Better Call Saul S01E01: “Uno”

“Better Call Saul”, el esperado spin-off de Breaking Bad, ya fue estrenado y en Revius revisamos lo que fue su excelente su primer capítulo.

Si tengo suerte, en un mes más, en el mejor escenario, estaré manejando un Cinnabon en Omaha“, nos decía Saul Goodman en la que sería su última aparición en Breaking Bad. Seis minutos en blanco y negro antes de que corran los créditos nos da Vince Gilligan para demostrarnos que la secuencia que abre este spin-off es un flash-forward, mostrándonos el presente del otrora carismático abogado de Walter White, Saul Goodman, ahora convertido en “Gene” y en, efectivamente, el manager de un Cinnabon.

Un hombre con una vida vacía, tan en blanco y negro como la grabación que estamos viendo, donde los únicos momentos en que lo vemos cobrar vida son claves, e incluso, tristes: mientras está en su negocio, “Gene” divisa a un hombre de sospechosa apariencia, tan sospechosa que incluso nosotros podemos sospechar lo peor y que este será el fin del camino, sin embargo, la vida de “Gene” está a salvo tras confundir a un muy serio cliente con un posible matón, asociado con los tíos nazis de la quinta temporada de Breaking Bad. El segundo momento, sirve nada más para la confirmación del triste destino de Saul Goodman, albergado en su nuevo hogar, con el sonido del televisor como única compañía, decide revisitar su antigua vida llevando una cinta a su VHS y repitiendo una y otra vez los comerciales que, alguna vez, nos hicieron reír viendo como el colorido abogado promocionaba su negocio, haciendo conocida una frase que desde hoy comienza a contar su propia historia: Better Call Saul.

Captura de pantalla 2015-02-09 15.57.58

De lo que es Saul Goodman, pasamos a quién era, el hombre antes del mito. ¿Su verdadera identidad? James McGill, un abogado de poca monta que se dedica a tratar casos que no considera a su altura, además, ganando dinero que no es el suficiente para mantenerse como el quisiera. Su vida es no es satisfactoria, ni rentable, ni mucho menos exitosa, algo de lo que nos enteramos en los primeros minutos en color de la serie; James “Jimmy” McGill debe enfrentarse a un caso perdido, a una práctica con una oficina reducida a una habitación adyacente a una peluquería y a tener que fingir la voz de una inexistente secretaria, además de verse envuelto en un intento de estafa de dos gemelos que fingen un atropello para sacarle dinero al malogrado abogado.

En la oscuridad de su pequeña oficina y mientras revisa su correspondencia llena deudas impagas, un sobre contiene el que podría parecer la solución a todos sus problemas financieros, pues contiene un cheque a su nombre por 26 mil dólares. Luego de romperlo, Jimmy se dirige a una gran oficina que alberga a una firma de abogados, donde su apellido aparece como uno de los asociados; aquí descubrimos al que creemos será uno de los principales hilos de la historia, pues en nombre de su enfermo hermano Charles “Chuck” McGill pretende hacerse del dinero que le corresponde por todo lo hecho por la firma, a lo que los demás socios se niegan, apenas ofreciendo sumas de dinero que no satisfacen para nada a Jimmy. Además, en su reclusión y a oscuras, Chuck ya ha hecho un trato con sus antiguos socios para recibir una “pensión”; cuando Jimmy ya se siente lo suficientemente pasado a llevar por el hermano que ha estado manteniendo, este le pide como “cortesía profesional”, a nombre de sus socios, que no ocupe el nombre “McGill”, para evitar confusiones futuras.

better-call-saul-s01e01-1-970x0

Con toda la rabia contenida por su situación, Jimmy va tras los gemelos que anteriormente “atropelló” para que lo ayuden a ganar a una pareja de clientes que desechó sus servicios para ir con los socios de su hermano Chuck. Pero antes, escuchamos la historia de “Slipping Jimmy”, la historia de McGill en su juventud y como él, al igual que los gemelos, sabía aprovecharse de las circunstancias para conseguir altas sumas de dinero. Y eso es lo que Jimmy promete, sin saber que terminaría golpeando la puerta de un viejo conocido (para los seguidores de Breaking Bad).

better-call-saul-s01e01-2-1920x1278La familiaridad con la que se presenta Better Call Saul es una cualidad que ya la quisieran muchas series; una familiaridad que, a pesar de hacernos sentir que estamos viendo algo conocido, sabe despegarse de aquello y sabe crear un producto y una historia completamente nueva, llena de humor negro.

Las comparaciones y paralelos con Breaking Bad son inevitables, pero al mismo tiempo, no podemos evitar identificar las diferencias entre las series a cargo de Vince Gilligan. Como por ejemplo, la desfachatez y extrema sinceridad de Jimmy con su hermano, al hacerle ver que el punto de todo no es la satisfacción de un trabajo bien hecho al ayudar a personas incapaces de defenderse, sino el dinero que podemos sacar de esas situaciones. Es aquí donde Chuck McGill puede que emita el consejo más significativo para lo que será la vida de Jimmy de aquí en adelante: “¿Por qué no creas tu propia identidad? ¿Por qué vivir del éxito ajeno?“.

Momentos como las secuencias llenas de detalles, como todo el proceso de cocina en el Cinnabon, un pateado basurero metálico por Jimmy nos lleva a un golpeado ventilador en un baño por Walter White, el “apadrinamiento” a unos jóvenes con intentos de delinquir, la preocupación por un miembro de la familia, las ansias de dinero y caras conocidas se hacen parte en ambas creaciones de Vince Gilligan, sin embargo, y como mencionamos anteriormente, se desligan la una de la otra para crear nuevas historias.

Todo a cargo de la excelente interpretación de Bob Odenkirk, a quien conocimos como Saul Goodman y casi como una burla dentro de Breaking Bad, para adueñarse de un personaje que hoy podemos considerar nuevo. ¿Cómo Jimmy McGill se convirtió en Saul Goodman? No sabemos cuanto nos queda para saber esto, pero si sabemos que será un camino muy interesante de recorrer.

Observaciones al cierre:

  • La canción con que abre la serie es, en otro de los guiños musicales que bien supo usar Vince Gilligan, “Address Unknown” de The Ink Spots donde se canta “Address unknown, not even a trace of you“.
  • Volver a ver con vida a Mike Ehrmantraut fue más que un gusto. Ahora solo nos queda ver como él y Jimmy terminan asociados.
  • No tener un abogado sería como no tener seguro de salud, dice Jimmy. ¿Le creemos?
  • Al parecer, las estrategias para estafar y conseguir lo que quiere no fueron nunca ajenas para Jimmy/Saul/Gene.
  • Los últimos diez segundos y ese cameo fue una sorpresa que no veíamos venir. Muy bien ahí, dejándonos enganchados casi de inmediato.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s