El gran circo pobre de Timoteo (2013)

La plataforma Doc Alliance Film presentó por una semana una serie de documentales chilenos de manera gratuita en su plataforma. Fue nuestra oportunidad para ver “El gran circo pobre de Timoteo”, de Lorena Giachino, a quien debíamos una cobertura al menos desde que se llevase el premio del público en el 18° FIDOCS.

 Timoteo

El Circo Show Timoteo es una leyenda en el mundo de espectáculos nacionales. Para quienes no sepan, es un circo de transformistas nacional, con más de 40 años recorriendo el país durante todos los meses. No es un circo estacional entonces, es una bandera circense construído en base a mucho trabajo y muy buen humor. En su documental, Lorena Giachino logro acceso a un verdadero mito viviente. Hablamos de mito porque el Circo Show Timoteo está rodeado de un aura que mezcla mucho de morbo y especulación. Pero de inmediato la directora nos demuestra que Timoteo es mucho más que eso. Pocos espectáculos pueden decir que han construído su historia por más de 40 años. Con mucho orgullo, lo han hecho a pulso, con las manos y pies en el barro y surgiendo en los cerros de Valparaíso. Por eso el título habla de un circo “pobre”. Timoteo, así como gran parte de los proyectos culturales, debió surgir de muy abajo. Con carpa cocida por los mismos humoristas, sin comodidades, y enfrentando incluso el prejuicio y un durísimo régimen político con la diversidad. Desde el día uno han enfrentado adversidades, principalmente, por mostrar con gracia algo que siempre se mantuvo oculto: el travestismo y el transformismo.

Hablamos de un circo que se niega a morir. Cada jornada es un desafío, y el levantamiento de la nueva carpa viene a ser una alegoría de ello. Mucho tiempo, la carpa fue su guarida, el mundo donde podían ser quien querían, el mundo donde no había prejuicios sino admiración. Hoy, con una sociedad más abierta pero todavía excluyente, Timoteo y compañía se atreven a levantar una nueva cúpula. Una que se vea desde lejos, que sea un orgullo para la diversidad, y que simbolice modernidad y tradición al mismo tiempo. Pero para alzarse, como no, necesitarán del apoyo de todos. Parece que la historia del circo se repite una y otra vez. Nunca han tenido nada fácil, y esta no será la excepción. Con más dificultades y críticas de por medio, Timoteo tiene nuevo hogar.

486297937_640

Hay un fuerte contraste entre el espectáculo y tras bambalinas. El glamour, que de manera peculiar muestran orgullosos cada noche nuestros artistas, es totalmente opuesto a la pobreza con que muchas veces deben lidiar. Insistimos que esta no es una realidad exclusiva del mundo del circo, sino también del mundo de la cultura nacional. Una realidad donde las cuentas no siempre se dan, donde lo novedoso es recibido con problemas, y donde la edad va pesando. Esto se ejemplifica en la figura de René Valdés, Timoteo. Hablamos del genio tras el circo pero que hoy vive un panorama distinto. Mucho más retirado, cuesta imaginar los tiempos de oro de René. Mucho más retirada, ni siquiera es un espectador. Es una especie de guía espiritual, que a través de la fe y una personalidad cautivadora, logra seguir atrayendo a figuras y figuras de transformistas durante años.  Todos los problemas que tienen para reintegrar al espectáculo a Timoteo no los viven con la administración de René. Se trata de un personaje ejemplar. Un gran jefe, solidario, capaz de privarse de lo personal por el éxito de su grupo, y siempre abierto a escuchar a quienes forman parte de su familia.

Lo hermoso en “El gran circo pobre de Timoteo” es que Lorena Giachino no fuerza nada. Graba al circo tras bambalinas y muestra pequeñas tomas del espectáculo. Nada mas. No realiza entrevista. Sólo mira, como nosotros, a los artistas sin pintura, a los artistas en su intimidad, en sus momentos de fe y preocupación, etc., y luego los muestra como sus personajes. La gracia es que es fácil, en el lente honesto de Giachino, darse cuenta que son la misma persona. El documental está hecho de tal forma, que no sorprende que el serio administrador y mano derecha de René sea uno de los más cómicos travestis en la noche. Así, el documental logra claramente derribar prejuicios. El Circo Show Timoteo no es sólo un circo de transformistas. Es un circo de personas. Y no sólo eso. Es, quizás, el circo más identificable en el colectivo general, y forma parte del patrimonio circense nacional. Por eso Giachino nunca se centra en el morbo, sino en el cotidiano. Sus carencias, su organización como familia, sus pobrezas, etc.

El día de mayor lluvia es el día que empieza a cerrarse una tradición de mas de 40 años. René venía recibiendo señales hace mucho tiempo de que era bueno parar. Quien vivió toda su vida iluminado por las luces de una carpa, con gloria y plumas, llora ahora sentado a los pies de un árbol. Se va, se despide de todos los caminos que ha recorrido, consciente de no poder cumplir con aquella frase que abre el documental: morir sobre el escenario, como desea todo artista. Despedirse con gloria, entre aplausos. Llegó el tiempo de dar un paso al costado y dejar a las nuevas generaciones, pese a que el público siempre ha sido transversal. El Circo Timoteo continúa, y nos deja un gran legado. No sólo por ser un elemento clave en nuestra construcción cultural sino también por la aceptación que el mundo transformista tiene hoy, que en gran parte, se lo debemos a ellos.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s