Sigo siendo (Kachkaniraqmi) (2013)

La raíz musical de un país y sus distintos matices. La sección panorama latinoamericano de In-Edit Nescafé acostumbra a darnos sorpresas, y “Sigo siendo” (“Kachkaniraqmi” en quechua) no es la excepción. Los invitamos a comentar el documental del peruano Javier Corcuera.

sigosiendo La Pelicula

La música puede ser la manifestación artística más potente que tenga el ser humano. De una y otro forma, se trata de una herramienta que está al alcance de todos. Una potente naturaleza social, tiene entonces, pues precisamente esta característica ha permitido que los sonidos musicales pasen como una tradición de generación en generación. Eso es lo que intenta rescatar Javier Corcuera con “Sigo Siendo”. Hablamos de la esencia musical de Perú. Se trata de un país que desde este lado del continente siempre se ha visto cargado de un potente contenido cultural, pero lo que nos presenta Corcuera no es lo que siempre está a nuestro acceso. Con una cámara muy respetuosa, nos entregará lo mejor de los sonidos de la sierra, la costa y la selva, rescatando la multiculturalidad de un país formado por infinidad de inmigrantes y una potente cultura prehispánica.

La fotografía y la captación del sonido en directo por parte de Corcuera y su equipo, son de otro nivel. La elección musical tras las canciones presentadas también debe ser reconocido. Se eligieron generalmente mujeres para interpretar canciones “buenas”. Esta es una línea muy fuerte en el guión, pues ¿cuál es la música “buena” que vale la pena mostrar? La respuesta es obvia, pero dice mucho y poco a la vez. La música buena es la buena. Todos podemos cantar de distinta forma, pero la música navega por nuestra sangre de una forma que nos identifica y no podemos controlar. La tarea del hombre es darle buena circulación a esta sangre. Por eso, vale la pena adentrarse cada vez más dentro de la selva peruana, dentro de la sierra y en los callejones de la ciudad para sacarla a la luz.

190571-30_08_2013_18_27_54_1955685045

“Sigo siendo” te permite disfrutar música de la cual no teníamos conocimiento. Destacamos entre ello el zapateo que vemos en un comienzo en honor a Amador, a propósito de la celebración de El Carmen, y los duelos que se suscitan a propósito del baile que se realiza con tijeras. Es en esta escena donde vemos un encuentro generacional muy fuerte. Los recién iniciados se enfrentan a los experimentados, para goce de los espectadores en cada pueblo que visitan. De esta manera, quien entrega arte y música a la gente se convierte en una persona con un millón de amigos, siendo siempre recibido con los brazos abiertos.

Sin música no se puede vivir. Es como el agua que corre por primera vez luego de un verano seco. Quien ejecuta un instrumento, lo entiende como sus manos, como su padre y como su madre. Quien baila, lo entiende como un rescate cultural necesario. Por eso “Sigo Siendo” es mucho más que un rescate musical peruano que opere de forma de antología. Es un proyecto mucho más antropológico. Nos hace cuestionarnos de dónde venimos, por qué somos así, y hacia dónde vamos. La diversidad cultural peruana es un fuerte elemento para responder cada una de estas preguntas. Un país rico, del cual sólo nos queda seguir aprendiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s