Parks and Recreation S07E1213: “One Last Ride”

Damos el último adiós a Pawnee en nuestra reseña del season finale de Parks and Recreation.

Con un cierre de temporada y de serie redondo, dedicado a la memoria del productor Harris Wittels (fallecido hace una semana), Parks and Recreation se despidió de las pantallas de la manera más noble, digna y emotiva que pudo hacerlo. Adiós Pawnee, adiós JJ’s Diner, adiós Leslie Knope (y bye, bye Li’l Sebastian).

parks

Para el final, continuamos en el año 2017 y estamos de vuelta, por última vez, en la oficina del Departamento de Parques que tantos problemas solucionó y es donde todos se reúnen en su último día en Pawnee (al menos, en mucho tiempo): Donna y Joe se mudan a Seattle, Andy, April, Leslie y Ben se mudarán a Washington para continuar con sus carreras, mientras que Tom y Ron serán los únicos que se quedarán en la ficticia ciudad del estado de Indiana. Como es costumbre de Leslie, una elaborada y organizada despedida se está llevando a cabo en su antigua oficina, para ser interrumpida por un hombre que reclama por el mal estado de los columpios de un parque cercano y, sin querer, da a Leslie la idea perfecta para despedirse: todos reunidos, solucionarán un último problema en el departamento. Todos se embarcan en su última misión, para dar paso a Garry disfrazado para un número musical que Leslie había preparado (dammit, Jerry).

Leslie Knope tocó tantas vidas durante la serie, que no es casual que cada flashforward se de paso cuando abraza, da la mano o toca a uno de sus amigos. La primera de quien tenemos noticias de su futuro es Donna Meagle, quien una vez instalada en Seattle en el año 2023 y con Reagle Meagle funcionando prósperamente, decide embarcarse en una nueva aventura con Joe, cediendo parte de su dinero a una nueva fundación creada junto a April: Teach Yo’ Self.

Luego sigue el turno de Craig, quien se queda en Pawnee como director del Departamento de Parques y como cantante en Tom’s Bistro. Durante una de sus presentaciones en el año 2019, se reencontrará con Typhoon -el estilista de Donna y actual barbero de Ron-, con quien contraerá un próspero y duradero matrimonio.

El siguiente paso es ir al cuarto piso y conseguir la firma de la octogenaria Ethel Beavers, para lo que Leslie requiere la compañía de Andy y April. En un abrazo, nos remontamos al Halloween del año 2022, donde la visita de los niños pidiendo dulces reabre un tema sensible para el matrimonio Ludgate-Dwyer: por un lado, Andy está ansioso por tener hijos, pero April se siente demasiado insegura sobre el tema y no sabe que hacer. Luego de hablar con la voz de la razón de todo Pawnee, aka Leslie Knope, pasa un año exacto, cuando en el Halloween de 2023 April se encuentra dando a luz a su primer hijo: Jack.

NUP_166647_0167_726

De regreso al Pawnee de 2017, es el turno de caminar por los pasillos del edificio municipal con Tom y saber que es de su futuro, no sin antes encontrarse con Jean-Ralphio Saperstein, quien decide confesar el amor que siempre tuvo hacia Leslie (además de conocer que en el año 2022 finge su muerte para una estafa y así iniciar un casino en Tayikistan, junto a su hermana Mona Lisa). En un movimiento arriesgado, como casi todos los que vimos de Tom durante la serie, en el año 2019, Haverford decide expandirse y convertir Tom’s Bistro en una cadena nacional; pero nada hacía presagiar que el país se quedaría sin carne, llevándolo a la quiebra y a pasar sus días viendo un documental sobre sus fracasos (que él mismo hizo, como le recuerda Lucy). Pero Tom no se rinde y usa sus historias de fracasos para escribir el éxito de ventas que será “Failure: An American Succes Story”, donde se describen las siete tipos de personas exitosas que puedes ser: una Leslie, un Ben, un Ron, una Donna, una April, un Andy o un Tom. Y es que nadie quiere ser un Garry.

La oficina que Tom y Leslie necesitan está cerrada, por lo que se reúnen con el hombre más poderoso de Pawnee: el alcalde interino Garry Gergich. Un salto al futuro, donde la carrera política de Garry se dispara al ser elegido y reelegido como alcalde por más de cuarenta años. En el año 2048, en su cumpleaños número 100, Garry Gergich muere de la mano de su eternamente joven esposa Gale; a su funeral asisten unos ya envejecidos Leslie y Ben, junto a tres agentes del servicio secreto. ¿Leslie cumplió su sueño de convertirse en Presidente de Estados Unidos? ¿O es Ben Wyatt quien se encuentra ocupando el sillón presidencial en 2048?

Seguimos con el turno de Ron y ya sabemos lo emocionante que se pondrá esto. Es el año 2022 y Ron decide renunciar a la presidencia de su constructora “Very Good”, pues ya ha conseguido todo lo que quería con su vida (incluyendo comprar el 51% de las acciones de su destilería favorita, Lagavulin). Empecinado a no cometer el error de no hablar con Leslie y a no repetir otra debacle como la de Morningstar, Ron se dirige a Washington para pedir el consejo de su amiga, pues no sabe cual puede ser su siguiente paso en la vida. Como es costumbre, Leslie dedica su tiempo a solucionar la encrucijada de Ron, encontrándole un trabajo en el gobierno federal que Swanson tanto detesta, mas no es cualquier trabajo: Ron Swanson se hará cargo del mantenimiento del Parque Nacional de Pawnee, el mismo que la compañía Gryzzl decidió donar, el mismo que reunió  Leslie y Ron en 2017.

leslie

 

Lo que nos lleva a una última historia, la historia de quien tocó tantas otras: Leslie y Ben. Es el año 2025 en Washington, específicamente en la casa de Joe Biden (el eterno amor platónico de Leslie) donde se le ofrece a Leslie la posibilidad de candidatearse a gobernadora de Indiana, uno de sus grandes sueños desde pequeña, mientras Jennifer Barkley se le acerca a Ben para hacerle la misma oferta. Como la lista de pros y cons es la misma para los dos (los dos serían grandes gobernadores, pero si uno compite, el otro no podría), la decisión quedará en pausa, hasta que puedan conversar con sus amigos, pues podrán volver a reunirse todos la semana siguiente en Pawnee. Ben sorprende a Leslie al reunir a la vieja banda en la oficina del Departamento de Parques, pero Leslie pierde toda compostura con una sorpresa extra, pues la mismísima Ann Perkins y su esposo Chris Traeger también han vuelto a Pawnee. La misma oficina y en el mismo que patio que alguna vez vio a todos trabajar (y no tanto), ahora reúne al grupo en una nueva y más madura etapa de sus vidas, además de recibir a toda la nueva generación de la mano de los hijos de Ann y Chris, los trillizos de Leslie y Ben, y al hijo de Andy y April, quien aprovecha de anunciar su segundo embarazo.

Sin embargo, la candidatura a gobernador de Indiana es algo que sigue ocupando las mentes de Leslie y Ben, por lo que ella decide dejarlo todo a la suerte y dar vuelta una moneda. Leslie Knope, la persona más organizada de la televisión prefiere que sea una moneda quien escoja su destino, pues está segura que tanto como candidata o como no, ella y Ben se apoyarán y estarán el uno para el otro sin importar nada. Este gesto es lo suficiente para el congresista Wyatt, pues es él mismo quien anuncia la nueva candidatura de Leslie. En medio de un emotivo discurso, acompañado de un compacto de imágenes de temporadas anteriores, se da paso al año 2035, donde Leslie ya ha sido dos veces gobernadora de Indiana, y donde se encuentra emitiendo un discurso para los graduados de la universidad del estado. Leslie habla de un nuevo y emocionante desafío que la espera, ¿será la candidatura a la presidencia? Como broche de oro a su discurso, se anuncia que la biblioteca del campus pasará a llamarse “Biblioteca Leslie Knope”. Acá creemos que aquel “honor” debió entregarlo Tammy 2.

Con el columpio del parque arreglado, el hombre que lo solicitó apenas da las gracias, recordándonos lo ingrata que puede ser la carrera en el servicio público, algo que Leslie y compañía supo mostrarnos bien durante siete temporadas. Será gracias a la única buena idea reconocida a Garry, todos se reúnen en medio del parque para una última foto. Todo está dicho y Leslie está lista.

En una industria en que pocas series se atreven a un verdadero compromiso con sus historias y personajes (ha pasado casi un año y te seguimos mirando a ti, How I Met Your Mother), ver un final como el entregado por Parks and Recreation es realmente satisfactorio. Una serie que supo ser fiel a su esencia y al universo creado en la ficticia ciudad de Pawnee no merece nada más que aplausos. Un final digno, emotivo y gracioso, como lo fue Parks and Recreation incluso en sus temporadas más débiles (como lo fueron la primera y varios momentos de la sexta) es algo que cuesta encontrar en la televisión estos días, donde ya no saben de donde sacar ideas para alargar y rellenar espacios televisivos. Sin ir más allá, en una serie cualquiera la disyuntiva entre Leslie y Ben sobre quien sería candidato a gobernador hubiese sido utilizada como carne de cañón y como excusa para alargar cinco capítulos más una serie, pero en Parks aquel problema no era problema, pues los personajes (y guionistas) fueron tan honestos con lo creado, que se solucionó de la manera más elegante y adorable que fuera posible.

Nos quedamos cortos de palabras ante el final de Parks and Recreation, el que sin querer ser demasiado ambicioso, nos entregó un gran momento televisivo que será recordado durante años. Adiós, Pawnee.

Observaciones al cierre:

  • Solo nos queda hacer suposiciones sobre el futuro político de Leslie y Ben, fue muy bien jugado ese aspecto por los guionistas. Solo esperamos que Leslie de verdad haya conseguido vivir en la Casa Blanca.
  • Siempre supimos que Garry pertenecía a Hufflepuff. Leslie ganó 10 puntos para Gryffindor por confirmarlo (porque es obvio que Leslie es Gryffindor).
  • El mismo borracho que Leslie debe sacar con una escoba en el primer capítulo, es quien pide arreglar los columpios del parque.
  • “Todo es posible, si sigues tus sueños” (Johnny Karate, 2017)
  • Visitar Middle Korea suena interesante.
  • Champagne Jean-Ralphio.
  • Queremos, aquí y ahora, todas las ediciones posibles de The Cones of Dunshire.
  • Andy le da dulces a los niños que tocan a su puerta en Halloween, incluido a un pequeño Starlord!
  • Burt Snakehole Ludgate Karate Dracula Macklin Demon Jack-o-Lantern Dwyer. Jack, para los amigos.
  • Ben, siendo congresista y todo, no se rinde con su intento que Tom’s Bistro incluya calzones en su menú.
  • Tom Haverford por fin encontró utilidad a esta foto.
  • COUNCILWOMAN BRANDI MAXX.
  • Sobre eso último, la cantidad de mujeres y la diversidad en el consejo municipal de Pawnee aumentó con los años y todo gracias a Leslie.
  • ¿Habrá encontrado el amor la periodista Shauna Malwe-Tweep?
  • Joe Bidden, un mal perdedor en los juegos de mímicas.
  • La hija de Ann se llama Leslie. No estoy llorando, solo me entró un kilo de basuritas en mis ojos.
  • “Biblioteca Leslie Knope”. A fucking library?
  • “Yes… I’m ready.”
  • We Love You, Harris.
  • Parks and Recreation, te amaremos por siempre.
  • PD: la canción del final era End of the Line, de Traveling Willburys.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s