El Crítico (2013)

1101 - EL-CRITICO-CIC-BLOG

 

En Revius continuamos con la cobertura del SANFIC, donde como parte de la sección “Visiones de Mundo”, fue proyectada la opera prima de Hernán Guerschuny: El Crítico, una comedia romántica con ganas de no serlo.

Víctor Tellez se destaca en lo que hace: es un ácido y exigente crítico de cine, quien cree que lo mejor del séptimo arte murió hace años y que lo que se hace hoy no es nada más que la repetición de la misma fórmula para vender tickets y llenar salas. Su profesión la lleva marcada, tanto que su vida se ha convertido en una especie de película, donde cada ámbito, cada persona y cada situación deben ser juzgados igual o más crudamente que las películas a las que critica para su columna. Es un hombre solitario, que piensa en francés (la voz en off serán prueba de aquello durante el transcurso de la película), fanático de las películas de Godard y que, en estos momentos, se encuentra en búsqueda de un nuevo departamento donde vivir, pero ya volveremos a eso.

En la película de la vida de Víctor todo es serio y gris. En su trabajo, apenas se relaciona con otros colegas críticos, igual de serios y grises que él; fuera de su profesión, apenas el único contacto humano que lo vemos tener es con Ágatha, la adolescente hija de una amiga, que hace las veces de sobrina y de contacto de Víctor con el mundo superficial y mundano en el que se niega a vivir. Con Ágatha discuten de cine, claro que ella es capaz de encontrar buenos momentos en aquellas comedias románticas que Víctor repudia, y el cual reconoce que es el género del cine que más detesta. Nuevamente, ya volveremos a eso.

En la difícil tarea de tener que tratar con posibles vendedores y arrendatarios, además de encontrar un lugar que satisfaga sus exigencias, es cuando Víctor se encuentra con Sofía, justamente en aquel departamento en el que se encuentra decidido a vivir. Sofía es el absoluto opuesto de Víctor: dispersa, irreverente y espontánea. Su carácter, obviamente, disgusta a Víctor y más aún cuando se entera de que Sofía se le ha adelantado en reservar el departamento que tanto quiere el crítico.

Lamentablemente para nuestro crítico, el conocer a Sofía comenzará a convertir poco a poco su vida en una serie de coincidencias y de encuentros fortuitos, dignos de las comedias románticas que Víctor tanto desprecia. Por más que trate evitarlo, comienzan una relación con los clichés románticos propias de estas producciones, pero con el constante esfuerzo de Víctor de no caer en estos lugares comunes; es como si la comedia romántica se adueñara de Víctor y llegara para vengarse, pero con el conocimiento del crítico de la fórmula que estas historias siguen: enamoramiento, sospecha y problemas, una separación, una etapa de miseria y un acto final desesperado de amor.

Captura de pantalla 2012-06-14 a las 16.41.52

Paralelamente, al verse en problemas económicos, Víctor comienza a trabajar para un productor en la escritura de un guion, donde el principal objetivo es contar una historia que enganche y venda (lo que ya sabemos que Víctor también odia). Para comenzar a escribir, se ve inspirado a utilizar la primera etapa del enamoramiento con Sofía, contando la historia de un triángulo amoroso entre un profesor de literatura (inspirado en sí mismo), entre una estudiante y una turista, siendo esta tercera inspirada en la personalidad burbujeante y espontánea de Sofía.

Las sospechas y los problemas llegan luego de que Sofía se confiesa casada, pero separada de su marido, además de revelar que su paso por Argentina llegará a su fin en un par de días, pues solo ha ido tras la muerte de su padre. Víctor continúa aprovechando su relación para el guion, pero también ve como su vida, su entorno y su personalidad se empiezan a contagiar de Sofía. “Estoy atrapado en un género al que no pertenezco”, asume el crítico una vez que su corazón se sensibiliza y comienza a dar críticas más livianas y sus compañeros sospechan de su seriedad.

¿La separación? Claro está, cuando Sofía se entera que Víctor ha estado escribiendo sobre ella para vender un guión, sin haberle consultado y utilizando detalles personales y familiares. Ahora solo nos falta el acto de amor desesperado. Que si lo hay. La interrogante es si Víctor, nuestro frío y venido a sensible crítico obtendrá aquel juntos para siempre; la pregunta es si la fórmula que tanto criticó también funcionará para él.

Una película divertida y, por qué no decirlo, un tanto cínica a la hora de tratar el tema del amor. Todos conocemos la fórmula de las comedias románticas, pero aún así, seguimos viéndolas, así como podemos ver “El Crítico” que también cae perfectamente en ese nicho.

Una comedia romántica distinta, que usa la misma fórmula y que, además, nos presenta al clásico arquetipo del cine, amado y odiado a la vez por muchos: la manic pixie dream girl. Esa jovencita que es la proyección de todo lo que el protagonista secretamente busca, está presente en el personaje de Sofía, que nos lleva a nosotros, como espectadores, convertirnos un poco en los críticos, pues hay rasgos (incluso frases, en un momento muy divertido de la película) que ya hemos visto y sabemos de sobra reconocer.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s