Ruido Rosa (2014)

Dentro de la Competencia Internacional de este Festival #SANFIC10 (lean nuestras críticas acá), llegó el momento de hablar de “Ruido Rosa”, la película que representa a Colombia. Dirigida por Roberto Flores, nos muestra la llegada más inoportuno del amor en una pareja de adultos que no lo buscaba, pero que mucho lo necesitaba.

10325130_417911268350867_5874105927208377612_n

Ver películas de Colombia siempre se agradece desde la perspectiva de un chileno. Siendo países hermanos, lo cierto es que muchas veces nuestras “realidades” son diametralmente opuestas. No hablo de la configuración de nuestras ciudades, el grupo social, ni de ese increíble clima que deslumbra por su potencia y que nunca da clemencia. Quiero invitarlos a hablar de sueños, de proyectos y de necesidades. La historia de Roberto Flores Prieto (escrita por Carlos Franco Esguerra) nos permite ver lo que puede suceder a diario en Barranquilla respecto a dos adultos con vidas bastante monótonas. Las situaciones de Luis y Carmen, imaginamos, son fiel representación de la vida del colombiano promedio, el colombiano de a pie. Por eso, debemos aprovechar esta oportunidad para trazar lazos comunes y diferenciadores entre lo que es la realidad en Colombia y cómo ella es en Chile.

Luis (Roosevel González) es un electricista solitario. Entrado ya en los 60 años, su vida la pasa hace años en su vivienda que opera también como taller. Sin familia presente, al parecer hay una fuerte herida en su pasado, tanto así que cuando es visitado por los funcionarios del censo, se vive un momento bastante incómodo respecto a las preguntas sobre su grupo familiar. Carmen (Mabel Pizarro) es la encargada de aseo de un hotel de Barranquilla. Ella se encuentra haciendo auto-cursos de inglés en su casetera, a la espera de obtener una visa de trabajo que le permita cumplir su sueño de partir a Estados Unidos. Ninguno de los tiene pareja. Luis disfruta de encuentros ocasionales con prostitutas del bar de la esquina, y curiosamente, las lleva al hotel donde Carmen trabaja.

 

25783-default-katalog_2014_forum_ruido-rosa_wf-1

Un día el equipo de radio de Carmen falla. Asiste donde Luis quien la atiende con una especial atención. Lamentablemente el panorama es poco alentador. Producto de las bajas de voltaje recurrentes en Barranquilla, se ha destruido una pieza difícil de encontrar. Luis le propone hacer su mejor esfuerzo, pero al ver que el panorama es difícil, decide ofrecerle a Carmen uno de sus equipos de cassette hasta que pueda arreglar el de Carmen. Si bien ella rechaza en un comienzo la oferta de Luis, luego lo visita arrepentida a su taller. Este momento es bastante mágico, pues ambos comparten la mesa. Si bien para la mayoría de las personas este sería un acto cotidiano y sin ningún interés particular, lo cierto es que en las vidas de uno y otro es un cambio total en sus dinámicas. Desde entonces comienzan una intensa relación en un par de días, que se ve amenazada por la noticia que Carmen espera hace años: su postulación a una visa de trabajo en Estados Unidos ha sido aceptada.

Ver la historia de Carmen y Luis es ver que chilenos y colombianos somos distintos, pero no tanto. En Colombia tienen “problemas” que acá no tenemos. El principal que se trata en la película respecto de Carmen, sin dudas, es la emigración. Carmen es una de los tantos colombianos que realiza trámites para dejar su país y buscar mejor suerte en Estados Unidos. Chile, en cambio, es un país donde el problema (parece ser o nos hacen creer) es la inmigración. Pero hay una serie de dicultades presentadas por Flores Prieto donde somos claramente países hermanos. La vejez, por ejemplo, o la dignidad con que debe ser tratada. El mismo Luis es una persona de edad casi abandonada, pero la escena más notable en este respecto es la muerte de Mercedes, una clienta de nuestro personaje principal. La edad y el abandono es uno de los temas más recurrentes en la filmografía chilena y latinoamericana, lo que demuestra que nuestra sociedad está al debe en esta y otras materias que nos enrostra Roberto Flores Prieto, como la precariedad de la vivienda, la mediocridad en las pensiones y fuentes de trabajo, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s