Girls S04E05: “Sit-In”

La semana pasada nos quedamos en el regreso de Hannah a Nueva York y la aparición de la nueva novia de Adam. Ahora nos situamos en el mismo lugar pero vemos a Hannah en estado de negación mientras se da cuenta que sus cosas ya no están en el departamento que compartía con su novio porque ahora es Mimi-Rose quien vive con él. Su reacción es infantil pero entendible, todo el mundo que dada por sentado se le está derrumbando, no logra procesarlo y termina haciéndose bolita en su antiguo cuarto. Adam llama a sus amigas en busca de ayuda y la primera en llegar es Shoshanna, quien la ayuda a googlear a Mimi-Rose para saber de quién se trata, lo que sólo sirvió para que se dieran cuenta de que era una artista exitosa. Además, descubren que Adam derribó la pared que separada las habitaciones y para convertir el departamento en un espacio abierto, algo que ella le sugirió mil veces pero nunca llevaron a cabo, ¿qué podría haber cambiado tanto a su compañero?

Luego es el turno de Jessa, quien le confiesa que los presentó pero que no debería sentirse tan mal, después de todo The Heart Wants What It Wants (citando una famosa canción de Selena Gomez). La conversación termina con la cachetada que le propina Hannah a Jessa después de ver su falta de empatía, quien se la devuelve y se marcha. También se hacen presentes los siempre extraños Laird y Caroline –hermana de Adam- mostrándoles su apoyo y Ray quien señala que debe luchar por justicia porque no se merece lo que le está pasando pero, de cierta forma, nunca deja de relacionar todo consigo mismo y termina contándole su problemática con el semáforo que vimos en el capítulo anterior. También le habla sobre Marnie pero le dice que tiene claro que ella nunca lo elegirá, sabe que sólo fue su puto.

Marnie aparece después de haber estado incomunicada, con Desi se desconectan por completo del resto –incluso de los celulares- cuando están grabando. Ahora viven juntos, Marnie también ha tenido una serie de cambios en el último tiempo pero, a pesar de todo lo egoísta que sabemos que es (también lo son el resto de las chicas de esta serie) y de lo distantes que han estado en el último tiempo, llega en ayuda de su amiga y le da el mejor consejo que Hannah podía recibir. Le dice que tiene que seguir adelante con su vida, que lo que tuvo con Adam ya es cosa del pasado y que va a estar bien pero se tiene que ir de ese departamento. Este es el empujón que le faltaba para dejar el lugar pero, antes de eso, Adam se encarga de contarle su lado de la historia. De cierta forma, se había sentido aliviado con su partida. La amaba y en algunos momentos la relación había funcionado tan bien que no lograba imaginarse con nadie más pero la mayoría del tiempo las cosas no funcionaban y habían intentado rescatar su relación de todas las formas posibles. No había planeado estar con alguien más tan rápido, sólo sucedió pero quería ver si iba a funcionar o no. Definitivamente, ya no se ve al lado de Hannah. Todo esto la destruye por completo y lo vemos en su expresión, convirtiéndose en uno de los momentos más emotivos de toda la serie y que justifica cada nominación que Lena Dunham ha tenido en los últimos años por su interpretación en esta serie. Le es difícil comprender que hace un mes vivían felices en el mismo departamento que ahora él comparte con alguien más. Ella sigue siendo la misma persona y no entiende cómo el resto pudo haber cambiado tanto. Lo cierto es que sí vimos varios problemas entre ellos, situaciones que afectaron a Adam como la falta de espacio para prepararse para su debut en el teatro y la necesidad constante de atención de Hannah. Adam estaba ahogado pero se encontraba tan inmerso en la relación que no se daba cuenta, la distancia provocada por el postgrado de Hannah le permitió entender mejor sus necesidades. Claro que no podemos negar que mudarse con Mimi-Rose fue algo rápido.

Este capítulo se encargó de mostrarnos de manera concentrada la mayoría de las reacciones de las personas más cercanas a Hannah –sólo nos faltó Elijah y sus padres- ante su ruptura con Adam, algo con lo que casi todos podemos empatizar. Además, dado el habitual comportamiento infantil de ella, era esperable la necesidad de cuidado y consuelo del resto y se agradece ver en las opiniones de cada uno lo bien escrito que están los personajes, con una continuidad que muchos shows deberían imitar.

Hannah termina el episodio yendo a la bodega donde Adam dejó todas sus cosas, está sola y se echa sobre su sillón. El futuro se ve desolador, lo que se ve aumentado con Shiver de Lucy Rose en el fondo pero tendremos que esperar al próximo episodio para ver si nuestra protagonista renace de las cenizas o queda sumida en un estado depresivo. Además, aún no sabemos qué es lo que le ocurre a su padre.

Algunas notas al cierre:

  • Shashanna demostrando una vez más que no tolera a Marnie: “You and Me, and Jessa, and or slash Marnie, we’re going to get through this together”. 
  • Hannah: “Why is everyone acting like tea is some sort of magic elixir that will make it so Adam doesn’t have a girlfriend anymore?”
  • Caroline (sobre Adam): “He’s really at his best when he’s nurturing the poor, the lost, the profoundly damaged. Which is why you were so perfect for him”.
  • Mimi-Rose (en un video de youtube): “Think of all your ups and downs, your hopes and fears. How many of them have been yours, and how many of them have been constructs of romantic discord?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s