Violette (2013)

Violette-2013_film-poster_1_(of_3_made)

Continuamos con la cobertura del SANFIC, esta vez comentando parte de la sección “Maestros del Cine” del festival, con la película biográfica Violette, del director Martin Provost.

Son los últimos años de la Segunda Guerra Mundial y nos encontramos con el ambiente más rural y recóndito de Francia. Pronto, las confusas primeras escenas de una mujer huyendo se hacen más esclarecedoras cuando conocemos a Violette Leduc, protagonista de esta historia, quien se encuentra viviendo junto al escritor Maurice Sachs. Aunque a primera vista parecieran ser una pareja en un mal y peleado momento, pronto nos enteramos de la homosexualidad oculta de Maurice y de cómo fue idea de la propia Violette hacerse pasar por pareja; idea que no sólo radicará en un favor hacia Maurice, sino que se convertirá en la única manera para Violette se tener una compañía y de sentir que alguien quiere estar con ella, a pesar de las constantes muestras de rechazo de Maurice.

A pesar del rechazo físico, Maurice no deja de insistir a Violette con que desahogue todos sus sentimientos y pensamientos en la escritura, algo que, pronto sabremos, será el principal talento y motor en la vida de Violette. Una vez instada a escribir, se ve pronto abandonada por su falsa pareja, quien huye hacia Alemania, país del que no saldrá con vida luego que Violette se negara a falsificar un certificado de embarazo que le permitiría regresar a Francia.

Una vez de regreso en la ciudad, a las manos de Violette llega el libro L’Invitée de la icónica Simone de Beauvoir, el que crea un intenso deseo en Violette de conocer a aquella autora, a quien ubica en un café y sigue hasta su hoga, hasta que un día se llena del suficiente coraje para enfrentarla, confesar su admiración y, además, entregarle un manuscrito del que será su primer libro: L’Asphyxie. Simone de Beauvoir se siente encantada con el talento de Violette, a quien decide apoyar en la publicación del libro. Con esto, se crea una suerte de dependencia de Violette hacia Simone, la que a la larga, terminará minando la relación entre ambas.

violette-emmanuelle-devos-sandrine-kiberlain

A pesar de tener un talento identificado y reconocido por íconos de la literatura como de Beauvoir, Albert Camus y Jean Paul Sartre, Violette sólo es capaz de sentir una violenta inseguridad por ella misma. De una disfuncional relación con su madre tras ser fruto de una relación de infidelidad, Violette jamás sintió afecto maternal alguno y no ha logrado conocer a ningún compañero ni compañera sentimental que sea capaz de lidiar con su inseguridad, posesividad y constantes celos. No obstante, Simone continúa apoyando su escritura, instándola a publicar un nuevo libro, esta vez contando detalles oscuros de su vida, los cuales significarían y serían parte de una liberación de la mujer: Violette sería la primera en hablar con tanta soltura de cuerpo y naturalidad de la sexualidad femenina, relatando sus aventuras amorosas lésbicas y el episodio de un traumático aborto. Sin embargo, la censura de los editores no hace más que menoscabar aún más la personalidad y falta de autoconfianza en Violette.

Una enfermedad que la mantiene internada y alejada del ambiente literario, una recuperación que parte de a poco y una relación quebrada con Simone, gatillan un cambio de actitud en Violette. Adueñándose de su propia vida, historia e inseguridades, vierte todo en el que se convertirá en su más afamado libro y memorias: La Bâtarde.

Con una gran actuación de Emmanuelle Devos, que nos hace sentir muchas veces la angustia y desconfianza de Violette, la película explora, desde lo más apasionadamente femenino de la protagonista, todas las aristas de lo que significó crecer en calidad de “hija bastarda” y que la llevó a exigir y esperar cantidades inconmensurables de amor, cuando nunca supo partir por sentir amor por ella misma.

Violette recorre una etapa de importancia, sobre todo si se tiene en cuenta que durante los años en los que se desarrolla es cuando Simone de Beauvoir redacta uno de los más largos y prolíficos ensayos de la condición femenina: El Segundo Sexo; donde aprovecha de hacer parte a nuestra protagonista de los inicios de la liberación y teorización del feminismo.

Insegura, ansiosa, hija bastarda, talentosa, mujer. Las partes más complejas de la femineidad encapsuladas en las poco más de dos horas de película y en la potente -e impotente- personalidad de Violette Leduc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s