Patrick Wade), en lo que es el debut live action del clásico villano de Thor, “Absorbing Man”, quien hace gala de sus habilidades para poder transformar su cuerpo en cualquier material que toque, para así evitar los balazos, y escapar con la información, la cual, como era de esperarse, era para HYDRA.

Los agentes retornan a su base, donde además de conocer una nueva cara, en la figura del agente Alphonso “Mac” Mackenzie (Henry Simmons), nos reencontramos con otros conocidos, como el agente Koenig (Patton Oswald, y el constante misterio de si sus personajes son hermanos, clones, o LMD), y principalmente, con el ahora Director Coulson, quien lleva las últimas semanas viajando por el mundo -en vuelos comerciales- para tratar de encontrar posibles aliados y nuevos agentes para S.H.I.E.L.D. Estas primeras escenas son además interesantes porque se nos muestran las nuevas dinámicas para la temporada, especialmente la nueva relación de maestra-aprendiz entre May y Skye, y los cambios que ha sufrido Coulson desde tomar el mando de la organización, ya que se nota, a la luz de todo lo que había pasado últimamente, que estamos ante un Phil Coulson más sombrío, un poco más aislado de la gente y más dispuesto a tomar las decisiones difíciles y controversiales, en pos de mantener el gran esquema de las cosas. En el fondo, un Coulson cada día más parecido a Nick Fury.

Mientras se llevan unos restos de Creel al laboratorio, para que sean analizados por Fitz y Simmons (Elizabeth Henstridge), donde además vemos parte del deterioro mental que ha sufrido el bueno de Leo desde que pudo escapar junto a Gemma de la “tumba submarina” a la cual los había confinado Ward, con dificultades para hablar y ejecutar bien sus tareas, desde las más mundanas, a aquellas que requieren toda su experiencia científica. Si bien no sabría decir si la inclusión de Fitz en esta capacidad se siente del todo justificada, sí tendrá un plot twist que añadirá un elemento interesante a la trama, cual es, que la presencia de Simmons no es más que un producto de su imaginación, ya que el personaje de Elizabeth Henstridge abandonó S.H.I.E.L.D. luego de todo el tumulto que fue el último arco de la temporada anterior, por lo cual, el pobre Fitz está solo (asumimos no puede retornar con su familiar, por la persecución mundial contra S.H.I.E.L.D.) y alucinando, sin poder recuperar su antiguo ser. Lo que complica a Coulson, ya que dependía de él para reparar la tecnología de camuflaje del “bus” (por si alguien no lo recuerda, el apodo del avión que servía de base a Coulson y su grupo la temporada pasada).

Se suman a estas complicaciones la ya mencionada presencia de Absorbing Man y de HYDRA, tras el artefacto (que como nos dirá Coulson, gracias a la “caja de herramientas” de Fury, se trata del primer “084”), por lo cual, ante la falta de información, decide recurrir a su as oculto, el ex-agente Ward, a quien mantienen encerrado en una celda especial en el nuevo cuartel de S.H.I.E.L.D. Y quién más que Skye sería la encargada para conseguir dicha información, del reluctante agente, que -aparenta- querer expiar sus pecados, y mantiene su esperanza romántica por conseguir algo con Skye (a la vez que no sólo le entrega información sobre Creel, sino que además confiesa sus múltiples intentos por quitarse la vida el último tiempo, como atestiguan sus cicatrices en las muñecas -porque sí, ahora que la serie va en un horario más tarde se ha abierto a material algo menos “family friendly”, lo que es algo bienvenido-). De Ward se consigue información respecto a lo que intenta HYDRA, y de pronto cobra relevancia una figura que debutó la temporada pasada, y que había hecho sentir su presencia en este capítulo, mediante diversos medios de prensa: el -ahora- Brigadier General Glenn Talbot (Adrian Pasdar).

marvels-agents-of-shield-shadows_article_story_large

Coulson intenta proteger a Talbot por las buenas del ataque de Creel (quien en un lindo guiño a los comics, utiliza su característica “bola y cadena” para atacar), pero obviamente Talbot demuestra su poco espíritu de cooperación, por lo cual Coulson, demostrando su nuevo “nickfuryesco” giro, decide secuestrarlo para tratar de lograr cooperación, bien sea por las buenas, o por las malas, que en este caso, significan el utilizar la tecnología a la disposición de S.H.I.E.L.D. para tomar las huellas dactilares, el uniforme y el patrón de voz de Talbot para hacerse pasar por él, y permitir que un grupo de agentes (Hartley, Hunter, Idaho, May, Skye y Brit, quienes se configuran como el “equipo de campo”) infiltren una instalación militar donde no sólo se guardaba el “obelisco”, sino que además era donde la Fuerza Aérea había llevado a Creel luego de atacar a Talbot (contribuyendo involuntariamente a su plan de acercarse al objeto).

Como era de esperarse, la misión no ocurre como se esperaba, ya que Absorbing Man estaba suelto y tras el objeto, y ante la desesperación del momento, la agente Hartley decide tomarlo, lo que desencadena sus efectos, no sólo mostrando nuevamente las “ecuaciones” de Coulson, sino que además consumiendo lentamente el cuerpo de Hartley, partiendo por su brazo, incapaz de soltar el artefacto (y como habíamos visto en la escena de apertura con algunos soldados nazi, nada bueno sale de tomar el “obelisco”). Hunter y los otros mercenarios deciden abandonar el lugar para ir a un hospital y llevar a Hartley, todo esto ante la negativa de un implacable Coulson de dejarlos abandonar la misión, ya que, siguiendo el ejemplo de Fury, había otra parte de la misión que no todos sabían, que involucraba el robo de un Quinjet, para poder devolverle a S.H.I.E.L.D. parte de su capacidad de movilizarse en el aire, y todo esto sin ser detectados, gracias al mecanismo de camuflaje de la aeronave (y la incapacidad de Fitz de poder reparar el “bus”).

Mientras el grupo de May, Skye y Brit se roban el Quinjet; Hartley, Hunter y Idaho van camino al hospital, que es cuando el personaje de Lucy Lawless toma una decisión importante, si quería sobrevivir, Hunter debía cortarle el brazo, lo que realiza -no de forma tan gráfica, aunque algo de sangre hay-. Todo parecía “arreglado”, hasta la aparición inoportuna de Absorbing Man, quien causa que el auto en el que iban vuelque, matando a Idaho y a Hartley, y dejando herido a Hunter. De mal en peor, mientras Creel utiliza sus poderes para poder tomar el “obelisco” sin problemas, y llevarlo a HYDRA, quienes cierran el capítulo con la aparición del “Kraken” Whitehall, a quien vemos aún vivo, y manteniendo la misma apariencia que en 1945.

Así terminó el season premiere de Agents of S.H.I.E.L.D., que como su título lo indica, no sólo hace referencia a la nueva existencia de la organización de espías, ahora desde las sombras, sino a que además éstas cayeron sobre la serie, ya que se nota un tono decididamente más oscuro, no sólo en la trama, sino que visual y estéticamente (aunque sin perder ese clásico tono de humor Whedoniano), algo que, al menos en este capítulo, dio grandes resultados. Esperamos que la serie mantenga el mismo ritmo a lo largo de una temporada que sin duda estará llena de sorpresas -si “Shadows” es indicador de ello-, y que junto a Agent Carter (cuyo estreno se espera para enero, en el hiato de invierno boreal -verano austral- de Agents of S.H.I.E.L.D.), serán nuestra dosis semanal del universo cinematográfico de Marvel de aquí al estreno de “Avengers: Age of Ultron” en mayo de 2015. Esperamos que, como con la primera temporada, nos acompañen semana a semana comentando la serie de Marvel!

Algunos datos al cierre:

  • La serie mantuvo su buen presupuesto en cuanto a efectos especiales -para lo que es la televisión- y en general con buen resultado, como vimos en gran parte de las transformaciones de Absorbing Man (obviamente algunas se veían mejor que otras, especialmente cuando se involucraban efectos prácticos), o en el vuelo y camuflaje del Quinjet al final del capítulo. Donde no se vieron tan bien los efectos, fue en el “encarcelamiento” de Ward.
  • Bien vale la pena volver a mencionarlo, pero el plot twist relacionado con la ausencia de Simmons y la forma en que el enfermo Fitz la estaba alucinando durante este capítulo fue algo que no se veía venir. De todas formas confiamos en que el personaje -real, no alucinado- de Elizabeth Henstridge volverá a resurgir durante la temporada.
  • Esperamos también ver algo más de participación de parte del agente “Mac” durante la temporada, ya que añadir diversidad es algo que el elenco central de la serie necesitaba.
  • Respecto a los nuevos personajes, además del “Kraken” Whitehall, el mismo “Mac” y Lance Hunter, todos provienen de los comics, aunque se han realizado cambios, como en el caso de Hunter, que en las viñetas es el director de “S.T.R.I.K.E.”, el simil británico de S.H.I.E.L.D., aunque como vimos en “Winter Soldier”, en el MCU, esta unidad no era más que un equipo de asalto táctico de S.H.I.E.L.D.
  • Un buen detalle respecto al Absorbing Man es que no se perdió tiempo innecesario explicando el origen de sus poderes, o intentando racionalizarlo y “aterrizarlo”. El tipo tenía poderes y ya, lo que es un buen compromiso por parte de esta serie, después de todo, el MCU lleva ya 10 películas, una serie -con otra en camino- y 6 años de historias, estamos en un punto donde, como Guardians of the Galaxy dejó claro, estas cosas ya se pueden aceptar sin cuestionar por la audiencia.
  • Respecto a la presencia de Ward, de verdad esperamos que la serie no intente un arco de redención esta temporada.
  • -“Hail Hydra”; -“yeah”
  • Hoy se presentó la primera imagen oficial de Adrianne Palicki como Bobbi Morse, aka, Mockingbird en la serie, y junto a su backstory, ciertamente son un cambio drástico de los comics, ya que ahora su personaje será la “Jefa de Seguridad de HYDRA”, no sabemos si será una misión en encubierto o no, pero de todas formas nos entusiasma su presencia, además ser uno de los personajes más reconocibles que han hecho su debut live action durante la serie.
  • Entre el retorno de la serie a las pantallas, y la confirmación que se realizará una película de Deadpool a estrenarse el 2016, esta escena del “Deadpool Bi-Annual #1” de la semana pasada cobra mucha relevancia.

MING-NA WEN, LUCY LAWLESS, NICK BLOOD, WILMER CALDERON, HENRY SIMMONS, CHLOE BENNET, PATTON OSWALT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s