Juegius: Lo mejor del 2014

Se cierra el 2014, y con eso llega la hora del recuento: ¿Qué fue lo mejor? ¿Qué nos sorprendió? ¿Qué nos decepcionó? A continuación, una edición special de Juegius donde revisamos lo más destacado del año que termina.

Mejor juego de carreras donde el primero queda último en los  metros finales: Mario Kart 8 (Wii U)

La franquicia Mario Kart nunca se ha visto mejor, en el sentido literal y figurado. Además de su hermosa resolución nativa de 1080p, el 60fps produce una sensación mucho más natural y hace que las carreras se sientas más vivas y delirantes que nunca. Además de que finalmente vemos juegos de Nintendo con gráficas “next-gen”, mantiene la jugabilidad y la experiencia que hace tan única la franquicia estrella de carreras de la gran N. Pistas hermosas y entretenidas, multitud de personajes, una cantidad considerable de ítems y la misma mecánica simple, caótica e inmensamente adictiva hace que Mario Kart 8 sea un gran paso adelante para la serie. A todo eso hay que sumar además la promesa de contenido adicional de buen nivel y que introduce grandes cambios a la serie, como es la inclusión de personajes fuera del “universo Mario”.

Mejor dupla de juegos que son lo mismo pero no son igual: “SSB for 3DS & SSB for Wii U”

La idea parecía demasiado loca: llevar el juego de peleas y fan service de Nintendo a ambas consolas, Wii U y 3DS. Las consolas eran técnicamente demasiado distintas. La saga implicaba un juego que era demasiado grande para una consola portátil. Nada de esto importo, porqué Nintendo entregó dos versiones del mismo juego que se complementan de una manera impensada.

Hay que empezar por alabar la capacidad de Sakurai y su equipo de llevar prácticamente “el mismo” juego a una consola tan técnicamente inferior que la Wii U como es el 3DS. SSB for 3DS mantiene todo el carisma de la serie, su jugabilidad fácil de aprender pero díficil de dominar, y la capacidad de ofrecer tanto contenido, ya sea en modos de juego, multijugador local/online o single player, o en cantidad de coleccionables a desbloquear. Hay notorias limitaciones tácticas que se notan durante el juego, como la pantalla chica cuando hay muchos personajes, o la calidad reducida del slidepad, pero nada de eso detrae de que SSB for 3DS sea una obra maestra que permite llevar donde sea uno de los juegos de pelea más completos y accesibles de la historia.

Por otro lado, una vez que uno pasa a Wii U, y juega SSB for Wii U, es imposible no pensar que la versión 3DS era el aperitivo para el plato de fondo. La cantidad de contenido es triplicado, cuadriplicado, o más, es ridícula. Hay una cantidad enorme de trofeos a conseguir, canciones a desbloquear y modos de juegos que completar. Sumado a la ya mencionada gran jugabilidad, que logra un exquisito balance entre el desenfreno de Melee y pausa de Brawl, SSB for Wii U saca a relucir todo el hardware que ofrece la consola con unas gráficas maravillosas, escenarios deslumbrantes, y una escala épica. ¿Quien imagino 8-player brawl? Todos, pero nadie pensó que realmente iba suceder. Sumados a los otros modos que ofrece el juego, SSB for Wii U es la versión definitiva de smash, permitiendo una cantidad de personalización, elección, y cantidad de contenido tanto en juego como en fan-service que hacen que este sea un serio contendiente a juego del año.

El mejor juego de la historia que no fue el mejor: “Destiny (XONE, PS4, PS3, X360)”

Esta es una lista de lo mejor del año, pero es imposible no mencionar a Destiny cuando un recopila lo que sucedió en el mundo de juegos este 2014. Un juego que prometía en demasía, en parte porqué su desarollador era Bungie, de la aclamada saga Halo, y en parte porqué es el juego más caro de la historia, con un presupuesto que bordeó el medio millón de dolares, pero que si bien ha tenido críticas mayormente positivas, no termina de cumplir con sus expectativas. Destiny ofrece más de lo bueno que uno ha llegado de esperar de Bungie en cuanto a jugabilidad, competitividad y contenido, pero ese es precisamente parte de la decepción. Suena irónico considerando la suma que costó hacer el juego, pero Destiny peca de ser poco ambicioso, jugando demasiado a la segura, utilizando fórmulas que ya habían resultado pero sin tratar de innovar, o por último de refrescarlas. Por más que sea una franquicia nueva, y con un estilo muy distinto a Halo al ser una especie de MMO de primera persona, no deja de parecer que no hubo suficiente atrevimiento. Una historia floja, ambientes un tanto blandos y una variedad de especies alienígenas bastante poco originales hacen que el conjunto se sienta bueno, pero nada especial. Destiny seguramente seguirá dando que hablar, su naturaleza conectada significará que este constantemente recibiendo actualizaciones y más contenido, pero difícilmente logrará ser lo que prometió.

Mejor juego que nos recuerda que existen buenas adaptaciones: “Alien: Isolation (multiplat.)”

Ambientado 15 años después de los eventos de Alien, Alien: Isolation nos pone en el lugar de Amanda Ripley, hija de Ellen, encargada de ir a la estación Sevastopol a recuperar la caja negra de Nostromo, y así obtener mayor información de lo que le ocurrió a su madre. La historia no es nada especial, pero el ambiente que ofrece permite que el juego haga algo único: llevar a un juego lo mejor de la película.

Lo que hizo que Alien fuera una película tan memorable, y tan espeluznante, no eran las escenas en que el Xenomorfo aparecía en la pantalla, si no que todo lo contrario, cuando no se sabía donde esta, y que podía pasar. Alien lograba una sensación de terror palpable por la promesa de que algo terrible podía suceder, pero no saber en que momento, y Alien: Isolation, logra trasladar esto de manera exitosa a un juego digno de lo mejor del Survival Horror.  El juego no se trata de matar todos los enemigos, ser un maestro de armas de fuego o destruir al Xenomorfo, se trata de sobrevivir, de saber como y por donde escabullir y de pasar desapercibido. Los enemigos humanos son más poderosos, los humanoides sintéticos son tenebrosos y prácticamente indestructibles y por supuesto, el Xenomorfo no puede ser vencido. Eso se suma que cualquier opción violenta es generalmente un último recurso al no ser eficiente, lleva a que la estrella del juego sea el sigilo y la capacidad del jugador de tomar buenas decisiones. La naturaleza impredecible del juego, si bien sumado a algunos diseños algo arcaicos puede ser frustrante y detrimental, mayormente sirve para crear una experiencia única. Más que ser cinematográfica, lo que entrega Isolation es una experiencia única a los juegos, donde se siente un mundo vivo y terrible, que uno puede navegar, enfrentar y sobrevivir. En un industria donde los juegos triple A tienden a ser demasiado predecibles y muestran de manera demasiado evidente sus acciones preestablecidas, Alien: Isolation, ofrece la oportunidad de vivir un juego donde todo puede suceder, y donde la sorpresa y el no saber que esperar se integran para crear un ambiente aterrador pero atractivo.

 Mejor juego 8-bits de la nueva generación: Shovel Knight (3DS, PC, multiplat.)

 Hacía falta un juego que fuese tan simple en su presentación y concepto, y sin embargo, tan satisfactorio en su resultado. Shovel Knight, obra de Yacht Club Games, fue financiado a través de la plataforma Kickstarter y lanzado para PC, WiiU y 3DS en junio de 2014. Un juego de plataformas old-school con pixel-art, el cariño y reverencia de Yacht Club Games a juegos de NES como Mega Man Castlevania es absolutamente evidente: lleno de detalles, referencias y, por sobre todo, un diseño de niveles absolutamente magistral en el que la dificultad no es artificial ni excesiva. Todo acompañado de una gran banda sonora chiptune compuesta por el longevo Jake “virt” Kaufman que logra recordar a pasajes memorables de los juegos clásicos de Mega Man, su más inmediata comparación.
Shovel Knight parece un juego sencillo y antiguo, pero no lo es. Bajo la superficie de pixel art y estética retro se encuentra un genial juego de plataformas hecho con cariño y dedicación, para disfrutar y sufrir como cuando uno era niño. Una mezcla entre Mega Man, Castlevania Super Mario Bros. 3 que deleita los sentidos, frustra (de buena manera) y divierte a los jugadores tanto novatos como experimentados.

Mejor juego con un oxímoron en su título: “Donkey Kong Country: Tropical Freeze (Wii U)”

Si alguien aún tenía dudas a estas alturas de que Nintendo hace los mejores juegos de plataformas, esperamos entonces que DKC: TF sea el juego que de una vez por todas termine de demostrar una verdad tan fundamental como esa. De la mano de Retro Studios, la “second party” de Nintendo que han revitalizado la saga de Donkey Kong de la misma forma como lo hicieran con Metroid en la saga “Prime”, DKC:TF sacrifica el número de mundos existentes en DKCR, por una menor cantidad, pero llenándolos de los niveles más largos que ha visto la saga, a la vez que se incluyen más por ambiente, y se incluye una cantidad de contenido extra desbloqueable -un infaltable de Nintendo-, a la vez que Dixie y Cranky Kong entran a la mezcla para ayudar a Donkey y Diddy a recuperar -una vez más- sus tierras (y por consiguiente, sus bananas), en esta ocasión de una invasión de Snowmads, animales vikingos provenientes de gélidas tierras (y que ciertamente son mejores antagonistas que los tikis de “Returns”).

Ayuda mucho también a esta nueva entrega el retorno de Dave Wise, el premiado compositor de bandas sonoras que alcanzara la fama justamente por su monumental trabajo en los Donkey Kong Country de SNES, quien aporta tanto con remixes de sus viejos temas, como con nuevas composiciones que hacen brillar un juego que visualmente es hermoso -más aún gracias a la alta definición-, con un nivel de dificultad considerable, pero que hace que el juego se vuelva un reto de aquellos más que sentirse como hacerlo difícil de forma gratuita. En resumen, Donkey Kong Country: Tropical Freeze es otro imperdible con el cual Nintendo conquistó el 2014, un gran paso adelante en el retorno del simio favorito de los videojuegos, y sinceramente, no podemos esperar para saber cuál es el famoso proyecto secreto para WiiU en que Retro Studios ha estado trabajando por 2 años ya (y esperamos sea anunciado en el E3 de 2015).

El juego más hermoso del año: “Child of Light (Multiplat.)”

Decir que el 2014 fue un año complicado para Ubisoft es ser bastante generosos con el desarrollador francés, esto debido a la cantidad de errores y desaciertos que la compañía cometiera con prácticamente todos sus productos estrella durante el reciente año, así como la forma en que han promovido y acogido como bandera de lucha, el uso de microtransacciones, la venta de juegos incompletos con contenido extra que obliga a estar 100% online o a pagar adicionalmente; todo esto además en juegos plagados de bugs, errores y downgrades gráficos en comparación a lo prometido -para qué entrar a discutir a fondo los fiascos de Assassin’s Creed Unity o The Crew-.

Pero en el mar de mediocridad y aprovechamiento en que se ha convertido el, hasta hace pocos años, estudio n°1 del mundo -en ventas y, probablemente, en calidad-, destacaron 2 títulos este año: Valiant Hearts y, más que cualquier otro, Child of Light.

Dotado de un estilo visual característico y sencillamente hermoso, una trama sencilla pero atrayente, una banda sonora espectacular (cortesía de la artista canadiense Coeur de Pirate) y mecánicas y estilo de juego que marcan un retorno a la esencia clásica de los RPG -en esta ocasión mezclados con juegos de plataforma-, dotan a este juego con marcadas sensibilidades indie de características que lo hacen elevarse, no sólo por sobre el pésimo año de Ubisoft, pero además catapultarlo a ser uno de los mejores juegos del año.

Mejor mash-up de dos juegos tan distintos: “Hyrule Warriors (Wii U)”

Este año ha sido de Nintendo (no se preocupe lo décimos sólo como 3 veces más), no sólo porqué sacó títulos propios “AAA” como SSB, Mario Kart o DKC, si no porqué también fue el año donde se atrevió a jugar con algunos de sus personajes más queridos, y llevarlos en direcciones nuevas y absolutamente distintas. Cuando se anunció Hyrule Warriors de inmediato hubo un levantamiento de cejas generalizado debido al prejuicio que existe con la saga “Warriors” pero el mash-up entre dos juegos tan distintos ha funcionado de una manera grandiosa. No sólo es Hyrule Warriors un fan-service lleno de personajes entrañables de la saga Zelda, si no que es realmente entretenido y una alternativa totalmente distinta a lo que ofrecen los juegos del joven Link. Hay múltiples modos de juego, rediseños que hacen que personajes como Zelda e Impa se vean mejor que nunca, y además una profundidad característica de Nintendo, con mucho DLC (gratuito en su mayoría), varios modos de juego y por supuesto una cantidad considerable de desbloqueables. Hyrule Warriors no sólo es un gran juego que renueva de manera distinta dos sagas, si no que además representa un atrevimiento que extrañábamos de Nintendo.

Además, cualquier juego que cuente con el visto bueno del gran Jim Sterling, ciertamente se merece más que cariño de parte nuestra.

Mejor juego cuyo nombre no tiene ni un sentido sin contexto: “Bravely Default (3DS)”

Es mucho lo que se puede hablar sobre la evolución -o involución- de Square y sus RPG desde la fusión con Enix, y la forma en que el otrora desarrollador n°1 de RPG ha privilegiado -en prácticamente todos sus proyectos- el lado visual y estético por sobre la jugabilidad, la historia y en general otros elementos fundamentales que, al final del día, son aquellos que dotan a los videojuegos de ese algo extra que muchas veces nos marca -y del cual Square, en su época dorada en los 90’s, ciertamente fue gran responsable-.

Pero bastó un título (cortesía de Silicon Studio) para recordarnos -y probablemente a ellos mismos- que, si se lo proponen, Square puede volver a ser el rey indiscutido de los RPG. Y ese juego fue Bravely Default para 3DS, el cual no es sólo el mejor JRPG del último tiempo, pero además -y en un año plagado de grandes títulos- fue por lejos el mejor juego para 3DS. Sacando a relucir lo mejor de la jugabilidad y los sistemas de los Final Fantasy clásicos, pero ahora con un nivel gráfico que nos hacía prácticamente creer que pinturas habían cobrado vida, una gran banda sonora y una historia épica que nos guía en las aventuras de Agnés, Ringabel, Edea y Tiz; Bravely Default fue sin lugar a dudas el mejor juego para un sistema portátil del año, y nos tiene más que ansiosos por experimentar más de este mundo, considerando que su secuela, Bravely Second, verá la luz el 2015.

Mejor juego que además de ser excelente, nos recuerda que el 2014 fue de Nintendo: “Bayonetta 2 (Wii U)”

El primer Bayonetta, X360 y PS3, fue aclamado y elogiado, como un gran juego de acción que revivía varios aspectos perdidos de la industria japonesa, con jugabilidad entretenida, acción brillante y mucha imaginación. Pero la secuela ha causado más ruido, no sólo por que en muchas maneras mejora y supera al original, pero porqué además salió en la consola menos esperada: Wii U. Posiblemente desde Resident Evil 4 (2005!) que Nintendo no conseguía un 3rd party exclusivo de una calidad tan abrumadora y de un estilo que uno no asocia inmediatamente a la Gran N. Bayonetta 2 es un juego de acción que debiese redefinir el género: tiene un combate suave pero complejo y dinámico, secuencias alocadas de peleas que empiezan en la calle y terminan en el cielo, murallas o techos de distintos escenarios, cada uno más imaginativo e inesperado que el anterior y una personalidad excéntrica que hace que todos los momentos del juego sean únicos, distintos, y entretenidos.

Bayonetta 2 es la mejor muestra que Nintendo está enmendando el rumbo de esa consola que se vio tan a la deriva durante sus primeros meses. Una vez más Nintendo está mostrando que quiere recapturar su esencia y su público, y Bayonetta 2 es una muestra grande de eso, no por ser un juego violento o de un tono más adulto al que nos acostumbramos en las consolas del gigante japonés, si no porqué vuelve a la esencia Nintendo: juegos entretenidos. Las consolas de Nintendo son marcadas por juegos que no siempre son las historias más originales, ni de tonos o temáticas rupturistas o desafiantes, si no por aquellos que se meten al alma de un juego, su jugabilidad, y la redefinen, la renuevan o la elevan a un nivel superior a lo que existía antes en la industria, y Bayonetta 2 es de los mejores exponentes de todas esas características.

Puede ser que Wii se haya transformado en un fenómeno de ventas, pero en muchos sentidos para varios fanáticos de Nintendo, perdió la esencia de lo que hizo que fueran tan únicas las consolas anteriores. Es cosa de ver esta lista y notar la gran cantidad de juegos de Nintendo que la componen, y lo variado de los géneros y estilos, para darse cuenta que Wii U parece finalmente haber reencontrado aquello que Nintendo parecía haber perdido, y Bayonetta 2 será una de las banderas principales de este resurgimiento.

Mejor juego móvil adictivo que te hace perder más tiempo: “Hearthstone: Heroes of Warcraft (Win, iOS, And.)”

En la superficie, Hearthstone: Heroes of Warcraft pareciera ser más de los mismos tipos de juegos que han predominado en los tablets y sistemas operativos móviles: adictivo, de sesiones relativamente cortas y gratis, con un componente fuerte de microtransacciones dentro de la aplicación, pero si uno se mete al juego, descubrirá que en verdad Hearthstone es más que eso. Hearthstone es un juego de cartas coleccionables online ambientado en el universo de Warcraft, donde uno toma control de un héroe emblemático de la saga, cada uno de cierta clase determinando el maso de cartas básicas que pueda usar. En cada turno uno saca una de las 30 cartas del mazo, y usando las distintas criaturas, armas o hechizos debe drenar los 30 puntos de salud del oponente antes que el haga lo contrario. Cada carta cuesta cierta cantidad de mana, sustancia que empieza en 1 para cada jugador y aumenta en 1 cada turno hasta el máximo de 10, y se pueden jugar tantas cartas como permita el mana.

La mecánica es extremadamente simple de aprender, pero con una profundidad estratégica y una curva ascendente de demanda táctica impresionante, que hacen que el juego escale con el nivel del jugador: a medida que uno es mejor y tiene mejores cartas, más es el desafío táctico que ofrecen las cartas y el oponente. El juego es adictivo y puede fácilmente hacerte jugar horas sin darte cuenta, porque cada partida y cada oponente ofrecen un desafío diferente que te hace querer seguir jugando perfeccionando tu técnica. Cada victoria, o derrota, dan experiencia o cartas nuevas, que permiten a uno ir creciendo y mejorando. Se pueden comprar cartas con dinero real, pero el juego igual es autocontenido, y si bien ofrece ventajas a aquellos que puedan pagar, no se siente injusto, algo impresionante en un mundo donde los juegos de tablet suelen sentirse más como trampas para gastar dinero que juegos entretenidos.

Además de la jugabilidad refinada a un punto muy preciso, Blizzard se ha preocupado que su juego exude la personalidad tan única y entrañable de Warcraft, utilizando de excelente manera el universo  Warcraft para crear los distintos campos de batalla, las cartas, y los héroes. Es loable también que un género tan transitado como son los TCG, Hearthstone logre ser algo nuevo y fresco, en parte por su gran accesibilidad a todo público, y por el hecho que traslada tan bien la experiencia de las cartas coleccionables al ámbito digital. Blizzard una vez más sorprende con su capacidad de llegar a públicos masivos, sin traicionar el espíritu de su producto ni la calidad de estos.

Mejor secuela que causó controversia pero igual es buena: “Dark Souls 2 (PC/PS3/360)”


La secuela a Dark Souls, uno de los juegos revelación de los últimos años cortesía de From Software, causó revuelo en un inicio no particularmente por su gran calidad, sino por el evidente downgrade gráfico que sufrió mientras el juego se encontraba en desarrollo. La imágenes promocionales mostradas hasta prácticamente un mes antes del lanzamiento del juego muestran gráficas bastante superiores a lo que sería la versión final (entre ellas, un sistema de iluminación mucho más realista y completo). Más allá de la controversia en los foros de internet, Dark Souls 2 continúa por la senda de acción y dificultad que caracterizó a Dark Souls y su predecesor espiritual de PS3, Demon’s Souls, refinando algunas mecánicas y aumentando su accesibilidad, pero con otros elementos que no fueron tan exitosos (el diseño de niveles en sí no está a la altura, algunos jefes resultan muy similares y poco imaginativos, la decisión de incluir fast-travel desde el principio sigue sacando ronchas a algunos). El resultado es un juego altamente recomendable, especialmente agregando los 3 episodios de DLC que salieron a lo largo del año, que agregan niveles más comparables al diseño detallado y satisfactorio del primer juego.

El problema es que la controversia continúa con el anuncio de una nueva versión “next-gen” del juego: Dark Souls 2 Scholar of the First Sin, anunciada para PC, PS4 y Xbox One. Diversas mejoras gráficas, la inclusión del contenido DLC y mayores refinamientos a la jugabilidad suenan bien en teoría – el problema es que no habrá compatibilidad entre versiones (los dueños de la versión original no podrán jugar con quienes poseen la nueva versión) y la comunidad en PC se verá fragmentada en dos versiones. Parece que DS2 está destinado a seguir siendo debatido de aquí a un largo tiempo más, tanto por sus méritos propios como por sus éxitos y falencias.

Mejores juegos que resucitan un género alicaído: Divinity: Original Sin y Wasteland 2 (PC)

El CRPG (Computer RPG) se encontraba generalmente en una larga decadencia en popularidad más allá de títulos específicos (particularmente, las sagas Dragon Age y, hasta cierto, punto, Mass Effect de EA, junto a The Elder Scrolls de Bethesda), lejos de la importancia e influencia que llegaron a tener durante la década de los 90s y principios de la pasada.

Este último tiempo, sin embargo, ha comenzado a ocurrir un renacimiento del género más allá de las franquicias multimillonarias anteriormente mencionadas. Gracias a la posibilidad del crowd-funding, el gran Brian Fargo (fundador de Interplay y productor/director de diversos juegos, y actualmente a cargo de InXile) logró cumplir un sueño de muchos años: financiar la secuela al influyente RPG de finales de los 80s, Wasteland (que a su vez sería el predecesor espiritual de la famosa saga Fallout). Fargo había intentado convencer a diversos publishers de financiar el proyecto desde hace más de una década pero se negaron a hacerlo o bien, condicionaban el financiamiento a decisiones que terminarían por destruir el espíritu del juego. El 2012, inspirado por el éxito de Double Fine (la empresa de Tim Schafer), Brian Fargo decidió acudir a los fans via Kickstarter para financiar directamente Wasteland 2. Su apuesta dio frutos y se convirtió rápidamente en uno de los proyectos con mayor financiamiento en la plataforma y finalmente fue lanzado en Septiembre de este año que termina.
Por su parte, el estudio belga Larian (fundado por Sven Vincke) aplicó la misma fórmula para financiar la nueva entrega de su saga de culto, Divinity. El proyecto, que se convertiría en Divinity: Original Sin, logró recaudar más de un millón de dólares contando el dinero en Kickstarter y aportes via Paypal. Después de su lanzamiento a finales de junio de este año, Divinity: Original Sin se ha mantenido constantemente en la parte alta de la tabla de más vendidos en Steam y ha sido un éxito de críticas.

Wasteland 2 es un RPG isométrico y turn-based, con elementos tácticos y de supervivencia, ambientado en un Estados Unidos devastado por un incidente nuclear. El jugador controla a un grupo pequeño de desert rangers en una misión para descubrir quién asesinó al experimentado ranger Ace y una comunicación que amenaza con destruirlos a todos. Si bien el juego tiene una interfaz poco pulida, posee una curva de dificultad elevada para jugadores nuevos y contiene diversas quests repetitivas, resulta una experiencia mucho más que recomendable para quienes deseen revivir los años mozos del género.


Divinity: Original Sin también es un RPG isométrico, turn-based y con elementos tácticos, con la novedad de utilizar los diversos ambientes del juego a favor del jugador, pudiendo -por ejemplo- electrocutar con su magia a un grupo de enemigos que se encuentren sobre un charco de agua. Una historia algo más liviana y bien self-aware, parodias y referencias a diversos temas, tremenda jugabilidad pero menús confusos y un discreto sistema de inventorio, Divinity: Original Sin es uno de esos RPGs que merece las alabanzas que ha obtenido. Absolutamente recomendable.

Pero estos dos juegos son tan solo una muestra de lo que se viene: los fans del género estarán sin duda ansiosos esperando el lanzamiento de Pillars of Eternity (desarrollado por Obsidian Entertainment, y una suerte de homenaje/sucesor espiritual de la saga Baldur’s Gate de Bioware) y Torment: Tides of Numenera (desarrollado también por inXile, y un sucesor espiritual al que es considerado el mejor CRPG de la historia, el alabado Planescape: Torment) entre el 2015 y 2016. A esto se le suma el éxito de la saga The Witcher (cuya tercera entrega está planificada para el 2015) y podemos observar que el CRPG sin duda vive sus mejores momentos desde los 90s. Que este renacimiento dure por mucho, mucho tiempo más.

También forman parte de lo mejor del 2014:

  • The Walking Dead: Season Two (Multiplataforma)
  • The Last of Us: Remastered Edition (PS4)
  • Pokémon: Omega Ruby / Alpha Sapphire (3DS)
  • Lego Batman 3: Beyond Gotham (Multiplataforma)
  • Valiant Hearts: The Great War (Multiplataforma)
  • Middle Earth: Shadow of Mordor (Multiplataforma)
  • Never Alone (PC, PS4, XONE)
  • Transistor (PC, IOS, LX, PS4)
  • The Wolf Among Us (Multiplataforma)
  • South Park: The Stick of Truth (PS3, 360)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s