American Interior (2014)

Un power point que se perfecciona. Una gira que es una investigación. Los invitamos a conversar sobre American Interior, documental donde el protagonista, Gruff Rhys de Super Furry Animals busca reconstruir la historia de un familiar que vivió hace 200 años.

film-poster-fullJohn Evans fue un galés que hace 200 años tomó todas su cosas y partió rumbo a lo desconocido, Norte América, para encontrar, supuestamente, a una tribu de galeses descendientes del príncipe Madoc, que habrían colonizado el norte de nuestro continente ya en 1170. Un mito que tenía mucho sustento en la época, y que para algunos, era muy importante que fuera verdadero. En Gales se vivía tiempos difíciles, y encontrarse con una tribu de habla galesa en las tierras nuevas era una gran opción para rearmar la vida. Doscientos años después, Gruff Rhys, músico famoso por su participación en Super Furry Animals se entera de la historia y existencia de este ascendiente. Por lo mismo, con poca información a cuestas, decide reconstruir la historia de Evans a través de una gira que es también una investigación, adentrándose en Estados Unidos. Por lo mismo, el documental se titula “American Interior”, y a través de un muñeco que representa a John Evansm descubriremos cuánto es verdad en esta historia, y cuánto nos quieren hacer creer.

Ganador del premio al mejor documental en el reciente Festival In-Edit de Barcelona, “American Interior” era una de las más fuertes cartas de las películas seleccionadas en este Festival In-Edit Nescafé. Se trata de un documental co dirigido por el mismo Rhys y Dylan Goch, caracterizado por una estética muy trabajada (predominando siempre las escenas en blanco y negro), con un humor burdo bastante inteligente, y con una música que terminó siendo el último disco en solitario de Rhys. La información que nuestro narrador e investigador vaya recopilando a lo largo de la gira, y que le hará completar el power point que cómicamente presenta antes de cada concierto, le permitirá crear canciones dedicadas a Evans, donde destacan claramente “American Interior” y “100 Unread Messages”. Un excelente disco del 2014 con notas pop e instrumentos muy identificables con la cultura norteamericana, lo que complementa a un excelente documental y justificado ganador en Barcelona.

13

Algo de road trip, mucho de documental investigativo, notas de comedia, “American Interior” es un excelente y entrenido documental. Rhys y Goch supieron perfectamente manejar la balanza entre crear la figura de John Evans y presentar los antecedentes históricos, logrando que el espectador quede inmediatamente atrapado por este interesantísimo relato. En esto juega un rol fundamental el narrador Los saltos en la vida de Evans ya eran interesantes (su llegada a USA, el avance por los distintos ríos, el cambio de nombre a Juan Evans cuando se ubicó en territorios españoles, etc.), pero no serían lo mismo sin la cuota de humor que vemos en Rhys al presentarlos en un power point de precarias condiciones antes de cada concierto que realiza, ante la perplejidad del público que en todo caso demora poco en conectarse con la historia. Así, “American Interior” se trata de un documental donde los pesos y contrapesos son perfectos. Cuando la historia de Evans aburre, aparece Rhys. Cuando ambos vuelan bajo, se vuelve informativo tratando de rescatar culturas pérdidas como sucede en el excelente lapso de tiempo en que visitamos a los pocos Mandan que quedan.

Poco a poco llegaremos a la conclusión ineludible que el hecho que John Evans haya encontrado o no a la tribu prometida, importa muy poco. La aventura en sí misma ya era notable. Hablamos de 1800, donde un viaje al interior del desconocido Estados Unidos es fácilmente comparable a un viaje espacial de nuestra época. Es por eso que la gran conclusión es lanzarse por el camino de recuperar nuestras tradiciones, donde claramente destaca el idioma. El galés está corriendo el riesgo, a largo plazo, que corrieron los grandes pueblos originarios americanos: perder su lengua.

En cuanto a los ganadores, emotiva es la escena final donde Evans tiene su reconocimiento y carnaval. Pero sin dudas el gran beneficiado de la noche es Rhys. Aparte de reencontrarse o conocer un público al que no apunta cuando realiza conciertos masivos, se gradúa de héroe, investigador, y también humorista. Un excelente documental que se vuelve uno de los imprescindibles del 2014. Recuerden leer esta y otras críticas en la página que agrupa toda nuestra cobertura del 11° Festival In_Edit Nescafé. 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s