Gotham S01E11: “Rogues’ Gallery”

Comienza la segunda mitad de la primera temporada de Gotham, y a pesar de traer varios cambios en la dinámica del programa evidencia varias de las falencias de la primera mitad.

Sin lugar a duda el gran cambio que nos trae “Rogue’s Gallery” es que como consecuencia de los eventos de “Lovecraft”, Gordon está de guardia de seguridad en el recientemente re-abierto Asilo de Arkham. Este cambio no sólo es significante porqué promete alterar la dinámica del programa al alejarse un poco, aun que temporalmente, del mundo detectivesco, si no porqué además separa la dupla Gordon-Bullock que entregaba una de las dinámicas entre personajes más entretenidas de la serie. El resultado en general termina siendo más negativo que bueno, porqué si bien en el papel esto altera el ritmo de la serie, el resultado fue que igual Gordon terminó haciendo una investigación parecida a las que veníamos viendo y criticando pero ahora sin Bullock, que daba un toque de humor y contraste al siempre honrable Gordon que hacía que ambos se potenciará.

Si vale mencionar, que el misterio en si resultó un poco más interesante de los que hemos venido viendo en la serie. Al principio parecía un poco predecible el desenlace de que era la enfermera del principio la que estaba administrando electroterapia clandestina a los demás reos del asilo, pero fue bien manejado el doble engaño con Dr. Gruber, un psicólogo psicópata, quien terminó siendo el verdadero responsable. Además la inclusión de Bullock quien ayuda, pero no trabaja directamente con Gordon, sirvió para mantener el enlace entre ambos y resaltar como ha cambiado la relación entre ellos con el paso del tiempo a pesar de las grandes diferencias que existían entre ambos al inicio.

Lo negativo viene al recordar que este primer capítulo de Gordon en su nuevo rol, era una gran oportunidad que termina sintiéndose desaprovechada. Tenemos a Gordon, desterrado a un trabajo en un asilo como guardia de seguridad, claramente un retroceso a su puesto de detective y un castigo tratando de hacer que se de por vencido, pero Jim está convencido a luchar por sanar a Gotham, y el foco nunca se pone en esa perseverancia tan característica de Gordon,  o en su sentido de deber hacia la ciudad y sus ciudadanos. Un claro ejemplo es el montaje donde Gordon interroga a varios pacientes con claros problemas mentales. En vez de utilizar esto como un momento para mostrarnos la cara más fea de Gotham, y el deseo de Jim de querer cambiar y ayudar a esta gente, el montaje se hace con un tono cómico que resulta un tanto extraño e irrespetuoso a gente con problemas de salud mental. Hay otras escenas, como Dr. Lang (Isiah Whitlock Jr.) hablando de que el escaso presupuesto es resultado de operaciones municipales, o el guardia que pierde sus llaves que lo esconde para no perder una semana de sueldo, que nos muestran lo más oscuro de Gotham, pero en escenas tan cortas y tan intrascendentes, que pierden fuerza, cuando podrían ser parte de una temática generalizada de mostrar porqué Gordon sigue luchando a pesar de haber caído tan bajo.

gotham-jack-gruber

Lamentablemente hay varios otros aspectos de la serie que siguen desilusionando y sumando motivos para creer que la serie está cada vez más desorientada., Hay que partir por la desagradable involución en la trama de Cobblepot. El hecho que El Pingüino en el mismo capítulo se tratara de pasar de listo y fuera castigado por Maroni se sintió un poco superflúo y fuera de contexto. Si bien sirvió para mostrar que el bueno de Cobblepot ya está aspirando a mayores logros y que Maroni se hace el simpático hasta que le pisan los tobillos, terminó sintiendose disconexo de lo que hemos venido viendo en estas tramas. Por otro lado, las maquinaciones de Fish Mooney para finalmente tomarse el control de la familia Falcone si sintió como un parte de un todo y más relacionado a lo que venimos viendo, y escondió relativamente bien hasta el final el desenlace. Butch utilizando su conexión con uno de los rivales de Fish para eventualmente deducir sus aspiraciones y eliminarlo fue un paso más firme en términos de establecer que quiere el show hacer con esa trama, pero si no comienza a unir de manera más definitiva esto con lo del Pingüino, y comenzar acercarlo a la lucha de Gordon, el show va seguir sintiéndose demasiado segmentado.

Al final el gran problema de Gotham sigue siendo ese. ¿Qué es “Gotham” como serie, y hacia donde nos lleva esta primera temporada? Ya después de 11 capítulos aún vemos la tendencia a sobrecargar los episodios con demasiados personajes. Nuevamente aparecen Ivy y Selina Kyle, en escenas que no aportan nada sumado a una relación entre Montoya y Barbara que se ha sentido extremadamente forzada y acelerada. Ni bien se vuelven a juntar cuando ya se separan, sin ninguna naturalidad y sin nada de emoción, sintiéndose más como eventos que deben suceder que momentos nacidos por el hilo de la serie.No se nos da la oportunidad de realmente conectarnos a Montoya ni a Barbara, entonces no somos capaces de entender porqué son toxicas unas hacia otra. Un par de tomas de tragos y pastillas esparramadas no es suficiente para crear una conexión significante. Todo esto se remata con el francamente increíble hecho de que Barbara al tratar de reconciliarse con Jim realmente creyera que la voz de Ivy era de una mujer y no de una niña de 10 años.

“Rogues’ Gallery” termina siendo una oportunidad desaprovechada, y puede ser el punto de quiebre de la serie. Gotham tiene que de una buena vez decidir como unir sus tramas y personajes de manera más coherente y significativa, y finalmente crear una identidad que la distinga como serie. Todavía está a tiempo de formar una temática más sólida y potenciar sus fuertes, pero ya se le agota el margen, y Gotham está en el filo del cuchillo.

Notas al cierre:

  • Este capítulo introduce a la Dra. Thompkins, quien en los comics es una amiga de los Wayne y ayuda a Alfred a criar a Bruce, tanto es así que sabe su secreto y lo intenta ayudar cuando puede. También hay que destacar que moralmente es muy parecida a los Wayne, con fuerte sentido de servicio público y caritativa.
  • Gruber no tiene un análogo directo en los comics, pero si tiene un particular parecido al Electrecutioner, ya que ha tenido varios sucesores, lo que lo hace un candidato ideal para un villano más largo plazo en una serie prequela.
  • Las analogías de Maroni comparando al Pingüino con un arbol Bonsai y con un mono dan un tono cómico si bien un tanto ridículo.
  • Realmente es una lástima tener a  Donal Logue con menos tiempo de pantalla, considerando que además de potenciar a Ben McKenzie, nos entrega una gran introspección a lo que le hace la ciudad de Gotham a las “almas nobles”.
  • En este capítulo hubo actuaciones particularmente forzadas, sobre todo en las interacciones entre Gordon y Dr. Lang, y unos dialogos horrendos como el de Montoya con Barbara o el de Dr. Lang y Bullock.
  • Totalmente desaprovechado Isiah whitlock Jr.
Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s