Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. S02E20: “Scars”

agents-of-shield-scars-134469

 

Skye queda entre la espada y la pared que representan S.H.I.E.L.D. y los Inhumans, mientras su lealtad es puesta a prueba y los temas de Age of Ultron siguen resonando en un nuevo capítulo de Agents of S.H.I.E.L.D.

En primer lugar, partir diciendo que esta reseña contiene un par de spoilers sobre “Avengers: Age of Ultron“, para advertir a esas pocas personas que no han visto aún la película y están leyendo esto.

El famoso protocolo “Theta”, uno de los elementos más debatidos durante los últimos capítulos y motivo de fricción entre Coulson y May, finalmente fue tratado directamente esta semana, cortesía de un flashback que nos mostró escenas ocurridas hace un año atrás (contextualizadas en el espacio entre las dos temporadas de la serie), protagonizadas por el bueno de Phil y uno de los hermanos Koenig (nunca está de más volver a ver a Patton Oswalt en la serie).

¿Y qué es finalmente el dichoso protocolo “Theta”? No es más que el helicarrier secreto con el cual Nick Fury, María Hill y War Machine se apersonaron hacia el final de “Age of Ultron”, cuando en plena lucha entre los Vengadores y Ultron en Sokovia, se hizo necesario la evacuación de los habitantes de la ficticia nación de Europa del este, ante la necesidad de destruir el terreno que Ultron pensaba utilizar como meteoro para destruir el planeta.

La revelación de lo ocurrido en la película (que temporalmente ocurre entre el capítulo anterior y éste), sumado al conocimiento adquirido por el resto de la plana mayor de S.H.I.E.L.D. en relación a que Nick Fury sigue con vida son elementos que condimentan el capítulo, a la vez que lo nutren de un substrato para el cual tratar de contextualizar las acciones tanto de Coulson como de Jiaying -especialmente esta última, quien tiene un rol preponderante en el capítulo-. En efecto, no bien los eventos de “Age of Ultron” en sí no afectan el desarrollo de la serie de la forma en que lo hicieran los de “Captain America: The Winter Soldier” durante la temporada anterior -en gran medida porque AoS ya no requiere el envión que proporcionó dicho filme-, resultan útiles (particularmente la comparación que realiza Gonzales utilizando a Tony Stark como ejemplo) para justificar el por qué es necesario mantener las cuotas de poder en balance y bajo supervisión, lo que aplica tanto para la organización de este nuevo S.H.I.E.L.D. unificado bajo la dirección de Coulson (pero asesorado por un Consejo), como para la situación de la madre de Skye y su “gobierno” sin oposición en “The Afterlife”.

55427ff475889

El hermoso afiche de esta semana, cortesía de Marguerite Sauvage.

 Otro motivo por el cual la serie ya no necesita tanto el nutrirse de las películas para funcionar -como fuera en la primera temporada- tiene que ver con el hecho que, desde que se introdujeron a los Inhumans a la mezcla, la serie pasó a estar al frente de lo que será la Fase 3 del MCU, y si bien es poco probable que veamos en el show a algunos de los “grandes nombres” de los Inhumans, como Medusa o Black Bolt (seguramente reservados para su película), la serie avanzó a pasos agigantados para introducirnos a su recluido mundo, coronando dicha inducción mediante el uso oficial de la palabra “Inhuman” como título oficial para esta nueva raza de gente con poderes -o “enhanced”, en terminología del MCU-, producto de la experimentación genética que realizaran los Kree.

Los Inhumans pasaron a la delantera en lo que a la serie respecta, y al centro de ellos ya no sólo se encuentra Jiaying, sino que de a poco va tomando fuerza la posición de Raina the hedgehog, más todavía luego de que su predicción sobre los hechos de “Age of Ultron” se volviera realidad, lo que obviamente levanta alertas en la madre de Skye, así como en un Gordon cuyas lealtades no se ven tan claras luego de las escenas iniciales del capítulo.

La lucha de poderes importa no sólo debido a la forma en que hace eco de los conflictos por el liderazgo de S.H.I.E.L.D., sino además porque coloca a dos personajes femeninos fuertes en el centro de la serie. Por el lado de Raina, elevándola a un rol central en la serie luego de un par de temporadas como personaje secundario; mientras que en el rincón de Jiaying, continua posicionando a una líder absoluta capaz de llegar hasta los extremos y tomar las medidas más drásticas con tal de proteger a los suyos, de paso derribando la imagen idílica que teníamos sobre el personaje de Dichen Lachman (similar a la del afiche del episodio), mayormente potenciada por lo que veíamos en los flashbacks y por las memorias del enamorado Cal.

Este conflicto también resulta capital de cara al final de temporada de la próxima semana, debido a las predicciones de Raina en torno a un conflicto con S.H.I.E.L.D. gatillado por la propia Jiaying. Obviamente Raina tiene intenciones ulteriores en torno a modificar la estructura de poder en “Afterlife”, pero al mismo tiempo, se encuentra actuando con honestidad cuando trata de impedir que la madre de Skye se reúna con la agencia de espionaje, sugiriendo ella tomar su lugar. De más está decir que tanto Jiaying como Gordon se muestran escépticos de sus intenciones -más luego de que Cal, con sus relatos, no dejara la mejor de las impresiones de la otrora chica del vestido floreado-; pero cuando hacia el final queda claro que Jiaying no escatimará en recursos con tal de proteger a su gente (incluso declarando abiertamente la guerra a S.H.I.E.L.D. y realizando -real y figurativamente- los primeros disparos del conflicto), es ahí cuando de pronto Raina se nos presenta bajo otra luz y volvemos a caer en cuenta que la naturaleza de los problemas entre los Inhumans van mucho más allá de lo que vimos en un comienzo.

Raina no era tan mala como creíamos (y como su apariencia pueda conducirnos a pensar), y Jiaying no era la santa que pintaba Cal y que Skye -y nosotros- anhelábamos que fuera.

Agents-of-SHIELD-S02E20-Jiaying-in-Afterlife

Y así es como volvemos nuevamente al rol de S.H.I.E.L.D. en la tormenta que se avecina.

Ya mencionamos la discusión alrededor de los paralelos trazables entre las acciones de Tony Stark en Age of Ultron y como resuenan tanto con Coulson como -en mayor medida- con Jiaying a lo largo de este episodio. Ante esta discusión, tiene mucho sentido que fuera el agente Gonzáles quien sacara el tema a colación, no sólo por haber adoptado paulatinamente una posición más conciliadora alrededor de las dos facciones de S.H.I.E.L.D., sino también sobre los individuos con habilidades especiales.

En el primer caso, el personaje de Edward James Olmos no sólo ha caído en cuenta de la honestidad de Coulson y no bien las agendas e intenciones de ambos no se alinean necesariamente en todos sus puntos, si reconoce tanto las capacidades del protegido de Fury para liderar la organización, como la necesidad de unificar ambas facciones. No sólo es una decisión lógica y racional (más considerando que es el propio Phil quien propone al consejo asesor como medida de control), pero efectiva como quedara claro luego del operativo contra HYDRA la semana pasada.

En el segundo caso, y con la potencial amenaza de los Inhumans, está la posición de Gonzáles sobre los individuos con habilidades especiales. Misma que se ha ido moderando un poco con el paso de la serie desde su debut. Sí, el hombre mantiene sus resguardos respecto a ellos, así como la necesidad de cumplir el rol de S.H.I.E.L.D. de proteger a la población; pero también llegó a un punto donde reconoce la importancia que muchos de ellos tienen (i.e. los Vengadores) en la protección de un mundo en pleno proceso de cambio y reponiéndose del ataque de Ultron.

Finalmente es esta última posición la que llevaría a Gonzáles a jugarse sus cartas reemplazando a Coulson en la reunión con Jiaying, tratando de llegar a un acuerdo pacífico que le permitiera a S.H.I.E.L.D. indexar a los Inhumans con poderes en el listado de individuos con habilidades especiales. Lamentablemente para las buenas intenciones de Gonzáles, ni su regalo de buena voluntad ni la mención a sus cicatrices para tratar de generar simpatía de Jiaying terminarían siendo suficientes para evitar el conflicto, ya que estaba claro que la madre de Skye no aceptaría cualquier intento de restringir a su gente o que limitara su estilo de vida “pacífico”. Es por eso que decide realizar los primeros disparos de la guerra, asesinando a Gonzáles mediante el uso de un cristal terrigen -de paso demostrándonos que tienen la capacidad para fabricarlos-, y autoinflingiéndose heridas con el arma de Gonzáles para hacerse la víctima y tener motivos adicionales para justificar el conflicto. La guerra entre S.H.I.E.L.D. y los Inhumans ha comenzado, y será importante ver no sólo a qué resolución llegamos en el final de temporada doble de la próxima semana, pero además en qué lado del conflicto recaerá la lealtad de Skye/Daisy.

Notas al cierre:

  • El cold opening con Patton Oswalt fue notable.
  • Durante el capítulo, Mack renunció a S.H.I.E.L.D. debido a su oposición al liderazgo de Coulson, en un acto que se sintió más como un berrinche por no haber podido “ganar” al final del día que otra cosa. Ahora bien, aparte de la diversidad extra que traía al elenco y a su fenecido bromance con Fitz, tampoco fue mucho su aporte, mientras que su ausencia -temporal o definitiva- se sentirá menos que la del pobre Trip.
  • El “plot twist” del capítulo llega cortesía de Kara/Agente 33, quien sigue trabajando con Ward, y se encargó de incapacitar temporalmente a Bobbi y robarse un quinjet, cimentando nuevamente la posición de ambos traidores de S.H.I.E.L.D. como “comodines” de cara al final de temporada.
  • A propósito de Kara y Ward, es interesante la forma en que éste último la moldeó casi de la misma forma en que Garrett hiciera con él durante su juventud, claro que enfatizado en una dependencia romántica por parte de la Agente 33.
  • ¿El cargamento secreto del barco de Gonzáles? Una poderosa arma de origen Kree que seguramente será factor en el final de temporada.
  • A propósito del final, y de la capacidad de los Inhumans para crear nuevos cristales terrigen, no sería descabellado que la temporada terminara con una “Terrigen bomb” de cara tanto al nuevo ciclo como a la película de los Inhumans. Quizás la única limitación sería el presupuesto de la serie.
  • Necesitamos más Lance Hunter y su particular sentido del humor.
  • Que gran aporte en la temporada ha sido Kyle MacLachlan.
  • “This way, we’ll have a cool underground base and a boat.”
  • “I didn’t know she was there at the time. She had very dark hair.”

marvels-agents-of-shield-scars_article_story_large

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s