The Apartment (1960)

the_apartment_poster

Continúan las 27 horas de amor en Revius con un clásico de Billy Wilder: The Apartment.

Why do people have to love people anyway?

Nueva York, un par de días antes de Navidad. Todos los trabajadores de una gran corporación de seguros han marchado tras la hora de salida, todos menos uno: C.C. Baxter (Jack Lemmon). En una primera instancia, creemos que las horas extras de Baxter se deben a un trabajólico carácter, solo para descubrir minutos después que la técnica que este hombre tiene para ser considerado entre sus jefes y optar a mejores regalías en su trabajo no son precisamente las horas extras; el que sea el último en irse de la oficina solo significa una cosa y eso es que uno de sus superiores se encuentra utilizando el departamento de Baxter junto a alguna mujer, lo cual es muy conveniente para cuatro de sus supervisores, pues pueden ser infieles a sus esposas aprovechándose de las ansías de Baxter de conseguir un ascenso.

Todos los reportes positivos de Baxter deben ir a dar al señor Sheldrake (Fred Mac Murray) quien no tarda en ascenderlo y entregarle una pequeña oficina al joven, siempre y cuando, a cambio de una llave del famoso departamento. Esta vez, se trata de uno de los peces grandes de la oficina y el carácter servicial de Baxter no le impide entregar la llave, sin embargo, las cosas se complicarán cuando se entere que la persona con la que su jefe acude a su casa es Fran Kubelik (Shirley MacLaine), una de las ascensoristas del edificio, de quien Baxter se encuentra perdidamente enamorado.

large_the_apartment_blu-ray_2x

Shut up and deal

Ganadora de la versión 33 de los premios de la Academia, The Apartment se posiciona como el clásico romántico entre todos los clásicos del prolífico director Billy Wilder. Sorprende que un hombre -en guion y dirección- entregara una década antes un film del más puro film noir en Sunset Blvd. (1950) para trasladarse a dos comedias del icono de la sensualidad Marylin Monrroe, hablamos de The Seven Year Itch (1955) y Some Like It Hot (1959); tanto el drama y la comedia, ambos aspectos con los que Wilder se supo manejar de muy agradable manera, se ven mezclados en The Apartment.

Los cándidos momentos entre Baxter y Kubelik en el ascensor son tan inocentes, que se nos olvida que él quiere solo estar con ella y que ella las hace de amante del jefe del hombre que la corteja día a día; a pesar de eso, la posible inocencia que nos evoquen estos momentos, rápidamente se transforman en sentimientos de empatía y cierta lástima hacia Baxter, al ver como debe hacerse cargo de la mujer que ama, quien acaba de cometer un intento de suicidio causado por el tan prometido, e imposible, divorcio de Sheldrake.

La simpleza que evoca The Apartment es envidiable, pues consigue contar una historia que es interesante, que al mismo tiempo consigue hacer reír y bajar los ánimos, todo a través de objetos tan simples como un espejo roto, un juego de cartas, un sombrero y un juego de llaves. En The Apartment, el amor sube y baja tantas veces como el ascensor manejado por Shirley MacLaine y su personaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s