El Parra menos Parra (2014)

El-Parra-menos-Parra

 

Animando la competencia nacional de esta versión de In-Edit Nescafé, el gran registro de la vida de Óscar “Canarito” Parra, el hermano menor del Clan Parra, en “El Parra menos Parra”. 

Óscar Parra, alias “Tony Canarito”, “Tío Nene”, entre otros, es el menor de los hermanos Parra, y junto a Nicanor, los únicos con vida actualmente. Justamente es el antipoeta quien lo bautizó como “el Parra menos Parra”, título que además sirve para este mediometraje dirigido por por el artista visual Jorge Catoni, en un documento que desde un principio se pensó como un legado histórico…por el propio Óscar, hace 5 años atrás, cuando la muerte ya empezaba a rondar sus pensamientos. Pero definirlo como el hermano menor de los Parra es una injusticia a su propia historia, construida lejos de la farándula artística alrededor de tan celebre apellido (como para que los nietos de la familia aprendan). Óscar Parra Sandoval es payaso y folclorista; es poeta y además un personaje de aquellos. Un procer de la chilenidad, en su expresión mas prístina. Un hombre con una vida bien vivida, llena de historias, pero siempre bajo el anonimato; casi escondiendo su origen.

El documental de no mas de 45 minutos es un relato en primera persona, en donde Óscar Parra deja su testimonio para la posteridad, comentando pasajes de su notable vida artística que lo destacan principalmente por llevar el canto popular al circo, pasando del “Huaso Parra” a “Tony Canarito”, casi por casualidad. Lejos de la atención mediática de sus hermanos, Don Óscar construyó su camino artístico de carpa en carpa, recorriendo Chile a punta de humor y picardía; y es que el folclor del payaso es picaresco, tal y como es él sin maquillaje. Si algo queda del retrato realizado a Don Oscar es su encanto y humildad; así mismo la honestidad con que se muestra. Sin quejarse de su condición anónima sino mas bien orgulloso de la fama de sus hermanos, Canarito vive feliz con su familia en Puente Alto, modestamente, con lo justo. El hombre le dedicó una vida entera al canto y el circo, y su oficio le permitió criar a su familia con gran esfuerzo. No deja de conmover el inicio del film, con el viejo tratando de conseguir 30 mil pesos en una caja de pensionados para celebrar su cumpleaños, regresando a su casa solo con 10 mil  (“Miserables…” refunfuña). Pero Oscarito se lo toma con andina; curtido y carreteado, de todas formas celebra con su familia y sus amigos de circo en una plaza de Puente Alto a todo trapo, festinando la vida a pesar de los años (84 a su haber).

2034621

El registro es tremendo, ya que rescata el legado artístico de un olvidado de nuestra cultura, y es que cuesta creer que su obra haya pasado desapercibida, teniendo en cuenta como han estrujado, a mas no poder, las obras de Roberto, Lalo y Nicanor durante las ultimas décadas. Ni hablar de la pobre Violeta.

El material que se extrae, tanto histórico (recogido del tesoro “Cuecas del Señor Corales” de 1967) como el que se graba en vivo es un registro valiosisimo, teniendo en consideración que debido a problemas de salud Canarito se encuentra retirado de los escenarios, y dan cuenta de su hilarante humor popular, en donde abunda la picardía huachaca. Mas de la mitad de la película es carcajada pura y limpia.

Pero además, el ojo de Catoni captura de gran forma la imagen de este personaje, destacando el impecable trabajo de edición que hace sumamente dinámica la narración.  Los pocos recursos del documental, filmado con una cámara de mano común silvestre, hacen que el registro sea crudo y tosco; rústico bajo los cánones de la generación HD, pero que le imprime carácter, fuerza y personalidad al personaje y su entorno. El blanco y negro de la fotografía congenia de forma excelente con el carácter de nuestra ciudad y del mundo de Óscar, revelando por lo demás que Santiago en sus barrios populares no ha cambiado mucho durante los últimos 40 años.

En resumidas cuentas, estamos ante un notable retrato de un personaje querible, desde el primer momento que se le ve en pantalla; una reliquia popular que se auto regala este homenaje (ya que nadie mas se preocupó de hacerlo) y de paso, nos deja como legado sus coplas y rimas picarescas, dejando en claro que a pesar de no gozar la fama de su familia, el talento no se hurtó.

Función imperdible este viernes 12 en Cine Arte Alameda a las 18 hrs. con la presencia de Don Óscar.

No olvides revisar la programación de In-Edit Nescafé en su web y nuestras reseñas a lo mas destacado de este tremendo festival.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s