Gotham S01E21: “The Anvil or The Hammer”

El penúltimo capítulo de la primera temporada de Gotham, avanza la trama rápidamente hacía el final de varios arcos, y como sugiere su título, es acerca de moldear las personas y circunstancias que nos rodean, o ser moldeado por ellas.

Empezamos con Barbara, la agradable sorpresa del capítulo anterior, donde se utilizó su tiempo fuera de pantalla para hábilmente engañarnos acerca de su rol en la trama del Ogro. Para más remate, se subvirtieron nuestras expectativas, cuando más que una víctima, parecía que podía ser una confidente, o tal vez una aliada para El Ogro. En este capítulo esto cambia súbitamente, transformando a Barbara en víctima, cuando El Ogro le revela su naturaleza, y que la ama, pero que también la puede matar en cualquier momento. Si bien se ajustó bien al tono del capítulo, donde su tiempo con El Ogro la termina transformando en un personaje distinto al que empezó, el repentino cambio de tonalidad respecto a la semana pasada nos descolocó un poco. Es interesante la liberación que siente Barbara con la muerte de sus padres a manos del Ogro bajo su sugerencia ya que esto abre interesantes posibilidades para el personaje de Barbara que tendrá que lidiar con el trauma del cautiverio, además del peso de lo que ha hecho. Por otro lado, por más que El Ogro es un psicópata y no hay que entender sus razones al 100%, fue un poco forzado el escenario de “Te mato si no me dices a quien matar”. Además, el cierre de la trama, con la “limpia” muerte del Ogro nos roba de un personaje que había prometido, y termino siendo más de lo mismo; al menos se puede decir que las acciones del personaje de Ventimiglia van a dejar consecuencias que se van a sentir en el cierre de la presente temporada y la siguiente, y sigue ofreciendo de ver una Barbara Keane más interesante de la que hemos visto en la primera mitad de la presente temporada.

Otros dos personajes que continuamente están moldeando sus alrededores y siendo moldeados por ellos son Gordon y Bullock, que hoy tuvieron la oportunidad de brillar un poco más. Por su lado, Gordon está enfocado en moldear Gotham en una ciudad más justa, más transparente, y más honesta, y en este capítulo da grandes paso hacia eso. Su captura del Ogro se puede considerar tal vez su mayor triunfo, tal vez no ante el público general, ya que muchos recién descubrieron la existencia de este caso, pero tal vez con la policía, quien ve como un hombre que los tuvo bajo amenazas constantemente cae ante el policía más honesto de Gotham. Lástima que el capítulo no pone enfoque cómo además la caída del Ogro representa una dolorosa derrota para Loeb, quien no sólo fracasó en su intento de amedrantar a Gordon, pero ahora lleva todas las de perder con Jim teniendo más palanca que nunca sobre él.

Por el otro lado, está Bullcok. Vale la pena detenerse un segundo y hablar de Harvey, que es sin duda uno de los personajes que más evolución ha tenido a lo largo de la temporada. Lo conocimos como un policía mediocre, vendido al sistema corrupto de una ciudad en decadencia, que hacía su trabajo cuando se le daba la gana y sin ningún respeto por la transparencia, los derechos de los demás o por los procedimientos legales. Fuimos descubriendo que Harvey una vez también fue como Gordon, hasta que la ciudad lo devoró a él también, pero la llegada de Jim lentamente lo ha ido transformando de vuelta a quien solía ser. El bueno de Harvey todavía le gusta ir al límite de la ley, comprando sacos de contrabando, codeándose demasiado con personajes de la mafia, y todavía temeroso de que las acciones más siniestras que ha hecho puedan ser utilizadas en su contra; pero en el capítulo recién emitido vimos una vez más como Jim ha influenciado a Harvey. Tal vez cualquier policía hubiese detenido lo que sea que haya estado ocurriendo en el degenerado club sexual que se encontraba Bullock, pero viniendo de un tipo que sabemos que tiene un pasado reciente bastante sórdido, fue agradable ver que de manera tan explicita delimitará la raya que está dispuesto a aguantar. Sin duda Harvey ha avanzado bastante desde el inicio de la temporada, y es por eso que Gotham tiene en él un personaje bastante interesante, ya que de alguna manera él representa toda la esperanza y rectitud que Jim intenta esparcir en el resto de la GCPD.

Después de Bullock, Bruce ha sido sin duda uno de los personajes que más hemos visto cambiar, aún que de manera más esperada, ya que acaba de vivir un evento traumático como lo es la muerte de sus papas. Ya habíamos visto la semana pasada la raya que no está dispuesto a cruzar, el asesinato, y está semana vemos otra faceta de Bruce: la honestidad. A pesar de su promesa a Selina, no fue capaz de mentirle a Alfred, y de alguna manera sirve para cementar la relación de confianza extrema que lo llevara a confiar en su Mayordomo al ser Batman. También fue agradable ver que Sid estaba esperando a Bruce, y que lo dejo llegar tan lejos con su plan de robarle información para decirle que su papá y su abuelo sabían todos los sucios secretos de la empresa, y lo toleraban por el bien mayor, ya que esto genero dudas en el joven Wayne acerca de su padre. No es que dude que sea una buena persona, pero entiende que incluso las buenas personas pueden tener secretos (un tanto poco sutil Gotham en esta pasada).

Cerramos el capítulo de hoy con la trama más interesante del capítulo: el engaño del Pingüino. Lástima que a veces la serie no sabe ocultar bien sus giros, ya que fue un tanto obvio que algo iba salir mal en el tiroteo cuando fueron tan explícitos al preguntar los asesinos si las armas estarían allí y ya nos habían mostrado las armas en el lugar, pero eso se perdona porqué sirvió para reactivar la guerra de las familias, una trama interesante que estaba estancada, y además para devolvernos la mejor versión del Pingüino de Robin Lord Taylor. Parecía demasiado simple que Oswald quisiera algo tan plano como la venganza y la muerte de Maroni, cuando había una mejor jugada, y así fue. Como el mejor de los ajedrecistas, Cobblepot rechazó el jaque fácil en pos del jaque mate difícil, y esto nos recuerda que el mayor fuerte del Pingüino es su habilidad para el juego largo, el saber esperar el momento y la jugada oportuna que mayor beneficio le traerá. Después de algunos titubeos en la dirección que llevaban a Oswald, con algunos baches fuertes en su trama, fue excelente ver que hacia el fin de la primera temporada nuevamente esté en el control de la situación desde las sombras.

Cerramos un capítulo de Gotham que mostró varias de sus viejas falencias pero que sigue armando un interesante cierre de fin de temporada. Es poco lo que puede hacer Gotham en un capítulo para revertir el amargo sabor de boca que ha dejado por momentos, pero al menos se siente que varias tramas están llegando a su conclusión de la mejor manera posible dadas las circunstancias.

Notas al cierre:

  • No lo mencionamos en el capítulo pasado, pero la trama del Ogro realmente ha traído a la luz un ambiente S&M en Gotham que parece ser bastante fuerte. Una tonalidad rara para una serie que por más que tenga violencia y muerte, nunca había sugerido tan abiertamente temas de un carácter más profundo y delicados como el sadomasoquismo, la violación (no creo que el cuarto del Ogro era sólo por show) y lo que parece ser zoofilia. Todo esto se ha sentido un tanto fuera de lugar.
  • Es repetido hasta el cansancio, pero Gotham realmente sufre cuando hace tan burdos los procedimientos policiacos. Todos los misterios en esta serie parecen ser resuletos como un “point and click adventure”. Pista A lleva a Pista B que lleva al Villano. En el capítulo de hoy eso fue particularmente notorio y molesto.
  • Otro punto bajo fue Nygma, quien volvió a sus andanzas. No hubo mayor propósito en su trama de hoy más que mostrarnos algo que se volverá marca registrada de The Riddler: su compulsión de dejar pistas ocultas que lo incriminan.
  • En el sobre que le envía Selina a Bruce, la dirección de Wayne Manor es 1007 Mountain Drive, que es la misma dirección que tiene la mansión Wayne en Batman: The Animated Series.
  • ¡Primera aparición de Lucius Fox (Chris Chalk)! Este personaje quien es muy conocido por sus apariciones en los comics, y su reciente encarnación en los Batman de Nolan en manos del gran Morgan Freeman, es fundamental como el apoyo tecnológico de Batman, y el hombre de confianza de Bruce en las Empresas Wayne.
  • Una interrogante interesante que persiste, sobre todo en luz del trauma de Barbara y la fuerte relación entre Gordon y Lee: ¿La serie se atreverá a alterar “el canon” habitual y hacer que Barbara no termine como la esposa de Gordon? De ser este el caso, ¿Se atreverá a utilizar todos los traumas que ha vivido Barbara para darle otro rol de preponderancia?

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s