Arrow S03E15: “Nanda Parbat”

screenshot_00103

Oliver se enfrenta a los motivos por los que necesita rescatar a un Malcom Merlyn cautivo. Thea debe lidiar con la culpa. Ray Palmer debe descansar. Además, Oliver recibe dos interesantes ofertas. Revisemos el episodio donde Oliver visita Nanda Parbat.

Vaya episodio que nos entregó esta semana Arrow. Tras un capítulo divisivo que tuvo el regreso de Slade Wilson a la serie, y un flash-back bastante potente en cuánto a su importancia en el mismo episodio, no tanto así en el futuro, esta semana Oliver y el Team Arrow se enfrentan nuevamente a las implicancias de tener a Malcom Merlyn en sus filas. También nos sitúa en el nacimiento de un héroe, las consecuencias de la revelación de Oliver a Thea como la asesina de Sara, y conocemos un poco más a La Liga de Asesinos.

Partiendo por Oliver, quien este capítulo dio bastantes y acertados consejos al resto, de esos consejos dolorosos que los personajes mezclaron con su mala relación actual con él para no tomar en cuenta. Oliver se ha concentrado en entrenar y no dormir, mientras Diggle, el único que Oliver tolera cuando de decisiones se trata, le consulta por los motivos por los cuáles está interesado en enfrentarse a Ra’s Al Ghul, además de salvar la vida de Thea. Obviamente hay algo más, pero Oliver no se lo dirá en ese momento. Por otro lado, Ra’s sabe que Oliver está vivo, información que conoce de la mano de Nissa tras haber gozado de un baño en los Pozos de Lázaro, como veríamos en la escena que abrió el capítulo. También sabía que él no había matado a Sara, pero de todas formas Nissa motiva a atacar a Oliver por haber desobedecido a la Cabeza del Demonio.

Por un posible ataque de la Liga, Diggle ha cercado y asegurado el club Verdant con toda la tecnología disponible de ARGUS. Mientras, Thea no puede mirar a Laurel a la cara, por el remordimiento de la muerte de Sara, a pesar de no haber sido una decisión consciente. Algo parecido vivió nuestro amigo Roy Harper la temporada pasada, tras haber asesinado a un oficial de la policía bajo la influencia del Mirakuru, y ha tenido que lidiar con dichas consecuencias durante esta temporada. Otra que no lo pasa bien es Laurel, la que debe ver a Oliver trabajando con Merlyn, además de estar tan distanciada de su padre que el Capitán Lance ni siquiera apareció en este capítulo.

Thea desobedece a Oliver y le cuenta a Laurel que fue ella la que dio muerte a su hermana. Información que usó Laurel para descubrir a Oliver mintiéndole al respecto, a lo que Oliver se defiende por las reacciones que tuvo tras conocer la muerte de su hermana, y cómo conocer que Thea era la asesina podría empeorar sus siempre cuestionables decisiones. Ella por otro lado le dice que no podría culpar a Thea, pero sí culpa a Merlyn, a pesar de que Oliver lo necesite. “You know, it’s actually hard to remember a time when I was actually in love with youLaurel, no eres la primera que destruye el corazón de Oliver en esta temporada, ponte en la fila.

Todo el esquema de las cosas cambiaría cuando sabemos que Thea, motivada por su conversación con Laurel, se comunicó con la Liga de Asesinos para entregar a Merlyn y que enfrente la justicia. Oliver debe disentir de las nociones de justicia de Thea, ya que lisa y llanamente ha mandado a matar a su padre, una culpa de la cual jamás podrá recuperarse. Finalmente Oliver decide salvar a Merlyn de las manos de Nissa, para sorpresa y desconsuelo de Laurel, y un entendimiento no sin reparos de Felicity y Diggle. Pero Laurel no se quedaría de brazos cruzados, ya que en una gráfica y argumentativamente valiosa secuencia de acción, es derrotada holgadamente por Merlyn antes que La Liga de Asesinos liderada por Nissa lo capturara. Tras otra de las siempre buenas secuencias de acción entre Nissa y Oliver, The Arrow no puede recuperar a Merlyn de la Liga, pero toma como prisionera a una Nissa que a pesar de aquello, está feliz porque el autor intelectual de la muerte de su amada sea llevado frente a su padre.

screenshot_00104

Desde aquí podemos dividir en tres partes lo que depara el episodio para todos. Vayamos de menos a más. Efectivamente como se lo advirtió Oliver, Thea lidiará el resto del episodio con la culpa de haber entregado a su padre, y que debe mirar a la cara ahora a otra de las afectadas por la muerte de Sara, Nissa. Es Roy el que intenta ayudar a combatir la culpa a Thea, mostrándole que no ha dejado sola a la familia de aquel oficial de policía al que mató, asistiéndolos materialmente en lo que puede. No es una reparación completa, pero le ayuda a combatir con la culpa. Esto es particularmente relevante cuando al final del episodio, en otra de las cuestionables decisiones de Thea, libera a Nissa de la celda en la Arrowcave, le ofrece un cuchillo, y le cuenta que fue ella la asesina de Sara, y la invita a cobrar venganza.

En segundo plano, y quizás un poco ajeno al tono del capítulo, Ray Palmer trabajó una semana completa en su traje, lo que hizo que Felicity (y los accionistas de Palmer Tech) se asustaran por el destino del genio millonario. Es tanta la obsesión del hombre por terminar su proyecto que estuvo a punto de cometer un mortal error, como se dará cuenta Felicity, por lo que lo obliga a descansar hackeando y encriptando su computador. Momento de relajo que aprovecharía Palmer para ducharse, y terminar seduciendo a Felicity al punto de consumar la atracción entre ambos, en una escena que seguramente dolió en el corazón de los shippers de Olicity.

Pero el descanso llegó hasta el punto en que Palmer tuvo la visión de la ecuación final para programar el traje, por lo que una vez terminados los detalles finales, se calza el uniforme y sale al espacio aéreo de Starling City, y nació The Atom, en una escena que recuerda a Iron Man pero bueno, ¿cómo no?. Además, aún falta por ver la capacidad de que The Atom se encoja a niveles atómicos (d’uh!), algo que quizás ocurra en la aparición que tendrá Palmer junto a Felicity en Central City, en el capítulo 18 de The Flash. Probablemente Cisco tendrá algo que aportar al traje.
screenshot_00106

En cuanto a Oliver, capítulo intenso. Y cuando Oliver tiene capítulos intensos, siempre está Diggle para canalizarlo, y para recordarnos que a veces, él conoce mejor a Oliver que sí mismo. Particularmente relevante es cuando intenta conocer los fines ulteriores de su obsesión con Ra’s. También cuando trata de salvar a toda cosa a Thea, afectándose a sí mismo en el camino. Pero fue interesante ver el rol de Oliver en la vida de Diggle, como ese hermano que perdió, pero recuperó. Esa cercanía hace a Diggle no dudar en acompañar a Oliver a Nanda Parbat, a Lyla estar de acuerdo al respecto, y finalmente, cuando ambos eran prisioneros de la Liga de Asesinos, para preguntarle si quería ser el padrino de una boda que está en el aire en la posición en la que están.

La escena en la que llegan al edificio de la Liga fue quizás no tan dramático como esperábamos, pero tuvo buenas secuencias de acción, y la escenografía también fue destacable. Todo culmina con Oliver y Diggle rescatando a Malcom, para enterarse de su propia boca que fue una trampa de Ra’s. En la celda, además de la oferta para ser padrino de bodas, finalmente Oliver se sincera con Diggle: el orgullo del guerrero derrotado afecta a Oliver en su rivalidad con Ra’s, pues le cuesta saber que existe alguien más fuerte que él caminando por ahí, y que al cerrar sus ojos sólo sintiera esa caída que casi le cuesta la vida, en algo que el propio Oliver considera egoísta y loco, aunque como Diggle le dice, debe haber algo de egoísta y loco en alguien que salta tejado y combate el crimen enmascarado. Gran escena entre ambos.

Pero así como Diggle le ofrece un puesto en su vida a Oliver, Ra’s le ofrece el puesto de su vida. Tras decirle que admiraba su fuerza, fortaleza, y poder que ha demostrado en su enfrentamiento con él, la Cabeza del Demonio le ofrece tomar su puesto como líder de la Liga de Asesinos, en un cliffhanger tremendo e inesperado que afectará totalmente la relación entre ambos y el futuro de la temporada.

Observaciones al cierre:

  • La oferta de Ra’s Al Ghul a Oliver nos recuerda uno de los arcos más importantes de La Cabeza del Demonio junto a Batman en los cómics, llamado “Daugther of the Demon“. En dicho cómic, Ra’s también ofrece el puesto a Bruce Wayne, con un plan más elaborado en el que pone a prueba al mejor detective del mundo, con Robin y Talia Al Ghul en el mix.
  • Interesante punto el que mencionó Malcom sobre la relación de Nissa con Sara como un punto negativo en su búsqueda por heredar a su padre como líder de la Liga de Asesinos. Nissa jugará un rol clave en la oferta de Ra’s a Oliver.
  • Esta semana los flash-backs fueron más breves, pero anticipan lo que será el final de temporada para esa línea de tiempo. Una vez que Matthew Shrieve libera a Oliver y los Yamashiro, son interceptados presuntamente por miembros de ARGUS en un puerto, donde Oliver debe escapar con el hijo del matrimonio japonés. ¿La mafia china? ¿Waller? ¿El propio Shrieve?
  • Han sido semanas difíciles para los shippers de Olicity. Fuerza.
  • “I suppose we’re gonna see if being a killer runs in the family”. Buena frase de Malcom Merlyn a Laurel.
  • Arrow vuelve el 18 de marzo.

screenshot_00105

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s