Waiting for August (2014)

Comenzamos a hablar del Festival Cine UC comentando “Waiting for August”, el incréible documental de Tedora Ana Mihai que relata la vida de Georgina, una niña de quince años rumana obligada a cuidar de sus hermanos mientras su madre trabaja en Italia.

afiche

Chile parece ser la tierra prometida para Tedora Ana Mihai. Su documental “Waiting for August” no sólo ganó la competencia internacional en el último Festival de Cine de Valdivia, sino también fue pre estrenado comercialmente anoche en el marco del Festival Cine UC. Se trata de un relato bastante íntimo en que la cámara de Mihai se adentra en la vida de Georgiana, una joven niña rumana que debe cuidar a sus hermanos. Sin dudas, uno de los problemas más fuertes de la crisis europea, que ha golpeado duro en uno de los países más pobres que forman parte de la Unión, y que tiene las tasas de emigración más altas del viejo continente.

Tuve la suerte de conocer Rumania el 2011. En específico Bucarest, y no Bacau, que es donde se graba el documental, pero las sensaciones son las mismas. Se trata del país donde las carencias son las más parecidas a Chile. Hasta las viviendas sociales son iguales. Lógico es, entonces, que tengan problemas similares a los nuestros. Uno de ellos son las casas fracturadas, donde la madre debe trabajar todo el día (en este caso, se marcha a Italia), el padre está ausente, y los hijos deben asumir tareas de dueños de casa, las que compatibilizan con sus estudios y problemas personales. Ese es el caso de Georgina, una niña de aproximadamente 15 años, y la segunda mayor de 7 hermanos, que está al cuidado de los suyos. Hablamos de niños desde los 4 años, hombres y mujeres, todos con sus problemas y cuidados especiales. Y ahí está Georgina, tratando de hacer que la vida funcione como sea. Carga, de cierta forma, con elecciones y culpas que no son suyas, y no siempre es reconocida por ello. Muy por el contrario, cada conversación que tiene con su madre parece ser un reproche por la forma en que maneja la situación.

1546128_1397218120528664_739493374_n

Georgina debe lograr manejar no sólo los problemas de su casa, sino también sus problemas internos. Los avances en los estudios, su despertar sexual, son síntomas de que se encuentra en un proceso fuerte de construcción de identidad. Está en la edad de querer salir a divertirse, de pintarse, y de llegar tarde a su casa. De noche es una adolescente, y durante todo el día es mamá. Un hogar donde el hermano mayor parece mantenerse al margen. Dedicado a jugar todo el día Counter Strike, se esmera más en boicotear las aventuras de su hermana (utilizando al menor de los hermanos para acusarla), que en tratar de sacar su realidad adelante. Así pasan los meses. La madre se empieza a perder fechas importantes (navidad, cumpleaños, pascua de resurreción) y marca presencia a través de giros via Western Union y encomiendas de vez en mes. Sin embargo, la luz aparece al final del túnel. En agosto, la madre de Georgina volverá a casa, y todo se solucionará. Pero no todo lo que brilla es oro. Poco a poco agosto dejará de ser la fecha en vuelve la madre. Por el contrario, agosto es la fecha en que Georgina podrá comenzar a vivir su propia vida, y no cargar con la de otros. Por lo menos, por un par de semanas, cuando su madre vuelva a Italia.

“Waiting for August” es un documental de niños con un carisma único, que se olvidan de estar siendo grabados, y se muestran tal cual son. Un increíble pre estreno que deben aprovechar de ver nuevamente el miércoles 4 de febrero en el Festival de Cine UC, a las 21.30 horas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s