Gotham S01E06: “Spirit of the Goat”

gotham-spirit-of-the-goat_article_story_large

La reaparición de un mito urbano, Gordon en peligro y Bullock bajo el reflector en un nuevo capítulo de Gotham, sin dudas, el mejor que nos ha dado la serie.

Uno de los problemas recurrentes que ha tenido Gotham a lo largo de sus primeros 5 capítulos era el hecho relativo a la presencia de demasiados personajes en pantalla. Si bien se entiende el motivo, entre fan service y construcción de mundo, entre otras cosas, para la proliferación de tantas versiones live action de personajes conocidos de los comics, mezclados con personajes originales para la serie, lo cierto es que, esta abundancia genera problemas de foco en la trama, especialmente considerando la forma en que en varios capítulos se intentaba forzar la aparición de varios de ellos, sólo como un constante recordatorio de que esto es Gotham, es el pasado de Batman, y aparentemente todos deben estar ahí (cosa de recordar el forzado cameo de Poison Ivy en el piloto, o bien el hecho que, tras 6 episodios, los productores aún no saben qué carajo hacer con Selina Kyle).

Por lo mismo “Spirit of the Goat” es el mejor capítulo de la serie, ya que gracias al trabajo del escritor Ben Edlund (creador de “The Tick”, y que ha trabajado en shows como “Angel” y “Supernatural”), en su debut en Gotham, ya que logró en este capítulo depurar la narrativa general de la serie, no sólo llevando por fin a su conclusión algunos arcos de los primeros capítulos, como la investigación del MCU -Montoya y Allen- contra Gordon por el supuesto asesinato de Oswald Cobblepot; sino que además, mediante la remoción de varios personajes esta semana de la serie, así como dejando la trama general de la guerra de pandillas entre Maroni y Falcone, logró presentar un mejor producto, en parte gracias a la exposición de la historia de Harvey Bullock, y también porque el hecho de enfocar la trama en menos personajes, ciertamente beneficia el producto general.

Ahora bien, esto no quiere decir que la serie no se encuentre exenta de problemas, ya que muchos de las quejas habituales a lo largo de la temporada se repiten en este capítulo, pero ayudado por caracterizaciones fuertes, más foco en ciertos personajes, la conclusión de tramas y un plot twist que dota de sentido a los villanos de la semana, Gotham dio un firme paso hacia adelante en llegar a ser tanto la serie que merecemos, como la que necesitamos.

Gotham-Spirit-of-the-Goat-Recap-Review

La narrativa del capítulo de esta semana se divide en un período de 10 años, relativos a los crímenes cometidos en el pasado por “el espíritu de la cabra”, un asesino serial que, inspirado en una antigua leyenda que data de la fundación de Gotham (la etimología de la palabra “Gotham” justamente viene de “gat ham”, u “hogar para las cabras”, en el fondo, una especie de establo para caprinos). El asesino “original”, Randall Milke, decía estar poseído por dicho espíritu y hacer su voluntad, cuál era, castigar a los ricos y poderosos de Gotham (el 1%), mediante el asesinato de los primogénitos de dichas familias. Luego de cometer tres asesinatos, Milke es detenido por un joven Bullock y su entonces compañero, el detective Dix (Dan Hedaya), no sin antes pagar un precio, ya que su confrontación con el asesino terminaría destruyendo el idealismo de Bullock -al menos hasta cierto punto-, que en su juventud se proyectaba de la misma forma que Gordon en el presente, casi como el caballero blanco que vendría a salvar Gotham de la perdición.

Por lo mismo, cuando un asesino utilizando el mismo modus operandi resurge 10 años después, Bullock recibe la alerta bien de cerca, por todo lo que el caso había resultado para él, por lo cual se involucra y lo vemos actuar -por primera vez- como un policía diligente, para tratar de dar con el responsable de los asesinatos. En este sentido, Bullock es derechamente el protagonista de la serie esta semana, ya que no bien Gordon está presente, lo hace más en un rol secundario, en parte además debido a sus propios problemas, como la forma en que trata de arreglar su relación con Barbara, así como a su enfrentamiento con Montoya y Allen quienes siguen investigándolo por supuestamente haber asesinado a Cobblepot.

Pronto Bullock descubrirá que el nuevo asesino no era sólo un imitador que usaba como inspiración los asesinatos de 10 años atrás, sino que seguramente debía haber sido alguien involucrado o que hubiera colaborado con Milke, ya que había un detalle del caso (el asesino hacía incisiones en el cráneo de las víctimas y les introducía un tipo de monedas especiales), que sólo había sido conocido por Bullock y Dix, y omitido de la evidencia y del papeleo, justamente para evitar que nacieran imitadores.

Bullock y Gordon van a visitar al antiguo compañero del primero, quien se está quedando en un asilo, debido a su invalidez y a una avanzada cirrosis, para buscar más detalles del caso. Aquí no sólo Gordon aprende un poco de cómo era Bullock antes, sino que además se interiorizan respecto a una teoría que tenía Dix, relacionada a una supuesta conspiración para atacar al 1% de Gotham, razón por la cual los asesinos -aparentemente sin relación alguna entre ellos-, estarían siendo enviados o controlados por alguien. Ambos parecen descartarla y se retiran -no sin antes Gordon descubrir que Bullock tiene un buen corazón debajo de sus capas de cinismo, ya que es él quien paga por la mantención de Dix, así como por que le proporcionen regularmente revistas pornográficas, porque Bullock-.

gotham-recap-spirit-of-the-goat-easter-eggs-and-more-gotham-a5a5d74c-948a-4108-8a41-333355a352f2

Finalmente, ambos detectives logran dar con el responsable, luego de que el “espíritu de la cabra” nuevamente secuestrara a una chica de una familia millonaria y se aprestara a asesinarla, coincidentemente, en el mismo lugar -un teatro abandonado- donde Bullock y Dix se enfrentaran con el primer asesino 10 años antes. Es en este lugar -en una gran escena que mezcla bien acción y tensión, además de un buen juego de luces, estéticamente agradable a la vista-, en que nuestros protagonistas logran derrotar al asesino y nuevamente salvar el día (¿alguien se preguntará por qué los mismos 2 detectives suelen ser quienes resuelven la mayoría de los casos de alto perfil en la ciudad?). ¿O acaso es así?

Bullock observa al asesino en custodia luego de detenerlo y nota un particular gesto en sus manos, mismo que días antes habían notado en otra persona: el padre de la primera víctima, como un gesto condicionado al haber momentos de tensión que no pasó desapercibido en ese momento para él, ni para la Doctora Marks (Susan Misner), la psiquiatra que atendía al padre de la víctima. Escarbando un poco, Bullock descubre que Marks no sólo se especializa en atender a los ciudadanos más acaudalados de Gotham, sino que además realiza un trabajo especial atendiendo a gente con menos recursos, justamente como los 2 culpables de los asesinatos, con 10 años de diferencia, ambos pacientes de Marks.

Bullock enfrenta a la psiquiatra -que curiosamente también era hipnotista- y descubre su plan para acabar con la inequidad y la desigualdad en la distribución del ingreso de Gotham, mediante el asesinato de los primogénitos de las familias más adineradas, para generar en ellos miedo y despertar la superstición sobre el mito del espíritu malvado de las leyendas de la fundación de la ciudad, y de esta forma generar un cambio. La psiquiatra se da a la fuga, y utiliza al padre de la primera víctima para atacar a Bullock, pero el detective se encarga de dicho sujeto, y luego detiene a la doctora con un certero balazo en una pierna.

Mientras la capitana Essen regañaba a Bullock por la acción -y por no creer el cuento de que Marks, mediante el uso de hipnosis era quien estaba detrás de los asesinatos-, se apersonan Montoya y Allen llevando a Gordon esposado, luego de haberlo detenido en el hogar de Bárbara y acusado del homicidio de Cobblepot. La situación iba escalando en tensión entre los distintos grupos de policías, hasta que de pronto es el mismo Oswald quien dice “presente” en la central del GCPD, dejando la verdadera casa de putas. El gato estaba fuera de la bolsa, y el más enfurecido era Bullock, quien aparentemente hubiera preferido ir a prisión por ser cómplice de Gordon, a darse cuenta que Jim en verdad no era parte del “programa” y que nunca asesinó al futuro Pingüino. Simpático cliffhanger con el que nos deja Gotham, sin una resolución completa del misterio policial de la semana, y además, con cambios en las dinámicas de poder ahora que Cobblepot está libre, y nos imaginamos la tormenta que se le avecina al pobre Gordon.

Notas al cierre:

  • Edward Nygma volvió a ser Edward Nygma esta semana, con su afición particular por los acertijos, bebiendo café de una taza con un signo de pregunta, y siendo en general un personaje bastante molesto, como lo atestiguó la linda secretaria del archivo de la policía, mala y navideñamente bautizada “Kristin Kringle”.
  • El factor creepyness sigue presente en la relación entre Oswald y su madre.
  • Desde un punto de vista procesal, no me pareció demasiado confiable el testimonio del sujeto que inculpó a Gordon y que le permitió a Montoya y a Allen detener al bueno de Jim.
  • No aportó mucho la trama de Bruce esta semana, salvo ver la pena de Alfred cuando Bruce dice que si le pasara algo, no sería pérdida para nadie.
  • Aún menos aporte, la presencia de Selina, los escritores de verdad necesitan descifrar qué hacer con su personaje, porque su aporte a la serie hasta ahora ha sido mínimo.
  • El “disfraz” del “espíritu de la cabra” era la capucha similar a la del espantapájaros que habíamos visto en el trailer hace semanas.
  • “No heroes”

gotham-recap-spirit-of-the-goat-easter-eggs-and-more-gotham-8b87153a-c8dc-40b7-9345-5bd78c7ee964

Anuncios

3 comentarios

  • Pingback: Gotham S01E07: “Penguin’s Umbrella” | REVIUS

  • fue un buen capítul. No hay q preocuparse tanto por Selina, si no me equivoco siquiera estamos a la mitad de la temporada y como bien dices tú, es mejor q cada personaje tenga su momento, en vez de lanzarlos todos juntos.

    Espero ver a Nygma harto tiempo como uno de los buenos y q ocupe esa supuesta gran inteligencia de forma entretenida. Si bien Bruce aparece poco, y q bueno q así sea, me parece genial su aporte, más a la mitología de Batman en general q a la misma serie, pero aun así es genial.

    Me gusta

  • fue un buen capítul. No hay q preocuparse tanto por Selina, si no me equivoco siquiera estamos a la mitad de la temporada y como bien dices tú, es mejor q cada personaje tenga su momento, en vez de lanzarlos todos juntos.

    Espero ver a Nygma harto tiempo como uno de los buenos y q ocupe esa supuesta gran inteligencia de forma entretenida. Si bien Bruce aparece poco, y q bueno q así sea, me parece genial su aporte, más a la mitología de Batman en general q a la misma serie, pero aun así es genial.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s