Game of Thrones S05E01: “The Wars to Come”

Game-Of-Thrones-The-Wars-to-Come-Season-5-Episode-1-04

Game of Thrones está de vuelta para su quinta temporada y en Revius comentamos el season premiere.

Tras 4 años hemos sido testigos de incontables cambios en Westeros (y al otro lado del Mar Angosto), su panorama político, social y económico, las diversas luchas al interior de sus casas nobiliarias, los efectos que la lucha por el poder y el Trono de Hierro han generado, los muertos acumulados en diversos lados del conflicto, y todo bajo el telón de un potencial problema aún mayor -y cargado de misticismo- que se personifica en la figura de los White Walkers y lo que ocurre al otro lado del muro. Es mucho que digerir, es comprensible que algunos pierdan el hilo, y tras el enorme impacto del final de la temporada anterior (haciendo el término extensivo a sus 2 últimos episodios), hay mucho material que tratar al respecto.

Lo anterior no es sólo un breve resumen de la serie en general -como para ponernos a corriente ahora que comenzamos este nuevo ciclo de reseñas-, pero también una forma bajo la cual podemos resumir a “The Wars to Come”, un capítulo con un título que claramente genera la imagen mental de prepararnos -como buen season premiere- para los eventos que se desenvolverán durante los 9 episodios restantes, pero también porque este capítulo, además de introducir de a poco las nuevas tramas, también se vio con la misión de atar muchos cabos sueltos que quedaron pendientes desde el final de la temporada anterior.

Quizás el mayor problema dentro de un capítulo más sobrecargado de elementos que otras veces -y que aún así dejó para la próxima semana la introducción de Dorne, y el retorno de Arya-, es que este episodio debió cumplir una doble función: no sólo reintroducir a la gran mayoría de los personajes y ponernos al corriente en lo que están -y lanzar sus conflictos para este nuevo ciclo-, pero además el tener que cerrar -o más bien dejarnos reflexionar sobre- las tramas de la temporada anterior. Esto es así porque, no bien la cuarta temporada tuvo un final de temporada, lo cierto es que, de cierta forma, el ciclo anterior tuvo “2 capítulos 9”, en referencia a los capítulos que normalmente son los “eventos especiales” de sus respectivas temporadas, espacio normalmente reservado para el noveno episodio. Y si bien “Watchers on the Wall”, el capítulo 9 de la temporada pasada, claramente fue un evento en sí mismo centrado en la trama de Jon Snow y la Guardia de la Noche, lo cierto es que las demás tramas tuvieron que tratar sus propios momentos dignos de un capítulo 9, bien fuera en el octavo -con la pelea entre Oberyn y “La Montaña” Clegane-, o en el final de temporada, con eventos como la pelea entre Brienne y Sandor Clegane, la muerte de Tywin Lannister a manos de Tyrion, el escape de Arya con destino a Braavos, o la llegada de Stannis y cía. al norte.

El final de temporada anterior no fue el habitual capítulo reflexivo que nos permitía tomar aire y no sólo recuperarnos del noveno episodio, pero además de cerrar tramas para asegurar que la temporada siguiente tuviera un tablero más o menos ordenado sobre el cual inmediatamente continuara el -proverbial- juego de tronos; situación con la cual no contó la quinta temporada, destinando así su primer capítulo a esta doble función que venimos analizando lo que, a la postre, le terminó pasando la cuenta de cierta medida.

Game-Of-Thrones-The-Wars-to-Come-Season-5-Episode-1-05

Ahora bien, lo anteriormente dicho no significa que “The Wars to Come” fuera un mal capítulo, pero tan sólo que esta dualidad en su rol (en parte atribuible al número de capítulos por temporada, así como a la cada vez mayor extensión de los libros de la saga -lo que significa que el material sea mucho para adaptar uno por temporada como al principio-), terminó jugándole en contra, al no poder el capítulo comprometerse completamente ni a ser un final de temporada, ni el comienzo de una nueva.

Dejando de lado la opinión anterior, corresponde realizar el habitual tour por Westeros y Essos para ver en qué están nuestros personajes.

Partimos el capítulo en los alrededores de Casterly Rock, pero no en el presente, sino que años atrás, en lo que no sólo es el debut de los flashbacks en la serie, pero también el de la joven actriz Nell Williams encarnando a Cersei Lannister en el momento en que le es pronunciada la ya famosa -al menos para los fans de los libros- profecía sobre su futuro, cortesía de una bruja de nombre Maggy (Jodhi May), quien le permite 3 preguntas a Cersei en torno a su porvenir, que ciertamente son reveladoras de gran parte de las penurias que en su adultez pasará el personaje de Lena Headey; a saber, que no se casaría con el príncipe Rhaegar Thargaryen, pero sí con un rey (a la postre, Robert Baratheon) y que su tiempo como reina duraría hasta que una nueva mujer, más joven y hermosa, se hiciera con el cargo y destruyera todo lo que le pertenece (si se trata de Margaery Tyrell o no, lo dejamos a vuestro arbitrio).

El flashback se detiene abruptamente -sin que alcancemos a ver toda la profecía-, para llevarnos de vuelta al presente y acompañar a Cersei en sus momentos de luto tras la muerte de su padre, pero también en momentos donde descarga su ira con Jaime por ser el causante indirecto de la muerte de Tywin, al permitir el escape de Tyrion. El pesar de Cersei -y sus recuerdos de la profecía, personificados en la constante presencia de Margaery (que tiene problemas de su propia cuenta gracias a su hermano Loras)- ciertamente contrastan con el ambiente que ciertamente se ve menos apesadumbrado de lo que debería. En este contexto la serie nos reintroduce tanto al hermano de Tywin, sir Kevan Lannister (Ian Gelder), como a su hijo, Lancel (Eugene Simon). Este último inmediatamente resalta por su cambio de look y humildes ropajes, lo que se explica por haber “encontrado la fe” y unirse a un grupo fundamentalista religioso conocido como los “gorriones”, sobre los cuales -si no saben quienes son, no lo spoilearemos-, vale la pena mantener un ojo por su rol capital en esta temporada.

Ya que estamos con los hermanos Lannister, bien vale moverse al otro lado del Mar Angosto, particularmente a Pentos, para reencontrarnos con nuestro venido a menos amigo, Tyrion, exhausto y mareado luego de ser contrabandeado por Varys hasta la morada del magister Illyrio Mopatis, amigo de “la araña” y que, por si no lo recordaran, es el hombre con el cual vivían Daenerys y Viserys en la ya lejana primera temporada. En este lugar no sólo se produce uno de los notables diálogos que tanto Peter Dinklage como Conleth Hill nos regalan con sus personajes, pero además se revela -o se nos recuerda- que Varys es simpatizante de la causa Targaryen, y que necesita hombres “buenos” y con la experiencia de Tyrion para que trabajen con Daenerys en pos de reconstruir y pacificar Westeros. Como siempre, sabemos que con Varys siempre hay dobles intenciones, pero ante el desgano de vivir y la falta de alternativas, Tyrion acompañará a su amigo a Meereen para conocer a Dany.

Game-Of-Thrones-The-Wars-to-Come-Season-5-Episode-1-02

Ya que estamos en Essos, vayamos con Dany, quien continúa con sus problemas gobernando Meereen, ya que un nuevo grupo conocido como “los hijos de la harpía” se encuentran asesinando de forma inesperada y violenta a sus “inmaculados” en la ciudad amurallada, como forma de repudiar la ocupación de la ciudad y los cambios que la heredera al trono de Westeros hiciera en su ciudad, que van desde lo simbólico -la destrucción de la harpía de oro en la cima de la gran pirámide-, a lo práctico -la abolición de la esclavitud-. Daenerys piensa que todo se solucionará con más soldados (o policías) en las calles, pero nosotros -y Daario Naharis- sabemos bien que dicha solución, digna de gobiernos autoritarios, no conseguirá nada sino más violencia. Al contrario, el mercenario hace eco de las palabras de sus amigos de Meereen, y sugiere que ante lo indispuestos de los dragones de Dany para generar respeto, quizás valdría la pena realizar concesiones, como la reapertura de las arenas de gladiadores tan típicas de las otrora ciudades esclavistas, no sólo porque él les tiene afecto debido a que están ligadas a su origen, sino porque qué mejor forma de calmar al pueblo que con pan y circo.

Volviendo a Westeros, y tras ponernos al día brevemente con Brienne y Pod (aún discutiendo entre sí y sobre qué hacer), y con Sansa y “Littlefinger” (aún tramando, y aún detestando al pequeño Robin “peleo como una niña con parálisis” Arryn), nos movemos al norte, particularmente al Castillo Negro, a los pies del Muro, para reencontrarnos con Jon Snow, y con el “Team Stannis”.

Aún respirando los aires de la reciente victoria sobre el pueblo libre comandado por Mance Rayder, llega el momento de los balances y de decidir qué hacer posteriormente, y en el horizonte de Stannis sólo aparece el hacerse con su legítimo asiento en el Trono, por lo cual tiene puestos sus ojos en la próxima ruta en su camino: Winterfell, controlada por la casa Bolton. Para tal campaña, Stannis sabe que sus fuerzas no son suficientes, por lo cual manda a llamar a Jon Snow, no sólo por su importancia entre los hombres de la Guardia de la Noche -pese a no ser el Lord Comandante-, o por ser el bastardo de Ned Stark, pero principalmente por su cercanía con los “salvajes”, particularmente con Mance, por lo cual Stannis -“The Mannis”- le encarga un ofrecimiento para que le lleve al “Rey más allá del Muro”: si éste se arrodilla ante él y reconoce su soberanía como legítimo rey, no sólo agregará a la gente libre a su ejército, pero además permitirá que todos crucen el muro, y les regalará tierras para que se asienten.

Ahora bien, Mance siendo Mance, no iba a aceptar las condiciones de Stannis, no por orgullo como le hace ver a Jon, sino por el hecho de que, a sus ojos, realizar dicho acto no sólo significaría demostrar debilidad ante los clanes de la gente libre, pero además renunciar a sus principios basados en la libertad. Fue eso lo que lo llevó a renunciar a la Guardia y establecerse más allá del muro, y ni siquiera la oferta de Stannis -o el miedo a morir (y de forma tan macabra como lo es siendo quemado en la hoguera)-, lo harían renunciar a aquello. Y así fue como, tras un acto de Melissandre, Mance Rayder, el “Rey más allá del muro” fue quemado en una hoguera, salvado últimamente de su sufrimiento gracias a un certero flechazo de Jon, lo que de paso puso término al capítulo.

Así nos dejó el retorno de Game of Thrones, con un capítulo que si bien no fue malo, sí fue un tanto irregular por los hechos expuestos previamente: tratar de ser muchas cosas y abarcar mucho, en lugar de contar con el beneficio de otros season premieres de tener más espacio para no sólo introducir nuevas tramas, pero además para pegar uno que otro golpe emocional que deje a la audiencia clamando por más.

Notas al cierre:

  • Bienvenidos nuevamente a nuestros comentarios de Game of Thrones, siéntanse como en su casa (que aquí sí respetamos las leyes de la hospitalidad).
  • A propósito de Mance Rayder, quizás su poca familiaridad con la audiencia -independiente de las temporadas que ya lleva en la serie- también le restaron peso emocional al gran golpe del capítulo, que era su muerte en la hoguera.
  • Siguiendo con esto, nos quedó la impresión de que la serie no va a adaptar las circunstancias de lo ocurrido con Mance de la misma forma que en los libros, pero aún así, mientras no lo sepamos a ciencia cierta, nos abstendremos de comentar abiertamente lo que en las páginas escritas por George R.R. Martin ocurre, ante la posibilidad de potenciales spoilers.
  • No fuimos los únicos que se entristecieron al ver en la intro el blasón de los Bolton en Winterfell, cierto?
  • Buen momento para destacar el crecimiento de Jon Snow a lo largo de la serie, particularmente en sus sentimientos hacia los “salvajes”, y como ahora, después de tanta nieve caída -pun intended-, puede llegar a la conclusión más simple a la problemática: tan sólo son personas que tuvieron la mala suerte de nacer del lado equivocado del muro.
  • Missandei y Gusano Gris, una constante historia de hacerse ojitos de cachorro.
  • Natalie Dormer tiene una mirada cuando está tramando planes que nos hace temer a Margaery mucho más de lo que le temeríamos a los 3 dragones de Dany juntos.
  • Brienne y Pod y el mal timing, al estar discutiendo en el momento justo en que pasan junto a ellos Sansa y Littlefinger. No es que tuvieran como saberlo, pero aún así… so close, but yet so far away.
  • Comentario aparte, pero cada vez estamos más cerca de llegar al punto en que la distinción entre los que leyeron los libros y los que no ya no valdrá. En general siempre hemos sido partidarios de tratar tanto la serie y los libros como 2 entidades distintas, sabiendo apreciar cada una por separado y por lo que son; pero siempre terminábamos volviendo a los libros, principalmente por la hoja de ruta que significan para el desarrollo de la serie (tal como lo hemos hecho con The Walking Dead, o con otras series que son adaptaciones, mayormente de comics, según la ocasión), y generalmente para mantenernos al tanto de todo lo que ocurre. Pero a medida que nos aproximamos a aguas sin explorar, hay una linda sensación de incertidumbre en el aire -y que claramente se mantendrá por mucho tiempo, considerando que George R.R. Martin no tiene para cuando terminar los 2 libros restantes-.
  • Gran trabajo desde el punto de vista visual en este capítulo, cortesía del director Michael Slovis, a quien seguramente los fans de Breaking Bad recordarán con afecto, mal que mal, el hombre era el cinematógrafo y director de fotografía de dicha serie.
  • Queremos más Daenerys con el pelo suelto, por favor.
  • En el habitual campo de los desnudos en la serie, el primer partido de la temporada lo ganó por gran margen los desnudos masculinos.
  • Sí, sabemos que se filtraron capítulos por internet. No, no los vamos a comentar hasta que se estrenen cuando corresponden.
  • “The future is shit, just like the past.” El vomito de Tyrion obviamente le da el toque a lo que ya era una gran línea.
  • “Can I drink myself to death on the road to Mereen?”
  • “If you can’t understand why I won’t enlist my people in a foreigner’s war, there’s no point explainin’.”

Game-Of-Thrones-The-Wars-to-Come-Season-5-Episode-1-01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s