Previously On… – Samurai Jack S01E01: “The Beginning”

banner

En medio de un desierto, un eclipse solar oscurece el cielo, y al tocar su sombra un árbol muerto, este toma vida. Emerge una figura negra, de cejas flamantes, dientes filosos que proclama “Once again I am free to smite the world as I did in days long past”. Así se da inicio a Samurai Jack, la historia del hijo del emperador, que deberá luchar contra la maldad encarnada, Aku.

El emperador relata a su pequeño hijo, el príncipe y futuro Samurai Jack (Phil LaMarr), su batalla con Aku (Mako Iwamatsu), un monstruoso hechicero, quien con sus poderes desoló el imperio. Con la ayuda de una espada forjada por tres monjes, el emperador derrotó al monstruo, encerrándolo en un árbol en medio del desierto que había creado. Bien termina de decirle a su hijo está historia, y de advertirle que el mal puede esconderse en cualquier rincón, reaparece Aku, capturando al emperador, y forzando al príncipe a huir con su madre. Jack huye en una embarcación, apadrinado por un capitán leal a su padre, mientras que su madre se separa de él para esconder la espada sagrada.

Aquí empieza una secuencia hermosa, que muestra todo el potencial de la serie y su particular estilo de animación y dirección, sellos de Tartakovsky. Vemos al príncipe viajar por varias culturas, aprendiendo astrología del capitán que lo recibe, equitación de un campamento árabe, jeroglíficos en Egipto, y varias artes marciales de distintas culturas. Vemos a Jack luchar, crecer y aprender, interiorizándose en múltiples culturas. Cada uno de los pueblos que conoce el príncipe son representados por estilos visuales y musicales estereotípicos o clichés, pero que nunca se sienten caricaturescos ni ofensivos, y que realmente sirven para producir la sensación de que en su viaje, Jack está empapándose del mundo que pretende salvar.

Este montaje es traído a la vida por detalladas animaciones, que logran relatar el crecimiento del Príncipe sin una línea de dialogo y establecen la identidad narrativa de la serie. En todo momento Samurai Jack privilegia lo visual y auditivo como medios para contar una historia por sobre el dialogo y la sobre exposición. Además, hay que destacar la musicalización emocionante y estremecedora. Desde la melancólica melodía que marca el periplo del príncipe, a los sones representativos de cada cultura que visita Jack, la música del capítulo es perfecta, añadiendo una capa de inmersión que interioriza en el capítulo al espectador.

Un adulto Jack, culmina su viaje en una montaña congelada, el punto de reencuentro con su madre, quien le entrega la espada sagrada. Volviendo a su país, Jack se encuentra con un pueblo esclavizado, que bajo la vigilia de los secuaces de Aku, explotan la tierra para empoderar más al dictador hechicero. En una secuencia de lucha digna de las mejores películas de samurai, Jack derrota a los demonios y libera a su padre, quien le advierte que no subestime a Aku, puesto que el mal siempre encuentra un camino.

La primera batalla entre Jack y Aku, no sólo sigue mostrando la gran dirección y lo efectivo que es el estilo de animación en retratar el estilo oriental que pretende, si no que además hace un gran trabajo de, como buen piloto, vender la serie. Al principio habíamos visto el devastador poder de Aku para decimar ejercitos, ahora vemos su capacidad de utilizar sus poderes para mutar su forma a distintos animales mientras combate al príncipe. En ningún momento se siente que la victoria de Jack es asegurada, y la acción es cinematográfica y épica. Cuando Jack finalmente logra derrotar a Aku,  el monstruoso hechicero promete derrotar a Jack en el futuro, y antes que este pueda dar el golpe de gracia, lo manda miles de años en el fúturo, donde su dominio se ha extendido por épocas y por toda la tierra.

Más que un capítulo, “The Beggining”, se siente como una verdadera película de 23 minutos, que logra establecer rápidamente el heroísmo de Jack, la tiranía de Aku y el carácter épico de la aventura que está por iniciar. Es imposible no querer saber que pasa con el príncipe, ¿Logrará derrotar a Aku? ¿Podrá volver a su tiempo? El capítulo exuda una personalidad tremenda, cuenta una historia sin nunca abusar del dialogo ni la exposición, dando con el rítmo preciso y encontrando de manera inmediata su identidad. El resto de la serie puede variar tonalidad y hasta estética, dado su ambientación futurista, pero lo establecido en el piloto permanece. Lo más loable de todo esto, es que lo logra hacer de una manera que la serie sea atractiva tanto para niños, jóvenes y adultos.

“The Beggining” es una promesa, de batallas estremecedoras, animación de primera calidad, y un estilo narrativo único, que permanece en el resto de la serie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s