The Master (2012)

master_ver6_xlg

Mientras seguimos a la espera del estreno de Inherent Vice, llegamos al fin de nuestro especial cubriendo la corta, pero intensa, filmografía de Paul Thomas Anderson.

The Cause

El fin de la Segunda Guerra Mundial es anunciado y las tropas, repletas de soldados ávidos de regresar a casa, deben ser devueltas a Estados Unidos con el preocupante y latente problema de la reinserción a la sociedad posguerra. Uno de estos soldados es Freddie Quell (Joaquin Phoenix), un hombre de quien al poco andar, nos damos cuenta de su errática forma de actuar ante sus compañeros y ante si mismo, un hombre con evidente y reprimido deseo y necesidad sexual y conductas un tanto autodestructivas en la preparación e ingesta de curiosas bebidas, muchas en base a ingredientes como el aceite de motor del buque en el que navega.

Para el año 1950, Freddie se encuentra, hasta cierto punto inserto en la sociedad, donde se desenvuelve como fotógrafo de retratos en un centro comercial, sin embargo, sus conductas no difieren mucho de lo que vimos los primeros minutos de película junto a sus compañeros de tropa. Su personalidad lo lleva a meterse en problemas a donde vaya: primero en una pelea con un cliente en el centro comercial, luego en un cultivo donde se le acusa de haber envenenado a un hombre con sus bebidas. Casi como si fuera coincidencia, la tercera parece ser la vencida para Freddie, mientras busca oportunidades en distintos escenarios.

Luego de abordar clandestinamente un barco, Quell es llevado con el encargado de las celebraciones abordo: Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), quien lo recibe de manera amable, incluso invitándolo a la boda de su hija. A pesar de ser un desconocido y sentirse incómodo entre la multitud, Freddie no es rechazado por nadie y se le intenta incluir en las actividades de la boda.

Pronto descubriremos que Lancaster Dodd, junto a su esposa Peggy (Amy Adams), es el líder de un movimiento filosófico que lleva por nombre “La Causa”. A cambio de la preparación de sus misteriosas bebidas, Lancaster comienza a aplicar “tratamientos” propios de su movimiento en Freddie, con tal “domesticarlo” a su beneficio, nombrándolo como su conejillo de indias y su protegio y así hacerlo parte de “La Causa”.

elevator

But above all, I am a man

Decir que The Master es, posiblemente, la película más complicada de Paul Thomas Anderson es quedarse cortos. Difícil desde los tópicos que trata, hasta la forma en que fue hecha; grabada en un inusual formato de 70mm, anteponiéndose a los comunes 35mm, The Master demoró cinco años para ver la luz desde el estreno de There Will Be Blood, siendo una idea que estuvo años en la mente del californiano director y que pude verse concretada el 2012.

Las menciones, comparaciones y preguntas acerca de la inspiración de esta película, especialmente de “La Causa” y Lancaster Dodd son obvias: la cienciología y su fundador, L. Ron Hubbard. “La Causa”, un movimiento filosófico que ve en Freddie Quell una oportunidad de experimentar y comprobar sus postulados, pero que no es capaz de sostenerse por si mismo ante el exterior, pues deben buscar constantes oportunidades de validación de su movimiento, donde solo encuentran trampas y desconfianza propia del escepticismo que un movimiento así es capaz de causar.

La sensación entre lo civilizado de Lancaster versus lo salvaje y arrebatado de Freddie, ambas son características que como espectadores creemos que cada personaje se envidia: a Dodd le gustaría dejarse llevar por cada uno de sus impulsos reprimidos en su rol de líder de La Causa, mientras Quell -de una forma u otra- no le molestaría un poco de orden en su vida, el que de llegar, lo haría demasiado tarde para sus propósitos fijados en un ya remoto pasado.

Es difícil definir lo que uno está viendo mientras se reproduce The Master, aunque la duda evidente es pensar en quién, entre los fuertes personajes que se nos da a conocer, es finalmente “the master”. ¿Es Lancaster Dodd en su intento de “domesticar” y dominar el carácter de Freddie? ¿O es Freddie quien consigue dominar a Lancaster Dodd? Probablemente, nunca tengamos una respuesta definitiva a esta interrogante, pero si nos podemos a aventurar a decir que hay alguien que si funciona como maestro, como amo tanto dentro y fuera de la película, al mantenernos pendientes y dominados por cada uno de sus personajes e historias, y ese es Paul Thomas Anderson.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s