Arrow S03E14: “The Return”

screenshot_00092

Oliver vuelve a la isla y a Starling City en el mismo episodio, pero en líneas de tiempo paralelas. Además, Slade Wilson quiere cumplir su promesa, en un nuevo capítulo sobre el hombre bajo la capucha verde.

En un episodio marcado por el viaje de Oliver y Thea a Lian Yu como tarea de Malcom Merlyn para que Oliver recobrara el instinto asesino, y la promesa de que Slade Wilson diría presente nuevamente en la serie, “The Return” quizás se trata más de la historia del flash-back donde también Oliver regresa, pero a Starling City por primera vez desde el accidente del Queen’s Gambit. Esto porque la carga emocional está en un Oliver que está atado por Amanda Waller a cumplir con una misión en la cuidad que años después prometería salvar, y la observación de la vida sin su presencia ni la de Sara por parte de sus seres queridos, además de una que otra gran revelación. Revisemos en extenso.

En la porción isleña de esta semana, Oliver se acerca a Thea en el lugar que “le recuerda quién es”, la isla donde está enterrado su padre, y donde pasó de ser un mimado millonario a un probado arquero y asesino por necesidad. Thea cree que con la revelación de la identidad de Oliver, ya no hay secretos entre ambos, pero se equivoca. Thea le cuenta a Oliver que sabe, de boca de Laurel, que Sara ha muerto, y le pregunta por qué no le contó, considerando que eran amigas. Oliver responde que no era un secreto de él, y que ella tenía sus propios secretos, por lo que no le parecía correcto hacerlo, aunque Thea desconoce que la razón de fondo es que fue ella quién mató a la menor de las hermanas Lance, a cargo de la Votura con la que Malcom Merlyn controló a Thea para incriminarla, y hacer que Oliver respondiera por ella (y él) frente a Ra’s Al Ghul.

Ollie necesita aire y espacio, por lo que decide visitar a un viejo amigo en la prisión subterránea que controla A.R.G.U.S. en la isla, Slade Wilson. El villano principal de la segunda temporada a cargo del carismático Manu Bennett se enfrenta a Oliver una vez que éste se da cuenta de que Slade ha escapado de su celda, y Ollie regresa donde su hermana para protegerla, cuando ambos son interceptados por el otrora Deathstroke, quien los encierra en la prisión subterránea. Lo simpático de todo esto es que quien liberó a Slade fue el propio Malcom Merlyn para que Oliver recuperara su instinto asesino cuando viera la vida de su hermana comprometida en el embrollo. Todo culminó en un intenso diálogo en el que Slade promete cumplir su promesa de destruir su vida, con un plan para escapar de la isla y hacer desaparecer de la vida a los hermanos Queen en Starling City, mientras ellos se quedan encerrados en Lian Yu para siempre.

screenshot_00093

Otra arista de la dinámica isleña es que Slade le pregunta a Thea si sabe el origen del conflicto entre él y Oliver, pero Slade supone que no ha sido así, pues Oliver ama sus secretos, “es lo que eres”. Finalmente, en medio de los cuestionamientos por los secretos que Oliver oculta a Thea, él reacciona a la forma de salir de ahí, ya que “la prisión está construida para hombres, no para mujeres”, por lo que el botón de alguna forma no está tan lejos de la celda, a lo que tras un poco de esfuerzo de Thea permitiendo dislocar su brazo, pueden oprimir el botón para abrir las puertas del lugar. Demasiado fácil, pero en fin.

Los hermanos escapan y se enfrentan a las trampas que el propio Oliver dejó en la isla, lo que lo embate, momento justo en el que Thea le pregunta nuevamente por el autor del asesinato de Sara. Él le responde que fue Malcom, quien estaba en Corto Maltese con ella en el momento, a lo que Oliver le responde que usó una droga para matarla, indirectamente, así la mujer que mató a Sara no se enteró. 1+1, Thea se entera que fue ella la asesina de Sara, lo que termina por destruir la imagen de su padre frente a ella, dejándola con la carga de haber acabado con la vida de una amiga. Momento justo que Slade utilizaría para atacar a Thea, a lo que Oliver reacciona embistiendo a Slade. Thea toma el arma, y Oliver se encarga de que no toque más oscuridad matando a Slade. Tras el combate, Slade vuelve a su celda, en la que amenaza que no será la última vez que lo veamos, porque sabe cosas que pueden dañar a Oliver, entre ellas, el amor que siente por Felicity, lo que no deja de dañar a Ollie en medio de la tensa relación que actualmente hay entre él y la hacker. Slade también le comenta algo que Oliver ya sabe: a pesar de no matarlo, hay oscuridad en Thea. Malcom Merlyn no será un gran docente, pero es contagioso.

screenshot_00094La otra arista del capítulo se enmarca en la misión que Amanda Waller le da a Oliver para regresar a Starling City junto a Maseo y recuperar el virus Omega en la subasta que Chien Na Wei ofrecería en la ciudad natal de Ollie. El flash-back sirvió para que Oliver conociera el estado de sus seres queridos tras su muerte, y lidio con su desesperación al tener tan cerca y tan lejos la salida de la isla, ya que Waller prometió que tanto ella como su superior se encargarían de matarlo a él, a los Yamashiro, y a todos los que sepan que Oliver Queen está vivo.

En medio de la operación, Oliver se encuentra con Thea afuera del edificio de Queen Consolidated, ya que el empresario que investigaban para dar con el paradero de la subasta era uno de los colegas de Robert Queen que apareció activamente en la primera temporada de la serie. Oliver observa como Tommy sigue a Thea cuando ella está comprando drogas en la tumba de él y su padre, en un rol protector que Tommy hereda de Oliver como su mejor amigo, mostrando una gran cara del personaje de Colin Donnel. Tras eso, Oliver debe llevar un dispositivo a las oficinas de Queen Consolidated, que servirá para obtener la información de uno de los computadores del lugar, al igual que un par de archivos dirigidos tanto a Oliver como Thea de parte de su padre, momento en que aparece Felicity, de forma muy poco sutil, en la oficina de Robert Queen, donde observa la imagen de Oliver en una fotografía y le llama la atención su atractivo, a pesar de estar muerto. Innecesario cameo de nuestra hacker favorita, la verdad.

Tras correr el programa para buscar el lugar de la transacción, Oliver visita la fiesta de Tommy en la que estaría Laurel y Thea. Oliver se encarga del vendedor de drogas una vez que descubre su identidad, y observa el incipiente interés de Tommy en Laurel. Pero lo relevante acá, más allá de eso, es que presencia la caída del Detective Lance por la “muerte” de Sara. Sumido en el alcoholismo, y con Laurel como su único soporte, el detective sufre por haber perdido a su hija y a su mujer como consecuencia de aquello, lo que incluso ha comprometido su trabajo. Además de eso, el Detective ve cómo Laurel, quien alguna vez le dijo que quería ser abogada para ayudar a la gente, está a punto de aceptar una oferta de trabajo de una firma corporativa en San Francisco, traicionando sus ideales, y a él en el camino. Hay que decir que, como todas las semanas, Paul Blackthorne se luce como uno de los pilares dramáticos de la serie, sobre todo cuando su contraparte en la línea de tiempo presente debe batallar con saber que, esta vez, su hija está efectivamente muerta, que Laurel se lo ocultó, y que ella ha tomado el manto de Black Canary en las calles. De todos estos eventos, es el segundo el que más lo afecta, por la relación de confianza que siempre hubo entre ambos, sobre todo en el flash-back, donde se aprecia a Laurel como la única que estuvo a su lado cuando tocó fondo.

Quedarían tres eventos para comentar en el capítulo: el regreso de Oliver para ayudar a Maseo en recuperar el Omega, en medio de una buena escena de acción como nos acostumbra el equipo de la serie, la revelación de que Matthew Shrieve debuta como el superior de Amanda Waller, quien le ofrece a Oliver una vez que el Omega esté a salvo en China, un ticket para ir al lugar del mundo que guste, tras ser obligado a irse de Starling City una vez completada la misión.

La tercera es la proyección de una especie de video-testamento que Robert dejó para Oliver (y un archivo para Thea, que no vimos en este episodio), en el que el padre de los Queen confiesa no haber sido el hombre correcto que ellos creían, y también de haberse enriquecido de mala manera. También cuenta a Oliver que dejó una libreta con el nombre de las personas que le habían fallado a la ciudad al igual que él, pidiéndole a Ollie corregir sus errores, y ser mejor que él. Con esta escena, sabemos por qué Oliver siguió al pie de la letra la lista en la primera temporada, antes de reflexionar sobre esto junto a Diggle y Felicity, así como su rol de asesino.

screenshot_00096

Una vez de vuelta en el departamento de Thea, ella encara a Malcom por haberla utilizado para matar a Sara. Pero así como le dice que no quiere ser más su hija, si está dispuesta a ser su soldado. Por otro lado, el Detective Lance también parece guardar rencor por The Arrow y la bandita de vigilantes, ahora que Laurel es una de ellos. Habrá que ver si la amistad de Lance y The Arrow cambia tras los hechos de los últimos dos capítulos.

En un buen capítulo, en el que lamentablemente (quizás por la falta de tiempo para desarrollar más su personaje, ya que sólo volvió por un capítulo) el regreso de Manu Bennett en el rol de Slade Wilson no se sintió tan importante como hubiésemos querido, y de hecho tomó un rol marcadamente secundario. A pesar de un par de elementos algo forzados en el flash-back, sí agradecemos conocer más de la relación previa de Laurel y Quentin Lance, así como el regreso de Colin Donnel en un protector Tommy Merlyn. La próxima semana viajamos a Nanda Parbat, en lo que marcará el careo entre Malcom Merlyn y Ra’s Al Ghul (trailer del capítulo al final), quizás para discutir antiguas deudas entre ambos. Ah, y también el debut de un atómico super héroe.

Observaciones al cierre:

  • A pesar de ser muy superficial, vimos por primera vez a Andy, el hermano de Diggle, que trabajaba junto a John en la seguridad de la fiesta de Tommy. Suponemos que en un futuro veremos su muerte a manos de Deadshot.
  • Qué mala fue la aparición de Felicity. Y no sé si la sonrisa de Oliver ayudó o empeoró la escena.
  • Como dijimos, el superior de Amanda Waller es Matthew Shrieve, conocido en el mundo de los cómics por ser el líder de “Creature Commandos“, un escuadrón militar de superhumanos. ¿Querrán adaptar a ese equipo en el Arrrowverse?
  • Sobre la misma, está claro que el ticket que ofrece Shrieve a Oliver es sólo de ida, y a China.
  • Se sintió la ausencia de Moira Queen en el flash-back. Aunque bueno, no pueden aparecer todos en el poco tiempo que Oliver pasó en Starling.
  • Al enfrentar una trampa de madero con espinas, Thea pregunta: “What kind of psycho would put that thing there?” “Me”.
  • “How many people can Oliver Queen lose before there is no more Oliver Queen?”
  • El look de Slade Wilson tenía cositas de M. Bison de Street Fighter.
  • Oliver viste de verde en ambas líneas de tiempo. Ya es tiempo de que se establezca como Green Arrow.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s