Inherent Vice (2014)

INHERENT-VICE-poster-200x300
País: USA
Año: 2014
Director: Paul Thomas Anderson
Género: Comedia, Crimen, Drama
Duración: 148 minutos
Elenco: Joaquin Phoenix, Josh Brolin, 
Katherine Waterston, Benicio del Toro, 
Owen Wilson.
Música: Jonny Greenwood

California, década de los 70. La vida del detective privado Larry “Doc” Sportello está a punto de entrar a un complicado caso cuando su ex-novia, Shasta Fay Hepworth, lo contacta: se ha involucrado con Mickey Wolfmann, magnate de los bienes raíces californianos, y su esposa le ha ofrecido a Shasta encerrar a Mickey en un manicomio y quedarse con su dinero. Lo que parece una complicada, pero tentadora oferta, se convierte en un intricado caso para Sportello cuando el amante de su ex y magnate Mickey Wolfmann desaparece sin previo aviso; y como si fuese coincidencia, la desaparición de Shasta Fay termina por involucrarlo de manera personal en el caso.

Con la desaparición de Shasta, a la vida de Doc Sportello comienzan a entrar y salir una infinidad de personajes, cada uno con un mensaje y una conexión con el siguiente, todos rodeados del aura hippie de la década, todos colmados de constantes confusiones, todos con algún tipo de droga corriendo por las venas.

En un caso que comienza con una desaparición, pero que cada minuto va destapando más aristas llenas de corrupción y drogas, Doc Sportello debe saber tratar con el detective “Bigfoot” Bjornsen, su principal enemigo dentro de la fuerza policial, que no pierde oportunidad de investigar las andanzas de Doc.

El entorno de Sportello parece ir mucho más allá del acostumbrado “paz y amor” de los hippies, pues es mucho más tóxico de lo que podemos esperar. Desde sospechosas desapariciones y muertes, a descubrir el peligroso cartel de heroína denominado “The Golden Fang”, Doc debe aplicar todas sus dotes de detective para traer de regreso a Shasta Fay y con ello, algo de tranquilidad.

o-INHERENT-VICE-facebook

Nunca ha sido fácil describir, mucho más analizar una película de Paul Thomas Anderson, sin embargo con Inherent Vice es posible que sea una tarea más difícil de lo habitual. Luego de su estreno mundial y de recibir críticas divididas, a la primera y única adaptación cinematográfica de Thomas Pynchon podemos llegar a catalogarla como un viaje y una confusión.

Junto a Joaquin Phoenix nos embarcamos en un viaje lleno de psicodelia, en una década donde la primera generación de la posguerra se veía libre y lista para entregarse a lo que la vida les tuviera preparado. Es el viaje de una sociedad completa, en un mundo donde una generación llena de nuevos ideales intenta abrirse paso a las viejas estructuras que vieron como una devastadora guerra ocurría ante sus ojos y se llevaba con ella el mundo que alguna vez conocieron. La sociedad de Inherent Vice es capaz de entregarlo todo por la causa que sea prioridad en su momento, así como Doc entrega todo -incluyendo su integridad física- con tal de resolver y traer de vuelta a Shasta Fay. Inherent Vice utiliza el drama, la comedia y el crimen como una mera excusa y como el contexto donde se desenvuelve la confusión, la verdadera estructura de la película.

Dicen que el hombre es un animal de costumbres y PTA nos acostumbró a entregar películas de calidad, las que esperamos ansiosos cada vez que son anunciadas. Asimismo, el californiano director también se acostumbró a las colaboraciones de calidad, las que se traducen en su segunda película junto a Joaquin Phoenix y su tercera producción donde las acciones de sus personajes son musicalizadas por la genial mente de Jonny Greenwood (con quien ya había trabajado en There Will Be Blood y The Master).

Inherent-Vice-Doc-and-Shasta

Confusa, lo reiteramos, mas no por eso es una película débil. Si bien no es una producción con los niveles de estrés a los que PTA nos tiene acostumbrados, no nos termina por asombrar que se nos permita (quizás por primera vez en una de sus películas) reír abiertamente, de hecho, la aparición de Martin Short no hace más que confirmar este efecto en la audiencia. El complicado y confuso viaje en el que Joaquin Phoenix y Paul Thomas Anderson nos absorbe quizás tarde en ser comprendido en su totalidad, pero a pesar de esto, consigue posicionarse como uno de los trabajos más osados de Anderson y solo nos deja con ganas de esperar lo que será su nuevo proyecto; ojalá no nos haga esperar tanto.

http://www.youtube.com/watch?v=wZfs22E7JmI Puedes revisar nuestra cobertura a la filmografía completa de Paul Thomas Anderson aquí.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s