Spy (2015)

 
http://t1.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSK6NDqbBO9rCNb4t5Q5Nfzr6OlpQX1rVksnPXh5Nu2elYA0y7hSpy

Director: Paul Feig
País: EE.UU
Año: 2015
Género: Acción-Comedia
Duración: 120 minutos
Elenco: Melissa McCarthy, Jason Statham, Rose Byrne, 
Miranda Hart, Bobby Cannavale, Allison Janney, Jude Law
Música: Theodore Shapiro

Feig y McCarthy se juntan una vez más en una comedia-acción que supera toda expectativa (sobre todo considerando el trailer), y que termina siendo una agradable sorpresa. En una película que combina la brutal realidad del espionaje, con buena escenas de acción, buena comedia y una visión crítica del género que parodia, Spy es una película que deja un buen sabor de boca.

Cuando el espía estrella de la CIA, Brad Fine (Jude Law) fracasa en su misión de recuperar un aparato nuclear de las manos de Rayna Boyanov (Rose Byrne), y los nombres de todos los agentes de campo son comprometidos, recae en Susan Cooper (Melissa McCarthy), una agente de escritorio quien brinda soporte a los agentes desde Langley, ir a Europa y emprender la misión de recuperar el artefacto nuclear.

https://i2.wp.com/transform.fairfaxregional.com.au/transform/v1/crop/frm/storypad-hU74HdTxzzWB78D7znDAb9/c8fc1fa7-d281-42d1-8a6c-1a67e595fb8f.jpg/r0_0_1388_780_w1200_h678_fmax.jpg

Melissa McCarthy hace un gran trabajo llevando a la vida a Susan Cooper, una gran agente a quien simplemente le hacía falta su experiencia en el campo. Tal vez el merito de la película es que evita abusar de los clichés o utilizar elementos narrativos demasiado fáciles, y se nos plantea desde un inicio que Cooper es especial. Esto hace que su evolución desde una torpe agente de escritorio hasta una grosera y patea traseros agente de campo sea realista y agradable. McCarthy le da peso al personaje con carisma y con una actuación que bordea la caricatura pero nunca se degenera, logrando ser cómica y creíble.

En películas así, generalmente la gran labor recae sobre la actriz titular, quien a través de su ridiculización e “inesperada” evolución hace que la película “resulte”, pero por suerte Spy rompe ese molde, y si bien McCarthy sin duda acarrea el mayor peso de la película, Spy triunfa porque además cuenta con un gran elenco de soporte y una aguda crítica al género del espionaje y acción. Jude Law se luce como el espía estrella, inteligente, guapo pero un tanto torpe y Byrne hace un gran papel como Rayna, la terrorista “malcriada” con problemas de papá quien está al centro de la venta de una arma nuclear, pero es Statham el que es el gran, e inesperado, MVP de la película junto a McCarthy. Statham interpreta al violento, agresivo y mitómano agente Rick Ford, una brillante autoparodia de todos sus personajes.

https://i2.wp.com/static02.mediaite.com/themarysue/uploads/2015/06/jason-statham-in-spy-movie-4.jpg

Esto nos lleva al siguiente punto que tal vez es el más importante de lo que logra Spy y Feig: Spy ofrece un excelente metacomentario del género de espionaje y acción, y en cierta manera, los prejuicios que tenemos sobre los personajes involucrados. Ya mencionamos como Ford básicamente es una sátira de todos los papeles que ha tenido Statham, y de todos los héroes de acción que se basan en logros imposibles. Fine es una crítica y de-construcción del espía solitario Bondistico, aquel quien parece estar sólo contra el mundo y quien no necesita de nadie, y Cooper es una inversión de los roles de las mujeres en este género. Resulta que Ford es un inútil quien no hace más que constantemente entorpecer la misión, Fine es un gran agente pero quien no lograría nada sin la ayuda de su soporte desde HQ y Cooper es una agente talentosa que es constantemente prejuzgada por su género, peso y apariencia. Susan es constantemente dada aliases que representan una visión estereotípica de mujeres de cierta edad y con equipo disfrazado de productos que son visto como humillantes o ridiculizantes para este tipo de mujeres. Pero el hecho que Susan igual resulta hacer lo mejor de sus aliases, su condición a pesar de lo que piensan los demás, no se reduce a un giro cliché que busca la simpatía del público, también resulta un llamado de atención a nuestros prejuicios contra mujeres como la que representa Susan Cooper. De la misma manera Spy ridiculiza otros aspecto del género como la súperpromiscuidad masculina a través de Aldo (Peter Serafinowicz) o la elegancia de la violencia en este tipo de películas, mostrando escenas de acción genialmente realizadas, pero viscerales y violentas (sin excerderse) que inducen reacciones realistas en Susan que nos recuerdan que volar sesos, apuñalar gente y romper huesos no es algo ni bonito ni elegante.

Tal vez lo único criticable de la película es que por un minuto se siente saturada, y a veces los chistes o la acción son llevadas más allá de lo estrictamente necesario. De igual manera, hay algunos chistes fáciles que le restan un poco de peso al resto del humor que es bien construido al rededor de la narrativa y de la temática de la película, pero que no terminan de empañar lo que es una experiencia positiva.

http://cdn.indiewire.com/dims4/INDIEWIRE/9a933fc/2147483647/thumbnail/680x478/quality/75/?url=http%3A%2F%2Fd1oi7t5trwfj5d.cloudfront.net%2F92%2F5f%2Fa09307264a87a267c62d6be035e2%2Fspy-melissa-mccarthy.png

Spy es una excelente película satírica del género de espionaje y acción que no sólo entrega muchas risas y un excelente performance por parte de su reparto, además ofrece una interesante crítica al género y a los prejuicios que tenemos hacia los personajes.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s