Gotham S01E15: “The Scarecrow”

gotham-s1-ep15-the-scarecrow-preview-clip-feat-image

 

El fin del arco de origen del Espantapájaros, y los mismos problemas que han plagado a la serie durante toda su primera temporada, nos acompañan esta semana en Gotham.

En esta ocasión no vamos a partir haciendo un rant extensivo (o no tan largo) sobre todas las cosas que Gotham ha hecho mal a lo largo de estos 15 capítulos, porque, ¿para qué? Es lamentable, pero son cosas que a estas alturas ya se dan por sentadas, y si bien “The Scarecrow” logró mantener esa leve alza que la serie había conseguido con “The Fearsome Dr. Crane”, las faltas y caídas en que recae la serie se mantienen semana a semana, por lo cual, lo que hemos dicho en prácticamente todas las reseñas hasta ahora son cosas que persisten y se hacen aplicables para el capítulo de esta semana. Triste, pero cierto.

Lo que de nuevo es lamentable porque siendo “The Scarecrow” la segunda parte de un arco de dos episodios, de verdad pensábamos -ilusamente- que este capítulo podría dedicar algo de tiempo a desarrollar a sus personajes, quizás a enderezar y enfocar su narrativa en la historia que debería tener la mayor atención en esta ocasión: la historia de origen de Jonathan Crane y cómo algún día se convertiría en El Espantapájaros, uno de los más temidos villanos de Batman. Pero no, Gotham optó una vez más por dedicarse a una plétora de tramas, sin comprometerse 100% con una en particular, lo que a la postre termina haciendo más mal que bien a este capítulo -y por extensión, a la serie-.

Cambios de tono burdos, tramas inconexas y una falta de compromiso tanto por el desarrollo de personajes como por priorizar los argumentos más relevantes de la temporada, nuevamente salen a relucir en un capítulo que no bien presenta algo de potencial, queda más que corto en la ejecución.

gotham-ep115_scn33_24598_hires2

El argumento -supuestamente- principal de la semana nos muestra a Gordon y Bullock tratando de dar con el paradero del doctor Gerald Crane, luego de que éste se les escapara de las manos tras el incidente en la piscina la semana pasada. Es la parte “procedimental” de la serie entonces la que se toma el capítulo, lo que es algo extraño, no sólo por quitar del reflector a los Crane durante gran parte del episodio (salvo un par de escenas, Jonathan Crane prácticamente no tiene motivación alguna para nada), dejando el foco en Gordon y Bullock, lo que es un panorama complejo, ya que por un lado su dinámica -así como la química entre Ben Mckenzie y Donal Logue- es de lo mejor que tiene la serie. El problema, es que constantemente se pierde en el mar de mediocridad que son los elementos procedimentales de la serie, completamente burdos y sin una gota de sutileza.

De nuevo, esto va en detrimento de la serie porque no sólo nos priva de motivación o de conocer un poco más al futuro espantapájaros, pero además afecta al villano de las últimas 2 semanas, que es su padre, reducido a un montaje de experimentación y a los diversos intentos de probar su suero creado en base a las glándulas suprarrenales de la gente para así lograr combatir el miedo, que él considera como un defecto genético que acosa a la humanidad. Ahora bien, esta exposición proviene no del propio Crane, sino que de la directora de la escuela donde éste ejercía como profesor de biología hasta hace unos meses, antes de que iniciara su fase de experimentación. El que el desarrollo venga de parte de otra persona y no de Crane termina quitándo peso al capítulo, no sólo porque conocer esos hechos de la fuente suele ser mejor desde un punto de vista narrativo, sino porque adicionalmente termina marcando el desarrollo del capítulo y la forma en que Bullock y Gordon tratarán de dar con su paradero.

Y aquí recae, nuevamente, lo burdo y evidente de los elementos procedimentales de la serie, debido a que absolutamente todo lo relacionado con la trama de los Crane se vuelve increíblemente predecible y cualquier espacio para sutilezas (como la verdadera naturaleza de la causa de muerte de la esposa de Crane, así como la fuente de su miedo), se ve completamente obliterado por la fuerza de lo evidente. Lo obvio y predecible de la trama le quita cualquier ápice de tensión a su desarrollo, hiriendo tanto a la serie como a sus personajes.

Finalmente, las últimas escenas son lo que se puede rescatar de todo arco argumentativo, cuando vemos a Gerald Crane experimentar en su hijo Jonathan, e inyectarle una cantidad desproporcionada de su suero contra el miedo, lo que termina causándole daño fisiológico y neurológico a Jonathan, sometiéndolo a un estado de completo y constante terror, donde siempre pareciera estar viendo aquello que más miedo le causa, en su caso, un espantapájaros (buen uso de CGI al respecto). El problema es que, salvo porque sabemos que Crane algún día será el villano que comparte nombre con su miedo, la serie nunca nos dio ninguna pista hacia aquello, por lo que nuevamente cae en la grieta de “presentemos forzadamente el origen de alguien que en 10-15 años más se volverá un dolor de cabeza para Batman”, por lo que de esta forma termina arruinando una trama que en la previa de verdad prometía mucho.

Los mejores villanos son no sólo aquellos que se presentan en contraposición a los héroes como reflejos perversos de su ser o sus misiones, pero que además muestran una convicción personal fuerte en estar actuando conforme a lo que creen es lo correcto. Y, salvo con Cobblepot y la Mafia, Gotham no nos ha mostrado nada de eso en torno a los demás futuros adversarios de Batman.

gotham-115_thescarecrow_4_0406_hires2

Ahora bien, como suele pasar en la serie, las tramas menores salieron al rescate y reflote del capítulo en general, y si bien las de Oswald y Fish no estuvieron a la altura de otras semanas, no defraudaron. Sin embargo, por lejos los premios del episodio se los lleva la breve pero emotiva trama de Bruce y Alfred; argumentativamente no es mucho, ya que se trata de Bruce queriendo honrar una antigua tradición que tenía con su padre de realizar una excursión al bosque todos los años para añadir una piedra a un montículo que construían. Bruce busca continuar con la tradición tras la muerte de Thomas, así que decide realizar la caminata solo y quedarse en el sitio para ver la salida del sol como solía hacer junto a su padre. Es una trama sencilla pero simbólica en la transición de Bruce a lo que algún día será, así como también como un nuevo paso en su camino para sobreponerse a la pena, la rabia y el miedo que lo han acompañado desde el incidente a la salida del teatro.

Claramente el viaje -simbólico y real- no estaría completo sin dificultades, y es lo que ocurre cuando Bruce, tras un ataque de ira contra los montículos, pierde el equilibrio y cae cerro abajo, causándole una lesión en el tobillo. Imposible no recordar el clásico “Why do we fall, Bruce?” de las películas de Nolan al ver a Bruce tener que levantarse y arrastrarse para salir de la situación, en un acto simbólico. Al llegar arriba, lo esperaba Alfred, en una simpática escena donde no sólo se refuerza el papel de Bruce (y la gran actuación de David Mazouz), pero además solidifica aún más el rol de Alfred, tanto como padre sustituto, como pilar de apoyo de Bruce.

Sobre Fish y Cobblepot, es poco lo que se puede decir en verdad. Tuvieron tramas entretenidas, pero que no aportaron en demasía -y de cierta forma, estuvieron “peor” que otras semanas-; para el caso de Fish, nos perdimos su duelo con el pirata, ya que sólo la vimos despertar en alguna prisión en sepa uno donde, rodeada de gente de variados orígenes -asumimos todos secuestrados en el mar-. El personaje de Jada Pinkett-Smith pronto aceptaría este desafío y se haría con el rol dominante y de líder de los prisioneros, aunque salvo aquello, no ocurrió más, porque no sabemos realmente dónde está ni ante quién se enfrenta.

Para el caso de Oswald, se trata de ver su relación con Falcone recompuesta, ya que el Don de la mafia de Gotham lo necesita, por su inteligencia, por el hecho que cree no es una amenaza para él, y porque el antiguo club de Fish necesita generar dinero y nueva administración (un punto donde Oswald fracasa estrepitosamente en su primer intento). Lo más relevante sin lugar a dudas fue el cónclave entre Falcone y Maroni donde se negoció la vida del Pingüino, la que fue salvada a cambio de Maroni recibir $200k y un regalo por parte de Carmine: un juez de Gotham, que había sido una piedra en el zapato de Maroni, para que éste hiciera con él lo que quisiera. Sutil regalo que salva -temporalmente a Cobblepot, ya que sabemos que el personaje de David Zayas quiere hacerse con el control de la ciudad, por lo cual le asegura a Oswald que apenas Falcone de un paso al costado, él será un hombre muerto (de paso utilizando una burdísima metáfora al derramar un vaso de champagne, para ilustrar la sensación de miedo de Oswald).

Notas al cierre:

  • Al igual que en los comics, “Oswald’s” es el nombre del primer club que administra el Pingüino.
  • La escena entre Nygma y Cobblepot fue extraña y completamente innecesaria.
  • La Dra. Thompkins ahora trabaja en la policía de Gotham, lo que por algún motivo dejó inicialmente a Gordon “marcando ocupado”, lo que es raro, considerando que él mismo fue quien lo sugirió la semana pasada.
  • A propósito de Gordon, toda su trama respecto a lo “inapropiado” de tener demostraciones públicas de afecto con la Dra. Thompkins mientras estén en horas de trabajo me pareció una trama recalcitrantemente obsoleta, sin sentido y fuera de lugar.
  • A propósito de obsolescencia, el comentario de Bullock sobre cómo ahora las chicas de secundaria se veían mejor que en su época fue innecesariamente creepy.
  • Si algo todavía se puede rescatar en gran medida de esta serie, es que su trabajo de fotografía y cinematografía es impecable.

Gotham1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s