Better Call Saul S01E09: “Pimento”

Un capítulo lleno de sorpresas y decepciones que nos dejan preparados para recibir el season finale. Hoy, en nuestra nueva reseña de Better Call Saul.

bcs1

En “Pimento”, partimos donde quedamos la semana pasada: los hermanos McGill fuera de su casa. Han pasado un par de minutos luego de la sorpresiva salida y exposición de Chuck al exterior, y los dos hermanos se encuentran sentados en una banca, compartiendo un amable momento donde Jimmy se siente en todo momento el protector de su hermano mayor y lo invita a relajarse, sin embargo, ambos deben seguir preparando su gran caso contra Sandpiper Crossing, uno de los más grandes aciertos de la carrera del más joven de los McGill. Luego de enfrentarse en por una orden de alejamiento a sus ancianos clientes, Jimmy regresa a la morada de Chuck, quien ha analizado mejor las cosas y considera que un caso de la envergadura como el de Sandpiper Crossing no es un trabajo que él y Jimmy puedan llevar a buen puerto de la manera en que lo están haciendo, por lo que convence a su hermano de llevar el caso a manos de HHM. Con sus claras y obvias reticencias, Jimmy McGill termina por aceptar la propuesta y queda en llamar a Kim para concertar una reunión; lo que no sabe, es que envuelto en su “manta espacial” y escondido en medio de la noche, Chuck McGill se las ingeniará para hacer una misteriosa llamada con el celular de Jimmy. ¿Con quién necesitará el McGill mayor comunicarse con tanta urgencia?

Por el regreso de Chuck a la oficina, aunque sea con una mera visita y para presentar el caso de Jimmy, HHM pone en marcha una parafernalia de proporciones, desactivando todas sus fuentes de energía y recolectando todos los teléfonos celulares de la compañía. Con un aplauso por parte de todos los empleados de la firma, Chuck McGill hace su momentáneo regreso al edificio, siempre acompañado por Jimmy, quien parece estar quedando en el olvido a pesar de ser él el protagonista y principal defensor del caso; lamentablemente, nuestras sospechas se confirman cuando el desagradable Howard Hamlin ofrece el 20% de la recaudación final -una vez que el caso finalizara- y una tarifa de consulta, dejando a Jimmy fuera del trabajo. Ante tamaña injusticia, los McGill se retiran indignados y llevándose el caso con ellos, para luego ver como Kim confronta a su jefe, pues no entiende que lleva a Howard darle tal trato -desde que trabajaba como mensajero en HHM- a Jimmy. La puerta se cierra y no alcanzamos a oír las verdaderas razones… pero algo sospechamos.

bcs2

En paralelo, continuamos con la historia de Mike, quien tras visitar al veterinario que lo curó en su llegada a Nuevo Mexico, consigue un perro para su nieta… y un nuevo trabajo. En la oscuridad de un estacionamiento, Mike espera paciente a quienes serán sus nuevos compañeros y su nuevo cliente, junto a Mike se reunirán un desconocido con la apariencia más ruda y agresiva que podamos imaginar, además de un altanero, racista e insoportable hombre. El último en llegar es el cliente, Price, un nervioso sujeto y primerizo en los asuntos del crimen; el insoportable “colega” de Mike se burla de manera muy soberbia de nuestro ex-policía favorito, cuando este dice que no carga un arma. Queriendo lucirse, termina en el piso cuando Mike aplica técnicas mucho más ágiles que la soberbia: nuestros respetos a Mike, el mejor.

Quedando solo y demostrando que solo él es capaz de hacer cualquier trabajo, Mike y Price se dirigen a una abandonada fábrica donde se llevará a cabo el intercambio de una caja de pastillas. Grande es nuestra sorpresa cuando descubrimos que el comprador no es otro que Nacho, el colega de Tuco Salamanca, y que se encuentra trabajando en paralelo a los negocios del agresivo Tuco, en secreto y con sus propios ayudantes. Tras el silencioso intercambio, Mike le entrega a Price palabras de sabiduría que solo, y como nadie, sabría entregar: ahora es un criminal, el asunto que debe decidir es si será un criminal bueno o malo. ¿La diferencia y el ejemplo que usa Mike? Hay policías corruptos y hay delincuentes honorables, ambos igualmente criminales. Es hora de Price el decidir algo que Mike ya ha meditado por muchos años.

bcs4

Llegamos al clímax y desenlace del capítulo, cuando Jimmy regresa al salón de belleza donde está su oficina y se encuentra a Kim esperando por él. El celular de Jimmy está completamente descargado y apagado, por lo que Kim solo pudo suponer el lugar de encuentro y una vez adentro, con ojos a punto de llenarse de lágrimas le pide que acepte el trato que Howard Hamlin le ofreció durante la mañana. Indignado y enojado, Jimmy queda solo en su oficina, cargando su celular y a punto de descubrir una dolorosa verdad, para el cual debemos regresar a la casa de Chuck, donde un abatido Jimmy lo espera en el living. Le comenta la visita de Kim, le dice que terminará aceptando el trato y le hace notar lo extraño que le pareció que su celular se haya descargado cuando, cada vez que lo visita, lo deja apagado en el buzón. Bastó una llamada a su compañía para descubrir la misteriosa llamada de Chuck a las 2 am, la que fue borrada y que estaba dirigida a, nada más y nada menos, Howard Hamlin.

La decepción de Jimmy es evidente y nos desgarra un poco el corazón, pero las razones de Chuck terminan por destrozarnos aún más. Entre gritos, soberbia y sentido de superioridad, le hace ver a su hermano menor que él jamás será un verdadero abogado, que sus estudios son una broma y que, por mucho que se esfuerce, jamás será uno de sus pares. El fantasma de Slipping Jimmy aún pesa en la vida de los hermanos McGill y Chuck es incapaz de ver que su hermano ha cambiado y hace todos los esfuerzos que están a su alcance para demostrar que es alguien, que es una buena persona.

Los ojos de Jimmy están llenos de lágrimas que se dividen entre la pena, la decepción y la rabia. Sus últimas palabras parecen definitivas y son las que hemos estado esperando de manera inconsciente: los que ha traído hoy serán los últimos víveres y ayuda para Chuck, le servirán para tres o cuatro días pero, después de eso, el McGill mayor se las tendrá que ver por si mismo. “I’m done”, sentencia Jimmy, subiéndose enfurecido a su auto y perdiéndose en la noche.

bcs3

¿Esperábamos una movida tan fría y vil por parte de Chuck McGill? De manera muy sútil, silenciosa e inconsciente, debemos decir que si. Sabíamos que la confianza hacía su hermano menor siempre estuvo disminuida al mínimo al recordar en cada momento las andanzas de Slipping Jimmy, pero con su última movida y traición, terminó por demostrarnos que ni siquiera esperaba un cambio ni una superación real de Jimmy, siempre lo vio como un apéndice de su vida el que debía mantener controlado y dejándolo relegado a un mero trabajo de mensajero en la firma de la que él era un gran socio. Unos últimos cinco minutos desoladores para quienes nos hemos puesto del lado de Jimmy, notando sus constantes esfuerzos de ser una buena persona y un mejor abogado en ejercicio.

Con la traición de Chuck, la rabia de Jimmy, el regreso de Nacho a escena y Mike encausado en su nuevo trabajo, solo nos queda esperar una semana más para ver como se desenvolverá todo en el season finale de la que ha sido una brillante e impecable primera temporada de Better Call Saul.

Observaciones al cierre:

  • We can Erin Brockovich the shit out of this case!” y “You’re like a damn pod person!”, las infaltables referencias cinematográficas de cada episodio.
  • Jimmy fue capaz de hacer de todo, incluso de forrar por dentro el traje de Chuck con su manta espacial, para conseguir que su “desvalido” hermano mayor consiguiera salir de la casa y lograr una visita normal a su antigua oficina. Y como le pagaron.
  • Como siempre, las palabras de Mike son un verdadero deleite y se agradecen.
  • ¿No les pasa que cada vez que aparece Mike odian un poco a Walter White?
  • Relacionado con eso, el discurso de Mike sobre los criminales buenos y malos, solo nos hace proyectarlas hacia Breaking Bad y hacer el paralelo entre ambos protagonistas: Walter era un buen tipo que se convirtió en un criminal, sin embargo, con el tiempo desvió sus intenciones originales y se transformó en un criminal de los peores y capaz de todo. Por su parte, Jimmy evolucionó de ser un criminal que se aprovechaba de las personas, a un criminal con ganas de demostrar que, en realidad, era una buena persona.
  • La línea anterior se aplica en todo su esplendor en la última escena: Jimmy que muchas veces terminó, termina y, como sabemos, terminará estando del lado equivocado de la ley, mas es una muy buena persona y se esfuerza en demostrarlo; versus Chuck, un hombre con admiración sagrada y ciega hacia la ley, no es capaz de comportarse como una buena persona.
  • ¿Otro paralelo con Breaking Bad? El orgullo. ¿Será que el orgullo, ese mismo orgullo que llevó a Walter White a convertirse en el emperador del crystal meth, el que llevará a Jimmy McGill convertirse en Saul Goodman? ¿La brutal traición de su hermano y el ser engañado por años serán los catalizadores y motores que lo llevaran a despojarse de su nombre y su vida anterior?
  • ¿Ya forjaron el Emmy y el Globo de Oro que deben darle a Bob Odenkirk, verdad?
  • Howard Hamlin, despreciable sujeto que se convierte en el principal objeto de nuestro odio cuando, en realidad, no es más que un mero títere de las acciones y decisiones de Chuck McGill.
  • Jimmy en el sillón, siendo humillado por Chuck, se convirtió en una escena y en un final casi (o igual) de conmovedor que el final de Five-O, capítulo donde conocimos la historia de Mike.
Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s