The Wrestler (2008)

untitledThe Wrestler

País: Estados Unidos
Año: 2008
Director: Darren Aronofsky
Género: Drama
Duración: 109 min.
Elenco: Mickey Rourke, Marisa Tomei, Evan Rachel Wood
Música: Clint Mansell

Continuando nuestro ciclo dedicado a Darren Aronofsky, y anticipando Wrestlemania XXXI, el evento mas importante en el mundo de la lucha libre, comentamos “The Wrestler”.

El progresivo éxito de Aronofsky desde su debut con Pi, sufre un leve traspié con The Fountain, su primer gran presupuesto que no logra recaudar ni siquiera la mitad de la inversión. La confianza depositada en el novel director obviamente se resiente y se ve obligado a enfrentar sus nuevos proyectos otra vez desde abajo. Es por ello que de la pretensión de The Fountain, y dando un vuelco respecto de sus trabajo anteriores, pasa al drama íntimo, de esos que tocan la fibra mas profunda del ser, ambientado en un mundo lleno de sensibilidad masculinidad.

“The Wrestler” es la historia de Robin Ramzinsky, mas conocido como Randy “The Ram” Robinson (Mickey Rourke), otrora estrella de la lucha libre profesional en los años 80, y que llegando a sus 60 años, tiene que convivir con un presente miserable marcado por las heridas arrastradas a largo de sus años en las principales arenas de Norteamérica y,  por supuesto, las heridas que va dejando la vida con sus imponderables. Del blondo y fornido luchador solo queda un espejismo paupérrimo, relegado a espectáculos menores en el circuito indie y compatibilizando su pasión con un trabajo formal, en un supermercado local. La triste realidad es que la vida avanza y pasa la cuenta. Pero aun con poco dinero y con la mitad del cuerpo roto, Randy vive con pasión, esperando la oportunidad para volver a la grandeza.

La vida de Randy es solitaria, y no por elección. Fuera del ring, su tiempo lo distribuye entre su trabajo y un strip club, donde se desahoga con Cassidy (Marisa Tomei), bailarina de experiencia dentro del ambiente  y cuyo único cliente, a estas alturas del partido, es el viejo Randy, con quién tiene una especie de amistad suburbana, dentro de sus mundos, momentos y vidas similares.

the-wrestler-05

La rutina diaria del Carnero Robinson sufre un inesperado giro, cuando después de un show su promotor le comunica la idea de celebrar los 20 años de la mítica pelea entre el “Ayatollah” y “The Ram” con una revancha. El entusiasta Randy, ante la posibilidad de brillar nuevamente, se prepara como en sus mejores días para el encuentro, incluyendo drogas para el desarrollo muscular. La intensidad de su preparación y de los shows de lucha (que a pesar del ninguneo popular, son de real impacto) sumado a las drogas, le provocan un ataque cardíaco y ponen fin de forma abrupta sus planes de retorno, al verse obligado al retiro del mundo de las luchas, sin ningún tipo de despedida.

Ante el pesar que le produce la noticia, Randy cae en cuenta de su desoladora posición: sin amigos verdaderos, sin afectos familiares, sin contención mas allá que la de una striper (con sus propios dramas y frustraciones), y disminuido físicamente. La vida pareciera perder sentido cuando no se tiene el apoyo para salir adelante, y así lo entiende. Pero como el luchador que es, Randy decide recomponer su vida, tratando de reparar los errores del pasado, provocados al priorizar su carrera de luchador. Es aquí en donde aparece Stephanie (Evan Rachel Wood), hija de Randy, y de la cual poco y nada sabe.

El desafío para Robinson en esta etapa es construir lazos humanos, hacerse fuerte en la vida y volver a ser amado, o al menos, no ser odiado, ya que es consciente de sus errores y de lo que merece. Cassidy y Stephanie serán sus grandes motivaciones en este nuevo camino pedregoso, que comienza muy mal pero va enderezándose a medida que Randy se expone abiertamente al dolor y a la verdad. Sin embargo, cuando las cosas parecen ir bien, Randy vuelve a fallar. Su cariño por Cassidy no es correspondido de la misma forma y Steph se promete a si misma no volver a verlo después de dejarla plantada, a pocos días de haber tenido su primer acercamiento luego de años.

Volvemos al comienzo. La vida se encarga de tirarlo nuevamente a la lona, y ante la premisa de terminar acabado, solo y olvidado en el remolque donde vive, prefiere dar su último grito de batalla, subiéndose al ring y dar lo poco que le queda para revivir la gran lucha entre el Ayatollah y el Carnero Randy Robinson, y así, al menos, terminar sus últimos días bajo el aplauso del público, en el lugar donde, a pesar de los daños sufridos, nunca salió verdaderamente herido; no al menos como en la vida real, donde hace rato la cuenta de tres lo dejó fuera. Sin nada que perder, ni mas que ganar, Randy sube a la tercera cuerda, con lágrimas en los ojos, para dar su última cornada, ante el fervor de una multitud en llamas.

wrestler3

“The Wrestler” es, al fin y al cabo, una historia sobre el fracaso y de como enfrentamos ese constante fracasar, entendiéndose como uno de los desafíos de la vida. Aronofsky después del fracaso comercial de The Fountain, y el propio Mickey Rourke, cuya carrera actoral prácticamente no existía debido a su comportamiento autodestructivo, reafirman el espíritu que embarga esta película, como una necesidad de seguir adelante con pasión, aun sabiendo que el fracaso nos espera en la próxima esquina. Y es que como dice la canción, al final del viaje quedamos los que puedan sonreír, en medio de la muerte y en plena luz. 

Aronofsky se la jugó por Rourke, cuando el elegido en un principio fue Nicolas Cage, quién al ver el interés del director por trabajar con Mickey, hidalgamente da un paso al costado. El ex boxeador no solo interpreta magistralmente a Randy Robinson; Mickey Rourke ES Randy Robinson, y seguramente será recordado eternamente como el gran papel de su carrera (nominado a mejor actor por la Academia). Rourke aceptó un papel que lo llevó al límite desde el punto de vista físico, ya que a pesar de su formación pugilística, la lucha libre profesional es un deporte que requiere otro tipo de preparación, sumamente distinta. Sin ir mas lejos, en el boxeo el objetivo es esconder los ataques para que el contrincante no sea capaz de alertarlos, mientras que en la lucha libre los golpes deben ser exagerados al máximo para que todos los asistentes puedan presenciar la acción. El director no dejó nada al azar, y para dotar a Rourke de herramientas luchísticas contrató al “Hall of Fame” de la WWE, Afa Anoa’i, ex luchador samoano miembro de la celebre pareja “The Wild Samoans” (por cierto, tío de Yokozuna, Rikishi, Umaga, The Rock y Roman Reings, todos famosos luchadores de origen samoano de la WWE) para entrenar en tan solo 8 semanas al actor, debido al exiguo presupuesto y tiempo con el que contaba el equipo. Así mismo, durante el film aparecen estelarizando batallas antiguas leyendas de la  lucha como “The Cat” Miller, Necro Butcher, y actuales estrellas de la WWE (R-Truth y Cesaro).

Para The Fountain, Aronofsky contó con 35 millones de dolares, recaudando solo 15. Para The Wrestler, vuelve al presupuesto exiguo de Pi, con 6 millones, y por ello maximiza los recursos hasta mas no poder, sin pensar en los 44 millones de ganancias que tendría el largometraje. Las escenas de lucha son filmadas en los intermedios de shows reales, de empresas del circuito independientes, que de todas formas, tienen una importante fanaticada en EEUU (la pelea final se filma en un evento de la empresa Ring of Honor, la tercera de mayor importancia en EEUU tras WWE y TNA). Así mismo, las escenas en el supermercado, en donde Randy atendía el mesón de quesos y fiambres, fueron filmadas en horario de atención, ya que no había dinero para cerrar el supermercado y filmar. Estas circunstancias extraordinarias le dieron a la película un aire de frescura, intimidad y auntenticidad único.

Wrestler_3LEl universo de la lucha libre es como cualquier otro deporte, por lo que requiere una preparación estricta, seria y profesional, tal como el fútbol, básquetbol, tenis, boxeo,  con la salvedad de tener un guión escrito, lo que le entrega mayor dramatismo a la entretención ofrecida. Si al final del día, el deporte se trata  de eso y no la competencia. El mundo de la lucha libre y de los luchadores profesionales son parte importante del guión de la película. Un mundo lleno de sacrificio, entrega y dolor, en donde unos pocos llegan a ver la fama y dinero, mientras la mayoría deambula, cual circo, de ciudad en ciudad montando pequeños shows en gimnasios para no mas de 50 personas, que de todas formas, agradecen la performance de los gladiadores. Aronofsky es consciente de la realidad filmada, y además la utiliza como parte de su argumento. Recordemos que uno de sus elementos favoritos a la hora de montar sus historias, es la superposición de la realidad con la ficción, muchas veces creada por las drogas o como una manifestación poética u onírica. En The Wrestler, la realidad y la ficción se encuentran en el ring, en esa dualidad que existe en el mundo de la lucha, en donde pareciera que no se dañan pero terminan dañándose igual; en donde se finge pero no todo se puede fingir. Randy se eleva para demostrar la verdad tras el guión escrito de la lucha, dando vida al héroe, que en el fondo, es un desolado y triste hombre común y corriente.

Con The Wrestler, Aronofsky muestra una cara nunca antes vista en él, que lo consolida como un gran director sin reparos, que puede moverse con pocos recursos y realizar un drama íntimo de potente contenido emocional, mas allá de los recursos estéticos efectistas, tan caracteristicos de Pi y Requiem for a Dream. Un drama aplicable a todo deporte o actividad humana en donde el cuerpo sea la herramienta de trabajo, pero que para los amantes de la lucha libre tocará con especial cariño.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s