The Flash S01E12: “Crazy for you”

652a927a760d4728c78323fa46fa1f9b

 

Esta semana en The Flash: Barry vs Peek-a-boo, nuevas perspectivas románticas para Barry y Caitlin (y una tormenta para los shippers de la serie), alcohol y karaoke, Pied Piper cumple su palabra -a su manera-, la mejor escena de Henry Allen y el teaser a uno de los mayores némesis de Flash.

Como habrán notado, este fue un capítulo muy recargado de The Flash, un poco siguiendo la tónica del episodio anterior aunque en esta ocasión de mejor forma, todo en poco más de 40 minutos que comienzan a capitalizar las nuevas tramas para la segunda mitad de la temporada, como lo son buscar nuevas relaciones para Barry y Caitlin, agregar nuevas piezas al puzzle de Firestorm, sembrar el terreno para la aparición de nuevos villanos o bien para que algunos como Pied Piper puedan seguir haciendo de las suyas (y seguramente hacer nuevos amigos, considerando que 3 de los Rogues se encuentran sueltos).

Ante este panorama de múltiples tramas confluyendo en un sólo episodio resultaba obvio el tener que “sacrificar” algo, y en esta oportunidad la afectada es la villana de la semana, Shawna Baez (Britne Olford), bautizada Peek-a-boo por Caitlin, que si bien resulta efectiva y genera algo de empatía con su trama, lo cierto es que se trata de una villana menor en el gran esquema de las cosas (independiente de lo carismática que fuera -gracias a la actuación de Olford-, o de lo genial y bien ejecutado de su poder metahumano), por lo tanto, se podía utilizar como “carne de cañón” (sin consecuencias fatales eso sí) y enviar al sacrificio en pos del gran esquema de las cosas, y de tramas que en el mediano y largo plazo serán más importantes que la villana de una semana.

La particularidad de Peek-a-boo como villana (o quizás más que nada una metahumana sin guía y propensa a cometer malas decisiones, porque merece ser vista por un prisma más positivo), es que sus habilidades (derivadas del entrelazamiento cuántico, aunque seguramente a los más entendidos en física cuántica les saldrán algunas ronchas con lo liberal de la adaptación del concepto) le permiten teletransportarse -así como a otros que ella toque-, a distintos lugares, aunque con el límite de tener que encontrarse dentro de su rango de visión, debido a que sus células modificadas por el accidente del acelerador de partículas reaccionaban con la luz. Por lo tanto, y de una forma que quizás le tomó al Dr. Wells más tiempo del que le gustaría admitir en descubrir, si se elimina la luz, Shawna no podrá ver hacia donde teletransportarse y sus poderes quedarán inertes.

The-Flash-Crazy-For-You

De hecho, finalmente fue justamente dejar sin luces la forma que tuvo Flash para derrotar a Shawna, ayudado de paso por el mal gusto de la chica para elegir pareja. Como mencionamos, además de su gran carisma, la otra gran característica de Shawna es su propensión a tomar malas decisiones en la vida, las que parten en el momento en que elige a Clay Parker como su pareja. Parker trabajaba para un mafioso local antes de caer preso en Iron Heights, donde servía condena hasta que su novia lo rescatara, tras haber aprendido a dominar sus nuevos poderes. Lo que la chica quería era irse lejos de ahí para vivir con su amado, sin embargo el hombre tenía otros planes, ya que no sólo quería pagar sus deudas pendientes a su antiguo jefe en la mafia, pero hacer aún más dinero junto a él, sacando provecho de las habilidades especiales de la chica. Lamentablemente para Peek-a-boo, aprendería su lección a la mala, cuando Clay la abandona a su suerte en el momento en que Flash destruía las luces del túnel en que se encontraban y se aprestaba a detenerla. Finalmente, la chica no opuso resistencia para ser conducida a la prisión del acelerador de partículas, lugar donde sería encerrada en una celda especial que no le permite ver el exterior gracias a la existencia de espejos, y que le serviría para reflexionar respecto a lo mal encaminada de su vida amorosa.

Dejando a Shawna de lado, pero entroncando con el tema romántico, es que tenemos nuevos desarrollos para Barry y Caitlin esta semana. Parte de la lección del más reciente capítulo se relaciona con los amores mal habidos y los no correspondidos, los caídos en desgracia y los que no tienen futuro. Parte de la trama de Shawna tenía un vínculo con esto: la forma en cómo el amor nos puede cegar para ver lo evidente, incluso actuando como la única motivación para seguir funcionando, pese a lo adversas de las circunstancias. Es algo que se hace palpable no sólo en la forma en que Shawna arriesgó todo para rescatar a un Clay que, no sólo se aprovechó de sus poderes para su conveniencia pero que ante la primera señal de problemas decidió abandonar el bote; pero además se nota en los ya mencionados Barry y Caitlin, quienes caen en la realización de que, pese a estar en sus 20’s, su vida se había visto reducida a una rutina constante (en el caso de Barry, de salvar el mundo y ver Netflix, como todo hombre de bien), justamente por el hecho que ambos aún no podían superar sus respectivas situaciones sentimentales: en el caso de Barry, parecía aún estar amarrado a una Iris que claramente no se siente igual que él respecto de sus sentimientos mutuos; mientras que en el caso de Caitlin, era el momento de darse cuenta que, pese a no haber fallecido, Ronnie Raymond actualmente no era el mismo con el que ella estaba ad portas de casarse -y no sólo por el hecho de aquél ahora cuenta con habilidades metahumanas-.

Ante esta revelación, y bajo el pretexto de buscar tips que les permitiera dar con el paradero de Shawna y Clay, ambos acuden al bar que ambos frecuentaban (y que por algún motivo nos lo “venden” como un bar poco menos de mala muerte, cuando tenía la pinta de ser el karaoke más divertido de Central City), en lo que es un buen cambio de ritmo para ambos personajes y una interesante nueva dinámica que dejará a más de alguno un tanto perplejo, particularmente hacia el final cuando, y como especulamos hace un tiempo, se nos da a entrever que existe la posibilidad de algo más entre Barry y Caitlin.

Claro, antes de llegar a eso tuvimos que pasar por muchas entretenidas escenas, como ver a Caitlin emborracharse y hacer el ridículo, antes de cantar a dueto “Summer Lovin'” de “Grease” junto a Barry -instancia en la que Grant Gustin se encargó de recordarnos que sabe cantar muy bien (mal que mal, el hombre anteriormente participó en “Glee”)-. Y si la adorable (?) Caitlin borracha no es del gusto de los shippers, su dolor de cabeza se incrementa con la aparición de Linda Park (Malese Jow), quien rápidamente se posiciona como un nuevo interés romántico para Barry, no sólo coqueteando con él y dándole toda su información de contacto de forma bastante ingeniosa, pero demostrando ser bastante carismática y directa, como buena reportera, porque como descubriría Iris poco tiempo después , Linda trabaja en la sección de reportes del Central City Picture News, lugar al cual la va a buscar Barry para tener una cita.

Movido panorama romántico para Barry, y una pesadilla para los shippers -cosa de mirar tumblr para darse cuenta-, que se encuentran divididos entre BarryxIris, BarryxFelicity, LindaxBarry y CaitlinxBarry. Ampliaremos esta noticia cuando corresponda.

the-flash-image-malese-jow-crazy-for-you

Y si Barry tuvo material en el ámbito sentimental, tampoco estuvo exento en el lado más emocional, cortesía de sus escenas junto a su padre Henry. Esto debido a la fuga de Clay Parker en la prisión, por lo cual la investigación criminal tiene lugar dentro de Iron Heights y Joe puede mover sus contactos y cobrar favores para que Barry pueda compartir con su padre, en lo que es un gran reencuentro no sólo por la presencia dominante de John Wesley Shipp en pantalla, pero por la emoción de ver a un padre y su hijo compartir juntos sin los límites que anteriormente imponía la sala de visitas de la prisión, con sus vidrios y teléfonos que apocaban a los personajes.

De todas formas resulta lamentable que esta trama tuviera tan poca exposición, ya que pareciera como si nos hubieran quedado debiendo escenas, particularmente en el momento en que Henry Allen decide ayudar a su hijo e investigar por su cuenta dentro de la prisión para proporcionarle información que fuera útil -lo que a la postre le terminaría valiendo una golpiza y una herida con arma blanca-. Afortunadamente para él y para nosotros, no sólo se salvó de estas heridas, pero pudo tener una emocional escena con Barry hacia el final del capítulo que nos sacó varias lágrimas, no sólo por esta honesta interacción entre padre e hijo -quizás la última que tendrían por un tiempo sin un vidrio entre medio-, pero además por la realización por parte de Henry Allen de que Barry es Flash. Sí, no lo dicen directamente y Barry lo niega a medias, pero todos sabemos que de forma indirecta, ambos sabían que el otro estaba al tanto, y el discurso que Henry le da a Barry es importante, no sólo un premio para Barry y un espaldarazo en su lucha contra el crimen, pero además una entrega simbólica del testimonio -recordemos que John Wesley Shipp había interpretado a Barry Allen en la serie noventera de Flash-, una validación tácita de Grant Gustin en el papel (de la misma forma que la presencia de Christopher Reeves en Smallville fue una validación para Tom Welling como Superman). Sin lugar a dudas una de las mejores escenas de la serie hasta ahora.

Para ir cerrando, no dejaremos de lado la trama de Cisco y Hartley, ya que tal cual como el villano dijera la semana pasada, él tenía información sobre qué había pasado con Ronnie Raymond. Cómo se nos muestra tras la investigación que conducen ambos, llegan a la conclusión que lo que ocurrió realmente con el prometido de Caitlin es que, tras la explosión del acelerador de partículas, su cuerpo fue fusionado con el del Profesor Martin Stein (Victor Garber) -a quién recordarán por ser el encargado del proyecto F.I.R.E.S.T.O.R.M., y que por algún motivo estaba presente en S.T.A.R. Labs el día del accidente-, lo que explicaría el extraño comportamiento exhibido por Ronnie hasta ahora. De una extraña y perversa forma, Hartley Rathaway cumplió con su palabra, aunque terminaría escapando luego de un par de confrontaciones con Cisco, tras las cuales el “hijo pródigo” de S.T.A.R. saldría victorioso y se daría a la fuga. Esta trama no sólo deja la mesa servida para tratar el tema Firestorm (lo que veremos a profundidad en el próximo capítulo), pero además pavimenta el camino para que Pied Piper se una a los Rogues, además de consolidar la rivalidad entre él y Cisco (lo que es interesante si se considera al Cisco de los comics).

The Flash retomó esta semana la senda extraviada brevemente el capítulo anterior, y nos entregó un gran capítulo que inicia formalmente lo que es la segunda mitad de la temporada.

Notas al cierre:

  • El gran teaser de la escena pre-créditos: la introducción formal de Gorilla Grodd, uno de los archienemigos más importantes de Barry Allen en los comics, y que había sido anticipado previamente en la serie, tanto en el piloto -cuando vimos su jaula vacía-, como en “Plastique”, cuando descubrimos que era parte del proyecto en conjunto que S.T.A.R. Labs y el ejército llevaban en conjunto -y que desembocó en el conflicto entre Wells y el general Eilling-. La gracia de Grodd es que se trata de un gorila súper fuerte e inteligente que además cuenta con habilidades psíquicas, lo que históricamente lo ha convertido en un gran adversario no sólo para Flash, pero incluso para la Liga de la Justicia, por lo cual su introducción es importante en la serie ya que demuestra la recepción que realiza la producción de incluso los elementos más propios de un comic (como lo es la sola idea de un súper gorila con poderes psíquicos), pero además el buen trabajo en materia de efectos visuales (sí, no va a llegar a los niveles de las actuales películas de “Planet of the Apes”, pero bajo presupuesto de TV, se veía realmente bien). Seguramente Grodd será utilizado como teaser durante gran parte de la temporada, antes de tener algún rol más sustancial -y claramente antagónico-, asumimos durante la segunda temporada.
  • “Did you sneak a peek at my goods?”. Smooth Doctor Snow, smooth.
  • Lashawn “Shawna” Baez fue un personaje creado por Geoff Johns en su tiempo como escritor de The Flash y su aparición en la serie no es coincidencia, considerando que Johns es uno de los productores ejecutivos y escritores del show (además de cumplir con su rol de Jefe Creativo de DC Entertainment, y de supervisor del uso de los personajes de la editorial en distintos medios).
  • Las esposas con las que Cisco saca a Hartley del acelerador de partículas eran sospechosamente parecidas a las que Pied Piper tuviera que portar durante “Countdown to Final Crisis” (un discreto comic dicho sea de paso, más si se considera que, en teoría, era la historia que desembocaría en el grandioso “Final Crisis”).
  • A propósito de Cisco, el que tuviera un artefacto que creaba ondas de sonido y vibraciones no fue casualidad ya que, como hemos dicho varias veces, Cisco Ramón en los comics es el superhéroe Vibe, con la capacidad para emitir ondas de sonido de alto impacto.
  • Linda Park había aparecido previamente tanto en Arrow como en The Flash, como una conductora de noticias, sin embargo, el rol fue recasteado y rejuvenecido para darle un nuevo interés romántico a Barry. Anteriormente, la actriz Olivia Cheng (de 54 años) era quien daba vida al papel.
  • A propósito de Linda Park, su equivalente en los comics eventualmente se casaría con Flash y tendrían un par de hijos; aunque esto no fue con Barry Allen, sino que con Wally West, el antiguo sidekick de Barry y que posteriormente sería el tercer héroe en llevar el manto de Flash, tras Jay Garrick y el ya mencionado Barry.
  • “Faster than a speeding bullet…”, segunda oportunidad en que se realiza una referencia así a Superman en la serie.
  • Mientras más lo pienso, más deficiencias encuentro a la prisión del acelerador de partículas. ¿Quién los alimenta? ¿Dónde van al baño? Tampoco es como si, además de encerrarlos, alguien hasta ahora hubiera tratado de encontrar una cura para sus habilidades, como Wells dijo en un comienzo (claro, Wells resultó ser Reverse Flash, así que todo lo que diga debe ser tomado con cierto escepticismo).

Nos despedimos con el avance del próximo capítulo, aptamente titulado “The Nuclear Man”:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s