Arrow S03E05: “The Secret Origin of Felicity Smoak”

arrow-the-secret-origin-of-felicity-smoak_article_story_large

Nuestra hacker favorita tendrá sobre ella el reflector esta semana en un nuevo capítulo de Arrow, a la vez que conocemos no sólo su origen, pero además a su madre.

Felicity Smoak, la adorable y querida Felicity Smoak, el personaje revelación de Arrow (tanto así que cuando escribimos una columna para recomendarles la serie, uno de sus puntos principales justamente era ella). Siempre hemos alabado en Arrow la facultad de no sólo dar gran uso a la biblioteca completa de DC, pero además el poder reinventar personajes muchas veces menores u olvidados y convertirlos en un éxito, y qué mejor ejemplo que la experta computacional de Queen Consolidated para reforzar este caso: tomar un personaje ultra menor y olvidado, la otrora madrastra de uno de los héroes que compone Firestorm, y darle un nuevo rol, personalidad, etc., que generaron tanto impacto que desde el mes pasado, la actual versión de Felicity que vemos en Arrow forma parte de la continuidad actual de los comics de DC.

Ahora bien, y siendo honestos, gran parte del mérito no es sólo del equipo de producción y a los escritores de Arrow, sino que es de Emily Bett Rickards, ya que es la actriz canadiense de 23 años quien le imprime gran parte de su personalidad y carisma a su personaje (si han visto algunas de sus entrevistas, sabrán que sus personalidades son bastante parecidas), y que ha sido parte importante del éxito que ha tenido como dijimos, no sólo la propia Felicity, pero la serie en general, muchas veces colocando el toque de liviandad en las diversas situaciones, muchas veces difíciles y sombrías en las que se ven involucrados Oliver y cía.

Y sin embargo, luego de 50 capítulos, era realmente poco lo que sabíamos de la vida de Felicity, salvo pequeños comentarios aislados en distintos capítulos que nos contaban, por ejemplo, del hecho de que la hacker se había graduado del Instituto Tecnológico de Massachusetts (el famoso M.I.T.), o que su madre trabajaba de mesera en Las Vegas -y que la relación entre ambas no era la óptima-. Pues bien, gran parte del pasado de Felicity fue revelado en el capítulo de esta semana, que nos muestra una ventana hacia su pasado (cortesía de los tradicionales flashbacks de la serie), así como los efectos que sus acciones hace 5 años tendrían en el presente, todo condimentado por la sorpresiva visita de su madre Donna (Charlotte Ross).

ar305a0028bjpg-37b890_960w

Todo parte con un sensacional montaje de entrenamiento que nos muestra las rutinas paralelas de 3 equipos de pelea de nuestros personajes en la serie: Oliver y Roy; Laurel y Ted; y Thea junto a Merlyn. Las escenas no sólo nos muestran -una vez más- el tremendo trabajo de coreografía de la serie, sino que sirven de contraste para lo que viene después, mostrándonos la rutina matutina de Felicity y su lucha -y su sensación de satisfacción y victoria- al poder realizar 5 abdominales. De aquí en adelante comienzan las “sorpresas” para Felicity, no sólo por la súbita aparición de Ray Palmer y su incapacidad de entender como funcionan los timbres de las puertas, sino que además por la visita de la madre de Felicity (y su incapacidad para entender como se envían mensajes de texto en los celulares). Es desde esta primera aparición de Donna Smoak que vemos las claras diferencias entre madre e hija, no sólo en la forma de vestir, sino que en sus personalidades y en general de las “vibras” que cada una entrega (en el fondo, tropes básicos para diferenciar y facilitar la comprensión de los roles de los personajes en una serie de televisión).

Pronto la sorpresiva jornada de madre e hija se vería interrumpida -así como la de todos los habitantes de Starling City- luego de la aparición de un súper virus de computadora y su uso por parte de algo o alguien que se hacía llamar “Brother Eye” (no fue exactamente lo que esperábamos, pero de cierta forma predijimos la presencia de Brother Eye en la serie hace un par de capítulos). Luego de crear un apagón en toda la ciudad, Brother Eye se dirige a todos y les informa que les traería un nuevo castigo, tras haber resistido la ciudad tanto al terremoto provocado por Malcolm Merlyn, como al asedio de Deathstroke y sus fuerzas; y su primer blanco eran los bancos de Starling, amenazando con dejar las cuentas de dinero de todos en cero, como forma de escarmiento.

Ante esta situación, el Team Arrow se reúne y deben trazar un plan de acción, pero no sin antes pasar los sorprendidos Oliver y Diggle por la situación de tener que conocer a la madre de Felicity -y lo geniales de sus reacciones-. Aquí es el momento en que Felicity les hace la confesión de que detrás de Brother Eye debe haber una persona, y los candidatos son pocos, ya que el súper virus fue originalmente creado por Felicity en sus años de universidad.

Aquí cobran importancia los flashbacks, no sólo para ver el radical look gótico que lucía Felicity en sus años universitarios (homenaje a Emily Bett Rickards, nuevamente), sino porque conocemos un poco de su vida como una “hacktivista”, influenciada por su novio de la época, Cooper Seldon (Nolan Funk) -mal nombre, aún más mala referencia a una serie que no mencionaremos-, y por el compañero de cuarto de éste, Myron Forest.

En dicha época, Felicity ya mostraba su idealismo y sus ganas de cambiar el mundo, sin embargo su novio tenía otros planes y utiliza el programa creado por Felicity para irrumpir en bases de datos gubernamentales e intentar borrar el préstamo que le permitía estudiar quedando libre de deudas. Felicity lo detiene, pero no a tiempo para Cooper, esto debido a que pronto se apersonaría el FBI y lo tomarían preso por delitos contra la seguridad del estado. El novio de Felicity iría preso y se atribuiría la creación del virus, lo que le costaría la cárcel. Posteriormente, a Felicity le notificarían que su novio se había suicidado antes de escuchar sentencia en su juicio, por lo cual decidió seguir adelante con su vida. Pero como esto es Arrow y sabemos que la gente en esta serie tiene un hábito de volver de la muerte pasados muchos años y reconectarse con gente con la cual tenían una relación sentimental, obviamente Cooper no estaba muerto, y pronto Felicity se enteraría de todo esto no de muy buena manera(de la misma forma, la gran mayoría lo dedujimos antes de la gran “revelación” en el capítulo -en lo que puede ser una de las críticas más relevantes que se le pueden hacer a este entretenido episodio, ya que pese a esto fue bastante predecible, característica que Arrow normalmente no tiene-).

1074803

Como era de esperarse, Cooper era quien estaba detrás de Brother Eye -lo que ciertamente fue decepcionante para los que esperábamos ver al satélite dotado de inteligencia artificial y tendencias homicidas-, y un poco más deficiente fue su motivación para orquestrar todo: el dinero. No es que sea una motivación inválida per se, pero para todo el aparataje tecnológico demostrado, el que sólo quisiera conseguir dinero no parecía una motivación adecuada.

Aunque sí debemos agradecerle a Cooper el hecho que fuera él quien optara por juntar a Felicity con su madre, mediante el envío de pasajes a esta última para la visita, ya que si bien su objetivo era darle una “motivación” extra a Felicity para ayudarlo a hackear unos camiones gubernamentales cargados de dinero, nos permitió a nosotros tener gran desarrollo de personajes, no sólo para Felicity y la forma en que logró resolver sus problemas con su madre, sino que además para Oliver, esto debido a que esta semana le tocó a él sentarse en la silla del copiloto y no sólo ayudar a Felicity -tanto moral (dándole consejo como tantas veces ella hiciera con él) como físicamente (salvándola a ella, parcialmente, y a su madre cuando estaban prisioneras de Cooper)-, sino que además se ayudó a él mismo, en los conflictos que debe enfrentar con su retornada hermana Thea, quien estaba utilizando el dinero de Malcolm Merlyn no sólo para renovar Verdant, sino que para arrendar un departamento.

Como bien dijimos, Oliver salvaría -en parte- el día en una gran escena donde demostró que ni siquiera las ametralladoras con sensores de movimiento son capaces de detenerlo y que en sus manos, el arco y flecha son más rápidos que las armas de fuego; pero gran parte del mérito va para Felicity, quien utilizó el wifi del súper reloj inteligente de su madre -cortesía de Ray Palmer- para poder contactar al vigilante, poniendo además en práctica algunos de los movimientos de pelea que le enseñara Sara la temporada pasada, para desarmar y apalear a Cooper cuando intentó amenazarla, porque a estas alturas, todos deberían saber ya que no es llegar y secuestrar a Felicity Smoak.

Al final del día, y con el hombre responsable de Brother Eye tras las rejas, Felicity pudo finalmente hacer las pases con su madre, y darse cuenta que, si bien en superficie no tienen mucho en común salvo el color de su pelo (que en el caso de Felicity, es teñido), en el fondo eran bastante parecidas y ciertamente le debía mucho a esa mujer que se sacrificó en turnos maratónicos durante años de trabajo sirviendo cócteles en casinos para que su hija pudiera tener la educación de calidad que merecía y sacarla adelante como madre soltera, luego de que su madre las abandonara. Podrá parecer un poco cliché al final del día, pero en una serie tan poco acostumbrada a jugar “by the book”, un poco de eso no está de más.

El capítulo además termina con un par de interesantes cambios de status quo: en primer lugar, un Oliver que decide mudarse a vivir con Thea, luego de hacer las pases y lograr ambos comprometerse en un punto medio que les permitiera reconciliar su parentezco y el uso del dinero mal habido de Merlyn; y en segundo lugar, y quizás más importante, la revelación final concerniente a Roy Harper y la posibilidad de que fuera él quien diera muerte a Sara, como lo estaba ¿soñando? ¿alucinando? ¿recordando? Sólo el tiempo lo dirá, y si bien no creemos mucho en dicha hipótesis, no se pueden descartar posibles daños secundarios que dejara el mirakuru en la figura del protegido de Oliver.

Algunas notas al cierre:

  • El título original de este capítulo iba a ser “Oracle”, haciendo una clara referencia a la identidad secreta que durante años ostentara Barbara Gordon, luego de sufrir un balazo por parte del Joker en “The Killing Joke” (de paso, lean dicho comic); pero posteriormente se optó por cambiarlo para evitar posibles confusiones.
  • A propósito del título con el que terminó el capítulo, referencia clara a “Secret Origins”, el clásico título con el cual DC Comics suele presentar, bueno, los orígenes secretos de sus superhéroes.
  • El look gótico de Felicity en el pasado era un claro homenaje a “Death of the Endless”, el mítico personaje de “The Sandman” creado por Neil Gaiman. Si hasta un Ankh egipcio portaba Felicity.
  • A propósito del pasado, Cooper tenía una polera que tenía en su diseño a Starro, el conquistador, el primer villano que la Liga de la Justicia combatiera en la antigua continuidad.
  • En relación con Brother Eye, destacar que el compañero de cuarto de Cooper, Myron Forest es una adaptación del personaje del mismo nombre creado por Jack Kirby y que estuviera involucrado justamente en la creación de Brother Eye en los comics de OMAC.
  • Daddy Diggle se tuvo que hacer cargo esta semana de la pequeña Sara debido a que Lyla se encontraba en una misión secreta en la isla de Santa Prisca. Esperamos que no se encontrara con el lugareño más conocido de dicha nación, un tal Bane.
  • Felicity tiene en su casa un afiche de “Robin Hood” de 1938, protagonizada por Errol Flyn. Porque obviamente iba a tener algo así.
  • “Nice place you’ve got here. Lots of space.” La frase que le dice Oliver a Thea es simpática por el hecho de que es una línea extraída de la primera película de Batman de Tim Burton, y que es pronunciada tanto por Bruce Wayne como por el Joker, ambos dirigiendo la palabra a Vicky Vale.
  • Donna Smoak. Iguols.
  • La desconfianza de Oliver a veces llega a niveles ridículos, como creer que la presencia de la pequeña Sara en la “Arrow Cave” podía comprometer en algo su seguridad.
  • Esta semana no fue una buena semana para Laurel, ya que en su rol como Fiscal de Distrito Subrogante (ya que el titular se encontraba de visita, dónde más que en Coast City) cometió un error al despachar una unidad de fuerzas especiales que casi causa estragos ante las protestas en el banco -mismas que fueron solucionadas por Oliver y Roy-. Al menos finalmente pudo abrirse sobre la muerte de Sara con alguien, en este caso Ted Grant, quien aprovechó esta oportunidad para continuar su entrenamiento.
  • Nunca está de más recomendar los comics actuales de Green Arrow, partiendo por lo que hicieron Jeff Lemire y Andrea Sorrentino hace meses, incorporando elementos de la serie a una mitología nueva con ese sabor de “Vertigo” en la línea de DC. Actualmente Andrew Kreisberg -uno de los showrunners de Arrow- y Ben Sokolowski -escritor de la serie- se hacen cargo del comic, llevando todo el sabor de la serie a las páginas dibujadas por Daniel Sampere (sólido artista, aunque no tan experimental como Sorrentino), y concentrándose en el núcleo de Oliver, Diggle y Felicity.
  • “Old lovers have a way of opening old wounds. Lovers… sound creepy no matter how you say it”
  • “We have to love our families… no matter what.”

arrow_season-3_episode-5_the-secret-origin-of-felicity-smoak_still-13

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s