Big Eyes (2014)

Big_Eyes BIG EYES

País: USA/Canadá
Año:2014
Director: Tim Burton
Género:Biográfico, Drama.
Duración: 106 minutos
Elenco: Amy Adams, Christoph Waltz, Krysten Ritter, Danny Huston
Música: Danny Elfman

Esta semana las salas de cine nacional, se preparan para estrenar la nueva cinta de Tim Burton, un director que no pasa desapercibido y, que en esta ocasión lo vemos trabajando junto a Amy Adams, bella actriz de carrera exponencial y exitosa.  En un estilo irreconocible, pasemos a ver los aciertos y defectos de la película en cartelera.

El filme nos cuenta la historia de la artista Margaret Keane, una mujer que siendo madre quiso escapar en la época de los 50 y las cadenas del matrimonio fallido, por ello junto a su pequeña hija abandona a su primer marido para comenzar una vida independiente. Sin estudios relevantes, ni experiencia laboral, busca el sustento en aquello que mejor sabe hacer: pintar. Su estilo definido muestra niños de inmensos ojos que expresan una melancolía, desamparo y soledad únicos.

En la medida que Margaret acude a vender sus obras en una feria libre, conoce a Walter Keane, un pintor de extrovertida personalidad, que interesado en la obra de la protagonista y en su persona, la invita a salir. El amor, la esperanza y la felicidad parecen asomarse nuevamente en la vida de ella, principalmente por el cariño, atención y apoyo que viene a brindarle este sujeto. Tras unas escenas, ellos contraen matrimonio y todo parece marchar a la perfección pero, no sin sorpresas de por medio: Keane revela que no es un artista de tiempo completo sino que un agente inmobiliario cuya pasión es el arte. Sus bocetos de ciudad parecen no ser vendidos ni causar furor en el rubro artístico, sin embargo, la energía, tenacidad  y confianza en su producto, hacen que Walter no se desanime y siga abierto a nuevas formas de promover sus cuadros. Dentro de este panorama lo vemos realizar una exhibición en un bar causando polémica por un altercado con el dueño que insulta su obra, situación que sin quererlo atrajo público e hizo que los cuadros de Margaret ganaran interés entre los aficionados y críticos del rubro.

La trama transcurre en la medida que la ambición por reconocimiento de Walter lo llevan a mentir sobre la autoría de los cuadros de Margaret, arrastrándola en su mentira y obligando a fingir incluso a su hija, y sumergiéndola en una depresión por no poder disfrutar el éxito merecido, por no poder compartir con el mundo su don, condenada a pintar desde las sombras de un taller para que su marido vendiera un discurso en masa, carente de autenticidad y profanando la expresión artística de su mujer en pos del dinero, la codicia y la fama.

Como podrán notar, la trama de la cinta aborda una serie de temáticas que quisiéramos ver a diario en la pantalla grande, pues la deuda histórica contra la mujer y su trabajo, la han relegado a obtener espacios mediante una verdadera lucha contra el sistema imperante. El machismo -y sexismo en general-, la postergación de la mujer y la discriminación a la que está sujeta es pan de cada día; es por esto que muchos filmes importantes basados en historias de mujeres trascendentales merecen reconocimiento, además del hecho de contribuir a cambiar la memoria colectiva y generar en el público un tipo de reivindicación de género.

Por lo mismo, ayuda que un director con la presencia mediática de Tim Burton, y todo lo que esto significa, decida enviar un mensaje de este tipo con esta película. Ante un panorama así cualquier critica que se haga no va dirigida al contenido, ni a la iniciativa que debiese aplaudirse y replicarse. En este caso tenemos que si bien las intenciones y la idea son destacables, la forma de la película, la falta de sentimiento, el humor impertinente, y la frialdad de la narración hicieron un completo desastre de un proyecto muy bueno.

Hace tiempo, esperábamos mucho más de Tim Burton, un hombre que puede darse el lujo de salir de su esfera de comodidad (dígase género cinematográfico y elencos repetidos) para poder explorar áreas en las cuales puede llegar verdaderamente lejos. Sin embargo, en esta ocasión, se alejó tanto de su esencia que no supo ser diverso y genial a la vez y por ello la cinta termina siendo plana. No logró hacer que los actores transmitieran la angustia  de una mujer que vivió siendo la esclava de un hombre que jugó con el arte como el capitalismo fordista.

A decir verdad, este director ha ganado a lo largo de su carrera, especialmente en el último tiempo críticas que parecen muchas veces ser infundadas, solo para empañar su trabajo, pero en este caso vemos una situación completamente distinta y que llama la atención: por un lado las criticas negativas a la cinta que técnicamente son completamente merecidas y por otro lado, comentarios muy positivos en atención a lo distinta de la cinta en relación a su obra precedente. Una situación risible que simplemente nos hace estar más atentos al trabajo de este sujeto que deja la sensación de aún no haber alcanzado la cúspide con una obra maestra: puede haber una pieza magistral en el futuro de Tim Burton que lo convertirá en una leyenda del cine.

Por todo lo expresado anteriormente es que recomendamos la película netamente porque la mujer en la cual se basa la historia merece que todo el mundo reconozca su trabajo antes de su muerte, y que de voz a tantas otras historias empolvadas que descansan solo en la memoria no oficial pero que la sociedad necesita oír para avanzar en el rumbo correcto.

Las canciones interpretadas por Lana del Rey resultan de todos modos un acierto del filme y la música logra dar un poco de emoción a un filme del todo plano, que no logra plasmar el drama de la usurpación, del fraude, de la traición dentro del matrimonio, ni de cualquiera de las múltiples temáticas que aborda la cinta tangencialmente con este drama adaptado de una historia real.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s