Secretary (2002)

bkByNAUZ3fhsxLcDWu8k6BVRPOk

Lee (Maggie Gyllenhaal), una mujer que intenta retomar una vida normal luego de estar internada en una institución psiquiátrica producto de una adicción a infligirse heridas en la piel, aprende el oficio de secretaria para buscar trabajo por primera vez. Viviendo en casa de sus padres, donde la madre era objeto de maltrato por un padre constantemente borracho, su forma de ser retraída y nerviosa la impulsa a volver al vicio del dolor, la vida de Lee cambia cuando consigue el trabajo de secretaria del abogado E. Edward Grey (James Spader), en una escena en la cual se presenta de inmediato el mundo de este sujeto: lleno de obsesiones, y con un carácter incómodo.

A pesar de su falta de experiencia, y las discretas capacidades empáticas de Lee, Edward la contrata. El abogado le advierte que está sobrecalificada para el puesto, ya que lo único de que debe hacer es tipear a máquina y servirle café, pero Lee acepta ese rol y lo cumple con esmero, obsesionándose con su labor, y su deseo de ser una buena empleada.

A medida que se desarrolla la relación laboral, Edward se enfada con sus errores, lo que desatan todas sus inseguridades y sus deseos de volver al vicio de herir sus piernas. Cuando el abogado se da cuenta de que su empleada es extremadamente frágil, insegura, y extremadamente sumisa, Edward se obsesiona sexualmente con Lee, algo que de inmediato reprime, dejando en claro de que ha tenido este tipo de deseos oprimidos anteriormente con otras de sus secretarias.

Mientras la vida de Lee es miserable en su trabajo, su vida personal la llena Peter (Jeremy Davies), quien poco a poco es el receptor de los nuevos deseos sexuales de la muchacha hacia su jefe. Lee con el tiempo se da cuenta de que le agrada más de la cuenta ser maltratada por su jefe, y que más que gustarle dichos retos, la excitaban. En un momento clave de la película, Edward se enfrenta a Lee, diciéndole que sabe que se inflige heridas, y le exige que lo vuelva hacer nunca más. Es tal el nivel de dominación del abogado sobre su secretaria, que ella renuncia por completo a su poco seguro vicio. De este punto, ambos desarrollan una relación BDSM, que termina con Lee perdidamente enamorada de su dominante jefe. El problema, es que él experimenta dichas dudas que lo aquejaron desde sus primeros acercamientos con la secretaria, a pesar de sentir deseo romántico por ella, lo que finalmente lo lleva a terminar de raíz con la relación, tras un incómodo encuentro cuasi-sexual entre ambos.

screenshot-med-01

El colapso personal de Lee no puede sino completarse cuando su también incómodo novio le propone matrimonio, en medio del descubrimiento de sus impulsos sadomasoquistas. Lee no tiene la actitud para rechazar la proposición en el momento, y decide casarse con Peter. En el día de la boda, Lee colapsa, y corre vestida de novia a la oficina de Edward a declararle a viva voz su amor, pero Edward no está seguro de sus sentimientos por Lee, por lo que decide someterla a una prueba de dominación, manteniéndola con las manos en el escritorio sentada hasta que él regresara, lo que ocurriría días después, manteniendo a Lee sin comer ni consumir líquidos, orinándose en el lugar, y acaparando atención mediática por la loca historia de amor entre ambos.

Al final, Edward disipa sus dudas, y vuelve a buscar a Lee, donde la baña, la alimenta, y la cuida como cuidaba a su flores al comienzo de la película. Ambos desarrollan una relación BDSM, se casa, y viven felices. La película, como una expresión romántica de deseo entre dos personas incapaces de expresar sus sentimientos de una forma socialmente aceptada, funciona perfecto. Las incómodas escenas se sienten más graciosas o livianas por la increíble performance de ambos actores, de reconocido talento. Por otro lado, la película tiene algunos puntos innecesarios, como toda la historia de la pérdida del padre en su crisis alcohólica, que no aporta en nada a la historia de Lee, al igual que todo o que se esboza que sería la influencia de la relación de su hermana en paralelo a su soledad. Erótica, graciosa, y magnética, esta película es fundamental para aquellos a los que le gustan las buenas actuaciones. Y para ver una variante de un género tan maltratado como son las películas románticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s