Community S06E05: “Laws of Robotics and Party Rights”

Nx168xScreen,P20Shot,P202015-04-07,P20at,P206_20_06,P20PM.png.pagespeed.ic.1ivqtMvZdN9TNAK_4BGw

Frankie consigue un nuevo y peculiar plan para inyectar dineros a las alicaídas arcas de Greendale, mientras que Britta lucha por poder celebrar una fiesta, todo esto en una semana cualquiera en “Community”.

Después del genial capítulo de la semana pasada, estábamos todos expectantes para ver con qué nos sorprendería Community esta semana -y si se nos pegaría otra canción en la mente, después de toda una semana tarareando “Gay Dean”-, y si bien el capítulo de esta semana no alcanzó a encumbrarse a las alturas del anterior, si fue otra sólida entrega en lo que ha sido la actual temporada de la serie en Yahoo, todo gracias a la forma en que -ya introducidos los nuevos personajes en plena capacidad-, la serie encontró formas de darle nuevo material a nuestros integrantes clásicos.

La premisa principal de la semana es puesta en marcha por Frankie, quien recibe una oferta por parte del Estado de Colorado para implementar un programa de reinserción social para presidiarios, permitiéndoles tomar clases y poder graduarse en Greendale, todo gracias a un programa de educación a distancia -que en este caso no era TELEDUC o cursos por correspondencia, sino que se trataba de permitir que los presos asistieran a clases mediante el uso de iPads con ruedas-. Una premisa así de ridícula seguramente sería desechada en lugares más serios, pero tratándose de la universidad comunitaria que entregó cupos de inscripción prioritaria de cursos mediante una competencia de paintball que escaló a alturas insospechadas, ciertamente no escapa a lo que sería un día “normal” en Greendale (tampoco hace daño el hecho que el Estado está dispuesto a desembolsar 300 mil dólares anuales a cambio de la implementación del programa). Por lo mismo, y tras la sugerencia de Jeff, el comité acepta la puesta en marcha de este programa.

De esta forma, pronto llegaría un grupo de presidiarios -liderados por Willy (Brian van Holt)-, a alterar la mecánica usual de Greendale, no tanto por lo extraño que resulta ver pequeños segways con iPads montados en ellos deambular por los pasillos (y las bromas que el cuerpo estudiantil de Greendale realiza al respecto), pero más que nada porque muchos de estos reos realmente esperaban algo de seriedad de parte de la institución educacional, sin realmente saber que habían llegado al lugar equivocado para exigir eso. Ahora bien, independiente de este conflicto -y ante lo cómica de la premisa-, no deja de llamar la atención que la serie no optara (como seguramente lo habría hecho en temporadas anteriores) por realizar un episodio temático parodiando/homenajeando completamente a alguna película, como en otras oportunidades (lo que no significa que el capítulo no tuviera la habitual carga de referencias a la cultura pop, como las imitaciones de Abed a Jerry Seinfeld, que era algo que no sabíamos que necesitábamos hasta ahora). No sabemos si se trata de un tema presupuestario, o si tan solo fue una decisión creativa por parte de Harmon y cía, pero al menos nos dejó esa sensación de que se podría haber realizado algo más con la trama principal de los presos -independiente de buen material que nos dejó-.

a0899de50a8afcf1f9b765d5a90b3f6e12666a5e

¿Y cuál es el motor de la trama de los presos? Luego de la premisa ya expuesta previamente, obviamente tenía que haber un catalizador que generara dicho conflicto, y ese -era que no- era Jeff. El mismo Winger que había apoyado de forma vehemente la inclusión de lo reclusos -por razones monetarias-, ahora se encontraba en conflicto con ellos, particularmente con Willy. No sólo por una desconfianza casi endémica hacia los hombres basada en el prejuicio que acarrea el hecho de que están en la cárcel, pero también porque como dijimos, Willy quería aprender y tratar de reinsertarse socialmente, y para eso quería aprender derecho, lo que le permitiera poder obtener un título para salir de la cárcel. Claramente no contaba con que Jeff, como profesor de introducción al derecho, bueno… no enseñaba derecho. En su lugar, daba sus clásicos discursos Winger, un par de comentarios humorísticos, y luego procedía a colocar “Planet Earth” (los documentales de la BBC), para dejar pasar la hora de su clase.

Obviamente el conflicto entre Jeff y Willy escalaría, ya que en una de las mejores -y más absurdas- escenas del episodio, Willy intentaría asesinar a Jeff tratando de empujarlo por las escaleras del estacionamiento, utilizando el robot mediante el cual podía interactuar con el mundo exterior. Ante este cómico intento de homicidio, a Jeff no le queda otra que hablar con el Dean y replantear su postura en torno a la telepresencia de los convictos en la universidad. Sin embargo no contaba con que Willy se le adelantaría, y se pondría en contacto directamente con el Dean -y aprovechándose tanto de su encanto como de ese temor reverencial/admiración por el hecho de que fuera un asesino convicto-, logra lo que parecía extraño: que el Dean se vuelva contra Jeff, lo que empeoraría luego de que Winger alterara las circunstancias, y fuera él quien empujara al robot de Willy, no sólo destruyendo el iPad, pero logrando que lo suspendieran -por 2 semanas, con paga incluida- de Greendale. No bastando con lo anterior, el Dean se apronta no sólo a darle la cátedra de Jeff a Willy, pero además, a nombrar a éste último profesor emeritus (porque Greendale).

De esta manera, la trama principal del capítulo -independiente de que su ejecución habría sido mejor lograda de otras formas-, logra darle suficiente material a Jeff para convertirse en uno de esos episodios centrados en el otrora abogado, donde al final del día logra dejar atrás su fachada de arrogancia y de genialidad, para darle un baño de humildad (estilo Greendale) y enseñarle una lección. Es un esquema que vimos muchas veces durante la serie -especialmente en sus primeras temporadas-, pero que sigue resultando aún, no sólo por el carisma innato de Joel McHale, pero también por la fortaleza de los guiones de Harmon y, en este capítulo, Dean Young (y hay que decir que los guiones, particularmente en cuanto al diálogo y a lo “quotables” de éstos, han sido realmente impresionantes en esta temporada -con independencia de si muchas veces otros factores no los acompañan-).

El capítulo también nos muestra una faceta de Jeff un tanto olvidada el último tiempo: la de profesor, misma que no veíamos desde la primera mitad de la temporada anterior. Y la forma en que conjuga esta necesidad -y la satisfacción que siente al enseñar (a su manera)-, es un interesante paralelo con su amistad con el Dean y la forma en que Jeff, siendo como es, suele no expresar muchas veces a sus amigos el afecto que siente por ellos. En este sentido, se puede hacer un paralelo con la relación de Jeff y Duncan y los efectos que tuvieron en ella los hechos de “Bondage & Beta Male Sexuality” la temporada pasada. También hay un paralelo más que evidente entre Jeff y Willy, particularmente en la forma que ambos se aprovechan del efecto que su físico y encanto tienen en el Dean, pero donde finalmente reside la diferencia entre los 2 hombres, ya que -enmarcado en la lección que Jeff aprende al final-, su manipulación del Dean muchas veces para sacar provecho personal (inocuo en la gran mayoría de las oportunidades), mientras que Willy lo hace por aprovecharse de él, sin tener en consideración ni el daño que pueda causar, ni la persona misma de Craig Pelton. Para condimentar el final de esta historia, un duelo entre robots y un final parodiando a los estereotipos de las comedias románticas -para darle este toque Harmoniano a todo-, en lo que fue una historia principal sólida, muy divertida, pero quizás demasiado familiar (y sin llevar aparejada un golpe emocional como hemos visto otras veces en Community).

Screen-Shot-2015-04-07-at-4.47.01-PM-e1428470740913-790x444

Pasando ahora a la trama secundaria, como mencionamos al comienzo, esta gira en torno a los deseos de Britta por realizar una fiesta como las que suelen darse en Greendale, aprovechando que se acaba la temporada de “mid-terms”. Los deseos de Britta por festejar en su apartamento obviamente chocan con las rígidas reglas impuestas por Annie, que limitan la cantidad de gente que puede invitar a sólo 8 personas. Mientras que en el medio de este conflicto queda un Abed que no desea involucrarse ni tomar bando por ninguna de las 2, aún cuando respeta las reglas -y la antigüedad como roomate- de Annie.

Sin embargo, Britta siendo Britta encuentra una forma de manipular la situación a su favor, diciéndole a Abed que en verdad lo que harían no sería una fiesta, sino que grabar una película sobre fiestas -basada en una aparente historia real-, por lo cual obviamente consigue que el corazón de cineasta de Abed la apoye, genuinamente creyendo que se está grabando una película sobre una fiesta, la cual ocurre tal como tenía previsto Britta (y que cuenta con la participación de gran parte del célebre alumnado de Greendale, además de servir como un punto más en el conflicto entre Jeff y Willy).

Obviamente luego del festejo, Britta creía que se había salido con la suya, pero no contaba con que Abed, aún obsesionado con su película sobre “festejar como si no hubiera mañana” no se daría por vencido con su primer material -ni con lo “amateur” de sus actores-, por lo cual contrata profesionales (y dobles de sus amigos) para mantenerse festejando y poder completar su película y las tomas que le faltan). Ante esta situación, y tras darse cuenta de su error, Britta recurre a la ayuda de Annie, no sólo para hacer las pases, pero para que Abed deje su filmación. Obviamente esta situación altera a Abed quien reacciona de la forma que suele hacerlo, generando esa sensación de melancolía que se presenta cada vez que le pasa algo negativo al personaje que es el alma de la serie, en una situación que va más allá de Britta nuevamente britteando algo. Las palabras de Annie al término resumen a la perfección no sólo a Abed, pero también a lo que le espera a Britta: “You’re going to be punished in ways you won’t understand for longer than you think is rational or possible. But then one day, you’ll do something he likes and he’ll stop. And eventually you’ll either adapt or lose your mind.”

Otro sólido capítulo -aunque no exento de peros- de Community en su retorno, a la vez que ya nos aproximamos, casi sin darnos cuenta, a la mitad de la temporada.

Notas al cierre:

  • Gran cold opening con el Dean -y por extensión, el grupo- buscando la aprobación de Elroy cuando hacen comentarios que puedan parecer insensibles racialmente.
  • Elroy no es el “cuarto cazafantasma” de nadie.
  • Simpático cameo de Troy esta semana -aunque damos por hecho que la espalda y mano que se vieron no eran de Donald Glover-.
  • De nuevo, que grandiosa es la imitación que Abed hace de Seinfeld.
  • En el mismo sentido, “coucher”.
  • Gran momento -y que demuestra lo absurda de la premisa del capítulo-, cuando el Dean advierte a los presos de no formar pandillas basadas en componentes raciales, o de lo contrario, les modificaría el contraste de los iPads para que todos se vieran del mismo color.
  • Chang está sin casa, y utiliza el baño del apartamento de Abed, Annie y Britta para ir al baño.
  • Los aparatos mediante los cuales se movían y comunicaban los presos existen en la vida real, y sí, los vende apple.
  • Otra semana, otra parodia a un potencial spin-off (y otro palo a NBC por cancelar la serie).
  • Gran momento al final del episodio cuando Abed se hace de todos los robots, y comienza a gritar “ERRADICATE”, la frase de los Blorgons en Inspector Spacetime, que es una clara parodia a los Daleks de Doctor Who y su “EXTERMINATE”.
  • A propósito de esa escena final, el conserje de Greendale que aparece momentáneamente es Abed Gheith, amigo y habitual colaborador de Dan Harmon, y quien es la inspiración real para el personaje de Abed.
  • Brian van Holt, el actor que interpreta a Willy, es conocido por su papel en Cougar Town, misma serie que como sabemos, contó con un cameo de Abed en uno de sus episodios, luego de que Abed dijera en un capítulo de Community que participaría en dicha serie como extra.
  • En el casillero de Abed está la barba de “Evil Abed”.
  • Hemos tenido mucho Garrett esta temporada, pero curiosamente aún no vemos a Magnitude.
  • Estamos con Jeff, nada superará la explicación que da Britta sobre cuál cree ella es el origen de la frase “Hoist by your own petard”.
  • “Where I come from, you accuse somebody of something, you better have evidence…or be a minority!”
  • “You destroyed his device and his heart, sir.”
  • “I hear you have to have strong feelings for someone you kill. I try to reserve that stuff for myself.”

300x167xScreen,P20Shot,P202015-04-07,P20at,P206_17_38,P20PM.png.pagespeed.ic.NPNX9gyRvme3O1A9OHgh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s