The Flash S01E03: “Things You Can’t Outrun”

the-flash-s1e3-ronnie-caitlin

La historia de Caitlin, Ronnie y el día del accidente en S.T.A.R. Labs; una prisión para metahumanos y una lección sobre super heroismo en un nuevo capítulo de The Flash.

“My name is Barry Allen and I’m the fastest man alive. When I was a child, I saw my mother killed by something impossible; my father went to prison for her murder. Then an accident made me the impossible. To the outside world, I’m an ordinary forensic scientist, but secretly, I use my speed to fight crime and find others like me. And one day, I’ll find who killed my mother, and get justice for my father. I am The Flash.”

Si la semana pasada, la serie había partido con una especie de parodia al discurso de Oliver al comienzo de cada capítulo de Arrow, esta semana el nuevo capítulo de la serie parte con Barry realizando una narración similar, que asumimos será parte permanente de aquí en adelante de la apertura de los capítulos de la serie, lo que de todas formas es un elemento útil, especialmente para la gente que decide darle una oportunidad a la serie y ver de qué se trata, para tener una imagen general del contexto del show.

Si bien el capítulo de esta semana, titulado “Things you can’t outrun” mantiene la formula exitosa que ha mostrado hasta ahora la serie, entrega suficientes elementos para destacar y que no hacen que uno se preocupe en un posible estanco para más adelante (de todas formas, van sólo 3 capítulos, no es para preocuparse como algunos alarmistas andan pregonando por ahí). Particularmente bien manejados esta semana fueron los elementos emocionales, relacionados con una serie de flashbacks -“a la Arrow”-, que nos llevaron 9 meses atrás, el día del accidente del acelerador de partículas de S.T.A.R. Labs, que terminaría siendo el catalizador de los poderes de Barry y demás metahumanos.

the-flash-s1e3-mist-flash

El hilo conductor de esta semana guarda relación con la pregunta en torno a qué hacer con los metahumanos una vez que Barry los atrapa. Si bien tanto Weather Wizard en el piloto, como Multiplex la semana pasada fallecieron producto, el primero de un disparo del Detective West, el segundo de su propio suicidio, lo cierto es que, como bien menciona el propio padre “adoptivo” de Barry, no pueden presumir que todos morirán, y ciertamente no está en ellos la autoridad para acabar con sus vidas -además del hecho de que no sería ni justo, ni una solución adecuada-. Considerando que la prisión de Iron Heights no cuenta con el equipo adecuado para contenerlos, llegan a la conclusión de que el único lugar en las ciudades gemelas de Central y Keystone que cuenta con la capacidad para su contención es el propio acelerador de partículas de S.T.A.R. Labs, mismo el cual ha estado con acceso prohibido desde el accidente.

Será este elemento entonces lo que motive un capítulo que nos demuestra que Flash, en la misma vena de Arrow, es tanto un show sobre su héroe titular, como lo es sobre el equipo que los acompaña, en este caso, el de S.T.A.R. Labs, particuarmente Caitlin Snow y Cisco Ramón, de quienes conocemos más sobre su historia, particularmente lo ocurrido en la noche de la explosión, lo que claramente ayuda al desarrollo de ambos personajes, y sacarlos un poco del rol en que habían estado hasta ahora, limitados a ser el ángel y el diablo científico en los hombros de Barry al momento de tomar decisiones.

Particularmente beneficiada con esto se ve Caitlin, ciertamente el foco del capítulo, ya que es gracias al personaje de Danielle Panabaker, ya que logramos conocer exactamente el por qué de su frialdad, debido a la “muerte” aquel día de su prometido, Ronnie Raymond (Robbie Amell, primo de Stephen), quien era uno de los ingenieros a cargo de la construcción del acelerador de partículas, y que se sacrificó el día de la tormenta y el accidente, para redirigir la energía del acelerador hacia el exterior, lo que finalmente terminaría generando el rayo que golpearía a Barry. Los traumas de Caitlin pasan no sólo por la pérdida de Ronnie en la víspera de su matrimonio, sino además por la sensación de impotencia de no haber podido hacer algo para impedirlo, o que, en el fondo, el accidente se hubiera podido prevenir por medios científicos. Pero también es la sensación de saber que Ronnie fue un héroe que dio su vida para salvar a miles de inocentes que nunca sabrán de sus actos que permitieron evitar una catástrofe mayor.

Finalmente es Caitlin quien logra ponerse en paz consigo misma, gracias a Cisco (quien también, detrás de su fachada jovial y alegre, esconde remordimientos por lo ocurrido aquella noche), y principalmente gracias a Barry, ya que es debido al heroísmo y altruismo del corredor escarlata, y la forma en que pueden ayudarlo a salvar anónimamente -hasta ahora- incalculables vidas, que Caitlin logra encontrar un nuevo propósito, y de cierta forma, encausar el rumbo extraviado en su vida.

flash-things-you-cant-outrun_article_story_large

Y ciertamente la ayuda de Caitlin es algo que le vendrá bien a Barry esta semana para derrotar el villano de turno, Kyle Nimbus (Anthony Carrigan), mejor conocido -o en este caso, apodado por Cisco- como “The Mist” (un oscuro villano de los comics de Sandman que data de la edad de oro del comic, ya que fue creado en 1941). El poder de Nimbus es, como su nombre lo indica, poder transforma la composición de su cuerpo en un gas letal, lo cuál le da el aspecto de una nube de neblina verde (generalmente bien manejada por la serie, así como los demás efectos, demostrando nuevamente la gran calidad de los mismos). Nimbus, un ex-asesino de la mafia, había sido condenado a la pena de muerte por inyección letal, y el momento de su ejecución coincidió con la explosión en S.T.A.R. Labs, por lo cual este sujeto al que todos daban por muerto, en realidad no lo estaba, y adquirió la habilidad para transformarse, justamente en un compuesto gaseoso del veneno que le había sido inyectado, así como el sedante que usualmente se utiliza para hacer más indoloro el proceso de la aplicación de dicha pena.

Por lo mismo, Nimbus andaba a la caza de las personas responsables de su destino, a saber, los miembros de la mafia que lo habían traicionado y delatado, la jueza que lo había condenado, y el policía que se había encargado de su arresto, que no podía ser otro sino el detective West. Considerando que sus antiguos compañeros criminales fueron los primeros asesinatos, y que la jueza fue la segunda, lo que se prestó para la primera confrontación entre Flash y Mist -y que no tuvo un resultado positivo para el hombre de rojo, que necesitó de Caitlin para que lo salvara-, obviamente todo se vuelve una carrera contra el tiempo para salvar a Joe West, quien coincidentemente se encontraba en Iron Heights, visitando a Henry Allen, para pedirle perdón por no haberle creído sobre su inocencia en torno a la muerte de su esposa Nora, y contarle -sin explicar todo el asunto de los poderes de Barry-, que habían descubierto nueva evidencia, con la cual reabrirían el caso.

Es en este momento en que The Mist hace sentir su presencia, pero la oportuna aparición de Barry no sólo salva al detective West -gracias a un antídoto desarrollado por Caitlin-, sino que además se presta para la confrontación final entre el héroe y el villano, que obviamente termina con un Barry victorioso, luego de utilizar una combinación entre su súper velocidad, y su mente científica para derrotarlo. Nunca está de más recordar que si bien Barry siempre ha sido un héroe dentro de todo optimista e inspirador -colocándolo en ese rango con Superman y Wonder Woman-, también guarda similitudes con Batman, particularmente en la faceta de científico y detective, para resolver sus casos.

Entre medio de toda esta trama, hubo una pequeña que giraba alrededor de la relación entre Iris y Eddie Thawne, y el finalmente confesarle al padre de Iris sobre la pareja (algo que obviamente Joe como detective ya sabía). Si bien esta trama no aportó mucho al tono general del capítulo, sirvió para complementar un episodio redondo de la serie, no bien un poco formulaico, siguiendo la línea de los 2 anteriores, pero que de todas formas dejó mucho material interesante para analizar, mientras The Flash continúa su marcha triunfal y se prepara para un capítulo 4 donde no sólo veremos de invitada a Felicity Smoak, sino que además se producirá el debut del némesis de Barry, Leonard Snart (Wentworth Miller), mejor conocido como Captain Cold.

Notas al cierre:

  • Harrison Wells continúa con su misterio en cuanto a su conocimiento de hechos del futuro, y en el fondo, a cuál es la verdadera identidad de dicho personaje, a la vez que teorías abundan en torno a las posibilidades. ¿Reverse Flash? ¿Rip Hunter? ¿Booster Gold? ¿Cobalt Blue? ¿Vandal Savage? La librería de personajes del universo de DC Comics es enorme, y sólo nos queda esperar.
  • Hubo una simpática toma a un mural presente en la estación de policía de Central City que ilustraba una serie de dioses grecorromanos, y que además del valor estético y decorativo, fue una señal evidente al futuro que le depara a Barry y a la formación, algún día, de la Liga de la Justicia. En el mural podemos ver en el Olimpo a una serie de dioses liderados por Zeus. Junto a él, se encuentran Hera y Hades, y posteriormente, se encuentran Hermes, Hefesto (a la izquierda), Apolo y Poseidón a la derecha. Obviamente Zeus viene a ser Superman, Hera es Wonder Woman y Hades (que usualmente nunca es representado junto al resto del panteón) es Batman; Hermes es la representación de Flash (además de portar el casco que popularizara Jay Garrick), Hefesto -como inventor y herrero de los dioses- podría bien representar a varios, pero seguramente (por la cercanía con Hermes, y por trabajar con una representación de la luz) se trata de Green Lantern; al otro lado, Apolo, portando arco y flechas es Green Arrow, mientras que Poseidón es Aquaman.
  • Otra referencia a héroes de DC vino en la escena donde Barry y Iris salen del cine, ya que en la cartelera vemos que se exhibían 2 películas: “Blue Devil II: Hell to Pay” y “The Rita Farr Story”. Mientras que el primero refiere a Blue Devil, uno de los héroes de DC (y que justamente era un doble de acción en una película del mismo título); el segundo se refiere a Rita Farr, alter ego de Elastigirl (no la de “Los Increíbles”), superheroína de DC y miembro de la Doom Patrol. Previamente en Arrow, ya había salido un easter egg de Blue Devil, en relación con la primera parte de la película. 
  • Una de las calles de Central City es “Waid Boulevard”, homenajeando los escritores a Mark Waid, célebre escritor de comics, y que escribiera el título de Flash (aunque protagonizado por Wally West), por más de 10 años.
  • El que Caitlin dijera que Ronnie y ella eran “como fuego y hielo”, no es más que una referencia a las identidades de los personajes en los comics, como Firestorm y Killer Frost.
  • Por cierto, el título del capítulo viene de una frase en una conversación entre el detective West y Barry, en relación a que, independiente de los poderes de este último, siempre habrá cosas u obstáculos a los cuales simplemente no podrá sobrepasar, siempre alguien puede sufrir algún crimen mientras él salva a otra persona. En el fondo, para que Barry no se mortifique en relación a la imposibilidad de salvar a todos, o en algunas ocasiones, a ciertas personas -como a su padre, ante la idea de Barry de entrar a la fuerza a Iron Heights y sacarlo-, una sensación que Joe West, como policía, conoce bien.

Para terminar, adelanto de “Going Rogue”, el próximo capítulo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s